Paradoja de la Igualdad de Género: ¿qué es y por qué sucede?

La paradoja de la igualdad de género refiere al fenómeno por el cual la presencia de mujeres en carreras tecnológicas, tradicionalmente consideradas masculinas, es mucho mayor en países con elevados niveles de desigualdad entre sexos que en aquellos igualitarios.

paradoja-igualdad-genero

Los avances que se han logrado en occidente en materia de igualdad de género durante las últimas décadas son más que notables. No obstante, también es cierto que es necesario seguir trabajando para alcanzar hitos aún no logrados y comprender cada vez mejor la desigualdad y cómo atajarla.

La situación de la mujer varía enormemente de unos países a otros. Por ejemplo, nada tiene que ver el escenario español con el que se observa en lugares como la India. Aunque es evidente que los indicadores reflejan una desigualdad mucho más acusada en los países menos desarrollados, existe una paradoja que trae de cabeza a los investigadores y expertos: hablamos de la paradoja de la igualdad de género.

Más progreso, menos igualdad

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 600 millones de niñas accederán al mercado laboral en la próxima década en condiciones mucho peores que los varones. Las mujeres sufren discriminación sistemática y prejuicios desde la infancia, pero también una importante falta de capacitación para las que son consideradas las profesiones del futuro, aquellas del ámbito CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

En países avanzados como España las mujeres cursan estudios superiores, superando a los varones en número en las aulas universitarios. Sin embargo, parece que a pesar de todo la elección de los estudios superiores está condicionada por los estereotipos de género. En otras palabras, parece que existen titulaciones feminizadas y masculinizadas, lo que supone un obstáculo importante para lograr la igualdad real.

La paradoja de la igualdad de género resalta precisamente que, en los países más avanzados y con mejores índices de igualdad, es donde esta segregación en la elección de los estudios se hace más acusada. El porcentaje de mujeres que deciden dedicarse a las CTIM es mucho mayor en lugares como la India que en cualquier país europeo, algo que sin duda resulta llamativo y paradójico. En este artículo vamos a tratar de comprender qué es esta paradoja, que implicaciones y por qué sucede.

igualdad-genero

¿Qué es la paradoja de la igualdad de género?

Este fenómeno refiere a una paradójica relación inversa, por la que se ha observado que, cuanto más igualitaria es una sociedad, más acusadas se hacen algunas diferencias en las elecciones que hacen hombres y mujeres respectivamente. Este hecho ha generado una enorme controversia. Lo esperable es que, en aquellos países donde hombres y mujeres poseen los mismos derechos y libertades, las diferencias entre ellos fuesen prácticamente imperceptibles. Sin embargo, esta paradoja es la muestra de que esto no es en absoluto así.

De esta forma, se ha observado que pertenecer a una sociedad aparentemente avanzada no es sinónimo de una igualdad absoluta. Resulta sorprendente cómo en países con altas cotas de igualdad, especialmente los nórdicos, ellas rechazan de pleno los ámbitos CTIM, como la ingeniería o la informática. En cambio, en lugares como India o Pakistán, donde las tasas de igualdad son mucho menores, la participación femenina en dichas áreas es elevada.

Además de percibirse esta paradoja en el ámbito educativo, lo cierto es que también se han detectado diferencias en el plano laboral. De esta forma, las mujeres de los países menos igualitarios son mucho más tendentes a emprender y crear negocios que aquellas de sociedades aparentemente más avanzadas en materia de igualdad.

Resulta más que sorprendente que, en países que han destinado gran cantidad de recursos y esfuerzos por lograr igualdad entre ambos sexos, exista esta excepción. La pregunta que cabe hacerse en este punto es ¿Por qué sucede esto? ¿Por qué las mujeres de los países más igualitarios continúan eligiendo carreras vinculadas a los cuidados y a las aptitudes tradicionalmente femeninas si las de los menos igualitarios apuestan por las CTIM?

que-es-paradoja-igualdad-genero

¿Por qué sucede este fenómeno?

Aquí reside el punto de la cuestión, ¿cómo es posible que suceda este fenómeno? Como ya hemos comentado, analizar el problema pasa por comprender dos realidades. Por un lado, el hecho de que en los países con elevados niveles de desigualdad hay similitud en las elecciones de hombres y mujeres. Por otro lado, la realidad de que en países igualitarios siguen existiendo profesiones marcadamente masculinizadas y feminizadas.

Esta paradoja se produce, por ello, en dos sentidos. Mayores niveles de igualdad en la sociedad son sinónimo de mayor desigualdad en el ámbito educativo, mientras que a menor igualdad social se observa una menor desigualdad en las respectivas elecciones de carrera de cada sexo. Es por ello que la explicación a este fenómeno tiene que contemplar ambas caras de la moneda.

En primer lugar, se ha tratado de explicar esta cuestión en base a aspectos económicos. Dado que por lo general las disciplinas técnicas permiten acceder a salarios superiores, se ha planteado la posibilidad de que en los países con mayor desigualdad ellas se inclinen por este ámbito para lograr una mejora en su situación económica. Aunque esta hipótesis puede servir para explicar el fenómeno en países desiguales y pobres, lo cierto es que no permite justificar que esto suceda en países desiguales con elevados niveles de riqueza, como es el caso de Arabia Saudí.

Con el fin de entender por qué en los países más igualitarios ellas rechazan los ámbitos técnicos, se ha planteado la posibilidad de que existan preferencias innatas en cada uno de los sexos. Esta hipótesis es una de las que más controversia ha generado, pues choca de pleno con los principios que sostienen la igualdad de género. Si este planteamiento fuese cierto, se podría comprender la situación de tal forma que, al alcanzar una igualdad objetiva, tanto hombres como mujeres deciden libremente a qué se quieren dedicar, siguiendo simplemente su tendencia natural sin otras variables de por medio.

Siguiendo este planteamiento, ellos tendrían predilección por las carreras técnicas, mientras que ellas se sienten más atraídas por aquellas vinculadas con las humanidades, la medicina o la psicología, ámbitos en los que hay un componente de cuidados que típicamente se ha asociado al sexo femenino. De acuerdo con esta lógica, parecería imposible alcanzar un número igual de mujeres y hombres en cada carrera universitaria, pues siempre existirá ese componente innato que condiciona los gustos e intereses de hombres y mujeres, respectivamente.

Esta paradoja ha dado pie a un profundo debate en relación con la igualdad entre hombres y mujeres. ¿Se consigue la igualdad con cuotas para que el alumnado de cada área sea 50% masculino y 50% femenino? ¿Es esta una forma de proceder en una sociedad libre e igualitaria? ¿Se debe dejar que hombres y mujeres elijan libremente aunque se perpetúe la masculinización y feminización de las distintas profesiones?

La solución a este panorama no es en absoluto sencilla. Por un lado, la perpetuación de los estereotipos de género en la educación reduce la presencia femenina en profesiones que brindan mayor nivel adquisitivo y que sin duda son claves en el futuro que se avecina. Al mismo tiempo, imponer a las mujeres qué deben estudiar no parece algo propio de una sociedad igualitaria y libre.

Hasta la fecha no se ha logrado hallar una fórmula mágica para resolver esta paradoja. Hay quienes han propuesto como solución incrementar el número de referentes femeninos en el ámbito científico-técnico, especialmente en la primera infancia, para que las niñas puedan sentirse identificadas. Tener referentes no significa necesariamente hablar de grandes estrellas o famosos, sino mujeres en la familia, el profesorado o las amistades que sirvan como inspiración.

Quienes defienden que esto podría ser una solución consideran que, si los niños no ven mujeres en determinados ámbitos de trabajo, estos asumen de forma inconsciente que dichos empleos no son aptos para ellas. Dicho de otra forma, educar en igualdad es difícil si el entorno y los medios transmiten el mensaje implícito de que las CTIM son cosa de hombres.

Se ha propuesto el uso de campañas para animar a las mujeres a optar por carreras tecnológicas y lograr así una mayor presencia de referentes para las niñas del mañana. Sin embargo, hay quienes consideran que crear este tipo de estrategias solo sirve para reforzar la idea de que, en efecto, las CTIM son carreras masculinas y ellas solo la excepción. No cabe duda de que se trata de una situación compleja y hasta la fecha no se ha llegado a una conclusión clara respecto a cómo se puede abordar.

por-que-ocurre-paradoja-igualdad-genero

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de la paradoja de la igualdad de género. Este fenómeno hace referencia al hecho de que las mujeres de países con elevados niveles de desigualdad entre géneros son más tendentes a escoger carreras tecnológicas, frente a aquellas de países avanzados e igualitarios.

Las carreras de ciencias tecnológicas han sido siempre consideradas profesiones típicamente masculinas. En los países occidentales, a pesar de sus grandes avances y esfuerzos en materia de igualdad, parece que el ámbito educativo se resiste. Aunque se han conseguido grandes hitos, ellas siguen predominando en las carreras más asociadas a las humanidades y a la vida, mientras que ellos priman en las profesiones tecnológicas, de gran relevancia para el futuro que nos espera.

Esto tiene importantes repercusiones en el empleo, pues las profesiones del campo de las CTIM suelen estar mejor remuneradas y valoradas, lo que genera automáticamente una brecha entre ambos sexos al ser ellas mucho menos tendentes a ocupar estos puestos. Se ha intentado justificar la relación inversa entre igualdad y elección de las CTIM, pero no se ha logrado hallar una explicación definitiva.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies