Las 10 diferencias entre ética y moral

La ética y la moral son dos conceptos esenciales en las sociedades humanas y que, a pesar de que parezcan sinónimos, tienen significados distintos en un contexto filosófico. Analicemos sus diferencias.
Diferencias ética moral

La Filosofía tiene su origen en Grecia y la Antigua Roma, naciendo entre el año VI a.C. y VII a.C., con la voluntad de comprender el mundo alejándose de la mitología y la religión. Desde entonces, esta disciplina ha evolucionado mucho, pero sigue manteniendo intacta esa voluntad de responder a las preguntas elementales de nuestra existencia y de reflexionar acerca de conceptos abstractos que condicionan la vida humana.

Y, sin duda, dos de los conceptos abstractos que más han sido estudiados por la Filosofía y que más determinan la existencia humana son la ética y la moral. Los valores éticos y la moralidad son términos que generalmente consideramos como sinónimos y que, por tanto, usamos indistintamente. Pero lo cierto es que, a nivel filosófico, guardan muchas diferencias.

La ética y la moral son dos pilares de las sociedades humanas que, como conceptos abstractos, no son regulables ni legislables, pero sí que determinan las conductas que suceden en una comunidad y que nos hacen actuar de una forma u otra.

Pero, ¿en qué se diferencian? ¿Cuál es su relación? ¿Qué es exactamente la ética? ¿Y la moralidad? Si quieres encontrar respuesta a estas y otras muchas preguntas, has llegado al lugar adecuado. En el artículo de hoy, además de comprender la naturaleza filosófica de ambos conceptos, entenderemos las más importantes diferencias entre la ética y la moral humana.

¿Qué es la ética? ¿Y la moral?

Antes de analizar las diferencias entre ambos conceptos en forma de puntos clave, es esencial ponernos en contexto y definir tanto la ética como la moral. Y es que no solo entenderemos ya muchas de sus diferencias, sino que veremos su inevitable relación. Vamos allá.

Ética: ¿qué es?

La ética es la rama de la filosofía que estudia la moral. Es decir, la ética es una reflexión de carácter universal acerca de la moral. La ética no inventa los problemas morales, pero sí que reflexiona acerca de ellos para ver si son buenas o malas. Es la disciplina que emite juicios sobre la moral para ayudar a dirigir la conducta humana.

En este sentido, la ética tiene el objetivo de sistematizar los conceptos del bien y del mal para definir, de forma racional, qué actos son virtuosos y qué actos son malos, independientemente de la cultura sobre la que se aplique. La ética, pues, busca ser universal.

La ética investiga el comportamiento humano e intenta explicar las reglas morales de una forma objetiva, siendo un ejercicio teórico con el fin de definir qué hace que algo sea moral o no. Estudia, pues, la bondad y la maldad de las conductas.

La palabra “ética” procede del griego ethos, que significa “forma de ser”. Y, como vemos, es una rama filosófica que consiste en una teorización de la moral, respaldando (o rechazando) las prácticas morales al estudiar la moralidad de manera científica, teórica y fundamentada.

Por ejemplo, la justicia es uno de los pilares de la ética. No depende de ningún contexto cultural, sino que, de acuerdo a la ética, debe ser un concepto universal. Del mismo modo, la libertad, el respeto, la honestidad, la lealtad, la responsabilidad, etc, son valores éticos.

Ética

Moral: ¿qué es?

La moral es el conjunto de normas que rigen el comportamiento de las personas que forman parte de una cultura determinada. En este sentido, son reglas de conducta de carácter no universal, sino que dependen del contexto social y cultural. Cada sociedad humana tiene morales propias.

Por lo tanto, la moral forma parte de las tradiciones y de los valores con los que las personas, por el simple hecho de formar parte de una cultura concreta, nos criamos, generando así unas reflexiones relativas a lo bueno, lo malo, lo correcto, lo incorrecto, lo aceptable y lo inaceptable.

No tiene carácter universal y tampoco es permanente, pues la moral, al no ser una reflexión teórica, es temporal y va variando dependiendo del contexto. Por lo tanto, una persona que sigue al pie de la letra la moral de su sociedad no tiene por qué tener ninguna ética. Y es que en algunas situaciones, para mantener los valores éticos, hay que atentar contra los principios morales de tu sociedad.

La palabra “moral” procede del latín moralis, que significa “costumbre”. Su origen etimológico lo dice todo. Y es que una persona que actúa de acuerdo a aquello que se considera moralmente correcto, está siendo “bueno” pero no en los principios éticos (o sí, si coinciden), sino de acuerdo a las costumbres de la sociedad.

Sea como sea, la moral son las normas de conducta que aceptamos de manera inconsciente y que nos dan visiones sobre lo “bueno” y lo “malo” dependiendo del lugar en el que vivimos y de su cultura, sociedad, tradiciones y costumbres. Son las reglas que evolucionan a lo largo del tiempo y que son propias de un contexto, siendo utilizadas para guiar la conducta de los integrantes de esa sociedad.

Moral

¿En qué se diferencian la ética y la moral?

La ética y la moral son conceptos abstractos del campo de la Filosofía, así que es normal que las definiciones hayan resultado algo confusas. Pero no te preocupes, ahora, presentando las principales diferencias en forma de puntos clave, todo quedará mucho más claro.

1. La ética es una reflexión de la moral

La principal diferencia y aquella de la que derivan todas las demás. Mientras que la moral se define como un conjunto de normas que guían el comportamiento de los integrantes de una sociedad en función del contexto cultural, la ética es la rama de la filosofía que reflexiona acerca de estas normas impuestas por la moralidad. En este sentido, la ética determina qué conductas son virtuosas y cuáles no.

2. La ética es universal; la moral, cultural

Cada sociedad y cultura del mundo tiene una moral propia. Y es que las normas de conducta que rigen nuestro comportamiento dependen del contexto social y cultural en el que nos encontramos. Es decir, mientras que en un país como España es inmoral tener dos esposas; pero en un país como Nigeria, es moral. Depende del contexto.

La ética, en cambio, no depende de ningún contexto social o cultural. Busca determinar qué está bien y qué está mal de forma universal, aplicando unos valores éticos y unas reflexiones sobre la moralidad sobre todas las culturas. Lo que es ético en España también lo es en Nigeria. Y lo que no es ético en España tampoco lo es en Nigeria.

3. La moral depende del contexto social; la ética, no

Como hemos visto, la moral depende del contexto de la sociedad y cultura en la que vivimos. Cada grupo humano tiene unas normas y pautas de conducta que se consideran morales y que deben seguir. Y una persona que va a otra cultura, tiene que adaptarse a una nueva moral. La ética, en cambio, no depende del contexto. Los valores éticos son aplicables a todas las culturas y sociedades humanas.

Moralidad

4. La ética es permanente; la moral, temporal

La moral, al depender del contexto social y cultural, tiene un carácter temporal, es decir, va evolucionando y cambiando con el tiempo. Igual que la sociedad progresa, también deben hacerlo las normas de conducta. La ética, en cambio, no evoluciona. Los valores éticos son permanentes y como no dependen del contexto, han sido, son y seguirán siendo aplicables siempre.

5. La ética es normativa; la moral, descriptiva

La ética ofrece reflexiones sobre la moral que se consideran incuestionables, de ahí que los valores éticos sean más normativos. La ética, como rama filosófica, nos hace determinar si una conducta es buena o mala. La moral, en cambio, como ámbito de estudio se limita a describir las normas de conducta que rigen una sociedad concreta.

6. La moral es práctica; la ética, teórica

La moral tiene un carácter práctico, pues todos los integrantes de una sociedad deben actuar de acuerdo a esas pautas de conductas dictaminadas por la moralidad de su cultura. La ética, en cambio, no tiene una aplicación tan práctica, en el sentido que no determina el comportamiento, pero sí que ayuda a reflexionar acerca de si aquello que hacemos en la práctica es bueno o malo.

En este sentido, una persona que actúa con moralidad (de acuerdo a las normas de su sociedad) no tiene por qué tener ética. Y, del mismo modo, una persona que actúa de acuerdo a la ética, puede estar violando los valores morales de su cultura.

7. La ética es individual; la moral, grupal

La ética, a pesar de ser una reflexión universal, tiene una aplicación individual. Es decir, cada persona, de acuerdo a sus propias reflexiones, desarrolla unos valores éticos únicos. La moral, en cambio, no tiene este carácter individual. Una persona no desarrolla unos valores morales propios, sino que dichos valores morales proceden de la sociedad. Es decir, la moral no nace de la persona, sino del grupo y de las tradiciones, costumbres y reglas presentes en la cultura en la que vive.

Ética individual

8. La moral se impone; la ética, no

La moral tiene un carácter más impositivo e incluso coercitivo, pues no actuar de acuerdo a los valores morales de una sociedad puede acarrear graves complicaciones sociales e incluso problemas legales. Con la ética, esto no ocurre. La ética es una reflexión sobre lo bueno y lo malo que nace de cada uno, por lo que no se impone.

9. La ética es voluntaria; la moral, inconsciente

Cada persona elige qué valores éticos determinan su vida. De ahí que se diga que la ética es voluntaria. La moral, en cambio, es involuntaria y, además, inconsciente. No elegimos los valores morales con los que convivimos y estos se nos imponen a medida que crecemos, por lo que los adquirimos de forma inconsciente. La ética es consciente, pues requiere de una reflexión sobre estas normas de la sociedad.

10. La moral es el “¿qué debo hacer?”; la ética, el “¿está bien lo que hago?”

Para terminar, una diferencia clave. La moral se basa en el “¿qué debo hacer?” en función de las normas de conducta establecidas en el contexto social en el que vivimos. La ética, en cambio, al ser una reflexión sobre dichas reglas de comportamiento, se basa en el “¿está bien lo que hago?”. La moral dice qué se debe hacer. La ética dictamina si aquello que se hace es bueno o es malo.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies