Las 25 partes de un laboratorio (características y funciones)

Los laboratorios son las instalaciones dotadas de los medios, equipos y utensilios necesarios para que un equipo científico realice tareas de investigación o análisis. Veamos sus partes.
Partes laboratorio

Los laboratorios son uno de los pilares más importantes de la ciencia. Si el método científico es la “religión”, los laboratorios son, sin duda, el templo. Y es que todas aquellas tareas relacionadas con la investigación o el análisis se realizan en estas instalaciones dotadas de los medios, equipos y utensilios necesarios para que un equipo científico pueda trabajar.

Desde investigar el futuro tratamiento del cáncer hasta determinar la calidad sanitaria de los alimentos, pasando por descubrir nuevos fármacos, realizar tareas de medicina forense o analizar muestras biológicas, los laboratorios son esenciales para la ciencia.

Laboratorios clínicos, de biología, de química, de física, de metrología (calibración de equipos), de suelos, de calidad del agua, de bioseguridad, de incubadora, de investigación, de docencia… Existen muchos laboratorios distintos, aunque la mayoría de ellos están compuestos por unas partes en común.

Y en el artículo de hoy es precisamente en esto en lo que nos centraremos. Describiremos las características, funciones e importancia de los distintos equipos, partes, instalaciones y medios por los que está formado cualquier laboratorio. Vamos allá.

¿Por qué equipos, instrumentos e instalaciones está formado un laboratorio?

Un laboratorio es toda aquella instalación dotada de unos medios, equipos e instrumentos que permiten a un equipo científico realizar experimentos e investigaciones en unas condiciones controladas para que los trabajos hechos en su interior no solo sean repetibles, sino que no estén sujetos a influencias externas que podrían alterar los resultados obtenidos.

Los laboratorios han sido, son y serán esenciales para el progreso de la ciencia y la tecnología, al ser, como hemos dicho, el templo del método científico. Pero para garantizar este control (resultados no sujetos a influencias externas) y normalización (que sea repetible) necesitamos que las distintas partes de un laboratorio trabajen de forma coordinada. ¿Y cuáles son estas partes? Esto es lo que ahora mismo veremos.

1. Mesas de trabajo

El mobiliario es muy importante en un laboratorio, especialmente las mesas. Deben ser sólidas, adecuadamente fijadas, impermeables, resistentes a ácidos, fáciles de limpiar, antireflejantes y, preferiblemente, configuradas en forma de isla.

2. Sistema de ventilación

La ventilación es esencial en un laboratorio, especialmente en aquellos donde se trabaja con sustancias químicas tóxicas volátiles o patógenos. El aire tiene que renovarse constantemente para retirar todos aquellos posibles contaminantes. Dependiendo del nivel de bioseguridad, las características del sistema de ventilación serán unas u otras.

3. Autoclave

Los autoclaves son equipos muy importantes en los laboratorios. Se trata de recipientes de presión metálicos con un cierre hermético que permite esterilizar materiales o instrumentos, además de, en el caso de ciertos laboratorios industriales, realizar reacciones químicas.

Autoclave

4. Equipos calefactores

Los equipos calefactores son todos aquellos utensilios (generalmente eléctricos o de gas) que simplemente elevan la temperatura en un recipiente para facilitar y/o acelerar una reacción química. Las estufas, los hornillos, los baños calientes y los mecheros, de los que hablaremos más adelante, son los principales equipos calefactores presentes en los laboratorios.

5. Equipos refrigeradores

Del mismo modo, se necesitan equipos refrigeradores que, en este caso, permiten almacenar sustancias o muestras para su correcta conservación, así como estimular ciertas reacciones químicas que requieren de frío. En este sentido, los frigoríficos y los baños fríos son los principales equipos refrigeradores de un laboratorio.

6. Sistema acondicionador

El sistema acondicionador es similar al de ventilación, pero con algunas particularidades. Es el conjunto de equipos de renovación y climatización del aire que permite regular la humedad y la temperatura tanto para crear un clima confortable para los trabajadores como para generar las condiciones que requieren los procesos que estamos realizando en el laboratorio.

7. Sistemas de extracción localizada

Los sistemas de extracción localizada, es decir, vitrinas de gases, campanas y cabinas de seguridad biológica, son todas aquellas instalaciones que tienen el objetivo de impedir que un contaminante químico o biológico se disperse por el laboratorio. Son equipos que permiten captar el contaminante en su foco de emisión y retirarlo de la circulación del aire.

Cabina seguridad biológica

8. Sistema de iluminación

Evidentemente, cualquier laboratorio debe estar dotado de un correcto sistema de iluminación. Las tareas de laboratorio suelen exigir mucho a nivel visual, por lo que la luz debe ser adecuada y los equipos de iluminación deben garantizar que los niveles de luz se encuentren entre 500 lux (la unidad de iluminancia) para los laboratorios más generales y 1.000 lux para ciertas instalaciones.

9. Instalación de agua

La instalación de agua para un laboratorio debe ser diseñada cuidadosamente. No puede haber conexión entre las conducciones de agua para el laboratorio y las de agua destinada al consumo humano, del mismo modo que el agua potable para el laboratorio debe estar protegida del reflujo. Del mismo modo, hay que garantizar que el agua “sucia” siga su propio proceso de tratamiento, pues puede contener sustancias peligrosas.

10. Instalaciones de almacenamiento

En cualquier laboratorio deben almacenarse productos, que pueden ir desde sustancias inflamables hasta muestras de microorganismos patógenos, pasando por compuestos tóxicos o reactivos ácidos. Cada producto debe almacenarse en un lugar específico y en unas condiciones de temperatura, luminosidad y humedad específicas.

Por ello, dependiendo del laboratorio en cuestión, las instalaciones de almacenamiento serán unas u otras. Las estanterías convencionales, los armarios frigoríficos y los armarios protegidos son las principales.

11. Sistemas de gestión de residuos

Todos los laboratorios generan residuos y estos deben controlarse, tratarse y eliminarse de acuerdo a su peligrosidad intrínseca. De nuevo, dependiendo del nivel de seguridad del laboratorio (de la peligrosidad de las sustancias con las que se trabaja), los sistemas de gestión de residuos serán más o menos exigentes y estarán en la misma planta o en otra instalación. Es posible, incluso, que no sea necesario un sistema de gestión de residuos como tal.

12. Equipos de protección individual

Los famosos equipos de protección individual (EPI) deben estar presentes en cualquier laboratorio. De nuevo, sus características dependerán del nivel de seguridad necesario en el laboratorio. Puede que baste con llevar bata y unas gafas de protección pero en otros puede que sean necesarios trajes de cuerpo entero con provisión de aire y presión positiva (para que, en caso de obertura del traje, el aire salga pero que no entre). Siempre hay que protegerse con EPIs, pero la exigencia depende del laboratorio.

13. Lavaojos

Los lavaojos son dispositivos de seguridad presentes en todos los laboratorios que tienen el objetivo de proteger los ojos de un trabajador después de que sustancias tóxicas hayan llegado a ellos. Emiten chorros de agua directamente a los ojos y son de gran utilidad en caso de emergencia.

Lavaojos

14. Centrífuga

Las centrífugas son equipos que ponen en rotación una muestra para que, por simple fuerza centrífuga, se acelere la sedimentación de sus componentes en función de la densidad. Son máquinas que forman parte del inventario de prácticamente cualquier laboratorio.

15. Equipos de vidrio

En los equipos de vidrio hemos englobado todos aquellos utensilios de laboratorio que están hechos en base a este material. Las probetas, tubos de ensayo, buretas, portaobjetos, matraces, etc, son esenciales para la manipulación, medición y control de muestras.

16. Microscopios

No todos los laboratorios requieren de microscopios, pero los que sí tienen en ellos su piedra angular. Los microscopios ópticos más habituales permiten ampliar una muestra hasta 1.000 - 1.500 veces su tamaño, siendo así esenciales especialmente en laboratorios clínicos y de microbiología.

17. Pipetas

Las pipetas son utensilios esenciales en muchos laboratorios que permiten recoger volúmenes muy específicos de una sustancia líquida para su trasvase a alguno de los equipos de vidrio que hemos comentado.

18. Ordenadores

Evidentemente, los laboratorios están dotados de ordenadores que permiten no solo hacer uso de Internet para buscar información necesaria, sino disponer de programas específicos que facilitan todas las tareas de medición, control y análisis de muestras.

19. Termómetros

Los termómetros son utensilios que permiten determinar la temperatura de una muestra. Esto es esencial cuando una reacción química es termodependiente, es decir, que su velocidad depende de la temperatura a la que se encuentra. También son importantes para saber si estamos almacenando una muestra lo suficientemente fría como para que se conserve. De nuevo, dependiendo del laboratorio, se utilizarán unos termómetros u otros.

20. Encendedor y mechero Bunsen

Muchas veces es necesario una llama tanto para acelerar una reacción química en la mesa de trabajo como para garantizar la esterilidad de los equipos con los que estamos trabajando. Y aquí entran en juego estos dos utensilios. El encendedor provoca la combustión del mechero Bunsen, un utensilio que emite una llama vertical para así trabajar en condiciones constantes de esterilidad en la zona cercana a él.

21. Placas de Petri

Las placas de Petri son esenciales en los laboratorios clínicos y de microbiología. Se trata de unas superficies redondas, transparentes y con tapa que permiten colocar, en su interior, muestras de tejidos, células o materia orgánica para generar cultivos microbianos que posteriormente serán analizados para ver cómo crecen las poblaciones de microorganismos de forma visual.

Placa Petri

22. Fregadero

Poco se puede añadir aquí. Un fregadero es un equipo presente en cualquier laboratorio y que está destinado tanto a que los trabajadores se limpien las manos como a la limpieza de materiales y equipos usados.

23. Báscula

Muchos laboratorios disponen de básculas, que son equipos que permiten medir, con precisión, el peso de una muestra sólida. La mayoría de las actuales son digitales y son esenciales para garantizar que los reactivos de una reacción se encuentran en las cantidades adecuadas.

24. Agitador

Un agitador o mezclador es un instrumento que se utiliza en las mesas de trabajo y que permiten la mezcla rápida de una muestra con la que se trabaja. Pueden ser mecánicos (basados principalmente en vibración y rotación) pero también hay algunos que usan electroimanes.

25. Gradilla

Una gradilla es simplemente una rejilla de plástico diseñada para depositar los tubos de ensayo mientras se trabaja. Es simplemente un apoyo para organizar muestras y tener las manos más libres. Del mismo modo, son interesantes para almacenar tubos y llevar un registro de qué reactivos o muestras contiene cada uno.

Gradilla
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies