Galileo Galilei: biografía y resumen de sus aportes a la ciencia

Galileo Galilei asentó las bases de la astronomía y de la física moderna. Veamos quién fue y qué hizo este célebre científico italiano.
Galileo Galilei

“Y sin embargo, se mueve”. Esta es la frase que, según la tradición, pronunció Galileo Galilei después de renunciar a sus ideas en un juicio ante la Santa Inquisición. Ahí, fue obligado a decir que la Tierra era el centro del Universo, algo que iba en contra de aquello que él había observado.

En una sociedad en el que la Iglesia frenaba cualquier forma de progreso científico, Galileo Galilei revolucionó el mundo de la física y de la astronomía con unas investigaciones y descubrimientos absolutamente avanzados para su época.

Vida y obra de Galileo Galilei

Galileo Galilei insistía en que todo lo que sucedía en la naturaleza podía ser explicado mediante el lenguaje matemático, algo que le sirvió no solo para mostrar al mundo que sin los números jamás entenderíamos cómo funciona la naturaleza, sino para desmontar algunas de las creencias - erróneas - que estaban más arraigadas en la sociedad.

Así, demostró que el sol era el centro del sistema solar y que la Tierra giraba a su alrededor, estableció las bases para la metodología científica que seguimos utilizando a día de hoy, inventó el telescopio moderno, permitió un increíble progreso de las matemáticas, etc. Y todo esto en un mundo que vivía todavía cegado por la religión.

En este artículo haremos un repaso de la vida de Galileo Galilei y, mostrando sus aportes a la ciencia, enseñaremos por qué este astrónomo italiano fue tan importante ya no solo en el mundo de la física, sino en la ciencia en general y para que entendamos el mundo como lo hacemos.

Biografía de Galileo Galilei (1564-1642)

Galileo Galilei fue un físico, matemático y astrónomo italiano que dedicó su vida a la enseñanza y a la investigación acerca de las leyes del Universo, asentando las bases de la astronomía y de la física moderna.

Es considerado, pues, uno de los padres de la ciencia moderna gracias a su papel en el desarrollo de la revolución científica y en el de la implementación del método científico.

Primeros años

Galileo Galilei nació el 15 de febrero de 1564 en Pisa, Italia, en el seno de una familia de comerciantes. Sus primeros años de educación fueron en casa. Sus padres se encargaron de que estudiara hasta los 10 años.

Llegado a esta edad, se mudó con sus padres a Florencia, pero, debido a la falta de tiempo de estos, se quedó bajo el cuidado de un vecino, un hombre muy religioso. Fue él quien hizo que Galileo ingresara en un convento para seguir sus estudios.

Sin embargo, su padre, que no era religioso, no aprobó esto y lo sacó del convento. Por ello, en 1581, Galileo fue inscrito en la Universidad de Pisa para estudiar medicina.

Pero Galileo no encontró en la medicina su verdadera vocación, por lo que acabó abandonando la universidad a los 21 años. De todos modos, lo que sí que había cultivado en esos años fue un creciente interés por las matemáticas, haciendo que se centrara en su verdadera vocación: la física.

Vida profesional

Ya a esa temprana edad, Galileo empezó a realizar experimentos en el campo de la mecánica, algo que llamó la atención de diversos docentes. Esto hizo que, a los 25 años, ganara una plaza de profesor de matemáticas en la propia Universidad de Pisa.

Un tiempo después, en 1592, Galileo se mudó a Padua y empezó a trabajar como profesor de astronomía, mecánica y geometría en la universidad de esa misma ciudad. Permaneció en Padua durante 18 años, hasta 1610. Fue durante este tiempo que realizó la mayoría de sus descubrimientos más importantes.

Sin embargo, la amenaza de la Santa Inquisición estaba presente en toda Europa. Afortunadamente, la región de Padua estaba un tanto alejada de su represión, por lo que, al menos durante un tiempo, Galileo fue libre de investigar.

Estos años fueron muy prolíficos. Además de su labor como docente, estableció una ley que explicaba el movimiento acelerado de los objetos, observó estrellas del firmamento, comprobó el funcionamiento de la bomba de agua, creó una herramienta para medir la temperatura, estudió el magnetismo…

De todos modos, uno de los puntos cúspide de su carrera profesional llegó en 1609, año en el que inventó el telescopio. Partiendo de objetos similares, Galileo los mejoró y empezó a estructurar lo que hoy conocemos como telescopio.

Disponer de esta herramienta le permitió observar el cielo y los cuerpos celestes como nadie lo había hecho hasta entonces. Gracias a ello, Galileo se dio cuenta de algo que cambiaría para siempre nuestra concepción de nuestro papel en el Universo: no somos el centro.

Heliocentrismo
Heliocentrismo: el Sol como centro de la galaxia. La Tierra, por tanto, se mueve.

Galileo pudo confirmar la teoría que Nicolás Copérnico había formulado años atrás, en la que decía que la Tierra no era el centro de todo. Sus observaciones con el telescopio le permitieron demostrar que los cuerpos celestes no giraban alrededor de la Tierra, sino que los planetas giraban alrededor del Sol.

En 1611 fue a Roma a presentar sus hallazgos, en los que rechazaba la teoría geocéntrica y comprobaba la heliocéntrica. Estos descubrimientos despertaron el asombro de muchos científicos pero también la animadversión por parte de, especialmente, el sector religioso. Galileo estaba atentando contra uno de los pilares de la Iglesia.

Por ello, en 1616, llegó la censura. La Inquisición prohibió a Galileo defender, divulgar, enseñar y sostener la teoría heliocéntrica. Pese a esta represión, Galileo continuó sus investigaciones y siguió desarrollando estudios y publicando obras, aunque lo hacía hablando de la teoría como si de una hipótesis se tratara con la finalidad de burlar la censura.

Sin embargo, en 1632, publicó una obra en la que defendía abiertamente la teoría heliocéntrica: “Diálogos sobre los dos máximos sistemas del mundo”. La Inquisición se dio cuenta de ello rápidamente y empezó a investigar.

En 1633, a los 69 años, Galileo fue juzgado en Roma por incumplimiento de la censura establecida en 1616. Fue obligado a confesar su “crimen” bajo amenaza de tortura y, posteriormente, a negar la teoría heliocéntrica.

Después de rechazar sus ideas, la condena fue reducida a un arresto domiciliario, el cual duró desde 1633 a 1638, año en el que se quedó ciego y le fue permitido trasladarse a un domicilio que tenía cerca del mar.

Finalmente, en 1642, a los 77 años de edad, Galileo Galilei falleció dejando tras de sí un legado que se mantiene intacto a día de hoy, casi cuatro siglos después de su muerte.

Los 7 principales aportes de Galileo Galilei a la ciencia

Con sus descubrimientos, Galileo Galilei no solo tuvo relevancia en el mundo de la física y de las matemáticas, sino que cambió por completo nuestra concepción del Universo y nos dio herramientas imprescindibles para seguir con su legado.

A continuación presentamos las principales contribuciones de Galileo Galilei a la ciencia y, en definitiva, al mundo y a la humanidad.

1. Teoría heliocéntrica

Galileo Galilei fue uno de los principales responsables del divorcio entre Iglesia y Ciencia. Con sus observaciones, demostró que la teoría de Copérnico que defendía que la Tierra giraba alrededor del Sol era cierta.

La teoría heliocéntrica fue una de las mayores revoluciones científicas de la historia, pues supuso un inmenso cambio de paradigma. El hombre no era el centro del Universo, pues la Tierra era un cuerpo celeste más que giraba alrededor de una estrella.

2. Invención del telescopio

Si bien es cierto que técnicamente no lo inventó él, sí que lo mejoró enormemente. Suficiente como para permitir las observaciones del firmamento que le darían la posibilidad de realizar sus mayores hallazgos.

Si los telescopios anteriores al suyo permitían ver objetos tres veces más grandes de lo normal, con el telescopio de Galileo se llegaba a los 30 aumentos.

3. Metodología científica

Que Galileo Galilei sea considerado uno de los padres de la ciencia moderna y una de las mayores figuras científicas de la historia es, en parte, gracias que desarrolló el método científico. Sus investigaciones debían estar basadas en el planteamiento de una hipótesis que iba a ser rechazada o aceptada en función de las observaciones empíricas.

Cualquier experimento científico de la actualidad está basado en esta metodología, la cual fue introducida por Galileo.

4. Leyes del movimiento

Galileo fue el precursor de las leyes del movimiento postuladas años después por Isaac Newton. Galileo observó que todos los objetos aceleraban al mismo ritmo independientemente de su masa, algo que lo llevó a constatar que las fuerzas eran las causantes del movimiento, por lo que si a un objeto no se le aplicaba fuerza, no se movía.

5. Observaciones de cuerpos celestes

Gracias a su telescopio, Galileo fue el primero en observar los cráteres de la luna, las manchas solares, los cuatro satélites más grandes de Júpiter, las fases de Venus… También fue el primero en revelar que en el Universo había muchas estrellas que, pese a no poder verlas en el firmamento, estaban ahí.

6. Desarrollo de las matemáticas

Galileo Galilei fue uno de los primeros científicos que fundamentó sus investigaciones científicas en las matemáticas, utilizando los números como herramientas para analizar y comprender los sucesos que ocurren en la naturaleza.

7. Invención del termoscopio

Una de las invenciones más importantes de Galileo fue el termoscopio, una herramienta capaz de medir la temperatura. Fue el precursor de lo que actualmente conocemos como termómetro.

Referencias bibliográficas

  • Albornoz, C. (2017) “Galileo Galilei: Fundador de la Ciencia Moderna”. Research Gate.
  • Bombal Gordón, F. (2014) “Galileo Galilei: un Hombre contra la Oscuridad”. Real Academia de Ciencias.
  • Marquina, J.E. (2009) “Galileo Galilei”. Revista Ciencia.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.