Los 3 tipos de paradojas (y ejemplos más famosos)

Las paradojas son ideas o proposiciones que van en contra de la lógica. Estas han sido foco de interés para la filosofía desde la antigüedad, ya que no se ajustan a los modos de razonamiento tradicionales.
Tipos paradojas

Es habitual que, siempre que pensamos o razonamos, tratemos de aplicar nuestro sentido común. Sin embargo, hay determinados escenarios que pueden resultar contradictorios o atípicos y por ello no nos permiten utilizar el razonamiento como lo haríamos normalmente. Los seres humanos tenemos una tendencia natural que nos lleva a buscar la explicación a todos los fenómenos que observamos. No obstante, hay muchos sucesos que no se ajustan a lo que se considera lógico o intuitivo, por lo que no es posible hallar una respuesta razonable.

Estas situaciones se denominan paradojas, y se definen como ideas o proposiciones que van en contra de la lógica. Este término tiene su origen en la palabra latina paradoxa, que significa “contrario a la opinión común”. Debido a los quebraderos de cabeza que las paradojas producen, siempre han sido objeto de interés para la filosofía desde la antigüedad. Y es que este fenómeno, también conocido como antilogía, nos lleva con frecuencia a razonamientos sin solución.

Todas las paradojas han guardado relación con la lógica. El campo de la lógica se consideraba en el pasado una rama importante de la filosofía, aunque hoy en día ha evolucionado y está considerada como un área fundamental de las matemáticas. Aunque las paradojas han sido analizadas y estudiadas desde estos ámbitos, lo cierto es que podemos encontrar antilogías en campos como la economía, la física o la literatura.

Si te interesa saber más sobre este fenómeno tan curioso, solo continúa leyendo, porque en este artículo vamos a definir qué es una paradoja y qué tipos existen.

¿Cómo se clasifican las paradojas?

Como decíamos al inicio, una paradoja es un hecho o proposición que va en contra de la lógica. También se puede definir como una idea opuesta a lo considerado verdadero o a la opinión general. Muchas paradojas son razonamientos que aparentemente parecen válidos, pues se basan en premisas verdaderas que, sin embargo, llevan a situaciones contradictorias desde la perspectiva del sentido común.

Las paradojas han sido tradicionalmente un motor de reflexión y pensamiento que ilustra la enorme complejidad de la realidad que nos rodea. Estos razonamientos contradictorios han sido, de igual forma, un aliciente para el desarrollo humano, ya que han impulsado importantes logros científicos y filosóficos. Existen diferentes tipos de paradojas y estas pueden ser clasificadas de acuerdo a diferentes criterios, como su grado de veracidad o el área de conocimiento al que pertenecen.

1. Paradoja verídica

Las paradojas verídicas son resultados que, si bien tienen cierto aire de absurdidad o contradicción, poseen una veracidad que es demostrable. Las paradojas del ámbito de las matemáticas suelen pertenecer a esta categoría.

Algunos ejemplos de este tipo de paradojas son los siguientes:

  • Paradoja del cumpleaños

Estrictamente, esta no es una paradoja, pues no implica una contradicción lógica, sino que se trata de una especie de ilusión mental. El problema del cumpleaños consiste en pedir a las personas una estimación del tamaño mínimo que creen debería tener un grupo para que sea más probable que improbable que dos individuos cumplan años el mismo día.

La mayoría suele dar una respuesta errónea, ya que nuestra intuición nos lleva a pensar que se necesitan muchas más personas de las reales para alcanzar la probabilidad del 50,66%. La respuesta correcta sería que se necesitan 23 personas en el grupo para lograr más del 50,66% de probabilidad, pero las respuestas de quienes intentan resolver el problema siempre superan esta cifra. En definitiva, lo que sucede es que nuestro sentido común dicta lo contrario que la demostración matemática.

  • Paradoja del Hotel Infinito

Esta construcción fue ideada por el matemático David Hilbert. Utilizando el ejemplo de un hotel, este trata de explicar hechos paradójicos relacionados con el concepto matemático de infinito. Por ejemplo, indica que en un hotel con infinitas habitaciones este podría seguir aceptando huéspedes incluso estando lleno.

Paradoja hotel

2. Antinomia

Las antinomias son un tipo de paradojas que llegan a un resultado que se contradice a pesar de haber utilizado razonamientos correctos. Por lo general, el fallo no se localiza en el proceso de pensamiento sino en alguna definición o axioma aceptado previamente. El ejemplo más clásico de antinomia lo ilustra la llamada paradoja de Russell, a través de la cual el filósofo Bertrand Rusell demuestra que la teoría original de conjuntos formulada por Cantor y Frege es contradictoria.

Otro ejemplo de antinomia lo encontramos en la paradoja del mentiroso. Si tenemos la frase “Esta frase es falsa”, se razona lo siguiente: si la frase es falsa, es falso que “Esta frase es falsa”, es decir, la frase es verdadera. Si, por el contrario, la frase es verdadera, es cierto que “Esta frase es falsa”, es decir, la frase es falsa.

Paradoja mentiroso

3. Paradojas condicionales

Este tipo de paradojas consisten en proposiciones cuyo carácter paradójico se hace notable a medida que se intentan resolver. Esto puede ocurrir debido a que falta información relevante para resolverlas o porque sencillamente es imposible su resolución. Entre los ejemplos más conocidos de este tipo de paradojas se encuentran:

  • Paradoja de Pinocho

Esta paradoja consiste en plantearse la cuestión de qué sucedería si Pinocho dijera la oración “me va a crecer la nariz ahora”. Esto solo podría dar a dos situaciones válidas desde el punto de vista lógico: Si lo que dijo es cierto, entonces la nariz crecerá, pero el problema es que no debería hacerlo ya que la nariz de Pinocho sólo debería crecer en caso de que mienta. Es decir, su nariz estaría creciendo cuando dice la verdad. Si lo que dijo es mentira, entonces la nariz no le crecerá, pero el problema es que debería crecer, ya que esta crece en caso de que diga una mentira. Es decir, su nariz no estaría creciendo cuando dice una mentira.

  • El huevo y la gallina

Siempre se suele plantear el eterno dilema… ¿qué fue antes, el huevo o la gallina? En el caso de afirmar que lo primero fue la gallina, se plantea que esta ha tenido que salir antes de un huevo. En el caso de ir primero el huevo, este tuvo que ser puesto por una gallina. Como vemos, este dilema tan extendido en la cultura popular es todo un callejón sin salida. Algunos grandes pensadores se han pronunciado respecto a su opinión sobre este dilema. Por ejemplo, Aristóteles creía que lo primero que había existido era la gallina, mientras que Stephen Hawking afirmaba que era el huevo.

Paradoja huevo

Las dos paradojas más famosas de la Historia

Ahora que ya sabemos qué es una paradoja y qué tipos existen, vamos a repasar dos de las paradojas más célebres e interesantes.

1. Paradoja de Fermi

Esta paradoja refleja la contradicción producida por la elevada probabilidad de existencia de vida inteligente en otros planetas y sistemas solares frente a la ausencia de evidencias que puedan demostrarlo. El nombre de esta paradoja se debe al físico italiano Enrico Fermi, quien fue el primero en formularla en la década de los cincuenta.

2. Paradoja de Epicuro

Esta paradoja filosófica de connotación religiosa analiza la dificultad para asumir la existencia del sufrimiento, el mal y las injusticias en el mundo junto a la existencia de un supuesto Dios bueno, todopoderoso y omnipresente. Su nombre procede del filósofo griego Epicuro de Samos, que se cree fue pionero formulando esta paradoja.

Esta paradoja analiza los diferentes atributos que frecuentemente se le otorgan a Dios y, comparando esta idea de deidad frente a una realidad llena de dolor, los pone en tela de juicio mediante preguntas como:

  • ¿Es que Dios desea evitar el mal, pero no puede? Entonces no es omnipotente.
  • ¿Es que Dios es capaz de hacerlo, pero no quiere? Entonces no es benévolo.
  • ¿Es que Dios es capaz de hacerlo y también lo desea? ¿Por qué existe el mal entonces?
  • ¿Es que Dios no es capaz de hacerlo ni tampoco lo desea? ¿Por qué llamarlo Dios entonces?

Conclusiones

En este artículo hemos indagado en un fenómeno desconocido y complejo: las paradojas. Aunque en el lenguaje popular el término paradoja se utiliza con mucha frecuencia, siempre se emplea desde una perspectiva coloquial. Hablar de las paradojas de la propia vida implica referirnos a aquellas situaciones paradójicas o irónicas de la vida cotidiana.

Sin embargo, en este artículo hemos querido ir un poco más allá del uso popular del término paradoja, y nos hemos adentrado en las paradojas elaboradas y analizadas por grandes intelectuales no sólo de la filosofía, sino también de otras disciplinas como las matemáticas o la física.

Las paradojas pueden parecer, en un primer momento, un obstáculo para el pensamiento humano. Cuando estas se analizan pueden generar cierta desesperación, ya que el razonamiento se dibuja como un callejón sin salida, de forma que nos encontramos ante un dilema sin solución posible.

Sin embargo, la mente humana necesita retos y desafíos para crecer y explorar sus límites. Así, lejos de ser un impedimento para el avance y el desarrollo del pensamiento, las paradojas han sido el fuel que ha alimentado el razonamiento y el conocimiento científico en la sociedad. Las paradojas han permitido poner en duda teorías ya asentadas, pensar acerca de cuestiones como la existencia de Dios o reflexionar sobre aspectos que quizá se han estado pasando por alto.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies