Los 25 mitos griegos más conocidos (y su significado)

La mitología griega nos ha dejado relatos con historias que no solo son narrativamente fascinantes, sino que ofrecen poderosas reflexiones sobre la vida. Una selección de los mitos más célebres.
Mitos griegos

La Antigua Grecia fue un periodo de la historia que, extendiéndose desde el año 1200 a.C. hasta el 146 d.C., representó uno de los momentos cúspide de la humanidad. El amor por el conocimiento nació con esta cultura, por lo que gran parte de lo que somos se lo debemos a ellos.

Y entre todos sus aportes, uno de sus grandes legados es su mitología. Los mitos griegos han perdurado después de más de dos mil años porque sus historias son asombrosas, dan respuesta a inquietudes existenciales inherentes al ser humano y permiten reflexionar sobre la vida y nuestra naturaleza.

En este sentido, la Antigua Grecia fue la cuna de la civilización occidental, en parte, gracias a estas historias que han ido pasando de generación en generación. Y en el artículo de hoy te ofrecemos una selección de los más célebres mitos griegos, donde podrás encontrar no solo historias fascinantes, sino poderosas reflexiones existenciales.

Las más célebres historias de la mitología griega

Los mitos son creaciones narrativas de transmisión oral ideados por civilizaciones antiguas (como puede ser la griega) con el objetivo de encontrar la explicación a la existencia de fenómenos naturales mediante el uso de historias puramente fantásticas utilizando a los dioses como protagonistas, relegando al ser humano a un papel de mero espectador.

Habiendo entendido qué son los mitos, podemos ver ya cuáles son los más célebres ideados por las fantásticas mentes de la Antigua Grecia. Vamos allá.

1. El origen de Medusa

Medusa era una joven sacerdotisa con una belleza sin igual. Tanto era así que el propio dios Poseidón se enamoró de ella, decidiendo raptarla. Esto hizo que la diosa Atenea, de quien Medusa era sacerdotisa, desatara su rabia, convirtiendo la cabellera de la mujer en furiosas serpientes y haciendo que cualquiera que la mirara se convirtiera en piedra.

Medusa

2. La caja de Pandora

Pandora fue la primera mujer humana, que fue creada por Hefesto por orden de Zeus. Fue dotada de las cualidades de los dioses, pero también de las debilidades de mentir y seducir. Pandora se casó con el hermano de Prometeo, recibiendo también una caja donde estaban encerrados todos los males del mundo. No podía abrirla jamás.

Sin embargo, Pandora, que tenía la debilidad humana de la curiosidad, decidió ver qué había dentro, liberando así todos los males. De aquí viene la expresión de “abrir la caja de Pandora”.

3. El nacimiento de Afrodita

Cronos, el hijo menor de Urano, castró a su padre, que era el dios de los cielos. Los restos de sus genitales cayeron al mar, donde se mezclarían con la espuma del mar, permitiendo el nacimiento de Afrodita, una de las deidades más veneradas.

4. El mito de Sísifo

Sísifo era un rey cuyos actos y ambición provocarían la ira de Zeus, quien enviaría a Thanatos a capturarlo y enviarlo al inframundo. Pero una vez ahí, Sísifo, usando engaños consiguió encerrar a Thanatos en una celda. Al estar la propia muerte encerrada, la gente no fallecía, cosa que provocó la ira de Hades, quien llevó finalmente a Sísifo al inframundo.

Pero el astuto rey pidió a su esposa que no le hicieran funeral. Por ello, cuando llegó al inframundo, le dijo a Hades que tenía que liberarlo porque no había sido enterrado como es debido. Sísifo consiguió eludir a la muerte hasta que le llegó por causa natural. Sin embargo, fue castigado por los dioses con subir eternamente una piedra hasta la cima de una alta montaña.

5. El mito de Prometeo

El mito de Prometeo da respuesta a cómo la humanidad descubrió el fuego. Prometeo era uno de los Titanes, un dios que entraba en conflicto continuamente con Zeus. Después de que este último robara el fuego a los seres mortales, Prometeo decidió recuperarlo para devolvérselo a la humanidad. Fue castigado siendo encadenado a una montaña por toda la eternidad.

6. Teogonía

Teogonía es un libro de Hesíodo que significa “Origen de los Dioses”. Se trata de un relato que explica cómo, a partir del caos, nacieron todos los dioses de la cultura griega. Según este mito, Urano y la Tierra se acercaron y dieron lugar a los Titanes.

7. El mito de Narciso y Eco

Narciso era un dios conocido por su enorme belleza. Un día, en un bosque, Eco, la ninfa de la montaña, lo vio y se enamoró de él. Sin embargo, Narciso la rechazó, dejando a Eco con el corazón roto. Némesis, la diosa de la venganza, llevó a Narciso a un estanque para que contemplara su propio reflejo. El dios, enamorado de sí mismo, entró en el agua, de la que no pudo salir nunca más.

8. El mito de Tiresias

Tiresias era un hombre que, paseando un día por el monte, se encontró con dos serpientes en plena cópula. Al querer separarlas, golpeó a la hembra con una vara y la mató. Esto hizo que fuera presa de una maldición que lo transformó en mujer. Ocho años después, se encontró con el macho, al cual mató, haciendo que se invirtiera la maldición y volviera a ser hombre. Preguntado por Zeus y Hera acerca de quién disfrutaba más el sexo (si hombres o mujeres), Tiresias dijo que las mujeres. Esto provocó la ira de Hera, que lo dejó ciego. Zeus, a cambio, le otorgó el don de la clarividencia.

9. El mito de los mirmidones

Zeus tuvo una relación con la ninfa Égida, en honor de quien daría nombre a una isla. Cuando Hera se enteró de esto, envió una plaga a la isla para que todos sus habitantes murieran. Uno de los pocos supervivientes fue el rey, el cual rezó a Zeus para que repoblara la isla. Mientras lo hacía, un rayo de Sol iluminó una fila de hormigas en la madera de un roble. El rey pidió que surgieran tantas personas como hormigas había en ese árbol. Al día siguiente, la isla había recuperado a sus habitantes, que recibieron el nombre de mirmidones (que significa “hombres hormiga”).

10. La caída de Ícaro

Ícaro era hijo de Dédalo, un anciano sabio que construyó el laberinto donde el rey Minos encerró al minotauro. Para que nadie supiera los secretos del laberinto, encerró a padre e hijo en una torre de por vida. Para escapar, Dédalo construyó unas alas de cera, advirtiendo a su hijo Ícaro de que no volaran demasiado alto, pues la cera se derritiría por el Sol. Al iniciar el vuelo, Ícaro desoyó los consejos de su padre y, asombrado por la belleza del Sol, se acercó demasiado. Las alas se derritieron y ambos cayeron al vacío.

Caída Ícaro

11. Teseo y el minotauro

Teseo era un héroe hijo de Poseidón que se enfrentó al rey Minos, derrotándolo. El rey no aceptó tal humillación, por lo que ordenó su ejecución. Teseo dijo que quería ser ofrecido como sacrificio para el minotauro. Teseo viajó a Creta para matar al minotauro, pero ahí conoció a Ariadna, la hija del rey, de quien se enamoró. Ariadna le dio un hilo para que, después de entrar al laberinto y matar a la bestia, pudiera salir de nuevo.

12. El mito de Edipo

Edipo era hijo del rey Layo de Tebas, aunque una profecía anunciaba que mataría a su padre para quedarse con el trono. Al enterarse de ello, Layo ordenó que ataran a su hijo a una montaña y que lo dejaran morir. Sin embargo, el sirviente no fue capaz de hacerlo, por lo que dio el bebí a un pastor.

Al crecer, Edipo se enteró de ello, por lo que acudió al oráculo de Delfos, quien le confirmó que su destino era matar a su padre y casarse con su madre. Edipo no quería tal cosa, pero de camino a Tebas, se cruzó con su padre Layo y, sin saber que era él, lo mató debido a una discusión.

Al llegar a Tebas, responde un acertijo correctamente, lo que hace que se gane el trono y la oportunidad de casarse con la viuda del rey, que tampoco sabía que era su madre. Al poco tiempo, debido al asesinato del rey, una plaga cayó sobre Tebas.

Edipo inició un viaje para encontrar al asesino, hasta que descubrió que había sido él quien había matado a su padre. Jocasta, esposa y madre de Edipo, al enterarse de todo, se suicidó. Y Edipo, al ver el cadáver de su madre, se arrancó los ojos, fue exiliado y quedó condenado a vagar por el mundo.

13. El caballo de Troya

Uno de los mitos más conocidos. En medio de la guerra entre griegos y troyanos, los griegos desarrollaron una táctica para hacer creer que se rendían. Construyeron un gran caballo de madera que entregaron a la inexpugnable ciudad de Troya como regalo, aunque en su interior había soldados griegos. Caída la noche, los soldados salieron del caballo y tomaron la ciudad, ganando así la guerra.

14. Hércules y los doce trabajos

Hércules o Heracles era hijo del dios Zeus. Enloquecido por la diosa Hera, Heracles mató a sus propios hijos. Para ser perdonado, tuvo que realizar los doce trabajos: matar al león de Nemea, matar a la Hidra de Lerna, capturar a la cierva de Cerinea, capturar al Jabalí Erimanto, limpiar los establos de Augías en un solo día, matar a los pájaros de Estínfalo, capturar al Toro de Creta, robar las Yeguas de Diomedes, robar el cinturón de Hipólita (la reina de las Amazonas), robar el ganado del monstruo Gerión, coger las manzanas de las Hespérides y capturar a Cerbero y sacarlo de los infiernos.

15. El rapto de Perséfone

Perséfone era hija de Zeus. Un día, mientras recogía flores, fue raptada por Hades, quien estaba enamorado de ella y la llevó consigo al inframundo para hacerla su esposa. Deméter, la madre de Perséfone, furiosa, castiga a las ninfas del bosque por no proteger a su hija y las convierte en sirenas, cosa que tiene como consecuencia una desdicha en la tierra.

Zeus envía a Hermes al inframundo para obligar a Hades a que libere a Perséfone. El dios del inframundo accede, aunque le da a Perséfone unas semillas que, al comerlas, le obligan a regresar al inframundo cada seis meses. Esto da explicación a las estaciones (durante la primavera y el verano, Perséfone está con su madre; en otoño e invierno, en el inframundo).

16. Perseo y Medusa

El rey Polidectes celebró una cena en la que pidió que cada invitado trajera un caballo como regalo. Perseo, hijo de la mujer con la que el rey quería casarse, dijo que no podía regalarle eso, que pidiera otra cosa. El rey, que sabía que Perseo era el único obstáculo para casarse con la mujer, le pidió la cabeza de Medusa, el ser con serpientes en su cabellera que convertía a la gente que la miraba en piedra. Perseo aceptó. Y ante la sorpresa del rey, que estaba convencido de que moriría, le trajo la cabeza de Medusa.

17. El talón de Aquiles

Aquiles fue el mayor héroe griego, célebre por sus hazañas en la guerra de Troya. Se consideraba invencible, pero solo tenía un punto débil: su talón. Cuando fue alcanzado por una flecha en la batalla justo en su talón, murió.

18. Orfeo y Eurídice

Orfeo era un músico que, gracias a su talento, enamoró a Eurídice, una joven con la que se casó. Por desgracia, ella fue mordida por una serpiente venenosa que le causó la muerte. Desesperado, fue hasta el inframundo, con la voluntad de que su música consiguiera calmar a Hades. Por su valentía, el dios del inframundo le permitió que volviera a llevarse a su amada. Sin embargo, por su emoción, quiso ver a Eurídice antes de que su cuerpo abandonara por completo el inframundo (tenía que esperar a que el Sol bañara todo su cuerpo), cosa que hizo que quedara atrapada en él.

19. El mito de Atenea

Atenea fue una diosa guerrera vista como la protectora de la ciudades que representa la fuerza de las mujeres en el mundo. Esta célebre guerrera inspiró a los griegos para que lucharan contra los troyanos.

20. El mito de Pegaso

Pegaso era una criatura creada para colocarse a disposición de Zeus. Se trata de un caballo alado que nació a partir de la sangre derramada en el océano cuando Perseo cortó la cabeza de Medusa.

Pegaso

21. La caída de Cronos

Cronos fue el Titán principal, padre de los otros dioses. Para evitar que sus hijos de hagan más poderosos que él, decide comérselos, dejando a Hades, Poseidón, Deméter, Hera y Hestia encerrados en su estómago. Su esposa Rea, temerosa de que vaya a hacer lo mismo con su próximo hijo, Zeus, decide dar a luz a escondidas y dando a su hijo a una ninfa para que lo criara. Ya adulto, Zeus asesinó a su padre y liberó a sus hermanos.

22. La Osa Mayor

Calisto era una de las doncellas que servían en el templo de Artemisa, por lo que había hecho el voto de castidad. Sin embargo, Zeus la deseaba. Y consiguió que esta se acostara con él. Pasado un tiempo, Artemisa se dio cuenta de que Calisto estaba embarazada, por lo que la desterró. Y Hera, la esposa de Zeus, al enterarse de que lleva en su interior un hijo de su esposo, la convirtió en un oso que sería cazado por la propia Artemisa. Para mantener la memoria de quien iba a ser su hijo, Zeus le concedió la inmortalidad a través de su existencia en el cielo: la constelación de la Osa Mayor.

23. Eros y Psique

Psique era la hija menor del rey de Anatolia. Era tan bella e inteligente que Afrodita, presa de una envidia incontrolable, envió a su hijo Eros a que le clavara una flecha para que se enamorara del hombre más repugnante del mundo.

Sin embargo, cuando da con ella, Eros se enamora perdidamente y la lleva a su palacio para protegerla. Y para hacerlo, le dice que no puede ver su rostro, por lo que solo se ven en la oscuridad de la noche. Psique, curiosa, decide encender una lámpara. Eros, decepcionado por su traición, la abandona.

Psique, que quiere recuperarlo, baja a los inframundos (algo impensable para una humana) a rogarle a Perséfone que le de algo de su belleza, la cual envuelve en una caja. Al abrirla, un vapor que duerme la mente de los muertos sale de ella. Eros, que la había estado siguiendo, la salva y la perdona en el acto. Eros pidió a Zeus y a Afrodita permiso para casarse con ella, y ambos, sabiendo el amor que existía entre ambos, accedieron.

24. La fuerza de Atalanta

Atalanta era un joven célebre por su agilidad. Se decía que nadie era tan rápido como ella. Era también una mujer muy bella, por lo que tenía muchos pretendientes. En este contexto, Atalanta retaba a los hombres que querían casarse con ella a una carrera: si él ganaba, se casaría; si ella ganaba, él tenía que pagar la derrota con su vida.

Hipómenes, un joven humilde, hizo de juez en una de estas carreras. Aunque al quedar maravillado por Atalanta, quiso probar suerte. Atalanta sintió afecto por él, por lo que casi no le permitió participar en la carrera. Al ver la situación, la diosa Afrodita le da a Hipómenes la fuerza necesaria para ganar la carrera y casarse con Atalanta.

25. La cojera de Hefesto

Hefesto era uno de los hijos de Zeus que trabajó en el Olimpo como herrero, escultor e ingeniero. Siendo enormemente respetado, llegó un día en el que fue castigado por Zeus al intentar salvar a su madre de un castigo que el dios le había impuesto. Zeus lanzó un rayo a Hefesto, cosa que hizo que cayera del Olimpo e impactara en la tierra, lastimándose así el pie.

Hefesto quedó permanentemente cojo y desterrado en una isla desierta donde no tenía herramientas ni materiales para crear objetos. Finalmente, un volcán entró en erupción y pudo forjar nuevos rayos para Zeus, quien aceptó la ofrenda y permitió a su hijo regresar al Olimpo.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies