Enfermedad de Crohn: causas, síntomas y tratamiento

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a todo el tracto gastrointestinal. La inflamación gástrica es responsable de síntomas digestivos variados dependiendo del paciente y de la zona del tubo digestivo afectada.

enfermedad-crohn

Muchas personas sufren de problemas digestivos. Entre un 15% y 20% de la población sufre de algún tipo de enfermedad gastrointestinal. La enfermedad de Crohn es una enfermedad intestinal inflamatoria crónica que conlleva la formación de úlceras a lo largo de todo el tubo digestivo. Estas úlceras provocarán una serie de complicaciones a lo largo de la vida del paciente como la formación de perforaciones y abscesos que podrán llegar a necesitar diferentes cirugías.

No existe una cura para esta patología y su tratamiento consiste en apaciguar la inflamación e intentar prevenir y curar las diferentes lesiones de la mucosa intestinal que se derivan de la inflamación crónica. La intensidad de la enfermedad varía en cada caso. Los síntomas más comunes son complicaciones digestivas, acompañadas de dolor abdominal y pérdida de peso. En pacientes graves, la enfermedad puede llegar a necesitar cirugía y en un porcentaje no negligible alrededor del 5% puede ser mortal.

La enfermedad de Crohn está clasificada como una enfermedad rara, con aproximadamente 15 a 20 casos diagnosticados por año y por cada 100.000 habitantes, Aún así, es una enfermedad cuyas tasas de prevalencia se han incrementado los últimos años en todo el mundo, sobre todo en los países occidentales, se estima que cerca de 1,4 millones de personas la padecen en los Estados Unidos y 2,2 millones de personas en Europa.

En el artículo de hoy hablaremos de la enfermedad de Crohn, explicando tanto sus posibles causas como sus distintas complicaciones, intentando dar a conocer mejor esta patología cada vez más frecuente.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

Como ya hemos mencionado, la enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a la totalidad del tracto gastrointestinal -desde la boca hasta el ano-, por lo general se encuentra en el intestino delgado y grueso.

Todos tenemos una idea de los síntomas de una inflamación porque los hemos sufrido: enrojecimiento de la zona afectada, aumento de volumen, dolor, sensación de calor e incluso fiebre. La inflamación es la respuesta fisiológica normal de nuestro sistema inmune a una agresión, que puede ser externa como en el caso de quemaduras, golpes, invasores extranjeros (gérmenes, bacterias y virus) o provenir del propio cuerpo.

Normalmente, una inflamación es de corta duración y se resuelve con la eliminación del agente agresor. Sin embargo, si este agente permanece en el tiempo o por un problema de autoinmunidad podemos desarrollar una inflamación crónica, lo que produce una activación y acumulación de células inmunes (las células que nos protegen) y otras sustancias que pueden resultar tóxicas para el resto de células de nuestro organismo. La muerte de muchas células provoca un daño tisular y conlleva una pérdida de función del tejido.

En el caso de la enfermedad de Crohn, la inflamación crónica da como resultado una mucosa intestinal muy frágil y suele llegar a las capas más profundas provocando ulceraciones más o menos graves que pueden derivar en complicaciones como la perforación u obstrucción (bloqueo) del intestino, hemorragia considerable, fístulas (comunicaciones anormales del intestino) o abscesos, entre otras. Estas complicaciones suelen llegar a necesitar cirugía.

La enfermedad de Crohn no es la única enfermedad inflamatoria intestinal pero sí la que tiene mayor incidencia. A diferencia de la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn afecta a todas las capas de la pared intestinal y no es continua, pues puede afectar a ciertas partes del tubo digestivo y a otras no. La progresión de la enfermedad de Crohn se realiza a través de fases de actividad denominadas “brotes”, que son completamente impredecibles y de grado muy variable, estando intercalados por períodos de remisión.

Estos periodos son muy variables. En algunos pacientes la remisión puede durar años. Sin embargo, lamentablemente otros pacientes sufren brotes continuos. Las fases de remisión se caracterizan por la ausencia de síntomas, mientras en las fases de actividad se presentan mayoritariamente dolores abdominales, diarrea, vómitos,hemorragias, dificultad para alimentarse, etc., pudiendo ser necesaria en los casos más graves la hospitalización.

El diagnóstico de la enfermedad es complicado ya que se puede confundir fácilmente con otras enfermedades como el síndrome del intestino irritable, que presenta síntomas similares como dolor abdominal y diarreas. Por eso se necesitan varias pruebas para confirmar un diagnóstico de Crohn. El impacto de la enfermedad en la calidad de vida del paciente, es considerable, Crohn es una enfermedad dolorosa y mermante, y en la mayoría de casos provoca complicaciones graves.

que-es-enfermedad-crohn

Causas y factores de riesgo

La causa de la enfermedad de Crohn sigue siendo desconocida hoy en día. Se apuesta por un origen multifactorial, donde la patología sería el resultado de una combinación de factores genéticos, ambientales e inmunitarios.​ El factor desencadenante de la enfermedad de Crohn es en muchos casos una gastroenteritis.

Factores inmunológicos

Como ya hemos visto se trata de una enfermedad donde el sistema inmunitario del paciente provoca una inflamación crónica. Posiblemente el ataque del sistema inmune iría dirigido hacia algunos microorganismos pero también afectaría a los tejidos donde se encuentran estos patógenos. Esto hace que Crohn no pueda considerarse una enfermedad autoinmune ya que el sistema inmunitario estaría activado por antígenos y no por células y tejidos sanas de nuestro cuerpo como sucede en una enfermedad autoinmune. Aun así, sí que está estrechamente relacionada con la inmunidad, ya que presenta un estado de inmunodeficiencia (mal funcionamiento del sistema inmune).

Factores genéticos

La genética podría influir también de forma considerable ya que se han descubierto por ahora más de 70 genes que aumentan el riesgo de desarrollar la enfermedad. Además, en un 20 % de los casos las personas que sufren de Crohn tienen algún familiar que padece algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.

Factores ambientales

Fumar es el factor de riesgo gestionable más importante para el desarrollo de Crohn. Una persona fumadora multiplica por dos su probabilidad de desarrollar la enfermedad de Crohn. El tabaco puede provocar una forma grave de la patología y aumentar el riesgo de cirugía. Los antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno, aunque no causan la enfermedad de Crohn, sí que provocan la inflamación del intestino y con ello el agravamiento de la enfermedad.

causas-enfermedad-crohn

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Crohn son variables dependiendo de la zona del intestino afectada, además de presentar diferencias considerables entre pacientes. En algunos pacientes los periodos de remisión pueden durar años, mientras otros sufren brotes continuos. También se señalan diferentes intensidades de la enfermedad según cada persona. Los síntomas suelen instalarse progresivamente, aunque pueden aparecer de repente, sin ningún aviso. Si se localiza en la zona más habitual, el intestino delgado, el paciente presentará generalmente:

  • Diarrea
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Disminución del apetito
  • Pérdida de peso
  • Dolor y calambres abdominales
  • Llagas en la boca

Si se localiza en el colon, predomina la diarrea acompañada de sangre en las heces. Si la zona más afectada es el ano, pueden formarse fístulas o túneles inflamados que provocarán dolor y secreción. Además en casos graves, también puede encontrarse inflamación en otros lugares del cuerpo, como los ojos, la piel, las articulaciones e incluso el hígado. Algunos pacientes también pueden presentar anemia. Los niños diagnosticados con Crohn sufren retraso en el desarrollo y en el crecimiento.

Las complicaciones más comunes derivadas de la inflamación crónica presentada por la enfermedad de Crohn son: úlceras, fístulas, fisura anal, malnutrición y/u obstrucción intestinal. Alrededor de un 70% de los enfermos de Crohn necesitará someterse a una cirugía a causa de estas complicaciones. Será necesaria una extirpación de la parte del intestino afectada. El hecho de vivir con Crohn también aumenta el riesgo de coágulos de sangre y de padecer cáncer de colon.

sintomas-enfermedad-crohn

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad de Crohn es complicado y lento, ya que la enfermedad presenta similitudes con otras y no existe realmente una prueba definitiva para realizar un diagnóstico inequívoco. Distintas pruebas pueden inducir sospechas de padecer la enfermedad, pero solo una combinación de estas lleva al diagnóstico de la enfermedad.

El primer elemento que apoya el diagnóstico se encuentra en la lista de antecedentes familiares. Como mencionamos en el apartado de causas y factores de riesgo, las posibilidades de padecer la enfermedad aumentan si algún familiar cercano presenta también la patología.

Seguidamente una exploración general indicando: sensibilidad abdominal, articulaciones inflamadas o úlceras bucales apoyaría el diagnóstico y, si es necesaria la derivación a un gastroenterólogo. En la consulta del gastroenterólogo se hacen pruebas más específicas:

  • La analítica de sangre puede mostrar si hay anemia y signos de infección.
  • Un estudio de las heces donde se comprueba si hay sangre presente y se descartan algunos patógenos.
  • La colonoscopia y otras técnicas (TAC, ecografía, cápsula, endoscópica) permiten explorar el tubo digestivo y son necesarias para ver el estado inflamatorio del tracto gastrointestinal así como la localización de complicaciones: abscesos, fístulas...ayudando también si se encuentran a confirmar el diagnóstico,
  • Igualmente, puede ser necesaria una biopsia para confirmar la presencia de granulomas o células inflamatorias.

Tratamiento

La Enfermedad de Crohn es una patología crónica y sin cura conocida hasta ahora. La eliminación de los síntomas y evitar las complicaciones derivadas de la enfermedad son los objetivos principales del tratamiento. La finalidad de este es conseguir la curación de las lesiones de la mucosa intestinal y eliminar la inflamación.

El tratamiento de la enfermedad es principalmente farmacológico, difiere dependiendo de la fase en la que se encuentre la enfermedad y su intensidad. Por ejemplo, en las fases agudas se usan corticoides que tienen un gran poder para luchar contra la inflamación.

Junto a la medicación, la adopción de una serie de medidas generales es necesaria: una alimentación completa y equilibrada, baja en grasas y en fibra, evitando alimentos que puedan provocar irritación. No existe evidencia de los alimentos que agravan la enfermedad, por eso muchos tratamientos de Crohn incluyen un dietista y el mantenimiento de un diario de comidas para saber qué comidas pueden empeorar los brotes para cada paciente. Además de la dieta equilibrada, se recomienda una correcta hidratación y la práctica regular de ejercicio moderado.

Finalmente, la cirugía puede ser necesaria para tratar complicaciones derivadas de la enfermedad como obstrucciones del intestino, abscesos o fístulas. Durante los últimos años, se han hecho importantes avances en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Crohn. El reciente conocimiento de las terapias inmunomoduladoras capaces de bloquear algunas funciones del sistema de defensa del cuerpo humano, ha establecido nuevas metas para conseguir la remisión en la enfermedad inflamatoria intestinal de forma duradera.

tratamiento-enfermedad-crohn
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies