Erich Fromm: biografía y resumen de sus aportes a la Psicología

Erich Fromm destacó por ser pionero a la hora de aportar nuevas visiones dentro del psicoanálisis. Su propuesta optimista supuso un soplo de aire fresco al incorporar elementos humanistas y existencialistas al estudio de la psique humana.

erich-fromm-biografia

Siempre que oímos hablar del psicoanálisis pensamos en el fundador de esta escuela psicológica, Sigmund Freud, y en su concepción del ser humano como un ente gobernado por sus impulsos inconscientes. La visión del austríaco sobre la psicología humana está caracterizada por un aura de pesimismo, donde siempre se habla en términos de represión.

Los seres humanos vivimos con nuestros instintos más profundos reprimidos, una tarea de la que se encarga nuestra conciencia. Con el paso del tiempo, los avances en psicología han permitido ver que las ideas originales freudianas constituyen teorías obsoletas y atrasadas en el tiempo. Sin embargo, esto no significa que el psicoanálisis en su conjunto deba ser despreciado.

Después de Freud, fueron muchos los autores que se interesaron por aportar ideas nuevas a esta escuela, reformulando las teorías iniciales para adaptarlas a los nuevos tiempos. Esto ha permitido desarrollar un amplio abanico de variantes psicoanalíticas contemporáneas que permiten comprender mejor la complejidad de los fenómenos psíquicos. Uno de los autores que realizaron propuestas diferentes dentro del psicoanálisis fue Erich Fromm.

Este psicólogo fue pionero a la hora de brindar una nueva visión, en la que el psicoanálisis se tiñe de tonos humanistas. Lejos de aceptar la visión reduccionista freudiana, Fromm consideraba que era necesario reformular la teoría original para hacerla más humana y cultural. En este artículo profundizaremos sobre la vida de este autor judío-alemán y revisaremos sus principales aportaciones en el campo de la psicología.

Biografía de Erich Fromm (1900 - 1980)

A continuación, revisaremos brevemente la historia de vida de este célebre psicólogo.

Primeros años

Erich Fromm nació el 23 de marzo de 1900 en Frankfurt, Alemania. Sus padres, judíos ortodoxos, eran descritos por él mismo como “altamente neuróticos” y no le dieron una infancia feliz. Debido a que fue educado en un seno familiar profundamente religioso donde todos sus antepasados habían ejercido como rabinos, Fromm se planteó seguir ese mismo camino.

Sin embargo, la situación sociopolítica de aquel entonces le hizo cambiar de mentalidad desde una edad temprana, pues Fromm sólo contaba con 14 años cuando se produjo el estallido de la I Guerra Mundial. La vorágine de acontecimientos de su época le impulsó a interesarse por el funcionamiento de los grupos y la sociedad, pues pudo ver con sus propios ojos cómo perdía a familiares cercanos y cómo personas aparentemente pacíficas formaban parte de un proceso violento y conflictivo.

Para saciar su sed de conocimiento acerca del ser humano, empezó leyendo las obras de Karl Marx y Sigmund Freud. Esto le permitió tener una visión del ser humano no sólo desde una perspectiva individual, sino también social. Cuando llegó su momento de iniciar los estudios universitarios, Fromm se decantó por la rama del derecho. Sin embargo, unos pocos meses fueron suficientes para que abandonara la Universidad de Frankfurt y se trasladara a Heidelberg para formarse en sociología.

Llegó a obtener su doctorado en 1922, siendo tutelado por el reputado psicólogo Alfred Weber. Su tesis estuvo relacionada con sus raíces, pues en ella abordó la cuestión de la Ley Judía y cómo esta contribuye a la unión del pueblo judío. Sin embargo, su formación no acabó aquí, pues en 1924 Fromm se decantó por estudiar psicoanálisis en Frankfurt, culminando sus estudios en el Instituto de Psicoanálisis de Berlín.

Ya en sus primeros acercamientos a esta escuela Fromm empezó a identificar puntos de discrepancia, los cuales serían luego la clave para construir su propia teoría. En 1926 Fromm contrajo matrimonio con la que fue su terapeuta, Freida Reichmann, una mujer diez años mayor que él. El enlace llegó a su fin a los cuatro años con el divorcio de ambos.

Vida profesional

Erich Fromm se caracterizó por ser un profesional muy activo y dinámico, pues además de su ejercicio como terapeuta fue docente y autor de diversos libros acerca de su propuesta teórica. La complicada situación política que le tocó vivir con el auge del régimen nazi le obligó a emigrar a Estados Unidos, país donde desarrolló el grueso de su carrera.

Ejerció como profesor en prestigiosas universidades como Columbia, Yale y Nueva York. Sin embargo, su obra no estuvo exenta de polémica. La oposición a las ideas freudianas le costó problemas con los psicoanalistas americanos, hasta el punto de que el Instituto Psicoanalítico de Nueva York le impidió continuar con la tutela de estudiantes en 1944.

Aunque logró convertirse en un ciudadano estadounidense, Fromm se vio en la necesidad de trasladarse a México con su segunda esposa, Henney Gurland, debido a que el estado de salud de ella así lo requirió. Fromm aprovechó este giro en su vida para ejercer como docente en la Universidad Autónoma de México.

Tras la muerte de su mujer en 1952, Fromm decidió inaugurar el Instituto Mexicano de Psicoanálisis, del que sería director hasta 1976. En 1953 volvió a contraer matrimonio, esta vez con Annis Glove. Fromm fue un autor conectado con la realidad del mundo, y no dudó en posicionarse ante fenómenos como la Guerra de Vietnam. Se declaró como un claro defensor del movimiento pacifista, publicando un best seller titulado “El arte de amar” (1956).

En 1962, logró ser nombrado profesor en la Universidad de Nueva York. Añadido a esto, consiguió una cátedra en la Universidad Estatal de Michigan. En 1965 se retiró definitivamente de la práctica profesional, aunque nunca dejó de dar charlas y conferencias en diferentes centros y universidades. Durante sus últimos años de vida, Fromm tomó la decisión de mudarse a Suiza, donde fallecería en 1974 de un ataque al corazón.

biografia-erich-fromm

Resumen de los aportes a la psicología de Erich Fromm

A continuación, comentaremos algunas de las aportaciones más destacadas de Fromm a la psicología.

1. Un psicoanálisis humanista

Erich Fromm fue pionero a la hora de plantear un rumbo diferente al que la psicología había estado siguiendo durante la primera mitad del siglo XX. Lejos de quedarse anclado en el estudio de los procesos mentales básicos individuales, Fromm entendía que era necesario ir más allá. En lugar de quedarse en el estudio de las enfermedades mentales, su propuesta adopta matices humanistas al plantearse cuestiones relacionadas con la existencia, la trayectoria vital, el futuro, etc.

2. Existencialismo

Para Fromm, el psicoanálisis freudiano tenía una visión demasiado limitada. Este psicólogo se alejó de la visión tradicional del ser humano como un individuo esclavo de sus impulsos. También amplió su mirada y dejó de potenciar el estudio de lo patológico para centrarse en la influencia que la sociedad y la cultura tienen sobre nosotros y en nuestro sentido vital.

Para Fromm, estudiar la psique como una confrontación entre deseos y presiones externas es demasiado reduccionista, ya que comprender realmente la psicología de las personas implica adoptar una perspectiva más existencialista.

3. Optimismo

Una de las diferencias más evidentes que distancian a Fromm de la teoría freudiana es su visión optimista de la vida. A lo largo de su obra, este psicólogo rechazó enfocarse en el estudio del sufrimiento y la patología desde una perspectiva catastrofista y negativa. Para él, el dolor es simplemente parte de la existencia humana.

Dado que es inviable evitarlo, la alternativa es aprender a gestionarlo y darle un significado. Sólo de esta manera, dice Fromm, es posible lidiar con los sufrimientos y frustraciones de la vida. Así, se trata de integrar las experiencias más dolorosas en nuestra historia de vida, de manera que éstas encuentren su espacio en nuestra trayectoria de crecimiento personal.

4. Aprender a amar

Fromm entendía que una gran parte del sufrimiento de las personas procedía de la paradoja por la cual deseamos ser libres a la par que necesitamos vincularnos a los demás. Este choque entre dos aspectos naturales del ser humano puede crear tensiones, pues aparentemente son dos necesidades irreconciliables.

Para resolver este complejo conflicto, Fromm creía que era fundamental aprender a amar no sólo a los demás, sino también a nuestra propia persona con todas nuestras imperfecciones. En general, aprender a amar la vida es para él la única manera de limar el choque entre las dos caras de la moneda.

aportes-erich-fromm

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de Erich Fromm, un importante psicólogo que se convirtió en una célebre figura de su disciplina al plantear un psicoanálisis de corte humanista. A pesar de formarse inicialmente en las ideas freudianas más tradicionales, Fromm pronto mostró desacuerdos con la manera en la que Freud comprendía al ser humano.

Lejos de ser el resultado del choque entre deseos inconscientes y presiones externas, Fromm creía que las personas somos mucho más. Así, el autor entendía que entender la psicología de las personas debe ir más allá del estudio individual de patologías. Es necesario entender la mente desde una visión existencial, donde la cultura y los factores sociales influyen en nuestro sentido vital.

Entre sus aportaciones a la psicología destaca una visión mucho más optimista y esperanzadora del ser humano dentro del psicoanálisis. Para él, el dolor es algo inevitable que forma parte de la vida, pero si aprendemos a darle un significado e integrarlo en nuestra historia de vida, este puede ser tolerado.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies