Las 10 mujeres más importantes de la historia de la Psicología (y sus aportes)

La Psicología no siempre ha tenido hueco para las mujeres. Hace tan solo unas décadas, ser mujer e investigadora era incompatible. Hoy destacaremos a aquellas mujeres que, pese a ello, llegaron a ser grandes figuras de la disciplina.
Mujeres más importantes historia psicología

Hoy en día, la psicología es un ámbito que cuenta con una fuerte presencia femenina. Por esta razón, resulta sorprendente pensar que hace solo unas décadas ser mujer era una gran barrera para ejercer la psicología. A lo largo del siglo XX han sido muchas las mujeres que, a pesar de las múltiples limitaciones impuestas por la sociedad por razón de su sexo, han peleado por lograr sus objetivos profesionales.

Muestra de la discriminación que las mujeres han sufrido a lo largo de la historia es que, cada vez que pensamos en autores de referencia en psicología, todos ellos son hombres. Esto no es fruto de la casualidad. Antaño, era muy difícil que una mujer fuese admitida para estudiar en la universidad. Además, las que lo lograban contaban con muchos obstáculos para ser respetadas por sus colegas hombres y encontraban trabas para poder investigar y publicar sus trabajos. Por todo ello, no resulta sorprendente que muchas autoras del campo de la psicología hayan permanecido en la sombra frente a autores ampliamente conocidos como Freud, Skinner, Piaget, Watson o Bandura.

Con el paso de los años, muchas aportaciones de estas psicólogas se han ido conociendo más, saliendo a la luz nombres de autoras hasta hace poco desconocidas. En este artículo vamos a reconocer el trabajo incansable de todas ellas, recopilando en una lista las diez mujeres más importantes de la historia de la psicología.

¿Cuáles han sido las psicólogas más relevantes de la Historia?

A continuación, vamos a conocer las diez mujeres que más han influido en la psicología. Todas ellas han realizado grandes aportaciones en un momento histórico en el que el mundo era dominado por los hombres. Por tanto, su mérito es doble. No solo han sido grandes intelectuales y científicas, sino que han sido pioneras dando pasos en dirección a la igualdad.

1. Virginia Satir (1916-1988)

Esta psicoterapeuta y trabajadora social estadounidense es considerada una de las pioneras en el desarrollo de la terapia sistémica familiar. Esta autora entendía que el trabajo terapéutico a nivel individual era necesario, pero por sí solo es muchas veces insuficiente para abordar la problemática de la persona. Satir asumía que existía una relación entre el estado emocional y la conducta del cliente y la dinámica de su familia.

Esta mujer logró ampliar la mirada en terapia y explorar diversas variables más allá del psiquismo del individuo. Entre las estrategias que Satir empleaba para ayudar a sus clientes, se encontraba el trabajo terapéutico sobre la calidad de la comunicación entre los miembros de la constelación familiar.

Virginia Satir

2. Mary Ainsworth (1913-1999)

El trabajo de esta psicóloga estadounidense es ampliamente conocido y ha sido decisivo en el campo del apego. Ainsworth fue pionera en el estudio de la psicología del desarrollo y en sus comienzos trabajó bajo la mirada de su mentor, John Bowlby. Esta mujer logró alcanzar el reconocimiento de la disciplina gracias a sus investigaciones sobre la conducta de los bebés en relación con sus madres.

Para conocer el apego madre-hijo, Ainsworth elaboró una serie de experimentos conocidos como “La situación extraña”, en los que observaba la manera de reaccionar de diferentes bebés cuando su madre se marchaba, así como la respuesta que estos emitían cuando ella regresaba. Gracias a este trabajo, Ainsworth detectó la existencia de diferentes tipos de apego entre los niños y sus figuras de cuidado: apego seguro, apego inseguro-evitativo y apego inseguro-ambivalente. De esta forma, Ainsworth siguió los pasos de Bowlby y complementó con sus hallazgos su teoría del apego. Toda su labor ha permitido a Ainsworth situarse entre las psicólogas más influyentes del siglo XX.

3. Anna Freud (1895-1982)

Esta psicoanalista austriaca nació en el siglo XIX, siendo su padre el célebre Sigmund Freud. Anna aprendió mucho de su padre y siguió sus pasos en el campo del psicoanálisis, aunque ella misma ha realizado sus propias aportaciones a la psicología. Anna fue la primera en acercar la mirada hacia el estudio de la población infantil, pues creía que esta era la única manera de entender el comportamiento normal de los individuos.

Debido al avance del nazismo, Anna y el resto de su familia se vieron en la obligación de emigrar a Londres. Allí, influida por las ideas de María Montessori, la hija de Freud decidió abrir una guardería con el fin de atender y brindar un espacio seguro a los niños cuyas madres estaban demasiado desbordadas por la situación de guerra.

Esto le permitió atender a numerosos niños traumatizados, llegando a entender gracias a su labor la importancia de las relaciones tempranas en el desarrollo. Así, Anna comprendió la necesidad de intervenir lo antes posible con estos niños a fin de prevenir dificultades en la época adulta.

4. Melanie Klein (1882-1960)

Esta psicoanalítica austríaca destacó iniciando una de las vertientes del psicoanálisis más consolidadas. No obstante, Klein siempre mostró un gran enfrentamiento con Anna Freud, ya que ambas mantenían posturas enfrentadas en su forma de entender la psicología infantil.

Aunque Klein pensó en convertirse en médico en un primer momento, comenzó a sentirse atraída por el psicoanálisis tras leer La interpretación de los sueños de Freud. Llegó a conocer al padre del psicoanálisis en un congreso y él fue quien la animó a continuar su trabajo en favor de esta corriente. Entre sus primeros trabajos se encuentra su artículo “The development of a child”, que realizó en base a las observaciones de uno de sus hijos.

Entre sus numerosas aportaciones, Klein desarrolló lo que se conoce como la Terapia de juego. Esta consiste en un método que parte de la premisa de que el juego en los niños es una vía de manifestación de las fantasías inconscientes. Al igual que en los adultos los contenidos inconscientes afloran en los sueños y en la asociación libre, Klein opinaba que los niños manifestaban dichos contenidos jugando.

Esta técnica utiliza una caja que contiene material para el niño, como por ejemplo muñecos de juguete. Klein desarrolló un método cada vez más perfeccionado, consistente en observar al niño mientras juega sin intervenir a no ser que sea necesario. Esta técnica se ha ido mejorando con los años, pero sigue siendo utilizada hoy en día como estrategia de evaluación infantil, especialmente con niños retraídos o reticentes a colaborar.

5. Karen Horney (1885-1952)

Esta psicóloga también ejerció su labor en el marco del psicoanálisis y es considerada una autora neofreudiana. Horney hizo, a lo largo de su carrera, especial hincapié en la psicología femenina. De igual forma, destacó por su claridad de ideas y su capacidad para rebatir de frente las ideas de Sigmund Freud.

En general, las teorías de Horney pusieron en tela de juicio muchas ideas centrales de la teoría psicoanalítica original. Entre otras ideas, esta psicoanalista consideraba que las diferencias psicológicas entre el hombre y la mujer no son resultado de la biología humana, sino que son explicadas por diversos factores culturales y sociales.

Un ejemplo muy conocido de la gran seguridad de Horney se ve cuando Freud propuso el concepto envidia del pene, ante lo cual Horney indicó que los hombres padecen envidia del vientre. Así, esta autora defiende que toda la conducta de los varones va dirigida a compensar de alguna forma el hecho de que no puedan gestar y dar a luz a sus hijos.

Karen Horney

6. Mary Whiton Calkins (1863-1930)

Esta psicóloga estadounidense se encuentra entre las autoras más influyentes de su disciplina. Sin embargo, su camino no fue en absoluto sencillo. Aunque estudió en la Universidad de Harvard, nunca fue admitida de manera formal. No obstante, esto no supuso un obstáculo para ella, que se codeó con grandes intelectuales como William James.

Esta psicóloga llegó incluso a lograr todos los requisitos para obtener un doctorado, aunque Harvard se negó a darle su título por el hecho de ser mujer. De nuevo, esto no mermó el éxito de Calkins, que llegó a ser la primera mujer en ostentar la presidencia de la Asociación Americana de Psicología.

7. Leta Stetter Hollingworth (1886-1939)

Esta mujer fue una de las primeras psicólogas de los Estados Unidos. Además, se codeó con otros grandes de la disciplina, como Edward Thorndike. Hollingworth labró su camino en el ámbito de la inteligencia, especializándose en el trabajo con niños con altas capacidades.

Una de las contribuciones clave de esta psicóloga tuvo que ver con su investigación en el campo de la psicología femenina. Ella defendió que las mujeres eran tan inteligentes y capaces como los hombres en un momento en el que la misoginia se encontraba ampliamente extendida. Así, esta autora desafió la idea predominante de que ellas eran intelectualmente menos capaces que ellos gracias a su incansable trabajo.

8. Mamie Phipps Clark (1917-1983)

El mérito de esta autora es doble, ya que no solo tuvo que hacer frente a la discriminación por ser mujer, sino también al racismo. Clark se convirtió en una psicóloga muy influyente, elaborando investigaciones relacionadas con la identidad racial y la autoestima. En este sentido, desarrolló un curioso experimento conocido como “La prueba de la muñeca Clark”, en el que comprobó como niños negros habían interiorizado desde edades muy tempranas la discriminación y la segregación racial. Gracias a ello, inició un fructífero camino para conocer más acerca del autoconcepto en las minorías.

9. Christine Ladd-Franklin

Esta autora creció fuertemente influida por su madre y su tía, ambas grandes defensoras de los derechos de la mujer. Ladd-Franklin no solo se interesó por la psicología, pues profundizó en otras disciplinas como las matemáticas, la lógica, la física o la astronomía. Además, sufrió en primera persona la discriminación, al no haber podido recibir el título de doctorado por su trabajo hasta cuarenta años después, debido a que su escuela no permitía conceder este honor a las mujeres. Esta intelectual destacó por elaborar su propia teoría de la visión del color y por enfrentar a aquellos que discriminaban a las mujeres en el ámbito de la investigación.

10. Eleanor Maccoby (1917-2018)

Esta psicóloga estadounidense fue pionera en el estudio de la psicología de las diferencias sexuales. Gracias a su trabajo, hoy se sabe mucho más acerca de la influencia de la socialización y los roles de género en la forma de comportarnos según nuestro sexo.

Además de lo dicho, Maccoby fue la primera mujer encargada de presidir el departamento de psicología de la Universidad de Stanford y ha recibido numerosos reconocimientos, destacando el Premio Maccoby Book, cuyo nombre hace honor a toda su carrera.

Eleanor Maccoby
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies