5 mitos sobre el Trastorno Límite de la Personalidad, desmentidos

El trastorno límite de la personalidad es una condición rodeada de estigma y prejuicios. Desmentir los mitos en torno a ella es clave para favorecer el bienestar de los pacientes que la sufren.

mitos-trastorno-limite-personalidad

Es un hecho que los trastornos mentales constituyen una pandemia pendiente por atender en el momento actual. Es por este motivo por el cual va aumentando, aunque muy poco a poco, la conciencia colectiva acerca de esta cuestión. Aunque este movimiento en pro de la salud mental y su desestigmatización ha logrado importantes avances, lo cierto es que no está exento de puntos a mejorar. Uno de ellos tiene que ver con la invisibilización de las enfermedades mentales más graves.

Aunque recientemente se ha venido hablando mucho de problemáticas como la ansiedad o la depresión, poco se comenta sobre ciertos trastornos que siguen estando rodeados de gran incomprensión y numerosos prejuicios. Los trastornos de la personalidad suelen ser los grandes olvidados. Muchas veces, las personas que los padecen sufren por partida doble debido a los mitos y creencias erróneas que rodean a su padecimiento. Uno de los más castigados es sin duda el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP).

Cuando una persona recibe este diagnóstico, dicha noticia puede ser vivida como un varapalo, aunque en muchos casos conocer que se tiene TLP supone un alivio y una explicación al sufrimiento inexplicable vivido durante muchos años. En cualquier caso, la persona afectada necesita más que nunca el apoyo y la comprensión de su entorno y de la sociedad, algo que muchas veces no sucede.

De hecho, los propios profesionales de salud mental caen muchas veces en el error de percibir a estas personas como pacientes incurables o causas perdidas. Sobra decir que estas creencias influyen negativamente en el tratamiento y la alianza terapéutica, lo que reduce la probabilidad de obtener resultados exitosos. Por todo ello, es esencial que tanto familiares como profesionales, así como el conjunto de la sociedad, adquieran un conocimiento real de lo que es el TLP. Así, en este artículo desmontamos algunos mitos frecuentes acerca de esta problemática.

¿Qué es el TLP?

Antes de nada, es importante definir qué es exactamente este problema de salud mental que se conoce por las siglas TLP. El TLP consiste en un trastorno de la personalidad que se caracteriza por una elevada sensibilidad a los estímulos emocionales, con una marcada tendencia a vivir las emociones con una intensidad desbordante. Los pacientes se sienten por ello abrumados, motivo por el cual pueden recurrir a estrategias poco adaptativas para canalizar su dolor emocional, tales como las autolesiones o el consumo de drogas.

Esta enorme intensidad de los estados emocionales hace que las personas límite no sean capaces de identificar y expresar cada una de sus emociones con normalidad. Todo ello hace que siempre se encuentren en un estado continuo de tensión, que les predispone a sobrerreaccionar ante situaciones y estímulos cotidianos.

Una de las características más comunes de las personas límite es su enorme temor al abandono. Esto les hace especialmente sensibles a la separación de sus personas de referencia, aunque sea de forma temporal. En general, se podría decir que son individuos incapaces de estar solos y siempre requieren la compañía de los demás.

Todo ello hace que sean incapaces de formar relaciones interpersonales estables, teniendo en su lugar vínculos intensos pero muy cambiantes y turbulentos, donde se percibe a la otra persona de forma dicotómica, ya sea idealizándola o devaluándola. La identidad es otro aspecto que suele estar alterado en estos pacientes, que no poseen una imagen de sí mismos integrada y cohesionada. En su lugar, manifiestan cambios bruscos en sus opiniones, valores, planes e incluso en su identidad sexual.

Añadido a todo lo dicho, las personas límite tienden a ser marcadamente impulsivas, pudiendo encontrar importantes dificultades para controlar su ira. A nivel emocional, todos estos síntomas se producen con una enorme sensación de vacío existencial de fondo, de forma que la persona siente que nada le satisface o motiva.

que-es-trastorno-limite-personalidad

5 mitos sobre el Trastorno Límite de la Personalidad

A continuación, desmentiremos algunos mitos frecuentes sobre el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP).

1. El TLP no puede mejorar con el tiempo

Siempre que se hace referencia al TLP este es definido como una condición crónica, difícil de manejar y con una evolución desfavorable. Sin embargo, esto no es exactamente así. Aunque el TLP afecta a algo estable como es el estilo de personalidad, los estudios al respecto han permitido observar que la sintomatología límite muestra su pico álgido en la adolescencia y adultez temprana. Sin embargo, parece que el tiempo juega a favor y contribuye a reducir la intensidad de estos síntomas.

Por tanto, la evolución de esta problemática parece ser mucho más positiva de lo que se suele considerar. Así, un porcentaje nada desdeñable de personas con TLP logran vivir una vida satisfactoria con un adecuado control de la desregulación afectiva y las conductas autolíticas y suicidas. Por supuesto, el papel del apoyo profesional en este sentido es crucial, ya que incrementa la probabilidad de que se de esta mejoría progresiva.

2. El TLP es difícil de diagnosticar

Habitualmente se afirma que el diagnóstico del TLP es un proceso muy complejo y difícil. Por supuesto, diagnosticar una problemática como esta requiere la evaluación por parte de un profesional capacitado, que además de identificar los criterios necesarios a cumplir del DSM-5 debe apoyarse en instrumentos específicos que complementen la información obtenida en la entrevista.

No obstante, parece que existe un infradiagnóstico del TLP derivado no tanto de la dificultad del diagnóstico sino del reparo que muchos profesionales tienen a la hora de diagnosticar. Esto es especialmente frecuente en la adolescencia, donde muchos síntomas límite se minimizan o achacan a las características de este momento evolutivo. Sin embargo, los estudios indican que el debut del TLP se produce ya en la adolescencia temprana y, por ello, los síntomas límite son distinguibles de las características de impulsividad o inestabilidad emocional propias de un adolescente sano.

3. El diagnóstico de TLP no debe comunicarse al paciente, pues esto favorece el estigma.

Existe un gran debate en torno al hecho de utilizar las llamadas etiquetas diagnósticas. Algunos profesionales de salud mental consideran que informar a la persona de que padece TLP puede ser iatrogénico, pues afirman que favorece el estigma.

Sin embargo, habitualmente los pacientes encuentran en el diagnóstico de TLP un alivio, ya que esto les permite comprender su forma de reaccionar y sentir y entender el por qué de ciertas conductas incomprensibles a ojos de los demás. No cabe duda de que la persona tiene derecho a saber qué le sucede. Por ello, el profesional debe siempre transmitir el diagnóstico con cuidado, tacto y empatía. El diagnóstico certero es un primer paso que favorece la orientación al tratamiento más adecuado.

4. El TLP no puede ser diagnosticado en la adolescencia, sólo es posible en adultos.

Como ya adelantamos anteriormente, es frecuente la creencia de que el TLP no debe ser diagnosticado en la adolescencia. Habitualmente, muchos profesionales consideran que en este momento es demasiado pronto para saber si la impulsividad o la inestabilidad emocional corresponden a este trastorno de la personalidad. Sin embargo, esta idea no sólo es errónea, sino que además perjudica a los adolescentes con TLP. El acceso a un diagnóstico y tratamiento tempranos juega a favor y permite obtener mejores resultados terapéuticos.

La adolescencia es una etapa particularmente difícil para los jóvenes con sintomatología límite, por lo que no ofrecerles la ayuda profesional que necesitan pone en peligro su salud e incluso su propia vida, pues es frecuente la aparición de conducta autolítica y suicida. Por esta razón, es fundamental que existan profesionales de salud mental capacitados para diagnosticar TLP en población adolescente, con instrumentos validados para esta población.

5. El TLP solo afecta a las mujeres

Otro mito frecuente tiene que ver con la idea de que el TLP es un trastorno que sólo afecta a las mujeres. Aunque es cierto que ellas componen una mayoría, los hombres también pueden padecer esta problemática.

Si las mujeres componen la mayor parte de pacientes TLP esto se debe a diferentes razones. Ellas sufren con más frecuencia experiencias de abuso sexual, un factor de riesgo para desarrollar este trastorno de personalidad. Además, también suelen ser más invalidadas por el entorno, además de encontrarse en tesituras de mayor vulnerabilidad en la sociedad que incrementan su dependencia de los demás y su sensibilidad al rechazo. Añadido a esto, ellas también son más proclives a buscar ayuda profesional frente a los hombres, mientras que ellos optan por aliviar su sufrimiento por métodos como el abuso de sustancias.

tlp-mitos

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de los mitos más frecuentes acerca del Trastorno Límite de la Personalidad. Este trastorno de personalidad suele ser poco comprendido y está rodeado de gran estigma y creencias erróneas. Los familiares, la sociedad e incluso los propios profesionales de salud mental suelen ver de manera sesgada esta problemática, lo que hace difícil que estas personas se sientan comprendidas y apoyadas frente al enorme sufrimiento que padecen.

Entre los mitos más comunes se encuentran la creencia de que el TLP es una condición que no puede mejorar, que es fácil de diagnosticar, que no puede detectarse en la adolescencia o que sólo afecta a las mujeres. Incluso los profesionales han llegado a creer que informar del diagnóstico al paciente puede ser dañino y estigmatizante.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies