Biografías

Carl Sagan: biografía y resumen de sus aportes a la ciencia

Pionero de la divulgación científica, Carl Sagan fue uno de los científicos más importantes de la historia ya que elevó la ciencia a un fenómeno de masas y nos hizo enamorarnos del Universo.
Carl Sagan

“En algún lugar, algo increíble está esperando a ser descubierto”.

Esta frase plasma a la perfección el espíritu incansable de Carl Sagan por desentrañar los misterios del Universo. Considerado ya como una de las figuras científicas más importantes de la historia moderna, este astrofísico, astrónomo, astrobiólogo, escritor, divulgador científico e incluso estrella mediática marcó el rumbo de lo que tenía que ser la ciencia.

Carl Sagan no solo nos demostró que la ciencia tiene que ser por y para la sociedad, sino que explorar los misterios de lo que nos rodea es apasionante, dejando un legado que muchos otros divulgadores recogerían.

En el artículo de hoy, como homenaje a su memoria, repasaremos su vida y presentaremos sus mayores aportaciones, pues más allá de la divulgación, hizo increíbles progresos en Astronomía, siendo pionero en la búsqueda de vida extraterrestre. Sin duda, estamos ante alguien asombroso.

Biografía de Carl Sagan (1934 - 1996)

Carl Sagan fue un astrofísico estadounidense que dedicó su vida a, además de la investigación en Astronomía, acercar la ciencia a la sociedad, conviertiéndola en un fenómeno de masas. Narrador y coautor de la famosa serie “Cosmos”, Carl Sagan también escribió muchos libros de divulgación, ganando incluso el premio Pulitzer en 1978. Veamos la vida del que, para muchos, es el mejor y más importante divulgador científico de la historia.

Primeros años

Carl Sagan nació en Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos, el 9 de noviembre de 1934, en el seno de una familia humilde de origen judío y ucraniano. Sus padres, que habían convivido con la pobreza durante su niñez, tuvieron una gran influencia al inculcarle a su hijo la importancia del trabajo duro.

El punto de inflexión de su vida llegaría muy pronto, cuando en 1939 y con apenas 5 años de edad, se celebró en Nueva York la Exposición Universal. En ella, además de presentarse la televisión, se realizó el famoso entierro de una cápsula del tiempo, donde se dejaron objetos representativos de la década de los años 30 para que las generaciones futuras vieran cómo era la vida en aquella época.

Todo lo que vio ahí maravilló al pequeño Sagan, que empezó a cultivar una enorme inquietud científica. Por desgracia, pocos meses después, en el mismo 1939, estallaría la Segunda Guerra Mundial, algo que resultó devastador para la familia, pues tenían parientes judíos en Europa que fueron víctimas del Holocausto nazi.

A pesar de ello, sus padres no querían que Carl sufriera, por lo que todo lo que hicieron fue estimular su curiosidad científica, llevándolo, por ejemplo, al Planetario Hayden, donde, igual que pasó con la Exposición Universal, quedaría maravillado, en este caso, por la inmensidad del Universo.

Mientras seguía sus estudios, Carl Sagan alimentaba su interés leyendo historias de ciencia ficción y jugando a juegos de química. En su interior empezaba a crecer ese gran científico que veía la ciencia como un juego. Después de graduarse en 1951, consiguió una plaza en la prestigiosa Universidad de Chicago, donde se doctoraría en Astronomía y Astrofísica en 1960, abriéndose así su oportunidad en el mundo de la ciencia.

Carl Sagan joven

Vida profesional

Tras doctorarse, Carl Sagan obtuvo una plaza como profesor e investigador en la Universidad de Harvard, donde estuvo trabajando ocho años. Durante este tiempo, su investigación se enfocó en estudiar la naturaleza de la superficie de Venus, planeta que, durante toda su vida, pensó que era el lugar del Sistema Solar donde más probablemente podría existir vida extraterrestre.

Paralelamente, estuvo trabajando en el Observatorio Astrofísico Smithsoniano, una institución vinculada a Harvard y uno de los más importantes centros en Astronomía del mundo. Todo esto, junto con el hecho de avanzar en la comprensión de las lunas de Saturno, diciendo que Titán podría albergar océanos líquidos en su superficie, y de las de Júpiter, diciendo que Europa podría contener océanos líquidos subterráneos (hipótesis que fue confirmada en 1995, un año antes de su muerte), le hizo ganar reconocimiento.

Todos estos progresos científicos hicieron que Carl Sagan se hiciera un hueco entre las más altas esferas de la Astronomía estadounidense. Gracias a ello, empezó a trabajar como colaborador para la NASA, ideando los mensajes radiotelegráficos que las sondas Pioneer enviarían al espacio para contactar con posibles civilizaciones extraterrestres.

Y, a pesar de su inagotable tarea en la investigación Astronómica (sus más allegados afirman que solía trabajar 18 horas al día), los valores que le inculcaron sus padres sobre el esfuerzo, junto a su manera de entender la ciencia como un juego, hicieron que se lanzara a la divulgación científica.

En 1966 escribió su primer libro divulgativo: “Vida inteligente en el Universo”. Siguió escribiendo libros sin cesar hasta que, en 1977, llegaría su mayor reconocimiento. Gracias al libro “Los dragones del Edén: Especulaciones sobre la evolución de la inteligencia humana”, Carl Sagan ganó el Premio Pulitzer en 1978, consiguiendo, además, que esta fuera la obra de ciencia más vendida de todos los tiempos.

Esto hizo que Carl Sagan dejara de ser “solo” un científico muy reputado entre los círculos de Astronomía a convertirse en alguien conocido en la sociedad que estaba consiguiendo hacer llegar la ciencia a la gente como nadie lo había hecho antes.

Sabiendo que era el momento perfecto, Carl Sagan se embarcó en el proyecto que cambiaría su vida: “Cosmos: un viaje personal”. Sagan fue presentador, coproductor y coautor de esta serie documental de carácter divulgativo de 13 capítulos (se emitió de septiembre a diciembre de 1980) donde se viajaba por todos los misterios del Universo, desde el nacimiento de las estrellas hasta el origen de la vida, pasando por el desarrollo de la humanidad, la evolución del Universo, agujeros negros…

Con un carácter cercano y tremendamente entretenido, “Cosmos” se convirtió rápidamente en un auténtico fenómeno televisivo que, además de ganar un Premio Emmy, fue emitida en más de 60 países con una audiencia total de 600 millones de personas.

Una serie de divulgación científica se había convertido, gracias al carisma y pasión que desprendía Sagan, en el programa de televisión emitido por la televisión pública estadounidense más visto de toda la historia.

Carl Sagan Cosmos
Fotograma de la serie "Cosmos".

Carl Sagan se había convertido en una figura mediática. Por desgracia, la fama trae consigo enemigos. Y es que, a pesar de que fuera mentira, empezó a circular, entre los núcleos científicos, la idea de que Sagan se había olvidado de investigar para dedicarse solo a ganar dinero a través de la divulgación, cosa que hizo que le quitaran el derecho de ingresar en la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Afortunadamente, Carl Sagan fue tremendamente valorado por la sociedad. Siguió escribiendo libros divulgativos (cuenta con más de 20 obras publicadas) y ganó decenas de premios por su labor divulgativa.

Hablando sobre el calentamiento global, la posibilidad de vida extraterrestre (formuló la teoría de que podía haber vida en las nubes de Venus), nuestro rumbo como especie, etc, y participando como asesor en películas de ciencia ficción (como “2001: Una odisea del espacio”) y escribiendo tanto obras de divulgación como novelas (una de ellas pasó al cine con “Contact”, aunque no llegó a verla pues se estrenó en 1997), Sagan pasó a la historia como uno de los mejores y más influyentes divulgadores científicos de la historia.

Por desgracia, en 1994 se le diagnosticó mielodisplasia, una enfermedad rara en la que el cuerpo, debido a defectos en la médula ósea, no puede producir células sanguíneas con normalidad. Sabiendo que, pese a los intentos por curar la patología (se sometió a tres trasplantes de médula), su esperanza de vida iba a ser corta, dedicó sus últimos años a hacer lo que más le gustaba: divulgar.

Finalmente, falleció el 20 de diciembre de 1996 debido a una pulmonía, que se había complicado debido a su enfermedad. Pese a fallecer a una edad temprana de 62 años, Carl Sagan dejó un legado que han recogido grandes científicos de la actualidad (fue el mentor de Neil deGrasse Tyson, uno de los mejores divulgadores a día de hoy) y, sobre todo, hizo ver al mundo que la ciencia es por y para todos.

Las 6 principales aportaciones de Carl Sagan

Como hemos visto en su biografía, Carl Sagan fue uno de los más influyentes científicos de la historia moderna. Y no solo por su incansable voluntad por divulgar la astronomía y elevar la ciencia a un fenómeno de masas, algo que nadie había conseguido jamás, sino por investigar sobre el Universo y formular hipótesis que, aunque fuera de forma póstuma, se confirmaron.

Estamos, sin suda, ante una mente privilegiada que dedicó gran parte de su vida a cultivar en las personas el amor por la ciencia y a motivar a muchos otros científicos a que siguieran su camino. Veamos los mayores legados de Carl Sagan para la ciencia y el mundo en general.

1. La serie “Cosmos”

Si bien esta serie documental es uno más de sus innumerables aportes en divulgación científica, es un reflejo perfecto de lo que significó Carl Sagan para la ciencia. 600 millones de espectadores en todo el mundo. No hay mucho más que añadir. Esta serie, pionera de todas las demás de este tipo, renació en 2014, con una nueva versión a manos de su discípulo Neil deGrasse Tyson que volvió a ser un auténtico éxito.

2. Libros de divulgación científica

Carl Sagan escribió más de una veintena de libros de divulgación científica, todos ellos siendo grandes éxitos de venta. A través de la literatura, también enseñó a la sociedad los misterios del Universo. Uno de ellos le hizo merecedor del Premio Pulitzer y se convirtió en el libro de ciencia en inglés más vendido de la historia. Cientos de escritores científicos han utilizado su forma de explicar la ciencia como base para sus libros.

Carl Sagan legado

3. Novelas de ciencia ficción

Además de libros de carácter divulgativo, Carl Sagan también usó sus dotes comunicativas e imaginación para crear historias, dejándonos grandes novelas de ciencia ficción. Una de sus más célebres, “Contact”, se adaptó al cine, aunque al estrenarse en 1997, Carl Sagan no pudo llegar a verla.

4. Asesoría en películas de ciencia ficción

Carl Sagan también participó como asesor para la elaboración de guiones en películas de ciencia ficción que querían adentrarse en los misterios del Universo pero sin perder la verosimilitud científica. Sin ir más lejos, Carl Sagan fue asesor científico de una de las más grandes e importantes películas de ciencia ficción de toda la historia: “2001: Una odisea del espacio”. Fue él quien animó a Kubrick a que su película mostrara a una superinteligencia extraterrestre.

5. Búsqueda de vida extraterrestre

Carl Sagan fue uno de los pioneros en Astrobiología y dedicó gran parte de su vida profesional a defender la idea de que es imposible que estemos solos en el Universo. Obsesionado con encontrar vida extraterrestre, participó en programas para enviar mensajes al espacio, realizó investigaciones sobre la posibilidad de vida en otros planetas y escribió historias que trataban esta cuestión. Los astrobiólogos de la actualidad han recogido el legado de Carl Sagan.

6. Progresos en Astronomía

A pesar de los intentos por desprestigiar su labor puramente científica, Carl Sagan realizó innumerables investigaciones en Astronomía. Tanto como colaborador de la NASA como profesor e investigador en las más prestigiosas universidades de Estados Unidos, Carl Sagan realizó muchos avances que, si bien en el momento parecían solo hipótesis descabelladas, han sido confirmados con el tiempo. Muchas de sus investigaciones son el pilar del progreso científico actual. Carl Sagan marcó el camino a seguir para que otros astrónomos y astrofísicos lo siguieran.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies