16 dinámicas de presentación (para niños y para adultos)

Una selección de actividades y ejercicios útiles para que los distintos integrantes de un grupo se presenten y fomentar la socialización en el aula o en el trabajo.
Dinámicas de presentación

Conocer gente nueva es una de las mejores cosas que nos da la vida, pero todos sabemos que no siempre es sencillo, especialmente cuando nos cambiamos de colegio, tenemos nuevos compañeros de clase, vamos a un nuevo trabajo, etc.

Estas situaciones en la que las personas que nos rodean son desconocidos y nosotros también lo somos para ellos, puede ponernos nerviosos. Afortunadamente, existen formas de “romper el hielo” en grupo para que nos conozcan mejor, conozcamos mejor a las personas de ese grupo e incluso encontremos gente con gustos similares, iniciemos nuevas amistades y pasemos un rato agradable.

Por ello, es interesante conocer cuáles son algunas de las mejores dinámicas de presentación, es decir, todas aquellas actividades que se realizan en grupo con el objetivo de conseguir que las personas que lo conforman socialicen entre ellas y se presenten como es debido, de forma amena. En el artículo de hoy traemos una selección de las más útiles.

¿Qué es una dinámica de presentación?

Las dinámicas de presentación son todas aquellas actividades, métodos, ejercicios y sesiones de carácter lúdico enfocadas a que los diferentes integrantes de un grupo, ya sea infantil, juvenil o adulto, tengan la oportunidad de presentarse y de conocer a las otras personas de ese grupo.

Son actividades especialmente indicadas para las personas tímidas que lo tendrían más complicado a la hora de dar el primer paso para abrirse, aunque son útiles para todo el mundo. Se crea un buen clima de compañerismo, se fomenta el conocimiento interpersonal e incluso pueden servir para establecer vínculos fuertes con los demás.

Las dinámicas de presentación tienen el objetivo de que todos los que forman parte de un grupo (aula, taller, curso, trabajo, equipo deportivo…) se sientan integrantes del mismo, evitando así el aislamiento y el sentimiento de ser rechazado por los demás.

Una dinámica de presentación realmente buena es aquella en la que se potencia la socialización pero creando un ambiente agradable, acogedor y, sobre todo, lúdico. Tanto si están enfocadas a niños como adultos, debe parecer todo un juego. De este modo, las personas lo tienen mucho más fácil para relajarse y presentarse como realmente son.

¿Cuáles son las mejores dinámicas de presentación?

A continuación traemos una selección de las mejores dinámicas de presentación que puedes escoger en función de a qué público van enfocadas, es decir, si son para niños, jóvenes, adultos, etc. Sea como sea, todas ellas son muy útiles ya que además de tener el carácter lúdico necesario, han demostrado potenciar la comunicación y la socialización.

1. La telaraña

Para esta dinámica necesitaremos un ovillo de hilo. Se pide a los integrantes del grupo que formen un círculo y se le da el ovillo a uno de ellos al azar. Este debe decir su nombre y explicar algo sobre él a elección del profesor o de la persona que esté al mando del grupo (sus aficiones, sus estudios, dónde veranea, su trabajo de ensueño…). Una vez ha respondido, agarra un trozo del hilo y lanza el ovillo a otro integrante, que hace el mismo ejercicio de presentarse. Se siguen pasando el ovillo hasta que ha llegado a todos, por lo que el hilo termina formando una especie de telaraña.

2. El juego de las tarjetas

Para esta dinámica solo necesitaremos un bolígrafo y una tarjeta para cada persona. En este folio pondrán su nombre en mayúsculas. Y de cada una de las letras debe nacer, en vertical, un adjetivo que ellos consideren positivo sobre ellos mismos. Posteriormente, dejan estas tarjetas y se pasean por el aula viendo la de los otros compañeros. Después, el profesor o la persona a cargo del grupo pide que se forme un círculo y señala a dos personas. Cada una de ellas debe recordar el nombre de la otra y decir qué adjetivos recuerda de su tarjeta. Así con todos los integrantes.

3. Pasarse la pelota

Para este ejercicio necesitamos solo una pelota. Se pide a los integrantes que formen un círculo y de forma ordenada, cada uno va diciendo su nombre hasta que todos lo han hecho. Después, el profesor le da la pelota a una persona al azar. Esta primera persona lanza la pelota a quien quiera y quien la recibe debe decir el nombre de esta primera persona. Una vez lo ha hecho, esta segunda persona lanza la pelota a una tercera, que también debe decir el nombre de quien la ha recibido. Y así sucesivamente.

4. La pelota preguntona

Para esta dinámica necesitamos una pelota y un reproductor de música. Los integrantes del grupo forman un círculo y se van pasando rápidamente la pelota mientras suena la música. Cuando esta pare, la persona que tenga la pelota en ese momento debe decir su nombre y responder a varias preguntas. De hecho, lo ideal es que cada persona del grupo le haga una pregunta.

5. Cadena de nombres

Para esta dinámica no necesitamos ningún material. Se pide a los integrantes que formen un círculo. Al azar, se elige a una persona. Esta debe decir su nombre. Después, la que esté a su derecha debe decir el nombre de esa primera persona y el suyo. Ahora, la que está a su derecha debe decir tres nombres: el primero, el segundo y el suyo. Y así sucesivamente, acumulando los nombres.

6. Encontrar a la pareja

En esta dinámica, a cada persona se le da la mitad de un dibujo, refrán, frase, cita célebre o cualquier cosa que el profesor considere oportuna. Cada persona deberá encontrar a la que tiene la otra mitad para completarlo. Cuando la haya encontrado, se forma una pareja y deben presentarse el uno al otro.

7. El símbolo de mi nombre

En esta dinámica, cada persona debe encontrar la manera de simbolizar su nombre. Es decir, hacer gestos, signos o símbolos para que los demás lo puedan adivinar. Puede hacer cualquier cosa excepto hablar. En este ejercicio hay un fuerte componente lúdico que fomenta un ambiente de diversión y relajación.

8. Noticias buenas y malas

Para este ejercicio, los integrantes del grupo forman un círculo. El profesor o moderador elige a una persona al azar. Esta persona debe decir dos noticias buenas que le hayan pasado en la vida y dos malas. Cuando lo haya hecho, se elige a otra persona.

9. Selección de fotografías

Para esta dinámica, la persona a cargo del grupo sitúa varias fotografías en el suelo. Posteriormente, pide a los integrantes que formen un círculo alrededor de ellas. Cuando lo han hecho, se pide a cada persona que elija una de las fotografías. La que más le guste. Cuando la tenga, la persona se presentará y explicará por qué ha elegido justo esa imagen.

10. ¿Quién es quién?

El profesor o moderador le da a cada persona un folio con varias preguntas del estilo: “¿Quién ha nacido el mismo mes que yo?”, “¿quién practica el mismo deporte que yo?”, “¿quién ha visitado más países?”, etc. Cuando las tenga, cada persona debe ir entrevistando a cada uno de los integrantes para completar este cuestionario.

11. Las cuatro esquinas

A cada persona se le da un bolígrafo y un folio. Se le pide que en el centro del folio dibujen un símbolo que les represente. Además, en cada esquina deberán poner información. En la esquina inferior derecha, su edad. En la esquina inferior izquierda, algo que no les guste. En la esquina superior derecha, lo que esperan del curso. En la esquina superior izquierda, su mayor afición. La idea es colgar cada dibujo en la pared y que cada persona explique por qué ha dibujado y escrito lo que ha hecho.

12. Las casas

Especialmente enfocada para niños, esta dinámica consiste en dividir el grupo grande en otros de más pequeños. Cada uno de estos grupos debe dibujar una casa y añadir la siguiente información: en la puerta, sus nombres. En las paredes, lo que creen que los demás grupos piensan de ellos. En el techo, lo que esperan aprender del nuevo curso. Después, cada grupo presentará su casa.

13. El autorretrato

En esta dinámica cada persona debe dibujar un autorretrato. Cuando lo tengan, deben enseñarlo a los demás y presentarse a ellos mismos.

14. El dado

Para esta dinámica necesitaremos un dado grande en el que el profesor o moderador ha escrito, en cada esquina, alguna frase para preguntar a los integrantes acerca de sus gustos, motivaciones, aspiraciones, aficiones, etc. El moderador dará el dado a una persona al azar, que lo lanzará y deberá responder a la pregunta que hay en la esquina que ha salido. Posteriormente, lanza el dado a otra persona, que deberá hacer lo mismo.

15. Presentarse el uno al otro

Para esta dinámica, el profesor divide el grupo grande en parejas. Esta pareja debe entrevistarse para que, pasado el tiempo marcado, cada persona pueda presentar a su pareja. Cuantas más cosas sepa acerca de ella, mejor.

16. Identificación a través de un objeto

Para esta dinámica, el profesor o moderador pide que cada persona del grupo ponga un objeto personal dentro de una bolsa. Al azar, sacará uno de estos objetos y todo el grupo deberá decidir a qué persona pertenece. Cuando se encuentre al dueño, deberá presentarse y explicar por qué ha elegido precisamente ese objeto. Y así sucesivamente hasta que aparezcan todos los dueños.

Referencias bibliográficas

  • Alas, D., Alas, K. (2010) “Dinámicas para crear un ambiente agradable y seguro en el grupo”. FUNDESYRAM.
TÓPICOS
Sociedad
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.