Los 7 tipos de plantas carnívoras (con imágenes)

Las plantas carnívoras son organismos vegetales con una nutrición mixótrofa, pudiendo obtener la energía de la luz, pero también de la degradación de materia orgánica al capturar y digerir seres vivos.
Tipos plantas carnívoras

El mundo de la Biología es asombroso, pues la Tierra es habitada por especies increíbles que hacen de este nuestro planeta un lugar maravillosamente diverso. Más de 8,7 millones de especies pertenecientes a los siete reinos (animales, plantas, hongos, protozoos, cromistas, bacterias y arqueas) han sido registradas y todas ellas son únicas.

Aun así, solemos pensar en el reino vegetal como el más aburrido de todos. Son simplemente plantas. Y las plantas parecen aburridas. Pero lo cierto es que dentro de este reino con más de 298.000 especies se esconde uno de los grupos de seres vivos más asombrosos de la naturaleza.

Estamos hablando, evidentemente, de las plantas carnívoras. Unos seres que no solo han estado rodeados de todo tipo de mitos y leyendas urbanas, sino que son un verdadero prodigio de la evolución, al presentar una forma de nutrición totalmente única dentro de los seres vivos.

Así que en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, nos sumergiremos en los misterios de estas plantas carnívoras, entendiendo qué son y viendo los principales tipos que existen. Vamos allá.

¿Qué son las plantas carnívoras?

Las plantas carnívoras son organismos vegetales que presentan una nutrición mixótrofa. Es decir, son plantas que, dependiendo de las condiciones, pueden adoptar una nutrición heterótrofa u autótrofa. Las plantas carnívoras, pues, pueden obtener la energía de la fotosíntesis (como todas las plantas) o de la degradación de materia orgánica, a través de la digestión de otros seres vivos.

Hay registradas un total de 630 especies de plantas carnívoras, las cuales disponen de sistemas para atraer, atrapar y digerir a las presas, que suelen ser protozoos o animales, generalmente insectos. Son capaces de producir enzimas digestivas (o contienen bacterias que ayudan a la digestión) y disponen de sistemas para la absorción de nutrientes.

En otras palabras, son plantas que cubren parte o la mayoría de sus necesidades energéticas y nutricionales a través de la captura y consumo de otros seres vivos. La fotoautotrofia (sintetizar materia orgánica a partir de la energía obtenida de la luz) suele ser su principal forma de nutrición, pero la heterotrofia (obtener directamente materia orgánica por ingesta de seres vivos) es una estrategia para sobrevivir en determinadas condiciones.

Por lo tanto, este hábito carnívoro es una clara muestra de la selección natural, habiendo evolucionado en, como mínimo, 11 linajes separados de seres del reino vegetal. Y, de hecho, cada año estamos descubriendo unas 3 especies nuevas de plantas carnívoras.

Las plantas carnívoras, que, no olvidemos, basan su metabolismo principalmente en la fotosíntesis (la heterotrofia por consumo de protozoos y artrópodos es un extra), suelen crecer en suelos con poca cantidad de nutrientes, especialmente de nitrógeno, como suele suceder en zonas pantanosas. De ahí que la depredación sea una forma de suplir estas potenciales carencias nutricionales.

La primera descripción detallada de estos asombrosos seres se dio en 1875, gracias a un tratado de Charles Darwin que tituló “Plantas insectívoras”. Posteriormente, pasaron a ser conocidas como “carnívoras”. Más llamativo. Y se pueden encontrar en todos los continentes, excepto en la Antártida. Por desgracia, 1 de cada 4 especies de plantas carnívoras están en peligro de extinción a causa de la actividad humana.

¿Cómo se clasifican las plantas carnívoras?

Como hemos visto, actualmente hay registradas 630 especies de plantas carnívoras (y cada año se descubren aproximadamente tres nuevas) y cada una de ellas es única. Aun así, es cierto que los botánicos las han clasificado en distintos grupos dependiendo de las estrategias que utilizan para atrapar a sus presas, que, recordemos, son protozoos (organismos unicelulares) y animales, especialmente insectos (y otros artrópodos). Veamos, pues, los principales tipos de plantas carnívoras.

1. Plantas carnívoras jarra

Las plantas carnívoras jarra, también conocidas como plantas odre o plantas de trampas de caída, son aquellas que presentan unas hojas modificadas con forma de jarra, con una cavidad profunda llena de líquido digestivo, con enzimas y/o bacterias. Las plantas atraen a las presas con su néctar, pero sus paredes, al estar recubiertas de una sustancia cerosa, hacen que los insectos resbalen y caigan en la “piscina”. Una vez ahí, son digeridos y los nutrientes, absorbidos por la planta.

Darlingtonia, Heliamphora, Sarracenia, Nepenthes, Cephalotus y Paepalanthus son los principales géneros. Además, las que viven en zonas lluviosas, al tener problemas en el sentido de que el líquido puede desbordar, han desarrollado estrategias para drenar el exceso de líquido.

Plantas carnívoras jarra

2. Plantas carnívoras de pelos pegajosos

Las plantas carnívoras de pelos pegajosos son aquellas que han desarrollado hojas con sustancias mucosas pegajosas. Este fluido mucilaginoso tiene un aroma similar a la miel y atrae a los insectos, pero cuando estos se posan en la hoja, quedan atrapados. Posteriormente, los tentáculos se curvan hacia dentro hasta cerrarse (cosa que puede llevar varias horas) y empiezan a digerir la presa.

Pinguicula, Drosera, con más de 100 especies, Drosophyllum y Byblis son los principales géneros dentro de este grupo de plantas carnívoras. Son, como hemos visto, plantas con glándulas que segregan una sustancia similar al pegamento que captura a las presas.

Plantas carnívoras pelos pegajosos

3. Plantas carnívoras de pinzas

Las plantas carnívoras de pinzas, un grupo con solo dos especies, Dionaea muscipula (la famosa Venus atrapamoscas) y Aldrovanda vesiculosa (la única especie viviente de su género, siendo una planta carnívora acuática), son aquellas que capturan a las presas mediante unas pinzas o tenazas que se cierran rápidamente.

Su mecanismo de captura es similar al de una trampa para ratones. Cuando la presa, atraída por el néctar, se posa sobre sus hojas, unos cilios detectores perciben el cambio de presión y, a través de una bomba de iones, estimulan que los lóbulos pasen rápidamente de convexos a cóncavos. En menos de un segundo, la presa está encerrada.

Y son precisamente sus movimientos para intentar escapar lo que estimula la liberación de enzimas digestivas. La digestión puede durar entre una y dos semanas y una misma hoja puede realizar esta captura unas 3-4 veces antes de que deje de ser sensible a los cambios de presión.

Venus atrapamoscas

4. Plantas carnívoras de trampas mecánicas

Las plantas carnívoras de trampas mecánicas es un grupo de plantas carnívoras con un solo género, Utricularia, pero con 215 especies, todas ellas plantas carnívoras que viven en agua dulce y en suelos húmedos. Las especies terrestres tienen trampas diminutas (de, como máximo, 1,2 milímetros), por lo que se alimentan de protozoos y rotíferos, pero no de animales. Las acuáticas son algo más grandes y pueden capturar larvas, renacuajos o nemátodos.

Pero a pesar de su pequeño tamaño, sus trampas son consideradas las estructuras más complejas del reino vegetal. A diferencia de los otros mecanismos de captura que hemos visto, el de Utricularia no requiere de ninguna reacción de sensibilidad a la presencia de la presa, sino que es enteramente mecánico.

Cada tallo está cubierto de numerosas trampillas que, en condiciones normales, están cerradas. La planta bombea agua hacia fuera para que la presión en el interior sea menos que en el exterior. Por ello, si un animal toca unas cuerdas y la trampilla se abre, por diferencia de presión, será succionado hacia dentro. Y una vez ahí, es digerido. Posteriormente, vuelve a tender la trampa.

Utricularia

5. Plantas carnívoras “olla de langosta”

Las plantas carnívoras “olla de langosta” son las pertenecientes al género Genlisea, con 21 especies de plantas carnívoras especializadas en la captura de protozoos por una estrategia química. Se trata de plantas terrestres o semiacuáticas con un solo tallo con una roseta basal de hojas con forma de Y que constituyen su mecanismo de depredación.

Las trampas “olla de langosta” son trampas fáciles de entrar pero difíciles de salir. Y es que los pelos, que apuntan hacia dentro, obligan a la presa a moverse en una sola dirección y hacia un callejón con una única salida: el estómago.

Genlisea

6. Plantas protocarnívoras

Las plantas protocarnívoras son todas aquellas que tienen mecanismos para la captura de presas pero no para su digestión y/o la absorción de nutrientes. Se trata de especies vegetales que están en el camino evolutivo hacia las verdaderas plantas carnívoras.

Tienen estructuras de pelos pegajosos o las adaptaciones de las plantas jarra pero no son verdaderos heterótrofos, pues su nutrición se basa exclusivamente en la fotosíntesis. El género Roridula es un ejemplo de este grupo, pues sus especies producen, a través de glándulas en sus hojas, sustancias mucilaginosas que atrapan a los insectos, pero no se benefician de ello ya que no los digieren. Aun así, establece una simbiosis con himenópteros. El insecto se come a la presa atrapada por la planta y la planta se beneficia de los nutrientes de las heces del insecto.

Roridula

7. Plantas carnívoras de pinzas pegajosas

Las plantas carnívoras de pinzas pegajosas es el último grupo ya que solo tiene un representante: la especie Drosera glanduligera. Esta planta carnívora combina las características de las trampas de pinza y las de pelos pegajosos. Originaria de Australia, esta planta, que alcanza una altura de hasta 6 cm, tiene un mecanismo de captura único que se ha denominado como “trampa-catapulta”.

Los insectos que tocan sus pelos quedan atrapados en ellos y, posteriormente, estos se desplazan hasta el centro de la hoja, donde se produce la digestión. La catapulta se activa cuando algunas células vegetales se rompen, por lo que el proceso no puede repetirse hasta que la planta haya generado nuevos tentáculos.

Drosera
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies