Dermatología

¿Qué son los puntos negros y cómo eliminarlos?

Los puntos negros se forman por una obstrucción de los poros de la piel con material sebáceo, el cual, debido a la oxidación y a la acumulación de suciedad, se vuelve oscuro. Veamos cómo tratarlos.
Puntos negros

Siendo comunes especialmente en la adolescencia pero también en la edad adulta, los puntos negros son, sin duda, uno de los tipos de granos más frecuentes. Estos antiestéticos puntos negros pueden llegar a mermar nuestra moral y a obligarnos a pasar mucho tiempo delante del espejo eliminándolos uno por uno.

Pero esto de “petarlos” no es, ni de lejos, la mejor estrategia para combatirlos. Como pasa con cualquier otra parte de nuestro cuerpo, la salud de nuestra piel debe cuidarse mediante la prevención, pues este órgano de dos metros cuadrados es un reflejo de, aunque la genética importe mucho, nuestro estilo de vida.

Y los puntos negros no son una excepción. Formados a causa de un proceso de obstrucción de los poros de la piel junto a una oxidación de material graso, la aparición de estos granos puede prevenirse y, en caso de que sea necesario, tratarse con el mínimo daño posible a la piel.

Por ello, en el artículo de hoy, además de entender por qué se forman los puntos negros y cómo lo hacen, veremos las más eficaces y saludables formas tanto de prevención como de tratamiento. Vamos allá.

La anatomía de la piel y los granos

Antes de pasar a analizar cómo es el proceso de aparición de los puntos negros, debemos hacer un repaso muy breve de la anatomía de nuestra piel. Estamos hablando del órgano más grande del cuerpo humano y uno de los más importantes, pues además de ser la barrera primaria contra el ataque de gérmenes, nos protege de sustancias dañinas, regula la temperatura, permite el desarrollo del sentido del tacto, etc.

Sea como sea, hoy lo que nos importa es centrarnos en su estructura. Renovándose por completo cada 4 u 8 semanas, la piel está formada por tres capas:

  • Epidermis: Es la capa más externa y también la más fina, con un espesor de aproximadamente 0,1 milímetros, aunque varía dependiendo de la zona del cuerpo. Consiste en unas 20 capas de queratinocitos (un tipo de células de la piel) muertos, que forman un manto que nos aísla del medio.

  • Dermis: Es la capa intermedia y también la más gruesa. A diferencia de la anterior, compuesta por queratinocitos muertos, la dermis es básicamente colágeno y elastina, dos sustancias que dan flexibilidad, firmeza, resistencia y fuerza a la piel. Es aquí donde se encuentran las terminaciones nerviosas que hacen posible el sentido del tacto.

  • Hipodermis: Es la capa más interna de la piel y su componente mayoritario, en un 95%, son lípidos. Por lo tanto, se trata de una capa de grasa que sirve como almacén de energía y para aislar al cuerpo del frío y del calor.

Folículo piloso

Las glándulas sebáceas taponan los folículos pilosos

Pero, ¿a qué viene todo esto? ¿Qué tiene que ver con los granos? Pues que, como vemos, si nos paramos a mirar la morfología de la piel y lo compacta y resistente que es, vemos que no tiene demasiado sentido que se formen granos. Lo que pasa es que la piel tiene un punto débil: los folículos pilosos.

Y es que son el único lugar “desprotegido” de la piel. Los folículos pilosos son cavidades que atraviesan las tres capas de la piel (llegan hasta la mitad de la hipodermis, más o menos) y que se encuentran por toda su extensión, excepto labios y plantas de los pies y manos.

Sea como sea, los folículos pilosos son cavidades donde crece el pelo y que tradicionalmente llamamos “poros”. Es la única abertura natural en nuestra piel. Esto, que de por sí no tendría que ser un problema, se convierte en uno debido a la presencia de otra estructura vinculada a ellos: las glándulas sebáceas.

Estas glándulas sebáceas secretan sustancias grasas y las liberan en el interior del folículo piloso, con el objetivo de que estos compuestos oleosos lubriquen el cabello y formen una película hidrolipídica (agua y grasa) que den integridad a la piel.

Ahora bien, cuando estas glándulas sebáceas sintetizan más grasa de la que deberían (por alteraciones hormonales, infecciones bacterianas, estrés… Las causas no están del todo claras), es posible que este exceso provoque un taponamiento del folículo piloso o poro.

La formación de este tapón de grasa en los folículos pilosos es lo que provoca, por acumulación de suciedad, bacterias e impurezas, la aparición de granos. Y los puntos negros no son una excepción.

Entonces, ¿qué es un punto negro?

Un punto negro es un tipo de grano, por lo que se desarrolla debido a un taponamiento de los folículos pilosos a causa de una producción excesiva de grasa por parte de las glándulas sebáceas. Ahora bien, los puntos negros tienen algunas particularidades que los hacen diferenciarse de otros granos como el acné, las espinillas, los forúnculos o los quistes.

En este sentido, un punto negro es aquel grano en el que el taponamiento de grasa sucede en regiones más externas del folículo piloso, por lo que está en contacto con el exterior. Por ello, es más susceptible a acumular suciedad y, sobre todo, a que el oxígeno presente en el aire provoque la oxidación del material graso.

Igual que un objeto de hierro se vuelve marrón cuando se oxida, con la grasa del poro pasa exactamente lo mismo. Un punto negro, pues, es aquel grano en el que la oxidación de la grasa y la acumulación de la suciedad provoca que el material sebáceo se vuelva oscuro.

Esta es la razón por la que, a pesar de que parezca material negro, al quitarlos, son blancos, pues solo se oxida la capa más externa de grasa. Los puntos negros son especialmente comunes en nariz y alrededores, pues son las zonas que más frecuentemente producen material sebáceo en exceso.

Es importante dejar claro que un punto negro no está vinculado a una infección, pero puede infectarse, en cuyo caso cambia su morfología y se observa pus e inflamación. Pero en la mayoría de casos, a diferencia del acné, no hay un proceso de colonización del folículo piloso por parte de bacterias.

Puntos negros nariz

¿Por qué aparecen puntos negros?

Al igual que pasa con el resto de granos, hay muchos mitos acerca de los puntos negros. Y es que a pesar de lo que se suela decir, no está demostrado, en absoluto, que una mala alimentación provoque su aparición. Es decir, comer alimentos grasos (chocolate, bollería, carne, comida rápida...), aunque pueda parecer que sí, no estimula una mayor producción de grasa en las glándulas sebáceas.

De hecho, los factores genéticos y hormonales son las principales causas. Y es que los genes son los que determinan el modo en que nuestras glándulas sebáceas sintetizan grasa. Por ello, hay personas más propensas que otras. Del mismo modo, parece ser que existe cierta predisposición hereditaria, aunque no está del todo confirmado.

Siguiendo en la misma línea, los factores hormonales son muy importantes. Cambios en la producción de determinadas hormonas pueden hacer que sea más probable que las glándulas sebáceas produzcan más grasa de la que deberían.

El problema es que la naturaleza hormonal de nuestro cuerpo, además de estar determinada también por la genética, es susceptible de cambiar constantemente. Por estrés, por la pubertad, en determinados momentos del ciclo menstrual, épocas tristes, falta de ejercicio físico, mala alimentación…

Como vemos, es muy difícil saber por qué hay personas con más tendencia a desarrollarlos, pues es una mezcla de genética, hormonas y estilo de vida. Sea como sea, lo que sí sabemos es que es muy común (pocas personas se libran de ellos) y que, pese a no conocer sus causas, hay formas tanto de prevenirlos como de eliminarlos.

Las 6 mejores formas de eliminar los puntos negros

Para eliminar los puntos negros, es igual de importante la prevención que el tratamiento. Ambas están relacionadas. Por ello, a continuación te presentamos las mejores estrategias tanto para reducir el riesgo de que aparezcan como para, una vez están ahí, eliminarlos de forma eficaz y sin dañar la piel. Reventarlos queda prohibido.

1. Dejar que la piel respire

Es muy importante que la piel esté lo más libre posible, pues así es como consigue drenar correctamente la grasa de los folículos pilosos, impidiendo así la aparición de puntos negros. En este sentido, es importante no abusar de maquillaje en las zonas donde más problemas de puntos negros tenemos y, sobre todo, no dormir con maquillaje todavía en el rostro. En esta línea, hay que escoger los desmaquillantes más saludables para la piel.

2. Lavar correctamente la cara

Lavarse la cara en profundidad por la mañana y por la noche es básico, pues así eliminamos todas aquellas impurezas que pueden contribuir al taponamiento de los folículos pilosos. Lo mejor es lavarla con agua templada y un jabón especial en función de tu tipo de piel.

3. Hidratar la piel

Cuando la piel está suficientemente hidratada y retiene agua, es menos probable que los folículos pilosos se taponen. En este sentido, además de beber suficiente agua (entre 2 y 3 litros al día), es importante, en caso de tener la piel seca, realizar cuidados diarios con cremas hidratantes.

4. Usar mascarillas especiales

Para eliminar los puntos negros cuando ya se han formado lo mejor es utilizar mascarillas especiales que permiten su extracción. Estas se aplican sobre la piel y posteriormente se retiran. Como veremos (importante elegir una de calidad), habrán eliminado el material graso de los folículos sin dañar nuestra piel.

Mascarilla puntos negros

5. Evitar cosméticos grasos

Es muy importante evitar todos aquellos cosméticos, geles, cremas, jabones, etc, que tengan un alto contenido en sustancias grasas, pues puede contribuir al problema. Basta con consultar la etiqueta y seleccionar, preferiblemente, los que están hechos a base de agua.

6. Utilizar exfoliante facial

Si la sensibilidad de tu piel lo permite, sería también interesante utilizar entre una y dos veces a la semana un exfoliante facial. Es importante que este no sea agresivo para la piel, pero son muy recomendados para eliminar los restos de grasa, impurezas y células muertas que pueden provocar la obstrucción de los folículos pilosos.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,configuración ads ycookies