Cómo quitar el hipo (20 consejos eficaces)

El hipo es un sonido inspiratorio molesto que surge por contracciones involuntarias y bruscas del diafragma. Y aunque sus causas sean un misterio, hay remedios para combatirlo y eliminarlo de forma eficaz.
Cómo quitar hipo

Resulta curioso e increíble cómo muchos procesos fisiológicos que ocurren en nuestro propio cuerpo siguen conformando algunos de los misterios más famosos de la ciencia. Y aunque en este contexto tendamos a pensar en el cerebro y sus secretos, lo cierto es que incluso en el sistema respiratorio hay algo que sigue, por sus causas desconocidas, desconcertándonos: el hipo.

El hipo es un proceso fisiológico involuntario en el que, por una afectación momentánea (y en la inmensa mayoría de casos, benigna) en el nervio que controla las contracciones y relajaciones del diafragma, se producen contracciones en este músculo que dan lugar a los típicos sonidos inspiratorios, al dolor en el tórax y al cierre repentino de las cuerdas vocales.

Todos hemos sufrido esta situación alguna vez y, aunque sepamos que hay situaciones que aumentan el riesgo de su aparición (comer rápido, beber alcohol, tomar bebidas con gas, “tragar mucho aire”, estar nervioso, comer picante, tener el estómago irritado…), las causas exactas detrás del hecho de que el diafragma, un músculo con forma de bóveda situado por debajo de los pulmones, se contraiga involuntariamente, son un misterio.

Aun así, pese a que su origen sea incierto y aunque solamos pensar que, cuando aparece, lo único que podemos hacer es esperar, sí que existen algunas estrategias avaladas por la ciencia que consiguen acelerar la desaparición del hipo. Y en el artículo de hoy y de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a ver cómo podemos deshacernos de esta situación tan molesta cuando aparece.

¿Qué es el hipo?

El hipo queda definido como el movimiento involuntario y convulsivo del diafragma que, en intervalos más o menos regulares, obliga a los pulmones a expulsar aire de forma brusca y entrecortada. Esta alteración en el mecanismo respiratorio es lo que provoca los sonidos inspiratorios característicos, el dolor en el tórax y el cierre repentino de las cuerdas vocales, pues el cerebro está interpretando que no puede inhalar más aire.

Por causas que siguen sin estar del todo claras, el diafragma, un músculo situado por debajo de los pulmones y que, con su actividad, facilita la inspiración y la espiración de aire, se contrae cuando no debe hacerlo y/o con demasiada intensidad. Aun así, la inmensa mayoría de casos son benignos, no encierran ninguna causa patológica detrás y los episodios desaparecen por sí solos en pocos minutos.

Ahora bien, ante un ataque de hipo de más de 48 horas (hay registros de personas que han tenido hipo durante más de dos meses seguidos), habría que buscar atención médica urgente. No solo porque la causa detrás puede ser un problema de salud serio, sino porque este hipo crónico puede derivar en complicaciones graves a nivel físico y emocional.

De todos modos, ante la enorme diversidad de desencadenantes (y muchas veces ni siquiera se conocen), es prácticamente imposible prevenir los ataques de hipo. Todos hemos sufrido, sufriremos y sufriremos estos episodios. No podemos evitar que haya alteraciones en el nervio que controla la actividad de contracción y relajación del diafragma, pero sí que podemos combatir los episodios de hipo cuando aparecen. Y esto es precisamente lo que vamos a ver ahora.

Qué es hipo

¿Qué puedo hacer para quitar el hipo?

Una vez hemos comprendido, de forma resumida, las bases fisiológicas detrás del hipo, estamos más que preparados para entrar en profundidad en la cuestión que nos ha reunido hoy aquí: ¿cómo se puede combatir el hipo? Se trata de una situación molesta e incluso dolorosa en la que, creemos, solo podemos esperar unos minutos hasta que desaparezca.

Pero nada más lejos de la realidad. Hay estrategias avaladas por la ciencia que consiguen acelerar la recuperación del control (a nivel del sistema nervioso autónomo) del diafragma y así quitar más rápidamente el hipo. Y a continuación vamos a recoger los mejores remedios. Queremos recordar, eso sí, que ni todos funcionan siempre, ni lo hacen en todas las personas ni siempre muestran la misma eficacia. Pero conociéndolos todos, puedes probar cuál funciona mejor para ti. Empecemos.

1. Toma un vaso de agua fría

Uno de los remedios más populares y también de los más efectivos. Beber un vaso de agua fría o con hielo puede acelerar la desaparición del hipo ya que esto estimula el nervio vago.

Agua fría

2. Bebe agua inclinando el cuerpo hacia delante

Para estimular que el diafragma deje de contraerse, una de las mejores estrategias es combinar el beber agua con, además, adoptar una postura de estar inclinado hacia delante. De esta forma, el hipo desaparece en muchos casos.

3. Respira de forma mesurada

Controlar la respiración también es clave. Aunque cueste, tienes que forzar a los pulmones a respirar de una forma lenta. Inhala aire mesuradamente y exhala a los cinco segundos. Y así, hasta que el hipo desaparezca.

4. Aguanta la respiración

Otra de las mejores formas de lograr que el hipo desaparezca rápidamente ya que se estimula que el diafragma deje de contraerse es retener la respiración. Aguanta la respiración entre 10 y 20 segundos y después expulsa el aire de manera lenta.

5. Prueba la maniobra de Valsalva

La maniobra de Valsalva es una estrategia de respiración que consiste en, mientras mantienes la boca cerrada y apretas la nariz para “cerrar” las vías nasales, intentar exhalar aire. Esta presión va a hacer que sea más probable que el hipo desaparezca.

Valsalva

6. Comprime tu pecho

Comprimir el pecho inclinándote hacia delante o agachándote es una de las mejores formas de hacer que el hipo desaparezca, pues esto ejerce presión sobre el diafragma, cosa que acelera la recuperación de su control.

7. Respira en una bolsa de papel

Ante un ataque de hipo, puedes tomar una bolsa de papel y colocarla sobre tu nariz y boca. Si vas inhalando y espirando dentro de ella, es muy probable que el hipo desaparezca rápidamente.

8. Abrázate las rodillas

En la línea de lo que comentábamos de ejercer presión sobre el diafragma para que deje de contraerse de forma brusca, una de las mejores estrategias es abrazar las rodillas estando sentado. Mantén las rodillas contra tu pecho un rato y es muy probable que el hipo desaparezca.

9. Toma una cucharada de azúcar

Un remedio tradicional que, sin embargo, parece funcionar. Coloca una cucharada de azúcar sobre tu lengua y déjala unos diez segundos. Después, simplemente traga el azúcar. Al parecer, esto acelera la desaparición del hipo.

10. Toma una cucharada de limón

En la línea del anterior punto, parece ser que la misma estrategia funciona con una cucharada de zumo de limón (o incluso chupando un limón) o con una gota de vinagre en la lengua. Si estos sabores no te molestan, puedes probarlo.

11. Que te den un susto (pero cuidado)

Seguramente, el “truco” contra el hipo más famoso. Es cierto que dar un susto a alguien con hipo cuando está desprevenido puede, por la estimulación del sistema nervioso, hacer que se recupere el control del diafragma, pero no se le puede hacer ni a niños ni a personas con problemas cardiovasculares.

12. Utiliza el HiccAway

El HiccAway es un producto diseñado específicamente para eliminar el hipo y ha demostrado una eficacia del 92% en tal cometido. Desarrollado por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio, es una herramienta que consiste en una especie de pajita que obliga a succionar fuerte para sacar el agua de un vaso. Si no te importa pagar, es un remedio muy bueno.

Hiccaway

13. Tira de tu lengua

Sí, como lo oyes. Tirar (suavemente, por supuesto) de tu lengua desde la punta puede estimular los nervios de la garganta, algo que ayuda a combatir el hipo y a recuperar el estado fisiológico normal del sistema respiratorio.

14. Aprieta la palma de tu mano

Hay puntos de presión importantes en nuestro cuerpo. Y es que el sistema nervioso está integrado por todo el organismo. Está demostrado, aunque parezca extraño, que estimular prensilmente la palma de la mano puede ayudar a combatir el hipo.

15. Presiona el diafragma

Como hemos dicho, la presión sobre el diafragma es algo muy positivo para que este deje de estar contraído. Así pues, además de la postura inclinada o de abrazarnos las rodillas, podemos presionarlo directamente, ejerciendo presión con nuestras propias manos.

Presionar diafragma

16. Masajea la zona de la arteria carótida

Puede sonar extraño, pero es otra de las estrategias que funciona. Tienes una arteria carótida a ambos lados del cuello. Está demostrado que, por los efectos que esto tiene a nivel nervioso, aplicar un masaje circular durante unos diez segundos sobre estas arterias puede ayudar a combatir el hipo.

17. Distráete

Algo tan simple como distraernos (dejar de pensar en el hipo) con algo que nos entretenga puede ser suficiente para eliminar el hipo, pues es más probable que el sistema nervioso recupere el control de las contracciones y relajaciones del diafragma.

18. Toca el fondo de la garganta con un hisopo

No queremos que nadie termine vomitando, pero una de las estrategias más efectivas para eliminar el hipo es, por sus efectos de estimulación sobre el nervio vago, tocar el fondo de la garganta con un hisopo hasta el punto de toser o de tener una arcada. Una estrategia un tanto extrema pero que puede ayudar mucho a superar el hipo.

19. Frota la parte de atrás de tu cuello

Otra forma de estimular los nervios que, directa o indirectamente, están involucrados en la respiración es frotando la parte de atrás del cuello, pues esto activa el nervio frénico. También sirve golpear, pero como no queremos lesiones, mejor que simplemente frotes.

20. Ten un orgasmo

Y por último, el consejo más extravagante. Por sorprendente que parezca, un estudio demostró que el hipo puede desaparecer rápidamente si tenemos un orgasmo. Así que ya sabes que tienes que hacer el próximo día que, en la cama, tengas un ataque de hipo.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies