Ciencia

Los 10 objetos astronómicos más grandes del Universo

En el Cosmos hay cuerpos tan increíblemente inmensos que se escapan de nuestra comprensión humana. Un viaje a lo largo del Universo para descubrir los objetos celestes más colosales.
Objetos astronómicos más grandes Universo

Si algo nos ha demostrado la Astronomía es, sin duda, que somos muy pequeños. Muchísimo. Y es que ya no solo nuestros cuerpos orgánicos son diminutos, sino que incluso nuestra Tierra empequeñece ante los objetos más grandes del Sistema Solar.

En Júpiter, por ejemplo, podrían caber perfectamente más de 1.400 Tierras. Por no hablar de que en el Sol podríamos meter 1.300.000 planetas como el nuestro. Y ya no solo es que el Sol sea una estrella de tamaño promedio, sino que ahí fuera, en los confines del Universo, hay objetos increíblemente colosales que convierten a nuestra estrella en apenas un punto diminuto en el espacio.

Exoplanetas mucho más grandes que Júpiter, estrellas que podrían contener miles de Soles en su interior, nebulosas con un diámetro de más de 900 años luz, agujeros negros con más de 60 mil millones de masas solares… El Cosmos es un lugar asombroso y, a la vez, terrorífico.

Y en el artículo de hoy nos embarcaremos en un viaje por los confines del Universo para descubrir los cuerpos celestes más increíblemente grandes. Y es que como dicen, lo que nos hace grandes es poder ver lo pequeños que somos.

¿Cuáles son los cuerpos celestes más inmensos del Cosmos?

Antes de empezar, hay que dejar claro que la siguiente lista no es un Top exacto, pues si cogiéramos exactamente los N más grandes, solo podríamos hablar de galaxias, que son, evidentemente, los objetos más grandes. Como queremos hablar de planetas, estrellas, agujeros negros, nebulosas, etc, haremos un ranking representativo. Eso sí, las primeras posiciones pertenecen ya a los más grandes. Vamos allá.

Empezaremos con objetos celestes “pequeños” y terminaremos con los más increíblemente colosales, con tamaños que son simplemente imposibles de imaginar. Al lado de cada uno indicaremos su diámetro.

10. Planeta WASP-17b: 250.000 km

Empezamos nuestro viaje con el que es el exoplaneta más grande descubierto. A fecha que se escribe este artículo (22 de diciembre de 2020), la NASA ha confirmado el descubrimiento de 4.324 planetas fuera del Sistema Solar.

Y de todos ellos, WASP-17b es el más grande. Se trata de un planeta descubierto en 2009 a una distancia de aproximadamente 1.000 años luz y que tiene casi el doble de tamaño de Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar. Y si ya hemos dicho que podrían caber más de 1.400 Tierras en Júpiter, imagina ante qué colosal planeta nos encontramos.

Es un planeta gaseoso (todos los más grandes lo son) pero tiene una densidad muy baja, mucho más baja que el agua. Y es que si la densidad del agua es de 1 g/cm3, la de este planeta podría ser de 0,08 g/cm3. Esto hace que, pese a ser el doble de grande que Júpiter, su masa no sea ni la mitad que la suya.

Esto, junto al hecho de que orbite a su estrella en dirección opuesta a la rotación de su estrella (algo increíblemente extraño), convierte a WASP-17b no solo en el planeta más grande conocido, sino en uno de los más misteriosos.

WASP-17B

9. Planeta HD 100546b: 986.000 km

Continuamos nuestro viaje con un objeto celeste que está en la frontera entre ser considerado un planeta y ser considerado una estrella enana marrón. Y es que con su tamaño casi 7 veces mayor que el de Júpiter, estamos en el borde entre planeta y estrella.

Situado a 320 años luz de la Tierra, estamos ante un planeta increíblemente grande con una masa 60 veces mayor a la de Júpiter y una temperatura media que podría llegar a los 700 °C. Todo esto indica que este “planeta” se quedó a las puertas de convertirse en una enana marrón.

Las enanas marrones están en la frontera entre planeta gaseoso gigante y una estrella propiamente dicha. Su masa es enorme pero no lo suficiente como para que en su interior se enciendan los procesos de fusión nuclear propios de una estrella. Brillan muy poco (de ahí su nombre), pero como brillan, hay controversia acerca de su naturaleza.

Planeta HD 100546b

8. VY Canis Majoris: 2.000 millones de km

Si queremos llegar a lo más grande del Universo, debemos abandonar los planetas. Y es que con el que hemos visto antes, llegamos al límite de tamaño de estos relativamente pequeños cuerpos celestes. Subimos de escalón y pasamos a hablar de estrellas.

Como hemos comentado, el Sol es una estrella de tamaño promedio. Se trata de una enana amarilla con un diámetro de 1,39 millones de km. Esto es muchísimo. Pero, de nuevo, empequeñece ante los “monstruos” del Cosmos.

VY Canis Majoris fue considerada, durante mucho tiempo, la estrella más grande jamás descubierta. Estamos ante una hipergigante roja situada a una distancia de 3.800 años luz y con un diámetro de 2.000.000.000 de km.

Evidentemente es imposible de imaginar, pero piensa simplemente que, de ponerla en el centro de nuestro Sistema Solar, su órbita superaría a la de Saturno, por lo que devoraría a Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter y Saturno. VY Canis Majoris es tan increíblemente colosal que tiene un volumen 1.000 millones de veces superior al del Sol.

VY Canis Majoris

7. UY Scuti: 2.400 millones de km

¿Qué estrella puede ser más grande que la anterior? Pues, sin duda, UY Scuti. La estrella más grande del Universo. Que sepamos, claro. Estamos ante una estrella situada a 9.500 años luz de distancia con un diámetro de 2.400 millones de km. Es tan gigante que tiene un volumen 5.000 millones de veces superior al del Sol.

¿Quieres imaginar como es de grande? Bueno, piensa que si te subieras a un avión e intentaras rodear su superficie volando a 900 km/h sin detenerte en ningún momento, el viaje te tomaría casi 3.000 años. Se cree que, dada su masa, cuando muera dejará como remanente un agujero negro.

UY Scuti

6. Agujero negro TON 618: 389.000 millones de km

Las estrellas son inmensas, ha quedado claro. Pero incluso estas empequeñecen ante los verdaderos monstruos del Universo. Los agujeros negros. Formados tras la muerte de estrellas hipermasivas con, como mínimo, 20 masas solares, estos misteriosos objetos son los cuerpos celestes más densos del Universo.

Un agujero negro es una singularidad. Es decir, toda la masa de la estrella colapsa bajo su propia atracción gravitatoria y queda atrapada en un punto del espacio tiempo sin volumen, cosa que hace que, por simples matemáticas, su densidad sea infinita. Esto explica que generen una gravedad tan colosal que ni siquiera la luz pueda escapar de su atracción.

Todos los agujeros negros son increíblemente grandes. Pero TON 618 es el rey. Se trata de un agujero negro situado en el centro de una galaxia que se encuentra a una distancia de 10.000 millones de años luz. Estamos ante un monstruo de 390 millones de kilómetros de diámetro y una masa equivalente a 66 mil millones de masas solares.

¿Quieres imaginar lo que significa esto? Bueno, la Tierra está muy lejos del Sol, ¿verdad? Tanto que incluso la luz, viajando a 300.000 km por segundo, tarda algo más de 8 minutos en llegar desde nuestra estrella hasta nosotros. Pues bien, imagina esta distancia y multiplícala por 1.300. Ahí tienes el tamaño de este agujero negro.

Dicho de otra manera, TON 618 tiene un tamaño 40 veces mayor que el de la órbita de Neptuno, el planeta más alejado del Sol, tanto que tarda 165 años en completar una vuelta a su alrededor y la luz tarda más de 4 horas en llegar. Pues bien, este agujero negro es cuarenta veces mayor que esta órbita.

Ton 618
El agujero negro más grande del Universo comparado con la distancia de la Tierra al Sol, que es de 149,6 millones de kilómetros.

5. Nebulosa de la Tarántula: 931 años luz

¿Qué puede ser más grande que este agujero negro? Pues bastantes cosas. Solo vamos por la mitad. Y ahora ya dejaremos de hablar de kilómetros y pasaremos a hablar de años luz. Así que vamos a detenernos en las nebulosas. Sí, aquellas nubes que quedan tan bien como fondo de pantalla para el ordenador.

Las nebulosas son nubes de gas y polvo cósmico que pueden entenderse como una región dentro de una galaxia en la que el gas y las partículas sólidas se mantienen unidas por la atracción gravitatoria entre ellas y que brillan con luz propia o que dispersan la luz de otras estrellas. Son los lugares donde nacen las estrellas.

Sea como sea, estamos ante nubes colosales, con tamaños promedios de entre 50 y 300 años luz. Un año luz es la distancia que recorre la luz en un año. Teniendo en cuenta que la luz viaja a una velocidad de 300.000 kilómetros por segundo, un año luz equivale a unos 9,4 millones de millones de km. Simplemente inimaginable.

Pues bien, la nebulosa más grande de la que se tiene constancia es la Nebulosa de la Tarántula, una nube extremadamente luminosa localizada a 170.000 años luz de distancia. Estamos ante una nube de gas y polvo que brilla con luz propia y que tiene un diámetro aproximado de 931 años luz.

Esto son más de 8.700 millones de millones de km de distancia. Para ponerlo un poco en perspectiva (que ya es imposible), ten en cuenta que la estrella más cercana al Sol, Alfa Centauri, está a una distancia de 4,37 años luz de distancia, que son 41 millones de millones de km de distancia. Y se cree que con la tecnología actual, el viaje a esta estrella nos tomaría 30.000 años. Imagina el tamaño de la Nebulosa Tarántula.

Nebulosa Tarántula

4. Galaxia IC 1101: 6.000.000 años luz

Pero es que incluso las nebulosas empequeñecen ante las galaxias. Las galaxias son agrupaciones de estrellas que giran alrededor de un centro de masas común, que suele ser un agujero negro hipermasivo. Nuestra Vía Láctea, por ejemplo, es una galaxia promedio con un tamaño de 52.800 años luz de diámetro que podría albergar hasta 400.000 millones de estrellas.

Pues bien, incluso nuestra galaxia se queda pequeña ante la más grande del Universo. La galaxia IC 1101 es 50 veces más grande que la Vía Láctea. Estamos ante una galaxia con un diámetro de 6 millones de años luz que podría albergar más de 100 millones de millones de estrellas, cosa que hace que tenga una masa 20 millones de veces mayor que la nuestra. Se encuentra a una distancia de unos 1.000 millones de años luz.

Galaxia IC 1101
Autor: Fernando de Gorocica. No se han realizado cambios en la imagen. Enlace de la licencia: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Supergalaxia_IC_1101.png

3. Supercúmulo galáctico Laniakea: 520.000.000 años luz

Entramos en el TOP 3. Y es que las galaxias también se agregan entre ellas formando lo que se conoce como cúmulos galácticos. Sin ir más lejos, nuestra galaxia, la Vía Láctea, forma parte del denominado Grupo Local, un cúmulo galáctico constituido por unas 40 galaxias (la más cercana a nosotros es Andrómeda) que logra una extensión conjunta de 5 millones de años luz. Es colosal.

Pero es que incluso esto empequeñece ante el supercúmulo galáctico Laniakea. Estamos hablando de un cúmulo de galaxias con una extensión de 520 millones de años luz. Si fueras capaz de viajar a la velocidad de la luz y hubieras empezado el viaje de una punta a otra cuando los dinosaurios se extinguieron, no habrías completado ni el 13% del viaje.

Estamos ante un cúmulo galáctico que alberga más de 100.000 galaxias, lo que hace que se estime que haya un total de 10.000 millones de millones de estrellas en su interior. Un 0,4% del Universo observable corresponde a este supercúmulo. Puede parecer poco, pero lo cierto es que estamos ante una estructura colosal. Se encuentra a una distancia de 250 millones de años luz.

Laniakea

2. La gran muralla de Hércules - Corona Boreal: 10.000.000.000 años luz

¿Qué puede ser más grande que un supercúmulo galáctico con diez mil billones de estrellas en su interior? Pocas cosas ya. Pero la gran muralla de Hércules - Corona Boreal es una de ellas. Se trata de la estructura más grande y más masiva de todo el Universo.

Se trata de un supercúmulo galáctico descubierto en 2013 con un diámetro de 10.000 millones de años luz, lo que significa que, si quisieras completar un viaje de punta a punta a la velocidad de la luz y lo hubieras hecho cuando se formó el Sol, todavía no irías ni por el 50%.

No se sabe exactamente cuántas galaxias podría albergar, pero teniendo en cuenta que constituye casi el 11% del Universo observable, estamos hablando de millones de millones de galaxias. Teniendo en cuenta que está también a una distancia de 10.000 millones de años luz y que esto implica estamos viendo 10.000 millones de años en el pasado, no tiene ningún sentido para los astrónomos que semejante estructura se formara “tan poco” tiempo después del Big Bang, que ocurrió hace 13.800 millones de años.

Gran muralla

1. El Universo: 93.000.000.000 años luz

Reservamos la primera posición para lo más grande. No puede haber nada más inmenso que esto ya que, básicamente, lo alberga todo. Estamos hablando, como no puede ser de otra manera, del Universo en sí. El Universo observable tiene un diámetro de 93.000 millones de años luz, que es más que el propio tiempo que lleva con vida. Sencillamente, inimaginable.

Universo
El mapa del Universo más detallado que tenemos.
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies