Medicina General

Las 10 partes del páncreas (características y funciones)

El páncreas es un órgano que pertenece tanto al sistema digestivo como al endocrino, desarrollando importantes funciones en ambos. Un repaso de su estructura y fisiología.
Partes páncreas

El cuerpo humano es una máquina casi perfecta en la que más de 80 órganos trabajan de forma coordinada no solo para mantenernos vivos, sino para que podamos desarrollar todas nuestras funciones tanto físicas como cognitivas.

Y de todos estos órganos, hay algunos que, por sus implicaciones en la fisiología de todo el organismo, destacan. Y uno de estos es, sin duda, el páncreas. Este órgano cumple con muchas funciones imprescindibles en nuestro cuerpo, formando parte tanto del sistema digestivo como del endocrino.

Y es que además de ayudar a la digestión de determinados alimentos a nivel del intestino delgado, también es el responsable de la síntesis de hormonas importantísimas para la regulación de los niveles de glucosa en sangre, como por ejemplo la insulina.

En el artículo de hoy, pues, además de entender exactamente qué es este órgano y cuáles son sus principales funciones dentro del organismo, veremos en detalle su anatomía, centrándonos en las características de cada una de las partes que conforman el páncreas.

¿Qué es el páncreas?

El páncreas es un órgano de naturaleza glandular que forma parte tanto del sistema digestivo como endocrino. Tiene una forma alargada (similar a una pera plana), una longitud de entre 15 y 20 cm, un grosor de entre 4 y 5 cm y un peso que oscila entre los 70 y los 150 gr.

Se trata, pues, de una glándula que, en el cuerpo humano, se encuentra localizada en la cavidad abdominal, justo por detrás del estómago, entre el bazo (un pequeño órgano que es parte del sistema linfático) y el duodeno (la primera parte del intestino delgado), a la altura de la segunda vértebra lumbar y junto a las glándulas suprarrenales.

El páncreas es un órgano que funciona tanto como glándula exocrina como endocrina. Esta actividad exocrina se refiere a la síntesis de sustancias no hormonales que se liberan a alguna cavidad del organismo; mientras que la endocrina hace referencia a la síntesis y liberación de hormonas a la circulación sanguínea.

Gracias a este doble papel, el páncreas es un órgano que ayuda tanto a la digestión de alimentos liberando compuestos enzimáticos al intestino delgado (actividad exocrina) como a la regulación de los niveles de azúcar en sangre liberando hormonas a los vasos sanguíneos que modulan la cantidad de glucosa en los mismos (actividad endocrina).

Anatómicamente, el páncreas se divide en las siguientes regiones principales: cabeza, cuello, cuerpo y cola. Las analizaremos en profundidad más adelante, pero primero es importante detenernos en las funciones que realiza el páncreas.

Páncreas qué es

¿Cuáles son las funciones del páncreas?

Como ya hemos dicho, el páncreas es un órgano glandular con una actividad tanto exocrina como endocrina, cosa que le permite formar parte tanto del sistema digestivo como del endocrino (aquel constituido por las glándulas productoras de hormonas), respectivamente.

Por ello, para analizar las funciones, debemos dividir estas en función de si se trata de su actividad exocrina (liberación de sustancias no hormonales en una cavidad del organismo) o endocrina (liberación de hormonas a la circulación sanguínea). Vamos allá.

1. Actividad exocrina

La actividad exocrina del páncreas es la que está vinculada con el sistema digestivo. El páncreas dispone de unas células que sintetizan lo que se conoce como jugo pancreático, un líquido cargado de enzimas digestivas que ayudarán a la digestión de los alimentos.

Las principales enzimas presentes en el jugo pancreático son las amilasas (presente también en la saliva, ayuda a degradar los hidratos de carbono complejos), las lipasas (producida exclusivamente por el páncreas, imprescindible para digerir grasas) y las proteasas (para degradar proteínas en aminoácidos).

Cuando los alimentos se están digiriendo en el estómago, el páncreas estimula su actividad y empieza a liberar este jugo pancreático al duodeno, que es la primera porción del intestino delgado, por lo que comunica con el estómago.

Las enzimas digestivas pancreáticas son liberadas al intestino delgado para que, una vez el quimo (el líquido que se obtiene tras la digestión que ha tenido lugar en el estómago y donde están los nutrientes) abandone el estómago, tenga a su disposición este jugo digestivo.

Gracias a las enzimas presentes en él, en el intestino delgado sigue teniendo lugar la digestión de los alimentos, en especial de las grasas, los carbohidratos y las proteínas que no se han degradado totalmente en el estómago. Especialmente las grasas y las proteínas son digeridas gracias a la acción exocrina del páncreas.

Paralelamente, este jugo pancreático es rico en, además de enzimas digestivas, bicarbonato. Esta sustancia química es imprescindible para neutralizar los ácidos procedentes del estómago (tiene un gran contenido en ácido clorhídrico). De esta manera, se reduce la acidez del quimo alimenticio para que no provoque daños a las células del intestino delgado, que es donde tiene lugar prácticamente toda la absorción de nutrientes.

Actividad exocrina

2. Actividad endocrina

La actividad endocrina del páncreas es la que está vinculada con el sistema endocrino, que es el conjunto de órganos glándulas especializados en la síntesis de hormonas y su posterior liberación al torrente sanguíneo.

Las hormonas son moléculas liberadas por el páncreas y las otras glándulas endocrinas que, una vez circulando por los vasos sanguíneos, tienen la capacidad de regular y coordinar la actividad de distintos órganos del cuerpo.

En el caso del páncreas, este está especializado en la síntesis y liberación de unas hormonas concretas:

  • Insulina: La más famosa. Se trata de una hormona sintetizada exclusivamente en el páncreas con la importantísima función de rebajar los niveles de glucosa en sangre cuando estos son demasiado altos, situación que sucede tras el consumo de alimentos.

  • Glucagón: Se trata de una hormona producida exclusivamente en el páncreas que, a diferencia de la anterior, se encarga de aumentar los niveles de glucosa en sangre cuando estos son demasiado bajos. Es importante para permitirnos obtener energía ya que estimula la síntesis de glucosa, dándonos así combustible.

  • Somatostatina: Se trata de una hormona producida tanto por el páncreas como por el hipotálamo que tiene la función de inhibir la secreción tanto de insulina como de glucagón. Por lo tanto, regula la liberación de las anteriores hormonas.

  • Polipéptido pancreático: Se trata de una hormona producida exclusivamente en el páncreas que tiene la función de inhibir la secreción de somatostatina. Por lo tanto, impide que esta actúe cuando necesitamos insulina o glucagón.

Como vemos, de una forma u otra, la actividad endocrina del páncreas está siempre relacionada con la regulación de los niveles de glucosa en sangre. Por ello, problemas o enfermedades en este órgano pueden provocar tanto casos de hipoglucemia (niveles de glucosa demasiado bajos) como de hiperglucemia (el páncreas tiene una clara relación con la diabetes).

Un páncreas sano permite mantener un nivel adecuado de azúcar en sangre, pues las hormonas que sintetiza y libera al torrente sanguíneo modulan la cantidad de glucosa en el sistema circulatorio, algo imprescindible para la salud general.

Actividad endocrina

¿Cuál es la anatomía del páncreas?

Habiendo entendido qué es y cuál es su función tanto exocrina como endocrina, podemos pasar ya a analizar su morfología. Como ya hemos comentado anteriormente, el páncreas es un órgano con la forma de una pera alargada y plana con una longitud de entre 15 y 20 cm, un grosor de entre 4 y 5 cm y un peso que oscila entre los 70 y los 150 gr.

También hemos dicho que se divide morfológicamente en cabeza, cuello, cuerpo y cola. Pero además de estas estructuras, está formado por otras partes que deben ser analizadas. Vamos allá.

1. Cabeza

La cabeza es la parte más gruesa del páncreas. Está situada a la derecha y se localiza por detrás del hígado, rodeando parcialmente al duodeno, que es la primera parte del intestino delgado donde el páncreas vierte el jugo pancreático con enzimas digestivas. Por ello, esta cabeza es la región que alberga la mayoría de células vinculadas a la actividad exocrina, es decir, con la síntesis del jugo pancreático.

2. Cuello

El cuello del páncreas es una región anatómica que simplemente sirve como nexo de conexión entre la cabeza y el cuerpo. Es la parte en la que se observa un cambio de dirección en el páncreas, pues hay una desviación en su estructura.

3. Cuerpo

El cuerpo del páncreas empieza tras el cuello y es la región que se encuentra por detrás del estómago. Este cuerpo pancreático va ascendiendo verticalmente y es la parte del páncreas con mayor longitud. Alberga la mayoría de células vinculadas a la actividad endocrina.

4. Cola

La cola del páncreas es la parte más estrecha y se trata del extremo puntiagudo que nace como una prolongación del cuerpo. Se encuentra en contacto con el estómago y el bazo y, al igual que el cuerpo, contiene la mayoría de células vinculadas a la actividad endocrina, es decir, con la síntesis y liberación de las hormonas que hemos comentado.

Páncreas partes

5. Conducto de Wirsung

El conducto de Wirsung, también conocido como conducto pancreático principal, es un tubo que nace en la cola del páncreas y que avanza por todo su cuerpo hasta llegar a la cola, donde recoge el jugo pancreático cargado de las enzimas digestivas que hemos comentado y conduce este líquido hasta la principal salida del páncreas, que es la ampolla de Vater.

6. Ampolla de Vater

La ampolla de Vater, también conocida como papila duodenal mayor, es la abertura por la que desemboca el conducto de Wirsung y que permite la liberación del jugo pancreático al duodeno, que es la porción inicial del intestino delgado. A través de esta ampolla de Vater, la mayoría de jugo pancreático es abocado al sistema digestivo.

7. Conducto de Santorini

En el páncreas hay otro conducto pancreático secundario o accesorio, que recibe el nombre de conducto de Santorini. Se trata de un tubo que nace como una prolongación (una especie de desvío) del conducto de Wirsung en la zona de la cabeza. Sigue siendo un conducto que, pese a ser más estrecho, permite la liberación del jugo pancreático.

8. Papila duodenal menor

La papila duodenal menor es la segunda abertura del páncreas al duodeno. En este caso, es la puerta de salida del conducto de Santorini, por lo que se trata de una abertura más pequeña a través de la cual se vierten los jugos pancreáticos al intestino delgado.

9. Proceso unciforme

El proceso unciforme es la región del páncreas que se dobla hacia atrás y por debajo de la cabeza del páncreas, adoptando una especie de forma de gancho. Pero más allá de este aspecto visual, no se trata de una estructura con una clara función fisiológica.

10. Islotes de Langerhans

Los islotes pancreáticos, también conocidos como islotes de Langerhans, son unos cúmulos de células especialmente abundantes (están por todo el páncreas) en el cuerpo y la cola del páncreas que tienen la función de sintetizar las hormonas que hemos comentado y que están involucradas en la regulación de los niveles de azúcar en sangre. Por lo tanto, la actividad pancreática endocrina se encuentra en estas agregaciones de células.

Islotes Langerhans
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies