7 Mitos sobre la Esquizofrenia, desmentidos

Debido a que ha sido muchas veces protagonista de películas y series, la esquizofrenia presenta multitud de estereotipos e interpretaciones erróneas. Veamos los principales mitos que rodean a este trastorno mental grave.

mitos-esquizofrenia

Las personas que sufren de esquizofrenia alteran la interpretación de la realidad, esta distorsión puede acompañarse de alucinaciones, delirios, y alteraciones graves del comportamiento y pensamiento, incluyendo paranoia y pensamientos obsesivos y recurrentes. La enfermedad afecta al desarrollo de la vida diaria de las personas y puede convertirse en incapacitante.

Pese a ser un trastorno grave. La esquizofrenia es la enfermedad mental a la que rodean más verdades a medias, conceptos erróneos y estereotipos. En el artículo de hoy presentamos sus principales mitos para ayudar a reducir el estigma que la rodea.

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia es un trastorno mental grave, recogido en el DSM-V (Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) dentro de los trastornos psicóticos. Los criterios diagnósticos incluyen: aparición de delirios y alucinaciones, habla desorganizada, comportamiento extremadamente desorganizado o catatónico, aparición de síntomas negativos como disminución de la motivación y rendimiento.

La esquizofrenia, como el resto de trastornos psicóticos, presenta una pérdida de contacto con la realidad. El cerebro del paciente esquizofrénico suele decirle que está viendo cosas o escuchando voces que no existen. Esto hace que sea muy difícil distinguir lo que es real y lo que no lo es. Surgen percepciones (alucinaciones) y creencias falsas (delirios).

También afecta a la capacidad de pensar, tomar decisiones y gestionar las emociones. El habla y las conductas se vuelven desorganizadas. La abulia es característica de la esquizofrenia, nada parece tener la fuerza de motivar a la persona afectada. La capacidad de razonamiento y resolución de problemas disminuye. Los pacientes diagnosticados con esquizofrenia corren el riesgo, de tener un mal funcionamiento social y laboral.

Se estima que alrededor un 1% de la población mundial sufre de esquizofrenia. No existen diferencias significativas en la prevalencia entre hombres y mujeres, tampoco entre diferentes lugares o culturas. Sin embargo, una vida marcada por el trauma y la pobreza, así como el entorno urbano, se incluyen como factores de riesgo. También entre sus causas todavía desconocidas, pero de origen multifactorial, está la genética y los antecedentes familiares.

que-es-esquizofrenia

Desmontando los mitos sobre la Esquizofrenia

A través de la televisión y el cine se ha presentado a las personas que viven con trastornos mentales muchas veces como agresivas, violentas y capaces de cometer las mayores atrocidades. Los personajes que sufren de esquizofrenia aparecen sobre todo en thrillers, dramas y películas de miedo, esta representación ha favorecido el estigma sobre las personas que padecen este trastorno. Esta estigmatización de los pacientes con trastornos mentales sigue existiendo y es importante luchar contra ella. A continuación vamos a comentar algunos de los mitos sobre la esquizofrenia que se han instalado con más fuerza en nuestra sociedad actual.

1. Las personas con esquizofrenia son violentas

Este es uno de los principales mitos que rodea a los trastornos mentales, y no solo a la esquizofrenia, que hay que desmontar con más insistencia, ya que contribuye al estigma de las enfermedades mentales y los pacientes psiquiátricos. Muchas veces la maldad o la violencia en el cine se explican por un trastorno mental, esto lamentablemente también sucede en las noticias y en la vida real, donde el titular es que el asesino sufría de esquizofrenia o había estado internado en un psiquiátrico, no se explica mucho más y se deja que los espectadores relacionen el hecho violento con la enfermedad.

Sin embargo, la esquizofrenia u padecer otra enfermedad mental no son en ningún caso el origen de las manifestaciones violentas que puedan tener las personas diagnosticadas. La esquizofrenia sí que es la causa de comportamientos muchas veces imprevisibles, pero la mayoría de personas esquizofrénicas no son violentas. La violencia, al igual que en otras personas libres de trastorno, se relaciona con otras condiciones como abuso de sustancias o traumas infantiles. Sufrir un trastorno mental no te hace agresivo, ni violento per se.

esquizofrenia-violencia

2. Esquizofrenia y múltiples personalidades

Esquizofrenia significa “mente dividida” en griego. Las personas esquizofrénicas no tienen personalidades divididas, pero hay una separación entre la realidad objetiva y la suya. Tienen pensamientos y creencias falsas, por lo tanto, pueden experimentar cosas que no existen o creer cosas que no son realmente ciertas.

Sí que existen personas que presentan múltiples personalidades, pero estas padecen TID (trastorno de identidad disociativo). Un trastorno también bastante mal representado e incomprendido, donde la persona si presenta un yo fragmentado.

3. La esquizofrenia presenta siempre los mismos síntomas

Aunque ahora se considera un trastorno único, el anterior DSM dividía la esquizofrenia en 5 subtipos. Dependiendo del síntoma predominante en el paciente:

  • Tipo paranoide: Predominan delirios y alucinaciones
  • Tipo desorganizado: Predominan el habla y el comportamiento desorganizado, no hay pensamientos ni creencias falsas.
  • Tipo catatónico: alteraciones psicomotoras entre la rigidez y la flexibilidad que pueden llegar a ser incapacitantes.
  • Tipo desorganizado: una combinación de síntomas de esquizofrenia, como la confusión y la paranoia.
  • Tipo residual: alucinaciones o delirios menos intensos, pero más sensación de falta de motivación y afecto plano.

Como vemos, los síntomas de la esquizofrenia pueden variar de un paciente al otro. Pero, además, estos también pueden cambiar a lo largo del tiempo, los pacientes pueden experimentar diferentes síntomas en diferentes momentos, y la gravedad puede también variar entre una época u otra.

4. Nunca he conocido a nadie con esquizofrenia

Este mito no es específico de la esquizofrenia y se podría compartir con el resto de trastornos mentales. Las personas que sufren de una enfermedad mental no llevan una pegatina, ni manifiestan comportamientos extraños todo el rato. Además, muchas personas debido al estigma que sigue existiendo alrededor de la salud mental prefieren no compartir su condición para no sentirse juzgadas o discriminadas. Sin embargo, estadísticamente una de cada cinco personas padece un trastorno de salud mental, por lo tanto, es prácticamente imposible que no conozcas a nadie con un trastorno mental.

esquizofrenia-desmintiendo-mitos

5. La esquizofrenia aparece de repente

Existe un periodo en las enfermedades conocido como periodo prodrómico, en este periodo se dan una serie de síntomas, pero todavía no se puede determinar que patología afecta a la persona. El periodo prodrómico de la esquizofrenia es relativamente alto entre 2 y 5 años, aunque evidentemente puede haber excepciones. Durante este periodo, los pacientes con esquizofrenia presentan síntomas de la enfermedad como un comportamiento diferente, un rendimiento bajo y falta de motivación, pero no hay psicosis completa.

Si es verdad que la psicosis puede responder a un evento estresante, como una ruptura, una perdida de trabajo, la muerte de un ser querido, etc. y puede parecer que los síntomas aparecen sin más, de repente y sin avisar. Durante estas etapas vitales difíciles hay que prestar especial atención a la enfermedad, ya que en estas situaciones podría existir un riesgo de crisis.

6. La esquizofrenia no se puede tratar

Eugen Bleuler, uno de los psiquiatras más importantes de la historia, utilizó la palabra esquizofrenia por primera vez en 1908, en una conferencia en Berlín. La describió como una enfermedad de la que nunca llega uno a estar curado del todo, ya que siempre existe el riesgo de sufrir un nuevo episodio. Sin embargo, como hemos visto, la esquizofrenia presenta síntomas muy variables. Para algunos esta enfermedad será incapacitante y les impedirá incluso poder cuidar de sí mismos.

Sin embargo, al otro lado del espectro, un grupo de personas, recibiendo un tratamiento continuo, podrá vivir una vida social y laboral completamente normal y satisfactoria, sin casi ninguna manifestación de la enfermedad. La mayoría de personas esquizofrénicas se encuentran entre estos polos, disfrutando de relaciones y una vida significativa, acompañada de episodios y síntomas de la enfermedad. Se cree que la administración de un tratamiento temprano para prevenir o retrasar algunos de los primeros episodios, puede ser beneficioso para el control de la enfermedad.

7. La esquizofrenia es genética

"Si mi madre tiene esquizofrenia, yo seré esquizofrénico". Aunque se considera la genética como un factor de riesgo en las causas de la enfermedad, esta relación no es tan directa. Es verdad que cuanto más estrecha es la relación con el familiar, el riesgo de padecer la enfermedad es mayor que en el resto de la población. Pero, en la mitad de los casos estudiados con hermanos gemelos, solo uno de los dos era esquizofrénico. Esto demuestra que la genética no es el único factor que causa la esquizofrenia, ni es determinante, ya que los hermanos gemelos comparten los mismos genes.

A día de hoy, no conocemos exactamente las causas de la esquizofrenia. Muchos investigadores sugieren que puede tratarse de diferentes enfermedades, con diferentes orígenes, agrupadas bajo una misma etiqueta diagnóstica. Hasta una mejor comprensión de sus causas, será muy difícil predecir si una persona puede desarrollar esquizofrenia o no.

genetica-esquizofrenia
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies