Las 7 maravillas del mundo moderno (y su historia)

En 2007, un concurso público e internacional resultó en la elaboración de una lista con los monumentos y edificaciones que representan las maravillas del mundo moderno. Veámoslas.

Maravillas mundo moderno

Que el mundo sea un lugar asombroso es, en parte, gracias al legado que las sociedades humanas han dejado en él. Es cierto que las personas, con nuestra actividad industrial, estamos amenazando la integridad del planeta, pero es también innegable que hemos hecho cosas extraordinarias.

Y en este contexto, los monumentos, edificaciones y construcciones son, seguramente, el mejor ejemplo de que los humanos no entendemos de límites. Desde nuestros orígenes, las civilizaciones humanas han querido dejar un legado de su historia y cultura.

Por ello, en un concurso público e internacional con una duración de siete años y organizado por la empresa privada New Open World Corporation, se buscó realizar una votación para encontrar las que serían las maravillas del mundo moderno, aquellas que, por méritos propios, merecían un reconocimiento en la historia.

Prepárate, pues en el artículo de hoy nos embarcaremos en un apasionante viaje a través del planeta para descubrir la historia, curiosidades y datos acerca de las siete maravillas del mundo moderno: el Coliseo de Roma, la estatua del Cristo Redentor, Chichen Itzá, la Gran Muralla China, el Taj Mahal, Petra y Machu Picchu.

¿Cuáles son las siete maravillas del mundo moderno?

En la votación que hemos comentado, había 75 candidatas. Por desgracia, no todas pudieron entrar y se quedaron fuera monumentos que, sin duda, siguen siendo maravillas del mundo, como por ejemplo la Torre Eiffel, la Giralda, la Basílica de San Pedro, la Ciudad Prohibida, las Pirámides de Giza, la Capilla Sixtina, el Templo de Oro… Y podríamos continuar.

Aun así, lo que está claro es que las siete seleccionadas que comentaremos a continuación son un ejemplo de hasta dónde es capaz de llegar el ser humano para hacer de su existencia, algo que trascienda los límites del tiempo. Vamos allá.

1. Coliseo de Roma (Italia)

El Coliseo de Roma es un anfiteatro de la época del Imperio Romano cuya construcción empezó alrededor del año 71 d.C. bajo el mandato del emperador Vespasiano y terminó unos años diez años después bajo el mandato del emperador Domiciano.

Hasta el siglo XX, ningún edificio superó la capacidad de esta imponente construcción, cuya finalización hizo que se celebrara una fiesta en Roma que duró más de cien días. El Coliseo de Roma era capaz de albergar a 50.000 espectadores que se divertían observando las sangrientas batallas en las que participan los gladiadores.

Por desgracia (desde un punto de vista arquitectónico, claro, pues los espectáculos que tenían lugar a él eran inhumanos), a partir del siglo VI, los “juegos” de gladiadores empezaron a caer en el olvido, por lo que entrada la Edad Media, el Coliseo se convirtió básicamente en una cantera para obtener mármol y otros materiales.

Esto, junto al hecho de sufrir cuatro terremotos, hizo que el Coliseo perdiera gran parte de su zona sur y que, a día de hoy, sea un mero espejismo de lo que algún día fue. Aun así, sigue alzándose como una de las más importantes construcciones de la historia de la humanidad.

Coliseo Roma

2. Estatua de Cristo Redentor (Brasil)

De Roma viajamos hasta Rio de Janeiro, Brasil. Ahí, en la cima del Cerro de Corcovado, a 710 metros sobre el nivel del mar, se alza un monumento que puede ser visto desde cualquier rincón de la inmensa ciudad brasileña: la estatua de Cristo Redentor.

El monumento fue inaugurado en octubre de 1931 después de cinco años de construcción y se trata de una estatua de Jesús de Nazaret con una altura de 30 metros (y un pedestal de 8 metros), lo que la convierte en la tercera estatua del Mesías más grande del mundo.

No solo es una verdadera hazaña de la ingeniería (difíciles condiciones de construcción, fuertes vientos, más de 1.000 toneladas de hormigón armado, brazos extendidos hacia el vacío, la cabeza inclinada…), sino que, al ser uno de los atractivos turísticos más importantes de Brasil y un lugar de peregrinación para los más creyentes, merecía su lugar entre las maravillas del mundo.

Estatua Cristo Redentor

3. Chichen Itzá (México)

De Río de Janeiro viajamos hasta la Península de Yucatán, en México. Ahí nos encontramos con el que seguramente es el más importante vestigio de la civilización maya. Chichen Itzá fue fundada alrededor del año 500 d.C. y fue concebida como una ciudad que rápidamente se convirtió en el centro político de la civilización.

En idioma maya significa “boca del pozo de los itzaes”, haciendo referencia al famoso Cenote Sagrado, el pozo natural que era considerado como una de las entradas al Inframundo y el lugar en el que residían sus dioses.

Chichen Itzá

4. Gran Muralla China (China)

De México viajamos hasta China. Ahí se encuentra la que seguramente es la muestra más poderosa de hasta dónde somos capaces de llegar los seres humanos en lo que a edificaciones se refiere. La Gran Muralla China se extiende desde la frontera con Corea hasta el desierto de Gobi. Y a pesar de que solo se conserve el 30% de ella, tenía una extensión de 21.200 kilómetros.

Más de 2.000 años fueron necesarios para construirla. Su construcción empezó alrededor del siglo VIII a.C. y terminó en el siglo XVI. Se estima que más de 800.000 personas trabajaron para alzarla y, a día de hoy, es el sitio turístico más visitado del mundo. El 1 de octubre de 2014, durante una festividad nacional china, 8 millones de personas la visitaron en un solo día.

Esta muralla de entre 4 y 5 metros de ancho y una altura promedio de entre 6 y 7 metros fue concebida como un muro para proteger la frontera del imperio chino de los ataques de los nómadas de Mongolia y Manchuria.

Gran Muralla China

5. Taj Mahal (India)

De China viajamos hasta la ciudad de Agra, India. Y ahí nos encontramos no solo con una muestra de la ambición arquitectónica del ser humano, sino del poder que puede llegar a tener el amor. El emperador musulmán Shah Jahan, de la dinastía mongol, se casó con la que sería su cuarta esposa, Mumtaz Mahal. Después de tener 14 hijos con ella, la mujer no pudo sobrevivir al último parto.

El emperador, totalmente desconsolado por la muerte de su amada, decidió encontrar una forma de mantener su espíritu vivo para siempre. Y construyó, en honor a ella, el más majestuoso palacio que jamás vería la humanidad: el Taj Mahal.

Con influencias arquitectónicas islámicas, indias, persas y turcas, el Taj Mahal fue construido entre 1631 y 1654 a orillas del río Yamuna y es la joya del arte musulmán en India y una de las obras maestras de la arquitectura histórica.

Más de 20.000 personas trabajaron día y noche para hacer realidad el sueño del emperador, que gastó 32 millones de rupias en el palacio, el cual está construido enteramente con el más fino y puro mármol que refleja distintos colores a lo largo del día. En el mausoleo central, donde descansa Mumtaz Mahal, en el mármol blanco están incrustadas más de 30 tipos de piedras preciosas. La más increíble muestra de amor de todos los tiempos.

Taj Mahal

6. Petra (Jordania)

De India viajamos hasta Jordania. Y ahí nos encontramos con la ciudad de Petra, un vocablo que en griego significa “piedra”. Y este nombre es perfecto, pues estamos hablando de una ciudad excavada y esculpida en la piedra, oculta entre las montañas al este del valle de Aravá.

Petra es conocida como la ciudad perdida ya que a pesar de ser construida a finales del siglo VIII a.C., fue abandonada por los nabateos hacia el siglo VI d.C. y no fue hasta en 1812 que la ciudad fue descubierta por el explorador suizo Jean Louis Burckhardt.

Por desgracia, su antigüedad, las tormentas de arena y las inundaciones han hecho que Petra sea solo un 20% de lo que algún día fue. Más de 30.000 personas vivieron en una ciudad que fue esculpida en la propia piedra, algo que resulta totalmente increíble teniendo en cuenta la época en la que se construyó. Y esto es todavía más fascinante cuando descubrimos que sus edificios están orientados astronómicamente siguiendo los equinoccios y solsticios.

Petra ha sido, es y seguirá siendo una muestra de la ambición humana y un lugar en el mundo que parece sacado de un relato de fantasía. Una ciudad milenaria esculpida dentro de la propia montaña. Sin duda, una maravilla.

Petra

7. Machu Picchu (Perú)

Terminamos nuestro recorrido viajando desde Jordania hasta Perú, donde nos encontramos con la séptima y última maravilla del mundo moderno. En la cima de una montaña prácticamente inaccesible a 2.340 metros sobre el nivel del mar y a 80 km de la ciudad de Cusco, se alza la antigua ciudad de Machu Picchu, que significa “monte viejo”.

Su construcción data del año 1450 d.C., lo que situaría su fundación durante el reinado del inca Pachacutec. Se cree que esta ciudad era usada tanto como palacio como santuario, pudiendo también tener un carácter militar que a día de hoy sigue sin estar demasiado claro.

Por desgracia, se cree que Machu Picchu, que fue una verdadera proeza de la ingeniería, solo pudo ser habitada durante 100 años a causa de la invasión de los españoles, que iniciaron su conquista, aunque también se ha hablado de que fue un brote de viruela lo que provocó su disolución.

Sea como sea, lo que está claro es que Machu Picchu, tras este éxodo, fue redescubierta (algunos peruanos sabían de su existencia) en 1911 por Hiram Binghan, un profesor estadounidense, que mostró al mundo lo avanzada que era la civilización inca, convirtió a esta ciudad abandonada en uno de los mayores orgullos de Perú y permitió que todos conociéramos la que a día de hoy es una de las siete maravillas del mundo.

Machu Picchu
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies