¿Por qué las mujeres no tienen nuez? La ciencia nos da la respuesta

Los hombres y las mujeres comienzan a tener características físicas marcadamente diferentes desde la pubertad. Una de ellas es la existencia de la llamada nuez en el cuello de los varones, algo de lo que las mujeres carecen.

por-que-mujeres-no-tienen-nuez

La adolescencia es un período de crecimiento y desarrollo que se produce después de la infancia y antes de la edad adulta, entre los 10 y los 19 años. Este momento de transición es una de las etapas más importantes en la vida de una persona, ya que en ella se produce un crecimiento exponencial y cambios intensos a todos los niveles.

Cuando se utiliza el término adolescencia, se hace referencia al proceso psicológico y social por el cual un niño se convierte en adulto. Los aspectos culturales influyen notablemente y los límites que marcan su inicio y su final varían en cada individuo.

Pubertad, hormonas y cambios

Es importante señalar que, a diferencia de lo que se suele creer, adolescencia y pubertad no son sinónimos. La pubertad es un proceso que se produce en la adolescencia más temprana, iniciando entre los 8 y los 10 años en las niñas y entre los 10 y los 14 en los niños.

Es durante ella que se producen los cambios físicos propios de los adolescentes, por el cual el cuerpo infantil madura y se convierte en uno con capacidad para reproducirse sexualmente. Las diferencias entre niños y niñas antes de estos cambios se encuentran, casi únicamente, en sus genitales.

Sin embargo, cuando inicia la pubertad comienzan a cambiar las diferentes estructuras y sistemas del cuerpo masculino y femenino de manera diferencial. En los varones aumenta el tamaño del pene y los testículos, el vello se hace más grueso y largo y aparece en zonas como el pecho, las axilas o la cara, se incrementa la estatura y el peso (aumenta la masa muscular), aparece el acné y el olor corporal, se ensanchan los hombros, aparecen las primeras eyaculaciones y cambia notablemente la voz, con un incremento de la nuez del cuello.

En las mujeres los senos comienzan a desarrollarse, se incrementa el peso con incremento de grasa en muslos y caderas, aparece también acné y olor corporal y la primera menstruación, aunque la voz no se agrava como la de los varones.

Una de las características diferenciales entre hombres y mujeres que más llama la atención es el hecho de que ellos poseen la característica nuez en su cuello, mientras que ellas no tienen esta protuberancia. En este artículo vamos a hablar acerca de por qué las mujeres no tienen ese curioso bulto en su cuello.

pubertad

¿Qué es la nuez?

La nuez de Adán, también conocida como manzana de Adán, es una prominencia en el borde anterior del cartílago tiroides. Su grado de abultamiento depende de la disposición que tienen las dos láminas de cartílago que rodean la laringe. La función de la manzana es la de cubrir nuestras cuerdas vocales y proteger la parte frontal de la laringe.

La nuez es considerada como uno de los caracteres sexuales secundarios masculinos y tiene mucho que ver con el cambio en la voz de los niños al entrar en la pubertad. Durante la adolescencia, el cartílago crece de la mano de la laringe, de forma que esta protuberancia permite mayor espacio para que el sonido resuene, lo que contribuye a que el tono de voz de los varones sea más grave que el de las mujeres.

Muchas personas se preguntan por qué esta estructura se conoce como nuez o manzana de Adán. Lo cierto es que el origen de este nombre se basa en una vieja creencia cristiana, por la que se creía que ese pequeño bulto en los hombres era un símil del pedazo de manzana prohibida que Adán, según la Biblia, comió en el Paraíso a pesar de las advertencia de Dios, lo que llevó a que tanto él como Eva fueran expulsados del Edén.

Lo cierto es que la Biblia relata que Adán se había comido esa manzana, pero en ningún momento se menciona que se le quedase un pedazo de ella en su garganta. Por este motivo, se pone en duda la veracidad de este mito, aunque ha perdurado hasta hoy.

nuez-cuello

¿Es cierto que las mujeres no tienen nuez?

Aunque es cierto que los hombres poseen, a diferencia de las mujeres, una protuberancia visible en su cuello, la realidad es que no es del todo verdad que ellas carezcan de nuez. Las mujeres también cuentan con esa estructura en la zona de la laringe, que está formada por dos láminas de cartílago. La función que tiene es la de proteger las paredes laríngeas y las cuerdas vocales.

Al tratarse de dos láminas, estas se articulan de forma diferente en cada uno de los sexos, lo que explica por qué en los varones es visible y en las mujeres no. En ellos el cartílago forma un ángulo de 90 grados, mientras que en ellas se forma un arco mucho más abierto, de unos 120 grados. Añadido a esto, las mujeres poseen en su cuello una capa de grasa más gruesa que la de los hombres, con independencia de su peso. Por tanto, esto también impide que en ellas la nuez sea fácilmente visible y palpable.

Además, también es importante tener en cuenta que no todos los hombres poseen una nuez igualmente marcada. Aunque en algunos es muy evidente, en otros no es tan visible, ya que depende del peso, la forma del cuello, etc.

A pesar de todo, es comprensible que exista cierto grado de confusión al respecto, ya que la nuez es un importante atributo sexual masculino que se hace prominente en la pubertad. De esta forma, en la infancia esta estructura no es visible en los varones, sino que comienza a hacerse notar cuando ellos se convierten en adolescentes.

Es cierto que el desarrollo de la manzana de Adán está influido por el torbellino hormonal masculino de la adolescencia, momento en que se disparan los niveles de testosterona. El crecimiento físico que se hace notable en todo el cuerpo también repercute en la laringe, que sobresale y se endurece cada vez más.

Además, tal y como comentamos, el ensanchamiento de esta zona permite que la resonancia del aparato fonador sea mucho mayor, lo que se relaciona con una voz mucho más grave y profunda. En otras palabras, cuanto más prominente sea la nuez de Adán, más grave será la voz del hombre. No obstante, en los adolescentes es habitual que aparezcan los llamados “gallos” cuando se está en pleno proceso de cambio de la voz.

Antes de que la pubertad se complete, la laringe no ha aumentado del todo su tamaño, por lo que durante algunos meses es natural que la voz sea más inestable. Aunque esto es motivo de vergüenza para muchos adolescentes, esto es solo una señal más de que el cuerpo está experimentando cambios físicos importantes.

mujer-nuez

Problemas de salud en la nuez

Existen diferentes problemas de salud que pueden afectar a esta estructura laríngea:

  • Tamaño de la nuez excesivamente grande: Poseer una manzana grande puede ser de gran ayuda para el canto, ya que permite tener una voz mucho más potente y profunda. Sin embargo, cuando la protuberancia es excesiva y continúa aumentando superada la pubertad, es posible que algo no vaya bien en tu glándula tiroides, por lo que es recomendable acudir a un médico para revisar qué sucede.

  • Tamaño de la nuez excesivamente pequeño: Cuando el tamaño de la nuez es muy reducido, también es posible que exista alguna afección de salud, por lo que se recomienda consultar con el especialista.

  • Nuez duplicada: Hay personas que pueden sentir que tienen dos nueces. Realmente, esto es imposible, ya que solo es viable tener una manzana de Adán. En estos casos es necesario descartar que pueda estar iniciando un cáncer tiroideo, ya que este puede dar lugar a un bulto secundario que se asemeja a una segunda nuez. Esta no tiene por qué producir dolor e incluso puede desplazarse arriba y abajo como si fuese realmente una manzana de Adán.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de por qué las mujeres no tienen lo que se conoce como nuez o manzana de Adán. Esta protuberancia está formada por cartílago que protege la laringe y las cuerdas vocales, y es solo visible en los varones. Lo cierto es que las mujeres también poseen este cartílago protector, aunque en su caso la disposición y el mayor grosor del tejido adiposo impiden que se pueda ver y palpar con facilidad como en los hombres.

No obstante, es habitual creer que la nuez es algo exclusivamente masculino, ya que es cierto que esta es considerada un caracter sexual secundario típicamente masculino. La nuez está relacionada con los cambios de voz que los varones experimentan al entrar en la pubertad. El cuerpo de los adolescentes cambia, se ensancha y aumenta su masa muscular, y este agradecimiento también se da en la cavidad laríngea.

Esto hace que la protuberancia se vaya haciendo cada vez más marcada, lo que a su vez aumenta el espacio para que los sonidos de las cuerdas vocales resuenen. Esto permite que la voz emitida tenga un tono mucho más grave y profundo, lo que es una característica claramente distintiva entre hombres y mujeres.

No obstante, el cambio de voz no es brusco sino que es gradual. Por ello, en la adolescencia es común que se produzcan gallos e inestabilidad vocal, ya que esto es señal de que la laringe está en proceso de ensancharse.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies