Medicina General

Los 13 sistemas del cuerpo humano (y sus funciones)

Los sistemas son un conjunto de órganos y tejidos, los cuales trabajan coordinadamente para el desarrollo de una función biológica compleja. Un repaso de las características de los del cuerpo humano.
Sistemas cuerpo humano

El cuerpo humano es el resultado de la unión de 30 millones de millones de células, las cuales se especializan morfológica y fisiológicamente para constituir los 14 tejidos distintos, unos tejidos que, a su vez, permiten el desarrollo de los más de 80 órganos diferentes de nuestro organismo.

Pero como bien sabemos, nuestro cuerpo no es simplemente un conjunto de órganos más o menos complejos que trabajan individualmente. Ni mucho menos. Cada uno de ellos es una pieza dentro de una estructura más compleja: los sistemas.

En este sentido, los sistemas son conjuntos de órganos que se han organizado entre ellos para desarrollar una función biológica compleja que no solo nos permite estar vivos, sino llevar a cabo nuestras tareas físicas y cognitivas.

Respiratorio, nervioso, locomotor, cardiovascular… Existen muchos sistemas de órganos en el cuerpo humano y cada uno de ellos es imprescindible para nuestra supervivencia. En el artículo de hoy, pues, haremos una descripción morfológica y funcional de todos ellos, embarcándonos en un apasionante viaje por la anatomía humana.

¿Qué es exactamente un sistema?

Como hemos comentado en la introducción, el cuerpo humano está formado, de media, por unos 30 billones de células, es decir, 30 millones de millones. Eso son más que estrellas en toda la Vía Láctea (se estima que en nuestra galaxia hay unas 400 mil millones de estrellas). Sea como sea, lo importante es que todas y cada una de estas células contienen todo nuestro ADN.

En otras palabras, una célula de los músculos del bíceps tiene, en su núcleo, la misma información genética que una neurona, por ejemplo. Ahora bien, ¿por qué son tan distintas en forma y función? Porque las células, dependiendo de cuál sea su objetivo dentro del cuerpo, expresarán unos genes concretos y silenciarán otros.

En este sentido, las células musculares expresan unos genes muy distintos a los que expresan las neuronas. Y así con los más de 44 tipos de células del cuerpo. Y, dependiendo de ante qué tipo celular estemos, se formará un tejido u otro. Estos tejidos son, a grandes rasgos, un conjunto de células con un patrón de expresión genética similar, por lo que tienen características morfológicas y funcionales parecidas.

Pero, ¿basta solo con tener tejidos? Evidentemente, no. Y aquí es donde presentamos el término de órgano. Un órgano (existen más de 80 en el cuerpo humano) nace de la unión de distintos tejidos que, juntos y organizándose en estructuras complejas (corazón, cerebro, pulmones, piel, riñones, hígado…), permiten desarrollar funciones complejas.

Ahora bien, ¿basta solo con tener órganos? No. De nada serviría tener pulmones sin otros órganos que les hicieran llegar el aire, por ejemplo. Por ello, de la unión de órganos que, pese a ser distintos, unen fuerzas para desarrollar una función biológica, nace un sistema.

En resumen, un sistema es un conjunto de órganos distintos constituyendo una compleja estructura en la que cada uno de ellos aporta su función específica. Y de la suma de pequeñas funciones concretas, nace la posibilidad de desarrollar funciones complejas como la respiración, la transmisión de impulsos nerviosos, la depuración de la sangre, el transporte de sustancias, la digestión, etc.

¿Qué sistemas constituyen nuestro cuerpo?

Por lo que venimos comentando, nuestro cuerpo es, en realidad, la suma de los sistemas que veremos a continuación. La suma de células da lugar a tejidos. La de tejidos, a órganos. La de órganos, a sistemas. Y la de sistemas, al cuerpo humano. Veamos, pues, cuáles son todos los sistemas de nuestro organismo.

1. Sistema respiratorio

El sistema respiratorio nace de la unión de los órganos que trabajan conjuntamente para aportar oxígeno a la sangre y eliminar de ella el dióxido de carbono. Este sistema permite que respiremos unas 21.000 veces al día, haciendo circular diariamente más de 8.000 litros de aire.

Por lo tanto, a lo largo de nuestra vida, realizamos más de 600 millones de inspiraciones y expiraciones y a través de este sistema circulan más de 240 millones de litros de aire. Está formado por las fosas nasales, la boca, la faringe, la laringe, la tráquea y los pulmones, que son los órganos principales del sistema, pues es donde tiene lugar el intercambio de gases.

Sistema respiratorio

2. Sistema circulatorio

El sistema circulatorio es aquel que permite el transporte, a través de la sangre, de todas las sustancias necesarias para mantener el cuerpo con vida. En este sentido, el sistema circulatorio o cardiovascular nace de la unión de todos aquellos órganos que permiten la circulación y el flujo sanguíneo, haciendo circular oxígeno, nutrientes, hormonas, dióxido de carbono… Todo está en movimiento gracias a la sangre.

Como bien sabemos, su centro es el corazón, un increíble órgano capaz de bombear 7.000 litros de sangre al día, lo que se traduce en que a lo largo de la vida, habría bombeado más de 200 millones de litros gracias a haber latido más de 3.000 millones de veces, suficiente para llenar 62 piscinas olímpicas.

Además del corazón, el sistema cardiovascular está formado por los vasos sanguíneos (arterias, venas y capilares), unos conductos que permiten la circulación de la sangre, el principal tejido (aunque sea líquido) de este sistema.

3. Sistema nervioso

El sistema nervioso es el conjunto de órganos y tejidos que permiten que la información se genere y que viaje a lo largo de todo el organismo. Se trata de, quizás, el sistema más complejo del cuerpo humano, pues a través de la generación y transmisión de impulsos eléctricos, todos los otros sistemas están bajo control de nuestro centro de mandos: el cerebro.

La pieza clave de este sistema son las neuronas, las cuales conforman una autopista en la que miles de millones de ellas se transmiten, mediante un proceso conocido como sinapsis, información sobre las condiciones del medio (gracias a los sentidos) y también envían órdenes a otros sistemas para que respiremos, el corazón lata, corramos, leamos, etc.

Todo está bajo control del sistema nervioso, el cual nace de la unión de la parte central (cerebro, cerebelo, tronco encefálico y médula espinal) y de la parte periférica (nervios craneales y nervios periféricos).

Sistema nervioso

4. Sistema inmune

El sistema inmune, inmunitario o inmunológico es aquel diseñado para detectar y neutralizar todas aquellas sustancias cuya presencia en el cuerpo pueda entrañar un peligro para el mismo. En este sentido, el sistema inmune es la defensa natural de nuestro organismo ante infecciones, pues genera una respuesta para matar a los gérmenes antes de que nos hagan daño.

Está formado especialmente por células inmunitarias especializadas, cada una de ellas, en una fase del reconocimiento o neutralización de patógenos (linfocitos B, linfocitos T, células Natural Killer, macrófagos…), pero también está involucrada la sangre, la linfa (más adelante la analizaremos en profundidad), la médula ósea, el timo, el bazo y los ganglios linfáticos.

5. Sistema digestivo

El sistema digestivo nace de la unión de todos aquellos órganos cuya función es la de digerir los alimentos y absorber sus nutrientes. En este sentido, está compuesto por estructuras que transforman las moléculas complejas de los alimentos en otras más sencillas y que, posteriormente, serán absorbidas para pasar a la circulación, alimentando así a nuestras células.

En este sentido, el sistema digestivo está formado por todos aquellos órganos que participan en la deglución, la digestión o la absorción de nutrientes. Por ello, tenemos la boca, la lengua, las glándulas salivares, la faringe, el esófago, el estómago, el hígado, el páncreas, el intestino delgado y el intestino grueso. El recto y el ano participan en la defecación, por lo que también son constituyentes de este sistema.

Sistema digestivo

6. Sistema óseo

El sistema óseo o esquelético es aquel formado por las estructuras que dan protección al cuerpo, mantienen su integridad, permiten la locomoción, sirven de punto de apoyo para los músculos, protegen órganos internos, contienen reservas de ácidos grasos, producen células sanguíneas y almacenan fósforo y calcio, los dos minerales más abundantes del cuerpo.

En efecto, estamos hablando de los huesos. Con un total de 206 huesos en el cuerpo humano, estos constituyen el sistema esquelético, una estructura viva y dinámica imprescindible para nuestra salud física.

7. Sistema urinario

El sistema excretor o urinario es aquel que nace de la unión de todos aquellos órganos involucrados en la producción, almacenamiento o expulsión de la orina, un líquido que es generado tras un proceso de filtrado y depuración de la sangre. En este sentido, la orina contiene todas aquellas sustancias tóxicas que deben salir de la circulación sanguínea y que no pueden ser eliminadas por otras vías.

El sistema urinario, pues, está formado por dos riñones (filtran la sangre y producen la orina), el uréter (conducen la orina desde los riñones), la vejiga (almacena la orina hasta que es el momento de la micción) y la uretra (conducto a través del cual se expulsa la orina).

Sistema urinario

8. Sistema reproductor

El sistema reproductor es el conjunto de órganos vinculados a la reproducción, la fertilidad, la síntesis de hormonas sexuales y el placer sexual. Hay grandes diferencias en función del sexo, pero siempre está constituido por órganos tanto internos como externos.

En el caso de las mujeres, los órganos internos son el útero y la matriz, mientras que los externos son la vulva, la cual incluye el clítoris y los labios mayores y menores. En el caso de los hombres, los genitales internos son los testículos, el epidídimo (un conducto que conecta los testículos con los conductos deferentes), el conducto eyaculatorio y la próstata, mientras que los externos son el pene y el escroto.

9. Sistema muscular

El sistema muscular es aquel que nace de la unión de los más de 650 músculos del cuerpo humano. Como bien sabemos, los músculos son las estructuras que, mediante contracciones y relajaciones controladas por el sistema nervioso, permiten la locomoción y también el mantenimiento de las funciones vitales que implican movimientos musculares.

El 90% de los músculos del cuerpo son de control voluntario, por lo que somos nosotros los que, de manera consciente, controlamos las contracciones. Ahora bien, el 10% restante es de control involuntario, pues hay músculos (como los del corazón o los de los pulmones) que deben estar siempre en movimiento.

Sistema muscular

10. Sistema endocrino

El sistema endocrino es aquel que nace de la unión de todos aquellos órganos vinculados a la síntesis y liberación de hormonas, las cuales son sustancias que, fluyendo por nuestra sangre, regulan y coordinan la fisiología de todos los otros órganos.

En este sentido, el sistema endocrino está constituido tanto por estas hormonas como por las glándulas endocrinas. Cada glándula endocrina (tiroides, hipotálamo, páncreas, testículos, ovarios…) está especializada en la síntesis y liberación de unas hormonas determinadas, pero en su conjunto permiten regular el estado de ánimo, facilitar la digestión, mantener los niveles de azúcar en sangre, dar apoyo a la respiración, mantener estable la circulación sanguínea, estimular el crecimiento corporal, estimular la sexualidad, mantener estable la temperatura corporal…

11. Sistema linfático

El sistema linfático es aquel que nace de la unión de órganos especializados en la síntesis y transporte de linfa, un líquido incoloro rico en lípidos y con una gran importancia en la respuesta inmunitaria. Por lo tanto, es similar a la sangre en el sentido que es un líquido que fluye por nuestro cuerpo, pero ahí terminan las semejanzas.

Y es que además de no circular por vasos sanguíneos, sino por vasos linfáticos, la linfa no tiene glóbulos rojos (de ahí que no sea de color rojo), sino básicamente glóbulos blancos, que son el principal componente del sistema inmune.

Por lo tanto, el sistema linfático está compuesto por la linfa, los vasos linfáticos, los ganglios linfáticos (hay más de 600, como en las axilas o el cuello, y producen glóbulos blancos cuando hay infección) y órganos linfoides primarios (médula ósea y timo, donde maduran los glóbulos blancos).

Sistema linfático

12. Sistema integumentario

El sistema integumentario nace de la unión de todos aquellos órganos y estructuras que tienen la función de protegernos del medio externo y mantener estable, de forma mecánica, nuestra temperatura corporal. En efecto, estamos hablando de la piel, las uñas y el cabello.

La piel, con sus dos metros cuadrados de superficie y sus más 5 kg, es, de lejos, el órgano más grande del cuerpo humano. Junto a las uñas y el vello, la piel constituye la primera barrera de defensa frente al ataque de patógenos, permite el desarrollo del sentido del tacto, acarrea valores de identidad (nuestra piel determina cómo nos ven), regula funciones metabólicas y mantiene la temperatura corporal.

13. Sistema sensorial

El sistema sensorial es aquel que nace de la unión de todos aquellos órganos sensoriales, es decir, las estructuras de nuestro cuerpo capaces de captar estímulos táctiles, visuales, olfativos, gustativos o auditivos y de transformar estas señales en una información nerviosa capaz de viajar al cerebro para que este órgano la interprete y experimentemos una sensación.

Por ello, el sistema sensorial está compuesto por todas las estructuras corporales que permiten el desarrollo de los sentidos: la piel (tacto), lengua (gusto), nariz (olfato), ojos (vista) y oídos. En estos órganos, distintas neuronas captan los estímulos del medio y transforman la información en mensajes interpretables para nuestro sistema nervioso central.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies