Los 10 tipos de asteroides (y sus características)

Un asteroide es un cuerpo celeste rocoso demasiado pequeño como para ser considerado un planeta pero que gira alrededor del Sol. Veamos cómo se clasifican estos objetos de los cuales hay más de 960.000 en el Sistema Solar.
Tipos asteroides

Nosotros, el Planeta Tierra, no compartimos el Sistema Solar solo con los otros siete planetas y con sus respectivos satélites, sino con cientos de miles de otros objetos celestes que, igual que nosotros, están atraídos por la gravedad del Sol. Y prueba de ello son los más de 31.000 meteoritos que, desde que se tienen registros (los años 60), han impactado contra la Tierra.

De hecho, cada año llegan a la Tierra más de 80.000 toneladas de objetos procedentes del espacio y que, en ocasiones, como sucedió con el meteorito de 12 km de diámetro que colisionó con la Tierra hace 66 millones de años y que provocó la extinción de los dinosaurios, pueden determinar el destino de la vida.

Son muchos los objetos celestes distintos que se encuentran ahí fuera. Pero, seguramente, unos de los más interesantes son los asteroides. Cuerpos celestes rocosos demasiado grandes para ser considerados meteoroides pero demasiado pequeños para ser considerados planetas que, aun así, giran alrededor del Sol como si se tratara de uno.

Así pues, en el artículo de hoy y con el objetivo de que lo aprendamos todo acerca de estos fascinantes objetos del espacio, además de comprender exactamente qué es un asteroide, veremos qué tipos existen, clasificándolos de acuerdo a diferentes parámetros astronómicos. Vamos allá.

¿Qué son los asteroides?

Un asteroide es, a grandes rasgos, un objeto celeste rocoso que gira alrededor del Sol pero que no cumple con las condiciones necesarias para ser considerado un planeta. Ni tienen por qué tener una forma prácticamente esférica ni han despejado su órbita (no tienen dominancia orbital, pues en su órbita hay más objetos rocosos), de ahí que no sean planetas.

En otras palabras, los asteroides son cuerpos rocosos demasiado grandes para ser considerados meteoroides (rocas con un tamaño de hasta 50 metros) pero demasiado pequeños como para cumplir con las características de un planeta que, aun así, orbitan alrededor del Sol como si se tratara de uno.

Son objetos de naturaleza rocosa que pueden llegar a tener un diámetro de hasta 1.000 km, siendo así más grandes que algunos satélites planetarios. Pero como no orbitan alrededor de un planeta (lo hacen alrededor del Sol), no pueden ser considerados como tal. Los asteroides comparten una órbita alrededor de la estrella con otros asteroides.

Una órbita que, en el caso del Sistema Solar, se encuentra localizada entre la de Marte y la de Júpiter, conformando así el conocido como Cinturón de Asteroides, una órbita en la que más de 960.000 asteroides giran alrededor del Sol. Aun así, dada su dispersión y su pequeño tamaño (y masa), apenas suman, entre todos, el 4% de la masa de la Luna.

De todos modos, las constantes colisiones hacen que se desintegren en fragmentos rocosos más pequeños que salgan despedidos de esta órbita asteroidal en dirección a otros planetas, incluida la Tierra. Y estos fragmentos, conocidos como meteoroides, pueden atravesar la atmósfera terrestre y, si sobrevive al roce con la misma, será un meteorito.

Asteroide qué es

¿Cómo se clasifican los asteroides?

Después de esta introducción, seguro que ha quedado más que claro qué son los asteroides. Así pues, estamos más que preparados para responder a la cuestión que nos ha reunido hoy aquí: ¿qué tipos de asteroides existen? Hay muchos parámetros distintos que permiten clasificar a los asteroides. Nosotros hemos seleccionado los más reconocidos por la comunidad de astronomía para así traer la más completa selección posible de clases de asteroides. Estos son, pues, los principales tipos de asteroides.

1. Asteroides de tipo espectral S

Una de las clasificaciones más importantes de los asteroides es aquella que se hace según su tipo espectral, un tipo de estudio que se basa en determinar la luz reflejada por los asteroides, algo que, a través de su espectro de absorción, nos revela información (muchas veces, en forma de indicio) acerca de su composición superficial. En este sentido, tenemos los asteroides S, C, M, V y D.

Los asteroides de tipo espectral S representan alrededor del 17% de los asteroides descubiertos, por lo que es el segundo tipo más común después del C. La “S” viene de stone (en inglés, piedra), pues su composición se basa principalmente en silicatos y compuestos de níquel y hierro.

Su albedo (el porcentaje de luz que una superficie refleja respecto a la radiación lumínica que incide sobre ella) es de entre 0,10 y 0,22 (para hacernos una idea, es un albedo similar al del asfalto gastado), por lo que es moderadamente brillante. Son comunes en la parte central del cinturón de asteroides y relativamente raros en la parte exterior. Eunomia es el asteroide de tipo S más grande, con 330 km de ancho en su parte más larga.

Asteroide S

2. Asteroides de tipo espectral C

Los asteroides de tipo espectral C son los más comunes de todos. La “C” viene de chondrite (en inglés, condrita), por lo que consisten principalmente de arcilla y silicatos, siendo unos de los objetos más antiguos del Sistema Solar. Representan algo más del 75% de los asteroides descubiertos.

Su albedo es de 0,04, por lo que son extremadamente oscuros. Este hecho hace pensar que, seguramente, pese a que ya sabemos que son los más frecuentes, quizás la proporción sería todavía mayor. Estos asteroides de tipo C, a diferencia de los anteriores, son más comunes en la parte exterior del cinturón de asteroides.

3. Asteroides de tipo espectral M

Entramos ya en los más extraños, pues solo entre los S y los C representan el 87% de los descubiertos. Los asteroides de tipo espectral M son aquellos más ricos en metales, especialmente hierro y níquel. De ahí la letra “M”, que viene de metallic (en inglés, metálico).

Las diferencias en su composición parecen depender de cómo de alejados estaban del Sol cuando se formaron, pues la temperatura determinó si el hierro pasaba al centro o no. Sea como sea, se trata de asteroides más brillantes que los anteriores, con un albedo de entre 0,10 y 0,18.

Asteroide M

4. Asteroides de tipo espectral V

Los asteroides de tipo espectral V son todos aquellos que tienen un espectro de absorción muy similar al de Vesta, el segundo objeto del cinturón de asteroides con más masa (representa el 9% de la masa de todo el cinturón) y el tercero en tamaño (su diámetro máximo es de 530 km), siendo el único asteroide visible a simple vista.

Así pues, todos aquellos asteroides que tengan un albedo similar al suyo, que es muy alto, de unos 0,40 (como la arena del desierto, para que entendamos cómo brilla), se consideran asteroides de tipo espectral V, también conocidos como asteroides vestoides. Se trata, pues, de los asteroides más brillantes de todos. En composición son muy similares a los S, aunque contienen más piroxeno, un tipo de silicato.

5. Asteroides de tipo espectral D

Terminamos la primera clasificación con los asteroides de tipo espectral D, que son los menos brillantes de todos. Se trata de asteroides con una composición rica en carbono y un albedo muy bajo (de aproximadamente 0,02) que son muy raros en el cinturón de asteroides. De todos modos, no sabemos si realmente son tan extraños o que, al ser tan oscuros, nos cuesta mucho detectarlos.

6. Asteroides del Cinturón

Los Asteroides del Cinturón son todos aquellos que, independientemente de su tipo espectral, se encuentran en el cinturón de asteroides principal, el cual, como hemos dicho, aglomera la práctica totalidad de estos cuerpos celestes rocosos en el Sistema Solar. Estos asteroides se encuentran formando una órbita entre la de Marte y la de Júpiter, a unas distancias comprendidas entre 2 y 3,5 UA (Unidades Astronómicas).

Asteroides cinturón

7. Asteroides troyanos

Los asteroides troyanos son aquellos minoritarios que no se encuentran en el cinturón de asteroides, sino que se encuentran compartiendo órbita con un planeta. No orbitan alrededor del planeta (entonces serían satélites), sino que giran junto a él alrededor del Sol. Los planetas con asteroides troyanos confirmados son los exteriores excepto Saturno. Es decir, Júpiter, Neptuno y Urano.

8. Asteroides Atón

Los asteroides Atón son todos aquellos asteroides que no se encuentran en el cinturón de asteroides principal, sino que siguen una órbita con una excentricidad que hace que crucen, de manera parcial, la órbita de la Tierra. Se trata de objetos próximos a la Tierra pero no representan un peligro para la misma.

9. Asteroides Amor

Los asteroides Amor son todos aquellos asteroides que, igual que los anteriores, cruzan parcialmente la órbita de un planeta. Pero en este caso, la de Marte. Su órbita, pues, contiene totalmente a la terrestre pero puede cruzar la del planeta rojo e incluso la de Júpiter.

10. Asteroides Apolo

Los asteroides Apolo son todos aquellos que cruzan la órbita de la Tierra de forma más pronunciada que los Atón. Se han catalogado 250 de estos tipos de asteroides y algunos de ellos pueden ser relativamente peligrosos a pesar del riesgo bajo de colisión. Hay que tener en cuenta que se considera “acercamiento peligroso” cuando la distancia entre el asteroide y la Tierra es igual o menor a 1.000.000 de kilómetros. Tengamos en cuenta que la Luna está a una distancia de 384.400 kilómetros.

Asteroide apolo
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies