Brenda Milner: Biografía y resumen de sus aportes a la Psicología

Brenda Milner es reconocida como la madre de la neuropsicología. Sus trabajos con el paciente H.M y su investigación acerca de la comunicación interhemisférica del cerebro son solo algunos ejemplos de su legado.

brenda-milner-biografia

La psicología es un campo muy diverso, dentro del cual podemos hallar distintas ramas y vertientes de especialización. Uno de los ámbitos que más crecimiento ha experimentado en las últimas décadas es el de la neuropsicología. Aunque puede que hayas oído hablar de este área de trabajo, es posible que no sepas con exactitud en qué consiste. Pues bien, la neuropsicología clínica es una especialidad que trata de estudiar la relación entre el funcionamiento del sistema nervioso y la conducta, las emociones y el pensamiento.

Desde la prehistoria, los seres humanos hemos sentido un interés genuino por el conocimiento del cerebro. Ejemplo de ello son las llamadas trepanaciones, perforaciones craneales que durante el Neolítico se practicaban para extraer supuestos malos espíritus del interior de una persona. Afortunadamente, el paso del tiempo ha permitido evolucionar y afinar el conocimiento de nuestro órgano pensante, aplicando técnicas y mecanismos para su estudio cada vez menos invasivos. Todo ello ha permitido entender cada vez mejor la relación entre el sistema nervioso y la conducta.

Conocer con exactitud qué sucede a nivel cerebral cuando nos emocionamos, pensamos o recuperamos un recuerdo en condiciones normales es de gran ayuda, pues nos permite saber cómo intervenir cuando algo no marcha bien. Distintas lesiones y enfermedades pueden ocasionar déficits en el sistema nervioso. Esto requerirá la intervención de los profesionales para poder mantener, en la medida de lo posible, la calidad de vida y el funcionamiento normal del paciente.

Gracias a los neuropsicólogos es posible localizar las alteraciones concretas en el cerebro, entender su etiología, cómo el daño afecta a la conducta y elaborar un plan de rehabilitación de las áreas dañadas. Aunque hoy el campo de la neuropsicología se encuentra afianzado, hace unas décadas era prácticamente inexistente. En este sentido, una figura ha sido clave para que hoy esta disciplina haya logrado posicionarse como una de las áreas más fructíferas de las neurociencias. Hablamos de Brenda Milner.

Esta neuropsicóloga canadiense es conocida como la madre de la neuropsicología, por lo que en este artículo vamos a tratar de repasar brevemente su biografía y sus aportaciones a la ciencia.

Biografía de Brenda Milner

Brenda Milner es una neuropsicóloga canadiense, considerada por muchos la fundadora de la neuropsicología. Ha sido una de las científicas más incansables, pues se mantuvo activa en sus investigaciones hasta nada menos que los noventa años de edad. Además, también destacó por su faceta como docente, pues siempre disfrutó de la enseñanza. En definitiva, Milner ha sido una figura clave en el desarrollo de esta disciplina que aúna conocimientos de la neurología y la psicología.

Primeros años

Brenda Milner nació en Manchester (Reino Unido) el 15 de julio de 1918, en un contexto social y político convulso debido a la Primera Guerra Mundial. Su nombre original fue Brenda Langford, aunque el apellido que utilizó en su carrera fue Milner, el que adquirió tras su matrimonio.

La familia de Brenda poseía una marcada pasión por la música. Su padre, Samuel Langford, era periodista, profesor y crítico musical. Su madre, Née Leslie Doig, era estudiante de canto. Al contrario de lo que se esperaba de ella, Brenda no sentía vocación musical. En su lugar, decidió emprender su propio camino en el mundo de la ciencia.

En su primer año de vida Brenda tuvo que enfrentar una situación complicada. Con tan solo seis meses de vida contrajo, al igual que su madre, la gripe española. Esta pandemia fue una de las más devastadoras de la historia, pues se llegó a cobrar hasta 40 millones de vidas. A pesar de ello, Brenda y su madre lograron recuperarse de la enfermedad.

Educación

El padre de Brenda tomó la decisión de educar a su hija en casa durante los primeros años de su infancia, enseñándole conocimientos de matemáticas, alemán y artes hasta que cumplió los ocho años. Posteriormente, comenzó a ser educada en una escuela para chicas. Ya en 1936, fue admitida gracias a una beca en el Newnham College de Cambridge, una escuela de élite donde la presencia de alumnas era bastante escasa en comparación con los varones.

En esta institución, Brenda tuvo la oportunidad de ampliar sus conocimientos en matemáticas. Sin embargo, con el tiempo esta ciencia dejó de satisfacerle y optó por enfocar sus estudios hacia la psicología. Finalmente, la científica lograría licenciarse en psicología experimental. Una de las personas que más influyeron en el curso de su carrera fue su tutor Oliver Zangwill. Este reconocido neuropsicólogo británico fue el responsable de sembrar en la joven Brenda la pasión por el estudio del cerebro.

Matrimonio y traslado a Canadá

Tras haber logrado licenciarse en Psicología, Brenda recibió una nueva beca para continuar su formación como psicóloga en la Universidad de Cambridge. Sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial modificó sus planes y comenzó a trabajar junto a algunos colegas en el ejército, donde se dedicó a diseñar pruebas psicológicas para evaluar a los pilotos de combate. Posteriormente, pasó a un equipo de investigación que diseñaba radares y enseñaba a interpretar sus resultados. Fue en este escenario donde conoció a su marido, el ingeniero eléctrico Peter Milner.

La pareja contrajo matrimonio en 1944 y se trasladó después del enlace a Canadá. En este país Brenda comenzó su andadura como profesora de psicología en la Universidad de Montreal, donde desarrolló una prolífica labor como investigadora. Esto le permitió doctorarse en 1952 en la Universidad de McGill con el apoyo del doctor Donald Hebb, quien es considerado el fundador de la psicobiología.

Brenda Milner también pudo trabajar como científica en el Instituto Neurológico de Montreal, donde profundizó en la investigación de los pacientes epilépticos y conoció cómo el daño en el lóbulo temporal puede mermar la capacidad intelectual de una persona. El momento cumbre de su carrera llegaría gracias al paciente H.M, uno de los más importantes en la historia de la neuropsicología.

biografia-brenda-milner

Brenda Milner y el paciente H.M

Las iniciales H.M corresponden al nombre de Henry Molaison (26 de febrero de 1926, Hartford, Connecticut-2 de diciembre de 2008, Windsor Locks, Connecticut), un paciente norteamericano que sufrió un severo trastorno de memoria ampliamente estudiado desde 1957 hasta su fallecimiento. Este caso clínico supuso un antes y un después en el mundo de la neuropsicología, pues dio pie al desarrollo de teorías explicativas de la asociación entre la función cerebral y la memoria.

Así, favoreció la comprensión de cómo diferentes estructuras y funciones del cerebro se relacionan con procesos psicológicos específicos. Este paciente colaboró como sujeto de investigación hasta los últimos momentos de su vida. Tras su fallecimiento, su cerebro pasó a ser conservado en la Universidad de San Diego (California, Estados Unidos).

Desde una edad temprana sufrió una epilepsia intratable, que se sospechaba había sido debida a un accidente en bicicleta que sufrió a los nueve años. Sin embargo, esta era una hipótesis que nunca se había llegado a verificar. Esta enfermedad llevó a H.M a sufrir convulsiones desde los 16 años, lo que finalmente le llevó a ser atendido por el neurocirujano William Beecher Scoville.

Este doctor localizó el foco epiléptico en los lóbulos temporales mediales izquierdo y derecho, por lo que consideró extirpar mediante cirugía estas secciones. Tras la intervención, el paciente perdió dos tercios de su hipocampo, giro hipocampal y amígdala, lo que dejó el hipocampo totalmente disfuncional. Además, la corteza entorrinal de H.M, el centro de comunicación con el hipocampo, también fue destruida.

Aunque esta cirugía sirvió, efectivamente, para mantener bajo control los ataques epilépticos, los beneficios se vieron eclipsados por la infinidad de daños colaterales. El paciente desarrolló una severa amnesia anterógrada, por lo que no era capaz de incorporar nueva información a su memoria a largo plazo. H.M no era capaz de crear nuevos conocimientos semánticos, aunque se observó que su memoria de trabajo y memoria procedimental se encontraban intactas. Por ello, era capaz de adquirir nuevas habilidades motoras, aunque a largo plazo olvidaba haberlas adquirido.

Añadido a esto, también se detectó una amnesia retrógrada moderada, que impidió al paciente recordar la mayoría de los eventos vividos en los dos años previos a la intervención quirúrgica y algunos experimentados hasta once años atrás. Brenda Milner tuvo la oportunidad de trabajar con el paciente H.M después de su intervención. La autora se encargó de evaluar la memoria y la capacidad de aprendizaje de este hombre tras la operación.

Los resultados que obtuvo le permitieron intuir que aquello cambiaría la forma en la que se había concebido la memoria hasta entonces. Gracias a este trabajo, Milner pudo comprender que los lóbulos temporales juegan un papel esencial en la memoria de trabajo. Aunque estos se encuentren dañados, las habilidades motoras pueden permanecer intactas, lo que se traduce en que, a diferencia de lo que se pensaba entonces, no existía un único sistema de memoria.

Legado

Tras su experiencia trabajando con el paciente H.M, Brenda Milner continuó investigando para conocer cómo los recuerdos y la personalidad se ven afectados a causa de diversas lesiones cerebrales. Añadido a esto, la científica ha trabajado para indagar sobre la forma en la que nuestros dos hemisferios cerebrales se comunican para formar los pensamientos. Gracias a su trabajo y el de otros grandes expertos como ella, se han logrado resolver infinidad de enigmas en torno a cómo funciona nuestro órgano pensante. Su brillante trabajo es hoy la brújula que guía a las nuevas generaciones de investigadores en este apasionante campo que es la neuropsicología.

brenda-milner-aportes
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies