¿Cuáles son los riesgos de vapear? Los 7 peligros del vapeo

El uso de dispositivos electrónicos para fumar o vapear se ha popularizado en los últimos años. Lejos de ser una alternativa saludable al tabaco tradicional, estos también acarrean riesgos para la salud.

peligros-vapeo

Hoy en día está más que demostrado que el tabaco es un enemigo de nuestra salud, pues este daña prácticamente cada órgano de nuestro cuerpo cuando es consumido. La evidencia científica ha señalado cómo esta droga se encuentra detrás de todo tipo de cánceres, especialmente el de pulmón.

Esta creciente concienciación acerca del peligro que dicha sustancia supone para nuestro organismo ha llevado a buscar alternativas que permitan fumar de forma más segura. Así, hace unos años aparecieron alternativas como los cigarrillos electrónicos o vapeadores, dispositivos que se presentaban como la panacea al permitir fumar sin riesgos.

Sin embargo, recientemente se ha ido descubriendo de forma cada vez más clara que estas alternativas no son inocuas y también pueden dañar nuestra salud. El llamado vapeo (verbo utilizado para referir a la acción de fumar con dispositivos electrónicos) no está exento de riesgos, entre los cuales se incluye una mayor probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cáncer o una aceleración del envejecimiento celular.

En los inicios, las empresas que sacaron al mercado sus productos para vapear afirmaban que este método era un 95% menos dañino que el tabaco. Sin embargo, esta idea no cuenta con respaldo de la evidencia científica. Añadido a esto, la literatura especializada ha venido indicando que el vapeo supone un factor de riesgo a la hora de desarrollar enfermedades inflamatorias pulmonares.

¿Qué es vapear?

Vapear es el acto de fumar utilizando un dispositivo electrónico, generalmente conocido como cigarrillo electrónico o vapeador. Aunque este artilugio se ha popularizado en los últimos años, lo cierto es que su inventor, Herbert A. Gilbert, lo patentó por primera vez en 1963. En aquel momento, Gilbert pensó en un objeto que permitiera fumar con las mínimas molestias y que permitiera fumar de manera segura al sustituir la quema del tabaco y el papel por el aire caliente, húmedo y aromatizado.

Añadido a esto, llegó a plantear la posibilidad de que este dispositivo pudiera servir para administrar medicación inhalada que llegase a los pulmones de forma rápida. Las cosas han cambiado mucho desde entonces y han sido muchas las empresas que han remodelado este invento para brindar un producto útil y atractivo para los fumadores.

Así, poco a poco se han diseñado distintos modelos y formatos, aunque en general todos parten de un funcionamiento similar. Mediante una fuente de calor, se calienta un líquido que luego es convertido en aerosol (llamado erróneamente vapor), el cual es inhalado por el usuario a través de una boquilla. Aunque estos aparatos no contienen tabaco, sí poseen nicotina en su composición.

Lejos de producir un vapor de agua inocuo, estos instrumentos liberan diminutas partículas que provocan efectos nocivos sobre la salud. Cuando una persona fuma utilizando un cigarrillo electrónico, inhala la sustancia en forma de vapor de manera que esta llega rápido a los pulmones. El líquido vaporizado contiene nicotina, que es una sustancia adictiva presente también en el tabaco convencional.

Uno de los problemas en torno a los vapeadores y cigarrillos electrónicos es que se emplea el término vapor para referir a la sustancia que liberan. Esto puede dar la idea equivocada de que es un compuesto inofensivo, aunque nada más lejos de la realidad. El mal llamado vapor contiene no sólo nicotina, sino también otras sustancias adictivas que pueden dar pie al desarrollo de enfermedades pulmonares, cardíacas y cáncer.

que-es-vapear

Diferencia entre los cigarrillos tradicionales y los electrónicos

En el caso de los cigarrillos tradicionales el usuario inhala el humo que se produce como resultado de la combustión del tabaco junto a los aditivos y el papel del cigarro. En los cigarrillos electrónicos lo que se inhala es un conjunto de partículas que resultan de calentar un líquido. En este caso no se produce combustión, simplemente se cambia el estado de la sustancia.

En este sentido, es cierto que al no darse combustión tampoco se generan nuevas sustancias perjudiciales añadidas. Sin embargo, el vapor no es inocuo, pues contiene nicotina, una sustancia adictiva que llega a los pulmones. La experiencia de fumar y vapear es prácticamente igual en términos de disfrute. Los usuarios sienten en ambos casos el paso del humo por la garganta y calman su necesidad de nicotina, aunque en el caso del vapeo el acto de fumar puede ser más satisfactorio debido a que el sabor es mucho más agradable.

¿Cuáles son los riesgos de vapear?

Tal y como venimos comentando, el vapeo no es un hábito saludable. Lejos de ser inofensivo, este hace que en nuestro organismo penetren sustancias dañinas para la salud. A continuación, comentaremos algunos de los peligros asociados al vapeo.

1. Contienen nicotina

Este tipo de dispositivos siempre contienen nicotina, aunque la dosis puede variar dependiendo del dispositivo. No obstante, en cualquier caso esta sustancia se caracteriza por ser adictiva y producir daños en el organismo. La nicotina aumenta el nivel de dopamina del cerebro y actúa sobre las áreas cerebrales que regulan las sensaciones de placer, por lo que fácilmente produce dependencia.

Así, la persona pronto necesita consumir nicotina de nuevo para volver a experimentar sus efectos placenteros. Añadido a esto, es capaz de actuar sobre el sistema cardiovascular, incrementando la frecuencia cardíaca y el riesgo de arritmias (especialmente en altas dosis). También produce efectos en nuestra sangre, aumentando su viscosidad e incrementando los niveles de colesterol y triglicéridos.

Esta sustancia puede, además, estimular nuestro sistema nervioso central. Con ello puede incrementar nuestra respiración, frecuencia cardíaca y presión arterial. A largo plazo, la nicotina contribuye al desarrollo de patologías cardíacas, coágulos de sangre y úlceras estomacales.

riesgos-vapear

2. El líquido que contienen es nocivo para la salud

El líquido que contienen estos dispositivos no es, como venimos comentando, inofensivo. En primer lugar, las empresas no siempre etiquetan de manera completa los ingredientes, por lo que el usuario no siempre conoce con seguridad los componentes que consume. Por otro lado, este líquido suele poseer sustancias químicas que resultan tóxicas y pueden contribuir al desarrollo de enfermedades.

3. Las partículas resultan perjudiciales para la salud

Cuando el líquido pasa a un estado gaseoso no deja de ser dañino. Las partículas que el usuario inhala pueden dar lugar a inflamación en los pulmones y favorecer la aparición de infecciones bacterianas o neumonía.

4. El líquido es peligroso para los niños

El daño de esta sustancia no se limita al consumidor que la inhala. En algunos casos que el dispositivo se ha dejado al alcance de los niños se han producido envenenamientos e intoxicaciones al tocar, oler o beber el contenido del vapeador.

5. Perjudica a los fumadores pasivos

El uso de estos dispositivos no impide que las personas alrededor del fumador puedan respirar las sustancias tóxicas. El vapor que se libera puede perjudicar los pulmones y el corazón de los allegados que están cerca, algo que resulta especialmente peligroso si estos sufren alguna enfermedad respiratoria como el asma.

6. Favorece la introducción en el hábito de fumar en los más jóvenes

La popularización de los vapeadores favorece que se banalice el hábito de fumar y que este se vea como algo divertido e inofensivo. Así, el uso de estos dispositivos entre los adolescentes constituye una puerta de entrada al consumo del tabaco tradicional e incluso al uso de otras drogas. Por ello, lejos de ser una alternativa saludable y segura, constituye un factor de riesgo para tener problemas de adicción.

7. Desconocimiento generalizado

A diferencia del tabaco tradicional, la regulación de los cigarrillos electrónicos aún no está del todo configurada. Esto se debe a que aún existe desconocimiento sobre estos dispositivos, incluso entre los profesionales sanitarios. Por ello, aún se sigue considerando que su uso es inofensivo, lo que no hace más que agravar el problema y estimular a muchas personas a utilizar el vapeo como alternativa al creer que es seguro.

vapear-es-malo

La mejor opción: dejar de fumar

No existe una cantidad segura de consumo de tabaco. Por ello, lo mejor para garantizar un buen estado de salud y evitar los efectos nocivos de la nicotina es abandonar totalmente su consumo. Por supuesto, debido a que esta sustancia es altamente adictiva, dar este paso no es nada fácil. En este sentido hay algunas pautas que pueden ser de ayuda:

  • Reemplazo de nicotina: Cuando el deseo es muy intenso, se puede empezar por recurrir a terapias de reemplazo de nicotina, donde se pueden utilizar opciones como inhaladores de nicotina con receta médica, parches o medicamentos para dejar de fumar sin nicotina, también con receta médica.

  • Control de estímulos: Una medida importante para empezar a dejar el tabaco es evitar aquellos estímulos que actúan como desencadenantes de la conducta de fumar. Evita visitar esos lugares donde solías fumar con frecuencia y modifica tu rutina para reducir el deseo al mínimo.

  • Mastica algo: tener la boca ocupada puede ayudar a reducir el deseo. Recurre a chicles, caramelos o alimentos crujientes que te mantengan entretenido.

  • No caigas en la trampa de solo uno: Es posible que te veas tentado por la idea de fumar solo uno. Sin embargo, esto es solo un autoengaño. Si fumas solo uno, pronto necesitarás fumar otro y recaerás.

  • Practica deporte: la actividad física es clave para reducir el deseo de consumir tabaco. No se trata de hacer una maratón, pues hacer algo de movimiento ya será efectivo para empezar a paliar la necesidad de fumar. Sal a caminar o trotar, opta por subir escaleras en vez de usar el ascensor, etc. Si por algún motivo no puedes hacer deporte, busca actividades que te entretengan y te ayuden a mantener la mente concentrada, como por ejemplo hacer manualidades, limpiar la casa o leer.

dejar-de-fumar
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies