Las 5 diferencias entre Psicología y Psiquiatría

Ambas disciplinas se encargan del estudio de la mente humana, aunque hay diferencias importantes entre ellas. Veámoslas.
Diferencias entre Psicología y Psiquiatría

La mente, pese a ser lo que nos hace ser seres conscientes e inteligentes, irónicamente sigue siendo uno de los mayores misterios a los que se enfrenta la ciencia.

Si bien es cierto que cada vez conocemos más acerca de su naturaleza, la investigación sobre la salud mental sigue siendo básica, pues muchas de las enfermedades y trastornos relacionados con ella continúan teniendo una incidencia muy elevada en la sociedad actual.

Ahí es donde entran la psicología y la psiquiatría, dos profesiones relacionadas con el conocimiento y estudio de la salud mental que, pese a ser distintas, suelen confundirse.

Dado que mucha gente tiene dudas sobre a quién debe acudir cuando cree que su salud mental puede estar tambaleándose, en este artículo presentaremos las principales diferencias entre la psicología y la psiquiatría, tanto las referentes a las características de los profesionales, las enfermedades que tratan y su ámbito de estudio.

¿Cuál es la situación de la salud mental en el mundo?

Pese a que todavía es un tema tabú en la sociedad, los trastornos de la mente son una de las mayores pandemias en el mundo.

Para hacernos una idea es importante recordar que casi 300 millones de personas sufren depresión en el mundo, que uno de cada cinco niños sufre algún trastorno mental, que 800.000 personas se suicidan cada año debido a problemas psicológicos y que la esperanza de vida de las personas con trastornos mentales no tratados es entre 10 y 20 años inferior a la del resto de la población.

En este contexto, los psicólogos y los psiquiatras son básicos para intentar reducir los problemas derivados de los problemas de la mente. Por ello, en países desarrollados hay unos 70 profesionales de la salud por cada 100.000 habitantes.

¿Cuáles son las principales diferencias entre un psicólogo y un psiquiatra?

Como hemos dicho, ambos son profesionales que se dedican al estudio de la salud mental, pero hay disimilitudes importantes entre ellos. A continuación presentaremos los aspectos clave que permiten diferenciar entre la psicología y la psiquiatría.

1. La formación académica

La principal diferencia entre los psicólogos y los psiquiatras y de la que derivan todas las demás es que la formación académica que reciben es distinta. Se puede resumir en que un psiquiatra es un médico; un psicólogo, no.

1.1. Un psicólogo ha estudiado Psicología

La psicología es una ciencia social. El profesional de esta disciplina cursa el grado universitario en Psicología, el cual tiene una duración de 4 años. Posteriormente, si quiere especializarse en clínica, tiene que aprobar un examen-oposición: el PIR.

Si lo supera, entra en un centro hospitalario como psicólogo interno residente, en el que se especializa en psicología clínica durante otros 4 años para al final disponer del título de psicólogo clínico y poder empezar su trayectoria profesional.

1.2. Un psiquiatra ha estudiado Medicina

La psiquiatría es una ciencia natural. Los profesionales de esta disciplina cursan el grado universitario en Medicina, el cual tiene una duración de 6 años. Posteriormente, si quieren especializarse en psiquiatría, deben aprobar un examen-oposición: el MIR.

Si logran suficiente nota, empiezan la especialización en Psiquiatría en un hospital como médicos internos residentes. Al final de este periodo, reciben el título de médico especialista en Psiquiatría y pueden empezar a tratar enfermedades mentales.

2. Los trastornos que tratan

Existen muchos trastornos distintos de la mente humana. Una de las principales diferencias entre la psicología y la psiquiatría está en las enfermedades que estudia cada una de ellas.

2.1. Un psicólogo trata problemas de la mente leves

La psicología está enfocada en ayudar a cualquier persona con algún problema mental, aunque generalmente estos son leves. Así, ofrecen ayuda a personas que pueden sufrir ansiedad, trastornos emocionales, principio de depresión… Siempre y cuando estos no sean tan graves como para necesitar medicación.

Los psicólogos dan a las personas que lo necesitan una orientación psicológica y proponen técnicas y cambios en la conducta y hábitos de vida para que el problema vaya desapareciendo lentamente y pueda ganar calidad de vida.

En definitiva, un psicólogo trata todos aquellos trastornos de la mente que no son lo suficientemente graves como para catalogarlos de “enfermedad” pero que sí suponen para la persona un impedimento para tener una vida plena: problemas depresivos y de ansiedad, fobias, problemas de pareja, baja autoestima, estrés, timidez, traumas por maltrato, problemas sexuales, soledad, agresividad, etc.

2.2. Un psiquiatra trata enfermedades mentales

Un psiquiatra, al ser un médico, se encarga de todos aquellos trastornos mentales más graves que requieren la aplicación de tratamientos farmacológicos para curarlos. De alguna manera, los psiquiatras intervienen cuando las terapias de los psicólogos no sirven, pues la persona tiene una afección psicológica mucho más grave que no puede ser superada con cambios en la conducta y los hábitos de vida.

Los psiquiatras tratan, entonces, los trastornos que se conocen como psicopatologías. Cuando el trastorno mental está tan arraigado y tiene tantas consecuencias negativas en la vida de la persona, requerirá de tratamientos médicos para superarlo.

Así, los psiquiatras se encargan de tratar enfermedades mentales más graves como la depresión, la esquizofrenia, paranoias, psicosis, etc. Trastornos que no pueden ser solucionados del todo (aunque se sabe que ayuda) con terapias psicológicas.

3. El enfoque que toman

Las carreras universitarias son muy distintas, por lo que los psicólogos y los psiquiatras enfocan los problemas y trastornos mentales desde puntos de vista también diferentes.

3.1. Un psicólogo toma un enfoque social

La psicología es una ciencia social, aunque recientemente también recibió la consideración de ciencia de la salud. Por ello, los psicólogos enfocan los problemas y trastornos mentales desde un punto de vista más global, centrándose tanto en las relaciones que establece la persona con su entorno, el contexto social en el que vive, las experiencias que haya vivido, las emociones que experimenta, etc.

Así, un psicólogo no se centra tanto en lo que ocurre dentro del cerebro de la persona, sino que intenta determinar qué es lo que le ha llevado a sufrir un problema psicológico (traumas, problemas en relaciones personales, etc) y, una vez detectado el origen de este, aplicar terapias con la finalidad de mejorar la calidad de vida.

3.2. Un psiquiatra toma un enfoque biológico

La psiquiatría, en cambio, es una ciencia natural. Por ello, los psiquiatras enfocan las enfermedades mentales desde un punto de vista puramente biológico, centrándose en qué desequilibrios y problemas tanto fisiológicos como químicos puede haber en el cuerpo de la persona que hayan conducido a la persona a padecer una enfermedad mental.

Por lo tanto, un psiquiatra procura explicar y entender las enfermedades mentales como una situación que deriva de trastornos del sistema nervioso y del sistema endocrino. A diferencia de los psicólogos, se centra en lo que ocurre dentro del cerebro de la persona, tomando un enfoque puramente biológico y no tan global.

4. El tratamiento que ofrecen

Sus formaciones académicas son distintas y enfocan los problemas mentales desde perspectivas diferentes, por lo que los tratamientos que ofrecen no pueden ser iguales.

4.1. Un psicólogo ofrece terapias conductuales y orientación

Al tomar un enfoque social de los problemas mentales, los psicólogos ofrecen tratamientos basados en mejorar las interacciones que la persona establece con su entorno, tanto en el ámbito personal como el profesional. Por ello, los psicólogos realizan terapias que tienen como objetivo conocer con exactitud cómo son las relaciones y experiencias que haya vivido la persona para así ofrecer orientación y dar técnicas de conducta para superar los problemas psicológicos que tenga.

Un psicólogo en ningún caso puede recetar medicación ya que no está licenciado en Medicina. Todo su tratamiento se basa en dar ayuda para que la persona mejore su calidad de vida y que los problemas mentales que pueda tener no supongan un impedimento para gozar de unas relaciones personales plenas.

4.2. Un psiquiatra receta medicación

Un psiquiatra es un médico, por lo que está capacitado legalmente para prescribir medicamentos. Al abordar los problemas del paciente desde un punto de vista puramente biológico, el psiquiatra analiza los síntomas, realiza un diagnóstico y a partir de ahí empieza el tratamiento. Como sucede con cualquier otro tipo de enfermedad y especialidad médica.

El psiquiatra conoce en profundidad el funcionamiento neuroquímico del cerebro, por lo que puede recetar fármacos que están diseñados para reducir los problemas de la enfermedad mental. Los antidepresivos y los ansiolíticos son dos de los medicamentos que un psiquiatra prescribe con mayor frecuencia.

5. Duración de las sesiones

Al enfocar los problemas mentales de forma distinta, las sesiones de los psicólogos y los psiquiatras no suelen tener ni la misma profundidad ni duración.

5.1. Un psicólogo hace sesiones de 45-60 minutos

Como hemos dicho, la psicología enfoca los problemas mentales desde una perspectiva social. Por ello, necesita conocer exhaustivamente muchos aspectos de la vida de la persona, tanto de su presente como de su pasado. Esto hace que las sesiones duren cerca de una hora, pues deben tener tiempo de profundizar en los conflictos que hay en la mente de la persona y darle la orientación necesaria.

5.2. Un psiquiatra hace sesiones de poco más de 20 minutos

Ir al psiquiatra es como ir a cualquier otra consulta de un médico. No realizan una evaluación psicológica tan exhaustiva, sino que se limitan a analizar los síntomas del paciente y, dependiendo de ellos, recetarle una medicación u otra. Las sesiones son más cortas porque no profundizan en las causas, pues basta con solucionar el problema desde el punto de vista médico.

Referencias bibliográficas

  • The Royal Australian & New Zealand College of Psychiatrists (2017) “Psychiatrists and psychologists: what’s the difference?”. Your Health in Mind.
  • Matarneh, A. (2014) “The Role of Clinical Psychologist as perceived by Psychiatrists at the National Center for Mental Health”. ResearchGate.
  • Kay, J., Tasman, A. (2006) “Essentials of Psychiatry”. Wiley.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.