Mary Wollstonecraft: Biografía y resumen de sus aportes a la sociedad

Mary Wollstonecraft fue una autora del siglo XVIII reconocida por su compromiso con la igualdad y los derechos de la mujer. Revolucionó la sociedad de su época con sus escritos y su forma de vivir ajena a las normas impuestas.

mary-wollstonecraft-biografia

A lo largo de la historia, las mujeres han sido las grandes olvidadas. Esto ha llevado a que grandes autoras e intelectuales hayan quedado en segundo plano frente a sus colegas varones durante siglos. Sin embargo, en la actualidad el trabajo de muchas mujeres ha sido redescubierto y valorado como merece. Gracias a esto, muchas de ellas han pasado a ser consideradas figuras pioneras en el feminismo por su capacidad para desempeñarse laboral y académicamente a pesar de los obstáculos que la sociedad les impuso por ser mujeres.

Una de esas mujeres fue Mary Wollstonecraft, una escritora y filósofa inglesa, autora de diversas novelas, cuentos, ensayos y tratados. Logró posicionarse como escritora profesional de manera independiente en su ciudad natal, Londres, algo inusual en el siglo XVIII. Esta autora defendió el hecho de que las mujeres no son por naturaleza inferiores al hombre, sino que parecen serlo debido a la educación diferencial que reciben.

Debido a esto, propuso un modelo social basado en la razón, donde ambos sexos fueran tratados de la misma manera. Estas aportaciones fueron rompedoras en su momento, lo que le sirvió para posicionarse como una de las mujeres más populares de la Europa de la época y convertirse en la autora de las bases del feminismo liberal. En este artículo vamos a hablar acerca de una célebre escritora inglesa: Mary Wollstonecraft. Vamos a repasar los aspectos más esenciales de su vida y su obra.

Biografía de Mary Wollstonecraft (1759 - 1797)

A continuación, vamos a comentar los aspectos más destacables de la vida de esta escritora.

Primeros años

Mary Wollstonecraft nació en 1759 en la ciudad de Londres, Inglaterra, en el seno de una familia adinerada venida a menos. Su padre era un hombre con problemas con el alcohol que no supo gestionar adecuadamente su riqueza, lo que despojó a la familia de su nivel de vida acomodado. Esto provocó que la herencia de Mary tuviera que ser empleada para subsanar las deudas, además de ocasionar una gran inestabilidad con frecuentes traslados de la familia de un lugar a otro. Añadido a esto, era habitual que el padre maltratase físicamente a la madre de Mary, lo que obligaba a la autora a mentir con frecuencia para protegerla, por lo que desde sus inicios su vida no fue fácil.

Ya en su juventud, Mary comenzó a comprometerse intensamente con la defensa de los derechos de la mujer. Esto le llevaría a ejercer una gran influencia sobre sus hermanas Eliza y Everina, llegando a convencer a la primera de abandonar su vida como madre y esposa, ya que no le hacía feliz. Sin embargo, esto hizo que la sociedad del momento condenara a Eliza de por vida al rechazo y la precariedad.

A lo largo de su vida, Mary mantuvo dos amistades de gran intensidad. La primera fue con Jane Arden, con la que solía leer y asistir a clases impartidas por el padre de esta. Esto le abrió las puertas a un ambiente marcadamente científico e intelectual, lo que despertó en Mary un gran deseo de seguir aprendiendo. Sin embargo, la autora llegó a experimentar sentimientos románticos e incluso posesivos hacia su amiga Jane, lo que le produjo un importante malestar emocional.

La otra amistad clave en la vida de la escritora fue Fanny Blood. Con ella llegó a planificar una vida conjunta para brindarse apoyo financiero y emocional, aunque no de una manera romántica. Por desgracia, estos planes se vinieron abajo debido a que Fanny se sintió presionada por las normas sociales de la época, que no aprobaban el hecho de que dos mujeres se apoyaran sin la presencia de un hombre.

A pesar de la postura de Fanny, el vínculo amistoso entre ellas siempre se mantuvo intacto. Su amiga viajó por diversos países junto a su marido en busca de remedios para sus problemas de salud, hasta que se afincó en Lisboa, donde su estado empeoró. Mary llegó a viajar hasta allí para poder estar junto a ella, hasta que finalmente falleció.

biografia-mary-wollstonecraft

Primeras obras

El fallecimiento de Fanny fue un evento traumático para la escritora, que se vio desbordada por una intensa tristeza. Tras esto, tomó la decisión de regresar a Londres para trabajar como institutriz en una familia de clase alta, los Kingsborough.

Durante su desempeño en este puesto, Mary pudo elaborar las que se considera una de sus obras más destacadas, llamada “Reflexiones sobre la educación de las hijas”. En ella, la autora aborda temas como la moral, una cuestión que despertó el interés de las familias de clase media, lo que le hizo volverse bastante popular.

Tras un tiempo dedicándose a la educación en casa, Mary opta por centrarse únicamente en la escritura. Comenzó realizando algunos trabajos como traductora y también como crítica literaria realizando reseñas, lo que le permitió crecer mucho intelectualmente.

En este momento inicia un affair con Henry Fuseli, un artista casado. En el plano sentimental Mary también fue transgresora, pues propuso a la esposa de su amante mantener una relación de poliamor entre los tres. Sin embargo, obtuvo una clara negativa de ella, lo que además puso punto y final a su historia con Fuseli. El desengaño que supuso para ella esta experiencia le llevó a trasladarse a Francia, donde publicaría obras de gran importancia como “Vindicación de los derechos del hombre” y “Vindicación de los derechos de la mujer”.

Vindicación mujer

Vida en Francia

Ya en Francia, en pleno apogeo de la Revolución Francesa, Mary se consolidó como un icono del activismo en favor de la igualdad. En este momento conoce a Gilbert Imlay, con quien tendrá a su primera hija, a la que bautiza como Fanny en honor a su amiga fallecida.

La situación política en Francia se fue tensando cada vez más a raíz de la guerra con Inglaterra, por lo que Mary optó por trasladarse a su país de nuevo junto a su marido y su hija. Por desgracia, su recién estrenada familia se rompió al poco tiempo, debido a que Gilbert le abandonó por otra mujer.

Esta experiencia fue muy traumática para Mary, que llegó a cometer un intento de suicidio debido al impacto emocional que esto supuso para ella. La autora no sólo se salvó de la muerte, sino que escribió acerca de este episodio, considerándolo una decisión racional y meditada más que un acto emocional fruto de la desesperación. Si bien la autora luchó por recuperar el acercamiento con su pareja, finalmente la separación se hizo firme.

Nueva relación y fallecimiento

Tras su dolorosa ruptura sentimental, Mary enfocó todos sus esfuerzos en su profesión de escritora. Esto le llevó a codearse con diversos autores británicos, lo que le llevó a conocer al amor de su vida, William Godwin, quien sintió enamorarse de ella al leer sus escritos relatando el dolor por su ruptura con Imlay.

Fruto de esta nueva relación, Mary se quedó embarazada una segunda vez, dando a luz a su hija Mary Shelley, lo que le llevó a decidir casarse con Godwin. Cuando esto sucedió, se descubrió que Imlay y ella nunca habían pasado por el altar, algo que supuso un escándalo en una sociedad puritana como la de entonces. Este hecho supuso que muchas personas de su círculo social dejasen de relacionarse con ella, pues romper con las normas culturales del momento era sinónimo de rechazo social.

Tan sólo unos meses después de la formalización del matrimonio, Mary fallecería a causa de una infección contraída en el parto de su segunda hija. La repentina muerte de la autora sumió a Godwin en una tristeza profunda, que trató de canalizar redactando una obra llamada “Memorias de la autora de Vindicación de los derechos de la mujer”. Aunque la voluntad del viudo era buena, este escrito suscitó una intensa polémica debido a que sacaba episodios íntimos a a la luz, tales como el intento de suicidio de la escritora.

No obstante, esta obra sirvió para plasmar la esencia de la autora y reconocer su papel en el movimiento feminista como una intelectual que rompió con las ideas de su época. Si bien en su momento Mary fue juzgada y rechazada por no amoldarse a la sociedad puritana en la que le tocó vivir, con el paso del tiempo su obra y su forma de vivir fueron reconocidas como un paso importante en favor de la igualdad y los derechos de la mujer.

mary-wollstonecraft-legado

Conclusiones

Además del legado que dejó la propia escritora, su influencia también permitió que su segunda hija, Mary Shelley, se convirtiera al igual que ella en una afamada escritora y dramaturga. Shelley gozó de un gran reconocimiento gracias a su obra Frankenstein, que es considerada la primera novela de ciencia ficción moderna, inaugurando así dicho género. Aunque Shelley era muy niña cuando su madre falleció, la lectura de los escritos y libros que dejó le permitieron conocer su figura y venerarla, influyendo así en el curso de su carrera como escritora.

En este artículo hemos hablado acerca de la vida de Mary Wollstonecraft, una escritora reconocida como una figura clave del movimiento feminista en el siglo XVIII. La autora mostró desde su juventud un gran compromiso con los derechos de la mujer y la igualdad. Aunque sus comienzos no fueron fáciles y sufrió episodios dolorosos en su vida, logró posicionarse como una escritora independiente y reconocida, algo inusual en su época. Rompió con las normas establecidas en la sociedad puritana en la que le tocó vivir, lo que le costó el rechazo y desprecio de su entorno. Sin embargo, con el tiempo recibió su merecido reconocimiento como autora comprometida con el feminismo.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies