Los 10 planetas donde podría existir vida

Los astrónomos afirman que es casi imposible que estemos solos en el Universo, pero la Tierra continúa siendo el único mundo donde está demostrado que haya vida. De todos modos, algunos planetas de nuestra galaxia reúnen las condiciones suficientes.
TRAPPIST-1 d
TRAPPIST-1 d, uno de los planetas en que se reúnen las condiciones para que pudiera existir vida.

El Universo tiene una extensión de más de 150.000 millones de años luz. Esto significa que si fuéramos capaces de desplazarnos a la velocidad de la luz (cosa que es físicamente imposible), es decir, a 300.000 kilómetros/segundo, tardaríamos 150.000 millones de años en atravesarlo. Esto es mucho más tiempo que la propia edad del Universo, que es de 13.700 millones de años.

Pero ya no es que sea inmenso, sino que, además, está plagado de galaxias. Las galaxias son aglomeraciones de estrellas que giran alrededor de un centro galáctico, que suele ser un agujero negro masivo. Se estima que en el Universo habría miles de millones de galaxias distintas, y cada una de ellas tendría miles de millones de estrellas en su interior. Y cada una de estas, tiene generalmente al menos un planeta orbitando a su alrededor.

Teniendo en cuenta estas cifras, creer que somos la única forma de vida en el Universo es pecar de egocentrismo. De los millones de millones de planetas que hay en el Cosmos, es imposible, de acuerdo a los astrónomos, que la Tierra sea el único donde se hayan reunido las condiciones para la proliferación de la vida.

El problema es que estamos limitados por la tecnología, y hoy en día ya no es que no podamos detectar la vida en otros mundos, sino que solo podemos estudiar y ver (todas las estrellas del firmamento son de nuestra galaxia, la Vía Láctea, pero hay miles de millones de galaxias más) los planetas que están más cerca. De hecho, el planeta más lejano descubierto está a 25.000 años luz de la Tierra, algo que es increíble, pero dista mucho de poder abarcarlo todo.

Pero pese a estas limitaciones, hemos descubierto algunos mundos relativamente cercanos (en el espacio no hay nada que esté cerca) que, según las condiciones observadas, podrían albergar vida. Veámoslos.

¿Qué condiciones tiene que reunir un planeta para que haya vida?

Según las estimaciones, solo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, habría, al menos, 50 mil millones de planetas. De todos estos, 500 millones están situados en una región de la galaxia en la que las temperaturas no son demasiado extremas, por lo que hay 500 millones de mundos en los que, de partida, podría existir vida. Pero tienen que reunir muchas más condiciones.

Todavía es un misterio cómo apareció la vida en nuestro propio planeta, es decir, sigue sin estar claro cómo se dio el paso de la materia orgánica a la orgánica. Por ello, es imposible aventurarse a saber de qué modo surgió la vida en otros planetas.

Lo que sí sabemos, sin embargo, es que si tiramos a lo más esencial de la vida, esta se basa en moléculas de carbono disueltas en agua líquida. Así es cómo empezó todo. La vida, tal y como la conocemos, está basada en el carbono, aunque se cree que también podría estar basada en el silicio, dando lugar a formas de vida que nada tienen que ver con las de nuestro planeta. Sea como sea, el esqueleto químico de todas y cada una de las moléculas orgánicas está constituido por átomos de carbono. Así que la presencia de carbono es la primera condición.

El carbono es relativamente común en el Universo, así que en este sentido no hay problema. El verdadero reto viene con el agua. Pero, ¿tan poco común es el agua en el Cosmos? No. Ni mucho menos. De hecho, la fórmula química del agua es H2O, es decir, dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. El Universo es en un 74% hidrógeno, así que de esto “vamos sobrados”. Pero es que incluso el oxígeno, aunque nos sorprenda, constituye el 1% del Universo. Puede parecer poco, pero si tenemos en cuenta la inmensidad de este, estamos hablando de mucho (muchísimo) oxígeno.

Entonces, si el carbono y el agua es abundante en el Universo, ¿por qué no estamos descubriendo siempre planetas habitables? Porque “agua” y “agua líquida” no son sinónimos. La segunda condición para la vida no es el agua en sí, sino el agua líquida. El agua puede estar en su forma sólida (hielo), líquida o gaseosa (vapor de agua). Y la vida necesita agua en la forma líquida para desarrollarse.

Tierra
La Tierra.

Y aquí es donde viene el problema, pues el reto de conseguir que el agua se mantenga en la superficie del planeta en estado líquido durante millones de años para permitir la aparición (y el desarrollo) de la vida es enorme. El agua es muy inestable químicamente y tienen que reunirse muchas condiciones para que esté en estado líquido.

Deben cumplirse (a la vez) muchos criterios químicos, climatológicos, geológicos y astronómicos distintos, como los siguientes: estar en la zona habitable de su sistema (distancia adecuada respecto a la estrella para que las temperaturas no sean ni demasiado altas ni demasiado bajas), seguir una órbita sin demasiadas variaciones (que no se aleje ni se acerque demasiado a su estrella a lo largo de la órbita), presencia de una atmósfera estable, masa del planeta adecuada (si es demasiado pequeño, la gravedad no es suficiente para mantener la atmósfera), concentraciones adecuadas de los elementos primordiales de la vida (carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno), luminosidad justa de la estrella....

Como vemos, deben reunirse muchas condiciones para que un planeta pueda contener vida, pero no olvidemos que hay miles de millones ahí fuera (y jamás podremos analizarlos todos), por lo que no es de extrañar que, pese a las limitaciones, ya hayamos descubierto algunos mundos potencialmente habitables.

¿En qué planetas se podría haber desarrollado la vida?

A fecha que se escribe este artículo (9 de julio de 2020), se han descubierto 4.171 exoplanetas, es decir, mundos fuera de nuestro planeta solar. Son muy pocos, es cierto. De hecho, es aproximadamente el 0,0000008% de todos los planetas de nuestra galaxia. Pero es que incluso así (y ya sin tener en cuenta los millones de millones de millones que hay en el resto del Universo), ya hemos encontrado planetas en los que podría existir vida.

Si habiendo descubierto solo el 0,0000008% de los planetas de la Vía Láctea ya hay candidatos fuertes, es imposible que estemos solos en el Universo. Es una cuestión estadística.

A fecha que se escribe este artículo, hay 55 exoplanetas potencialmente habitables. Veamos cuáles son los más importantes y que reúnen más condiciones para albergar vida.

1. Teegarden b

Teegarden b es el exoplaneta con el índice de similitud de la Tierra (conocido como ESI: Earth Similarity Index) más alto descubierto hasta la fecha. Encontrado en junio de 2019, este planeta se sitúa a 12 años luz de la Tierra, es decir, relativamente cerca teniendo en cuenta las distancias que hay en el espacio. Su masa es 1’05 la de la Tierra (prácticamente igual), tiene un radio muy similar, probablemente dispone de océanos de agua líquida en su superficie y su temperatura seguramente esté entre los 0 y los 50 °C, con una temperatura media estimada de 28 °C. Recordemos que solo conocemos el 0,0000008% de los planetas de nuestra galaxia y ya hay uno que es prácticamente una copia de nuestro hogar.

Planeta Teegarden-B
A la izquierda, La Tierra. A la derecha, el planeta Teegarden-B. Como podemos apreciar, el parecido entre ambos astros es realmente asombroso.

2. K2-72 e

K2-72 e es el segundo exoplaneta más similar a la Tierra descubierto. Se trata de un planeta rocoso con un radio 1’40 del de la Tierra y una masa 2’73 mayor que la terrestre, lo que implicaría una gravedad bastante superior pero sin afectar a la habitabilidad. Se estima que su temperatura media es de 45 °C y está a 181 años luz de nosotros.

K2-72-e
Nuestra Tierra, a la izquierda, comparada con el planeta K2-72-e.

3. GJ 3323 b

Descubierto en 2017, GJ 3323 b es el tercer exoplaneta más similar a la Tierra. Está situado a unos 17’5 años luz de nosotros y tiene una masa dos veces superior a la de la Tierra, pero un radio bastante similar. Destaca por estar muy cerca de su estrella (mucho más cerca de lo que Mercurio está del Sol), pero al ser una estrella enana roja, es mucho más pequeña que el Sol, por lo que el planeta sería habitable. De hecho, se estima que su temperatura media está en los -9 °C, un ambiente muy frío pero que para nada impediría la vida, pues al tener una gravedad mayor que la Tierra, podría existir perfectamente agua líquida.

GJ 3323 b
El exoplaneta GJ 3323 b.

4. TRAPPIST-1 d

Descubierto en 2016, TRAPPIST-1 d es el cuarto exoplaneta más similar a la Tierra. Está a unos 40 años luz de nosotros y es uno de los siete planetas que giran alrededor de la estrella TRAPPIST, una estrella enana ultra-fría que destaca por tener muchos planetas orbitando en la zona habitable. De estos, TRAPPIST-1 d es el más esperanzador. Se cree que podría tener océanos de agua líquida en su superficie y una temperatura media de unos 15 °C. Lo sorprendente es que su masa es solo el 30% de la de la Tierra.

Trappist-1d
Trappist-1d.

5. GJ 1061 c

GJ 1061 c
GJ 1061 c.

GJ 1061 c es un exoplaneta descubierto en 2020 y que, estando a una distancia de 12 años luz de nosotros, es el quinto planeta más similar a la Tierra del que se tiene constancia. Tiene una masa casi dos veces mayor que la de la Tierra, pero se estima que su temperatura en la superficie sería, de media, de unos 34 °C, algo que lo convierte en un fantástico candidato para albergar vida.

6. TRAPPIST-1 e

TRAPPIST-1 e orbita la misma estrella que TRAPPIST-1 d y comparte la mayoría de características en común con su vecino. Tiene una masa más similar a la de la Tierra y un radio también muy parecido, aunque en este caso las temperaturas serían mucho más frías, de unos -50 °C.

TRAPPIST-1 e
TRAPPIST-1 e.

7. GJ 667 cf

GJ 667 cf es un exoplaneta que, descubierto en 2013, es el séptimo más similar a la Tierra. Está a una distancia de 23’6 años luz, tiene una masa 2’70 veces mayor que la de la Tierra y un radio 1’4 veces más grande. Este planeta tendría una temperatura media de -14 °C.

GJ 667 cf
Gliese 667 Cf.

8. Próxima Centauri b

Próxima Centauri B
Próxima Centauri B.

Próxima Centauri b es quizás el más interesante de esta lista, pues se trata de un exoplaneta que orbita dentro de la zona habitable de Próxima Centauri, la estrella más cercana a nuestro sistema solar, situada a “solo” 4,2 años luz de nosotros.

No solo es el octavo exoplaneta más similar a la Tierra, sino el planeta potencialmente habitable más cercano. Tiene una masa 1’17 veces la de la Tierra, es decir, es prácticamente igual. El problema con este planeta es que hay una cara que siempre está mirando a la estrella y otra que siempre está en oscuridad.

Por lo tanto, solo una porción del planeta sería habitable (teniendo en cuenta que la atmósfera fuera lo suficientemente gruesa para retener el calor), con unas temperaturas de entre -39 °C y 0 °C.

9. Kepler-442 b

Descubierto en 2015 y a una distancia de 1.115 años luz de la Tierra, Kepler-442 b es el noveno planeta más similar a la Tierra. Y aunque no sea de los más parecidos a la Tierra, es principal foco de atención para la búsqueda de vida extraterrestre, pues es el que, teniendo en cuenta masa, radio, distancia respecto a la estrella, el tipo de estrella que orbita y la cantidad de radiación ultraviolada que recibe, estadísticamente hablando, más probable es que albergue vida. Se estima que su temperatura media es de -2,6 °C.

Kepler-442 b
La Tierra, a la izquierda, y Kepler-442 b, a la derecha.

10. Luyten B

Luyten B, también conocido como GJ 273 b, es el décimo exoplaneta más similar a la Tierra. Descubierto en 2017 y a una distancia de 12’2 años luz de nosotros, este planeta, de naturaleza probablemente rocosa, es el tercer planeta potencialmente habitable más cercano a la Tierra. Tiene una masa tres veces superior a la de la Tierra pero recibe prácticamente la misma radiación de su estrella que nosotros del Sol, por lo que tiene un muy buen índice de habitabilidad.

Luyten B
Luyten B.

Referencias bibliográficas

  • Lista de exoplanetas habitables: http://phl.upr.edu/projects/habitable-exoplanets-catalog
  • Shapshak, P. (2018) “Astrobiology - an opposing view”. Bioinformation.
  • Manrubia, S.C. (2012) “Astrobiología: En busca de los límites de la vida”. CSIC-INTA.
  • Lee, C.H. (2016) “Exoplanets: Past, Present, and Future”. Galaxies.
  • Spiegel, D., Fortney, J., Sotin, C. (2013) “The Structure of Exoplanets”. Proceedings of the National Academy of Sciences.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.