Piel de la cara seca: 10 consejos y remedios para tratarla

La piel seca de la cara puede ser un padecimiento muy molesto, pues produce picor, agrietamientos e incluso heridas sangrantes. Te presentamos soluciones para atajarla.
Piel cara seca consejos remedios tratarla

La piel seca es una característica muy común, pues suele darse debido a factores ambientales como el clima frío o caliente y una baja humedad en el aire. Aun así, cuando este síntoma se cronifica o se presenta demasiado a menudo, puede ser necesario realizar una visita al dermatólogo.

Enfermedades como la piel de atleta, la dermatitis de contacto o la dermatitis atópica también pueden expresarse mediante un agrietamiento y sequedad de la piel en distintos puntos del cuerpo. Se calcula que un 15-30 % de los niños pequeños presentan la última enfermedad, por lo que, claramente, la piel de la cara seca y otras zonas es algo muy común en los países occidentales.

Así pues, hoy te presentamos 10 consejos y remedios para tratar este molesto signo clínico tan extendido en nuestra sociedad. Quédate con nosotros, pues algunos de los remedios caseros que te planteamos te sorprenderán.

¿Qué es una piel seca?

Según portales dermatológicos, la piel seca se define como “un trastorno cutáneo de alta prevalencia en la población general que se caracteriza clínicamente por una piel áspera y descamativa que puede dar lugar a picor de intensidad variable”. Estudios calculan que, aproximadamente, el 80 % de la población mayor de 60 años sufre esta condición.

El aspecto de la piel seca (en la cara o cualquier otra parte) es áspero, de color mate y presenta unas finas escamas. Este suceso se produce por una modificación en el estrato córneo de la epidermis, ya sea porque las células vivas se recambian demasiado rápido, o porque las células muertas quedan retenidas en la parte más superficial de la piel.

Entre los síntomas de la piel seca podemos encontrar los siguientes: una sensación de tirantez y aspereza en la epidermis, picor, descamaciones, enrojecimiento e incluso grietas que pueden llegar a sangrar.

Consejos y remedios para tratar la piel seca de la cara

Una vez hemos definido qué es esta condición y a quiénes afecta más, es hora de sumergirnos en los 10 consejos que te hemos prometido en líneas previas. Vamos allá.

10. Cubrir la mayor cantidad de piel en climas fríos

El viento y el frío provocan una mayor sequedad de la piel de la cara, razón por la cual la utilización de bufandas, bragas y gorros se hace necesaria en esta época del año en personas con pieles secas. Además, existen otras condiciones (como la urticaria por frío) que pueden cursar con efectos más graves si el paciente se expone durante mucho tiempo a temperaturas bajas. Ya sea para evitar la sequedad cutánea o para ahorrarse una gripe, taparse bien en invierno siempre es una buena opción.

9. Limitar la exposición al agua

Por contraintuitivo que pueda parecer, una exposición excesiva al agua puede favorecer la sequedad de la piel. En concreto, la cal del agua tratada se deposita en forma de microcristales en la epidermis, absorbiendo parte de su porcentaje de hidratación natural. Se calcula que más de un 45 % de las personas que acuden a consultas dermatológicas pasan más tiempo del necesario bajo la ducha, razón por la cual el consejo se explica por sí solo: demasiado tiempo expuestos al agua puede promover la sequedad de la piel de la cara.

8. Limitar la exposición al agua caliente

El mismo estudio que reportó el dato antes citado revela que más del 50 % de los pacientes encuestados se duchan con agua demasiado caliente. Según palabras de profesionales, “el agua caliente tiene un efecto desengrasante, remueve los lípidos naturales de la piel, por lo tanto, la reseca cuando está en contacto con ella por mucho tiempo”.

Tal y como explican dermatólogos y otros especialistas, la temperatura del agua de la ducha nunca debe superar los 41 grados centígrados, siendo lo más correcto un límite de 38. Por muy relajante que pueda ser, este microclima extremo no le va bien a la piel.

Agua caliente

7. Evitar agentes irritantes en cada caso

Según diversos estudios epidemiológicos, más de un 50 % de la población (en ciertos grupos muestrales) presenta dermatitis de contacto a algún material de uso común. Esta erupción rojiza con sequedad epidérmica, que se puede dar tanto en la cara como en cualquier parte, aparece como respuesta alérgica a la sobreexposición de un compuesto.

El sulfato de níquel, el cloruro de paladio y el cloruro de cobalto son algunos de los compuestos que más reacciones generan. Si te pica la cara tras aplicarte un cosmético, es posible que estés desarrollando una reacción alérgica localizada a dicho compuesto. En este caso, toca cambiar de marca o tratamiento.

6. Limitar el uso de jabón

Aunque no lo parezca, diversos jabones tienen un pH demasiado elevado para nuestra piel. La epidermis presenta un pH aproximado de 5,5 (ligeramente ácido), mientras que algunos de estos jabones comerciales pueden llegar a presentar un pH de 11.

Así pues, un abuso de este tipo de exfoliantes puede destruir las colonias bacterianas simbiontes y comensales de nuestra piel de la cara, resecándola. En los casos de las personas con una epidermis facial especialmente sensible, el uso de aceites o de geles con pH neutro puede ser una buena opción.

Por esta razón, más del 80 % de los dermatólogos aconsejan la utilización de geles a la hora de realizar la limpieza epidérmica diaria.

Jabón cara

5. No poner la calefacción muy alta y evitar el uso de deshumidificadores

Puede resultar muy tentador poner la calefacción a 25 grados centígrados cuando el frío es gélido en el exterior, pero esto puede resultar contraproducente para la piel. Las corrientes de calor y otros parámetros (como el uso de un deshumidificador) pueden secar el ambiente, disminuyendo la humedad ambiental a menos de un 30 %.

Una exposición continua a una humedad relativa menor a este porcentaje puede agravar la sequedad de la piel de la cara. Siempre se puede mantener la casa a 21-22 grados para evitar este suceso, pues así te ahorras dinero, le haces un favor a tu piel y generas menos emisiones. ¡Son todo beneficios!

4. Utilizar cremas con urea

Se han reportado, en diversas investigaciones, los beneficios de la urea sobre la piel. Esto lo consigue mediante tres funciones: estimula la síntesis de proteínas estructurales por parte de las células epidérmicas, promueve la activación inmunológica de las mismas y fomenta la flexibilidad del tejido. Todas estas propiedades son excelentes para combatir una piel seca de la cara.

3. Utilizar cremas hidratantes con vaselina, lanolina o glicerina

Estas sustancias de naturaleza serosa no aportan agua a la piel de la cara, sino que permiten que sea la propia piel la que retenga más adecuadamente su hidratación. Debido a su naturaleza densa, crean una capa protectora que evita la evaporación de vapor de agua a nivel epidérmico.

2. Usar un humidificador portátil

En casos más serios o donde la sequedad de la piel de la cara (u otras partes del cuerpo) se traduzca en un picor difícil de gestionar, la compra y puesta en marcha de un humidificador puede ser positiva. Estas máquinas elevan la humedad relativa del ambiente, hacen poco ruido y se pueden dejar en funcionamiento durante la noche en una habitación cerrada. Si tienes una piel demasiado sensible, esta agradecerá un respiro en forma de vapor de agua.

Humidificador

1. Ir al médico

La mayoría de los casos de piel seca responden bien a los tratamientos caseros y ciertas modificaciones en los hábitos de vida del paciente, pero cuidado: a veces puede ser necesaria una intervención médica.

Si la piel no mejora, si el sangrado por agrietamiento es continuo, si se producen heridas que se infectan por una sequedad excesiva o si el picor y el dolor no te dejan dormir, es momento de plantearse una visita a un especialista. A veces, con remedios caseros no es suficiente, pues existen múltiples enfermedades que requieren de tratamiento que se expresan en forma de sequedad de la piel.

Resumen

Como hemos podido observar, la mayoría de los consejos que aquí te hemos brindado se reducen a los siguientes conceptos: no exponerse a humedades relativas muy bajas, evitar compuestos con pH muy diferente al de la piel y utilizar cremas con urea, vaselina y otros productos derivados del petróleo. Con la acción conjunta de todos estos agentes, seguro que consigues que la piel de la cara seca sea una cosa del pasado en unas pocas semanas.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies