Wendell Johnson: Biografía y resumen de sus aportes a la Psicología

Wendell Johnson fue un psicólogo, actor y autor estadounidense que alcanzó fama mundial por sus polémicos estudios acerca del origen de la tartamudez. Un viaje a través de su interesante vida y carrera profesional.

wendell-johnson-biografia

Wendell Johnson fue un psicólogo estadounidense que se centró en el estudio de los trastornos vinculados con el habla, en concreto la tartamudez, considerándose una de las figuras más importantes en este ámbito durante el siglo XX.

Estudió y trabajó en la Universidad de Iowa durante toda su vida y realizó múltiples investigación para saber el origen y desarrollo de la tartamudez, alteración que él mostraba desde pequeños. En un primer momento negó la influencia de factores internos del propio niño, creía que los causantes de la patología era su entorno, en especial sus padres.

Posteriormente, después de las evidencia obtenidas en distintos estudios rectificó su teoría y propuso la influencia de tres factores en la aparición y mantenimiento de la tartamudez: la prolongación de las disfluencias del niño, la sensibilidad que muestra su entorno a estas disfluencia y la sensibilidad del niño ante las reacciones de su entorno y cómo aprecian ellos sus disfluencias.

Biografía de Wendell Johnson (1906 - 1965)

En este artículo hablaremos de los acontecimientos más relevantes en la vida de Wendell Johnson, destacando también sus principales aportaciones al ámbito de la Psicología.

Primeros años

Wendell Johnson nació el 16 de abril de 1906 en Roxbury, Kansas. Hijo de Andrew y Mary Johnson, desde bien pequeño mostró graves problemas de tartamudez, de fluidez del habla. Pese a estas dificultades en la comunicación, fue un alumno destacado tanto en el ámbito del deporte, jugó y fue capitán de baloncesto y voley, como en el ámbito académico.

Sus padres decidieron consultar con un doctor para tratar de solventar el problema de tartamudez, pero lejos de conseguir una mejora Wendell se dió cuenta de la falta de conocimiento que había de su alteración y de cómo tratarla.

Johnson estudió en el McPherson College, situado en la ciudad que da nombre a este colegio. Posteriormente decidió cursar sus estudios universitarios en la Universidad Estatal de Iowa, ya que recientemente este centro había iniciado un estudio sobre la tartamudez.

De este modo, empezó el estudio que ocuparía toda su vida focalizado en los trastornos del habla, fue tanto investigador como sujeto experimental. En 1929 logró graduarse en Psicología y en 1931 consiguió el doctorado en Psicología y Fisiología. Ya terminada su formación inició su labor como profesor de patología del habla y Psicología en la Universidad de Iowa, donde trabajaría durante toda su vida.

Vida profesional

Como ya hemos mencionado el ámbito de estudio de Johnson fue la tartamudez. En los años 30 él y su equipo de investigación comprobaron y descartaron todas las teorías vinculadas con el trastorno de la fluidez del habla. El autor creía que esta dificultad no se debía ni a un problema físico ni emocional del paciente, sino a una alteración psicosocial, donde se veían implicados tanto el sujeto afectado como los individuos de su entorno, como estos responden.

A finales de la década de los 30, la lectura de “Science and Sanity” de Alfred Korzybski cambiaría el rumbo de su investigación, valorando la tartamudez, los problemas del habla, teniendo en cuenta la comunicación en un plano más amplio. Iniciando así en 1939 un curso sobre semántica general diseñado y realizado por el propio autor, con “ People in Quandaries: The Semantics of Personal Adjustment”.

En 1943 fue nombrado director de la Iowa Speech Clinic, de la Universidad de Iowa. Tres años más tarde, en 1947, fue escogido director administrativo del Programa en Patología del Habla en Iowa y en 1951 ejerció como presidente del Consejo de Patología del habla y de la audiología. Los estudios e investigaciones sobre la tartamudez, nunca cesaron, pese a obtener múltiples reconocimientos por su trabajo siempre quiso saber más de esta patología.

Asimismo, en 1945 Wendell fue escogido director de la Sociedad Internacional de Neuro Semántica. Un año después, en 1946, recibió el premio de honor de la Asociación Americana del habla y la audición, consiguiendo posteriormente, en 1950, ser presidente de esta Asociación.

Sus logros no cesaron y en 1950 fundó y fue presidente de la “American Speech and Hearing Foundation”. Tal fue su reconocimiento en el campo de la patología del lenguaje que incluso el Gobierno de los Estados Unidos de América le pidió que desarrollara y realizara programas de investigación sobre esta temática.

El autor realizó distintas publicaciones. En 1930 publicó “ Because I Stutter” donde relata parte de su trabajo de máster y cómo fue su lucha contra la tartamudez desde sus primeros años de vida. Posteriormente, en 1946 salió “Your Most Enchanted Listener” y en 1972 “Living with Change: The Semantics of Coping” donde se recopilaron parte de los discursos que dió en sus conferencias, centradas como ya dijimos en la semántica general.

biografia-wendell-johnson

Del mismo modo realizó distintos artículos para la revista “Journal of Speech disorder'', en el periodo de 1943 y 1948. Referente a su vida privada, Johnson se casó en 1929 con Edna Bockwoldt a quien había conocido durante sus estudios de lengua inglesa en la Universidad de Iowa. Ambos tuvieron dos hijos, Nicholas y Katherine Johnson.

Su dedicación al estudio de la patología del habla no cesó nunca, pese a sufrir en 1955 un accidente cardiovascular que le haría dejar parte de sus responsabilidades, mantuvo su labor como profesor de patología del habla y audiología. Asimismo, también prosiguió realizando múltiples publicaciones.

Tal fue su empeño en seguir investigando y trabajando sobre la tartamudez que, dado su frágil estado de salud, el 29 de agosto de 1965 murió en su casa, en la ciudad de Iowa, a la edad de 59 años, mientras revisaba un artículo sobre los problemas del habla para la Enciclopedia Británica.
Con el propósito de reconocer y honrar la intensa y constante dedicación de Johnson al estudio de los trastornos del habla, el Departamento de Patología del Habla y Audiología de la Universidad de Iowa, donde había trabajado durante toda su vida, cambió su nombre en 1968 a “ Wendell Johnson Speech and Hearing Center''.

Principales aportaciones de Wendell Johnson a la Psicología

Como ya hemos mencionado al hablar de la biografía del autor sus estudios e investigaciones se focalizaron en la tartamudez, patología que él mismo mostraba desde pequeño. Tal fue su empeño en este ámbito que es reconocido como uno de los máximos representantes del siglo XX en el campo de la patología del habla.

Durante su formación Universitaria ya inició las investigaciones sobre tartamudez, presentando sus primeras conclusiones y teorías vinculadas. Así, después de comparar la fluencia en niños con patología y un grupo control, valoró que las diferencias entre ambos no eran significativas, apuntando que la causa de la afectación no dependía del niño sinó de su entorno, de cómo este reaccionaba ante su fluencia alterada.

Señaló en especial a los padres, quienes consideraba que se preocupan demasiado por la alteración de su hijo y actuaban remarcando sus dificultades y haciendo que estas se produjeran más. Esta preocupación y fijación en el problema que en un primer momento mostraban los padres, la transmitían a los profesores, dándose cuenta el niño de las reacciones de su entorno y generando así mayor inseguridad y duda en él.

Su estudio sobre el origen y mantenimiento (cronicidad) de la tartamudez fue desarrollado en su teoría diagnosogénica, donde afirmaba que el problema empezaba cuando el niño era diagnosticado con tartamudez, generando esta etiqueta y la consecuente reacción de su entorno un aumento significativo de su patología.

De este modo, el autor en un primer momento no creía en la presencia de una predisposición interna para desarrollar la alteración del habla, afirmaba que “la tartamudez nace en la mente de los padres más que en la boca de los niños”.

Finalmente, tras la evidencia observada en distintas investigaciones rectificó, modificando su teoría sobre la etiología y desarrollo del tartamudez, la patología depende de tres factores: de la prolongación de la disfluencia en los niños, de la sensibilidad de los oyentes ante esta disfluencia y de la sensibilidad de los niños ante su propia disfluencia y ante como su entorno responde a ella. Reconociendo así que las variables del niño también influyen en la presencia de la tartamudez.

Estudio “monstruo” sobre la tartamudez

La investigación conocida como “estudio monstruo” lo realizó Mary Tudor quien fue alumna de máster de Johnson en la Universidad de Iowa. El procedimiento fue el siguiente: se seleccionaron 22 niños de un orfanato y se los separó en grupo control y experimental, a su vez este último grupo se dividió en quienes recibían comentarios positivos por su habla y en quienes eran criticados y recibían comentarios negativos por cómo se comunicaban. Los resultados mostraron que quienes reciben comentarios negativos, independientemente de tener o no tartamudez, desarrollan síntomas de ansiedad y retraimiento.

Por esta razón, por la metodología utilizada y modo de proceder, este estudio fue criticado dado su falta de ética, los sujetos no sabían que estaban participando en una investigación y algunos de ellos quedaron gravemente afectados por el trato recibido. En 2001 la Universidad de Iowa pidió disculpas públicamente y acordó pagar a algunos de los sujetos que participaron en el experimento una indemnización por los daños causados.

experimento-monstruo-wendell-johnson
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies