Las 10 diferencias entre eléctrico y electrónico (explicadas)

Los aparatos eléctricos convierten la energía eléctrica en otra forma de energía, mientras que los electrónicos controlan este flujo de electrones para desarrollar una tarea. Una descripción de las diferencias entre estos conceptos.
Diferencias eléctrico electrónico

La electricidad es el conjunto de fenómenos físicos vinculados a la presencia de propiedades físicas como lo son la carga eléctrica (una propiedad de la mayoría de partículas subatómicas), la corriente eléctrica (el flujo de electrones que circula por un material conductor), el campo eléctrico (un campo producido por una partícula con carga eléctrica) y el magnetismo (un campo magnético generado por la corriente eléctrica).

Sea como sea, lo importante es que conocer y ser capaces de controlar la electricidad ha hecho posible, sin duda, nuestro desarrollo como civilización. Con una importancia a la que solo se acerca el uso de los combustibles fósiles, la electrificación, que empezó a finales del siglo XIX, fue un proceso que representó un cambio social sin precedentes.

Alumbrados por las calles, desarrollo de la telefonía, crecimiento de la industria, desarrollo de sistemas de refrigeración, aparición de la televisión, desarrollo de la computación y, ya más adelante, el nacimiento de Internet. Es imposible entender el mundo en el que vivimos sin la electricidad.

Pero a pesar de que esté por todas partes, todavía hay muchas cosas acerca de ella que se escapan del conocimiento popular. Y una de las dudas más comunes es, seguramente, la de creer que “eléctrico” y “electrónico” son sinónimos. No lo son. Pese a estar relacionados, los aparatos eléctricos y los electrónicos son muy distintos entre ellos. Y en el artículo de hoy exploraremos las principales diferencias entre estos términos. Empecemos.

¿Qué es un aparato eléctrico? ¿Y uno electrónico?

Antes de entrar en profundidad en las distinciones entre ellos y presentar las diferencias en forma de puntos clave, es interesante (pero también importante) que nos pongamos en contexto y definamos, de manera individual, qué significa exactamente “eléctrico” y qué significa “electrónico”. De este modo, además de comprender su más que evidente relación, las diferencias empezarán a quedar mucho más claras.

“Eléctrico”: ¿qué es?

Un aparato eléctrico es todo aquel dispositivo que convierte la corriente eléctrica en otra forma de energía. Se trata, pues, de un aparato que utiliza energía eléctrica para realizar un trabajo, utilizando metales como el cobre o el aluminio para conducir la corriente.

Estos aparatos eléctricos simplemente convierten la energía eléctrica en otra forma de energía, como puede ser la lumínica (como las bombillas), la calorífica (como un horno) o la mecánica (como un ventilador). Son dispositivos que funcionan principalmente por corriente alterna, con un consumo de energía elevado.

Así pues, la tecnología eléctrica se basa en la generación, distribución, almacenamiento y conversión de la energía eléctrica, consiguiendo que el flujo de electrones permita la generación de una forma de energía distinta a la eléctrica. Por “eléctrico” entendemos todo aquello que es alimentado por electricidad pero sin capacidad de manipulación de información, como las bombillas, los tubos de luz, los calentadores, los microondas, los refrigeradores, los hornos, los ventiladores…

Aparato eléctrico

“Electrónico”: ¿qué es?

Un aparato electrónico es todo aquel dispositivo que controla el flujo de electrones para realizar una tarea en particular. No convierte la energía eléctrica en otra forma de energía, sino que utiliza esta misma para manipular datos, haciendo uso de materiales semiconductores como el silicio o el germanio.

Estos aparatos electrónicos disponen de componentes organizados en circuitos que permiten controlar y aprovechar las señales eléctricas para el almacenamiento, transporte y transformación de la información, como por ejemplo los ordenadores, los smartphones o los amplificadores de sonido.

Así pues, la tecnología electrónica se basa en el diseño, amplificación y conversión de energía eléctrica mediante el uso de equipamiento activo capaz de controlar el voltaje y la corriente (en este caso, continua) con el fin de realizar una tarea.

Aparato electrónico

¿En qué se diferencian los aparatos eléctricos de los electrónicos?

Como hemos visto, los aparatos tanto eléctricos como electrónicos se basan en el flujo de electrones a través de un conductor para así aprovechar la energía eléctrica. Pero las similitudes terminan aquí. Y aunque con las definiciones seguro que todo ha quedado muy claro, por si quieres o necesitas tener la información con un carácter más visual, hemos preparado una selección de las principales diferencias entre lo “eléctrico” y lo “electrónico” en forma de puntos clave.

1. Los aparatos eléctricos transforman la energía eléctrica en otra energía; los electrónicos, la usan para realizar una tarea

De las diez diferencias, sin duda, la más importante. Y con la que tienes que quedarte. La principal diferencia entre algo “eléctrico” y algo “electrónico” es que mientras que los aparatos eléctricos se basan en transformar la energía eléctrica en otra forma de energía, los aparatos electrónicos utilizan esta misma energía eléctrica para realizar una tarea específica.

Es por este motivo que los aparatos eléctricos convierten la energía eléctrica en energía lumínica (como las bombillas), calorífica (como los hornos) o mecánica (como un ventilador); mientras que los electrónicos usan esta energía eléctrica para almacenar, transportar y procesar datos, como por ejemplo los ordenadores, smartphones o amplificadores de sonido.

Ventilador

2. Los aparatos eléctricos producen voltaje; los electrónicos, lo controlan

En este sentido, los aparatos eléctricos se basan en producir voltaje y corriente para convertir esta energía eléctrica en luz, movimiento, calor, frío… En cambio, los electrónicos controlan el flujo de electrones para, mediante sus componentes organizados en circuitos, realizar una operación que requiera del procesamiento de datos.

3. Los aparatos eléctricos funcionan con corriente alterna; los electrónicos, con corriente continua

Una diferencia muy importante es que los aparatos eléctricos y electrónicos trabajan con corrientes distintas. Los dispositivos eléctricos funcionan con corriente alterna, aquella forma de transmitir la electricidad en la que el flujo de electrones se realiza en ambos sentidos, algo que permite transmitir mayores cantidades de energía a mayor distancia.

Los electrónicos, por su parte, funcionan con corriente continua o directa, aquella forma de transmitir la electricidad en la que el flujo de electrones se realiza en un solo sentido, algo que sirve para “mover” pequeñas cantidades de energía.

4. Los aparatos eléctricos utilizan metales; los electrónicos, semiconductores

El material conductor en los aparatos eléctricos y electrónicos es distinto. Y es que mientras que los eléctricos utilizan metales como el cobre o el aluminio para el flujo de electrones, los electrónicos utilizan materiales semiconductores como el silicio o el germanio.

5. Los aparatos eléctricos tienen componentes pasivos; los electrónicos, activos

Otra diferencia importante es que los aparatos eléctricos tienen componentes que reciben el nombre de “pasivos”, como resistencias, condensadores o inductores. Los electrónicos, en cambio, se basan en componentes que se conocen como “activos”, como los diodos, transistores y osciladores. Estas diferencias tecnológicas son las que determinan sus funcionamientos distintos.

Componentes activos

6. Los aparatos eléctricos no pueden manipular datos; los electrónicos, sí

Como hemos visto, los aparatos eléctricos se limitan a convertir la energía eléctrica en otra forma de energía para así aprovecharnos de esta última. Los electrónicos, en cambio, controlan el flujo de electrones para manipular datos y manejar información, algo que ha sido esencial para el desarrollo de aparatos con capacidad de computación. Es decir, los aparatos eléctricos no pueden manejar información, solo generan energía lumínica, calorífica o mecánica.

7. Los aparatos eléctricos ocupan más espacio que los electrónicos

Los aparatos eléctricos, por sus características tecnológicas y corriente con la que trabajan, son más grandes y ocupan más espacio que los electrónicos. Tan solo tienes que comparar el tamaño de una nevera, un lavavajillas, un horno o una lavadora (todos ellos aparatos eléctricos) con el de tu celular. Los aparatos electrónicos son mucho más pequeños y manejables.

8. Los aparatos eléctricos trabajan a altos voltajes; los electrónicos, a bajos

Y una de las razones que explican el punto anterior es que los aparatos eléctricos trabajan a mayores voltajes que los electrónicos. Generalmente, los aparatos eléctricos están diseñados para funcionar con 110, 220 o 440 voltios, mientras que los dispositivos electrónicos normalmente trabajan con voltajes de 5, 12 o 24 voltios.

9. Los aparatos eléctricos son más peligrosos que los electrónicos

En relación con el anterior punto, los aparatos eléctricos son más peligrosos que los electrónicos, pues al trabajar con voltajes mayores, un cortocircuito puede ser dañino para la salud. Es decir, a nivel de seguridad, los electrónicos están por encima de los eléctricos. Y esto es tan fácil de ver como pensar que es más peligroso manipular el funcionamiento de un lavavajillas que el de tu smartphone.

10. Los aparatos eléctricos consumen más energía que los electrónicos

Una de las consecuencias de que los eléctricos trabajen a voltajes mayores es que requieren de mayor energía para su funcionamiento, algo que hace que se dispare la factura de la luz. Los electrónicos, en cambio, consumen mucho menos. Y para verlo, lo mejor es poner un ejemplo. A nivel promedio, una lavadora funcionando durante una hora consume 1.500 vatios, un móvil cargándose en la corriente gasta aproximadamente unos 23 vatios. Así pues, por regla general, el consumo de energía para alimentar un aparato eléctrico siempre será mayor que en los aparatos electrónicos.

Smartphone
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies