Los 5 tipos de guerras (y sus características)

Las guerras han formado parte de la historia de la humanidad desde sus inicios, marcando el curso del mundo y sus civilizaciones. Veamos qué tipos de conflictos bélicos existen.

Tipos guerras

Las guerras consisten en conflictos armados que se producen entre dos bandos, generalmente de gran magnitud. El objetivo no es otro que derrotar al enemigo empleando todos los medios tecnológicos y humanos disponibles.

Hay autores que consideran que la guerra es un mal inherente a la propia condición humana, y por ende, inevitable. Sin embargo, no podemos olvidar que todo conflicto bélico está, por supuesto, enmarcado en un contexto sociohistórico. Es decir, una guerra es un fenómeno que se produce como resultado de múltiples factores y escenarios históricos, sociales y económicos que confluyen en un momento determinado de la historia.

¿Qué son las guerras?

La guerra se vincula con los cambios de cada momento histórico y ello explica que la forma del conflicto haya ido evolucionando a lo largo de los siglos, tanto en los elementos empleados en combate como en las motivaciones que impulsan el enfrentamiento. Al margen de estos cambios en la sofisticación material y las causas subyacentes, lo que siempre se ha mantenido estable es el componente violento y crudo de la guerr. Todo conflicto armado conlleva daños y víctimas, arrasando de forma despiadada con la realidad conocida hasta entonces.

Sin embargo, las guerras también han entrañado a lo largo del tiempo múltiples intereses. El establecimiento de ciertos sistemas económicos, jerarquías sociales y adelantos tecnológicos ha sido posible debido a que se produjeron enfrentamientos entre masas con creencias, deseos y valores aparentemente irreconciliables.

Como decíamos anteriormente, las motivaciones detrás de una guerra dependen estrechamente del momento histórico, económico, social y cultural en el que esta se produce. No obstante, la complejidad de estos conflictos es de tal calibre, que resulta imposible concretar una causa única.

Hace siglos las guerras solían desencadenarse por motivos religiosos o culturales. Ejemplo de ello son las cruzadas llevadas a cabo por parte de la Iglesia Católica. Los conflictos violentos también eran una estrategia geopolítica, pues eran la forma de lograr conquistar territorios para ampliar imperios, lograr la independencia de una región respecto de una nación o incluso disputarse el control de un territorio entre potencias.

De acuerdo con todo esto, es esperable pensar que no hay dos guerras iguales. Por el contrario, podemos hablar de diferentes tipos de conflictos, por lo que en este artículo revisaremos cada uno de ellos y sus características.

¿Qué tipos de conflictos bélicos existen?

A continuación vamos a comentar los distintos tipos de guerras que se han producido hasta la fecha. Esta lista solo recogerá algunos de los tipos más conocidos e interesantes, aunque por supuesto existen muchas más categorías.

1. Guerra civil

Esta guerra se caracteriza porque surge entre varios bandos en el contexto de un único país. También puede darse una guerra civil entre dos naciones que previamente constituyeron un único país. Generalmente, entre las causas que desencadenan un conflicto de este nivel se pueden entremezclar motivos relacionados con la religión, las etnias o los intereses económicos.

La motivación que suele existir detrás de este tipo de conflictos tiene que ver con el poder. Es decir, los diferentes grupos del enfrentamiento luchan por dominar la nación en cuestión. Generalmente, suelen existir profundas diferencias entre los bandos en relación a la política que se quiere establecer en el territorio. También se pueden recoger en esta categoría las guerras por las cuales una región trata de independizarse del país al que pertenece.

Al tratarse de una guerra en la que se resquebraja el sentimiento de unidad en un país, sus consecuencias suelen ser devastadoras tanto a nivel material como humano. Este tipo de conflictos generan en los habitantes del país un profundo desarraigo y muchas veces la necesidad imperiosa de emigrar forzadamente. Una guerra civil implica, por descontado, un retroceso en todos los sentidos para la nación que la sufre. Todos los progresos que el país haya podido lograr se desvanecen y el futuro se vislumbra lleno de incertidumbre.

Guerra civil

2. Guerra Mundial

Las guerras mundiales son aquellas que involucran a los diferentes continentes del mundo. Este tipo de conflictos constituyen un hecho sin igual, ya que entran en conflicto las principales potencias del planeta. Las dos Guerras Mundiales que tuvieron lugar en el siglo XX han alcanzado niveles de crueldad y destrucción sin precedentes.

Algo que diferenció a las Guerras Mundiales respecto a los otros grandes conflictos de la historia ha sido la implicación de la población civil, algo que no era habitual en la antigüedad. Además, los medios técnicos disponibles eran mucho más potentes que los rudimentarios recursos de siglos anteriores. Por esta razón, las guerras mundiales batieron un macabro récord, acabando con un desorbitado número de vidas e incalculables daños materiales y patrimoniales en el tiempo que duraron.

Guerra mundial

3. Guerra de invasión

En ocasiones, ocurre que las fuerzas armadas de un país irrumpen por la fuerza en otra nación. Este fenómeno, conocido como invasión, persigue lograr la conquista o dominio del territorio invadido. El país invasor elabora todo un plan destinado a conseguir el absoluto control de la nación objetivo, con el fin último de tomar las riendas de su gobierno. De la misma forma, el gobierno invadido puede tomar las medidas que considere para lograr defenderse del adversario.

La invasión es considerada un delito de guerra en la actualidad. No obstante, a día de hoy se llevan a cabo lo que se denominan intervenciones. Estas consisten en la llegada del ejército de un país a otro, con fines que pueden ser muy diversos. En este sentido, se suelen distinguir las intervenciones de hecho de las intervenciones solicitadas.

Una intervención de hecho se produce cuando un país incurre de forma armada en otro por su propia iniciativa. Por el contrario, las intervenciones solicitadas se producen cuando el propio país pide a otro que acuda a su territorio. Por ejemplo, se puede realizar una intervención solicitada con el fin de mediar entre bandos enfrentados de esa nación e impedir una posible guerra civil. Las intervenciones de hecho suelen entramar múltiples intereses tanto para el país que la lleva a cabo como para otras naciones.

Invasión

4. Guerra comercial

Este tipo de guerra resulta bastante peculiar, ya que la forma en la que los bandos se enfrentan no es a través de ataques explícitos con armas, sino mediante la imposición de barreras tanto arancelarias como no arancelarias. ¿Por qué se puede iniciar una guerra comercial? Por ejemplo, un país puede planear ensalzar su industria local frente a la producción extranjera y tratar de reducir el déficit en su balanza comercial.

Las políticas económicas que priman la producción interna frente a la extranjera reciben el nombre de políticas proteccionistas. Aunque estas medidas puedan ser empleadas en un momento concreto por alguna razón justificada, muchos países siguen esta política por intereses de unos pocos particulares.

Cuando existe conflicto entre países, una forma de desencadenar una guerra sin armas pasa por establecer políticas que reduzcan las importaciones a la mínima expresión. Esto, en principio, puede favorecer la industria nacional y perjudicar a la de otras naciones. Sin embargo, estas medidas pueden crear consecuencias fatales como la inflación, la falta de suministro de bienes y servicios y la bajada del consumo por parte de la población.

Guerra comercial

5. Guerra biológica

Este tipo de conflicto también se aleja de la idea prototípica que tenemos de lo que es una guerra. Este tipo de combate consiste en dañar al rival empleando armas biológicas, típicamente virus o bacterias, que puedan ser dañinos para el contrincante. No obstante, y aunque en tiempos de covid este concepto nos parezca un invento actual, nada más lejos de la realidad.

Antes de que comenzará el siglo XX, el empleo de estas estrategias ya era algo conocido. Era frecuente, por ejemplo, envenenar la comida o bebida del rival o usar productos inoculados biológicamente. Incluso, en la Edad Media se empleaba el contagio intencional de la peste o el uso de animales muertos como arma de batalla.

Actualmente, Naciones Unidas tiene terminantemente prohibido el uso de este tipo de armas, aunque existen múltiples teorías que afirman que hay reservas de virus y bacterias altamente peligrosos por parte de ciertos gobiernos para emplearlos como potenciales armas de guerra en el futuro.

Guerra biológica

En este listado sólo se han recogido algunos de los tipos de guerras que existen. Realmente, como comentábamos al inicio, estos conflictos se encuentran condicionados por múltiples variables. Por ello, sería imposible recoger en una lista todos los tipos de guerras existentes. Así, las guerras se pueden clasificar siguiendo muy diferentes criterios (duración, países implicados, armas usadas…).

Lo que es evidente es que, con independencia de su forma, la crueldad humana es algo que se ha mantenido presente a lo largo de la historia. Por el momento, no sabemos con absoluta seguridad si los conflictos bélicos son parte de la naturaleza humana o, por el contrario, se pueden prevenir. En caso de que lo segundo fuese viable, aún no se ha descubierto la receta mágica para que las naciones convivan sin tener que recurrir a la destrucción para llegar a una solución.

En cualquier caso, las guerras también nos demuestran que, aunque la tecnología y los materiales hayan evolucionado radicalmente, la esencia y las motivaciones que hay hoy detrás de las guerras no son tan distintas de las de hace siglos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies