Las 25 enfermedades dermatológicas más comunes

La piel es el órgano más grande del cuerpo y es susceptible de padecer distintas enfermedades. Veamos algunas de las más comunes.
Enfermedades dermatológicas

Es la principal barrera de nuestro cuerpo, pues evita el ataque de millones de patógenos que intentan acceder a los tejidos internos.

Es, además, un órgano que sirve como punto de comunicación con el medio que nos rodea, ya que sus sensibles terminaciones nerviosas nos permiten percibir texturas, presión, sentir dolor y captar la temperatura externa.

La piel es, por lo tanto, vital para desarrollar muchas funciones vitales, así como para protegernos de las amenazas externas. Para cumplir estos objetivos, este órgano debe encontrarse en unas condiciones óptimas que le permitan funcionar como es debido.

La piel, como cualquier otro órgano de nuestro cuerpo, es susceptible de padecer distintas enfermedades, pues es una zona del cuerpo que constantemente sufre los ataques de patógenos que intentan superar esta barrera. Además, hay distintas situaciones del medio que pueden provocar que se desarrollen trastornos o afecciones en ella.

Existen muchos tipos distintos de enfermedades de la piel distintas. En este artículo repasaremos algunas de las más comunes, estudiando sus causas, síntomas y tratamientos asociados.

¿Qué estudia la dermatología?

La dermatología es la rama de la Medicina que se encarga del estudio de la piel, centrándose en su estructura, propiedades y funcionalidad, así como las enfermedades y trastornos que la afectan, descubriendo sus causas y desarrollando tratamientos.

La piel es el órgano más grande del cuerpo, con una extensión en adultos de 2 metros cuadrados y un peso de, aproximadamente, 5 kilos. Como hemos dicho, es un órgano vital para el cuerpo ya que realiza muchas funciones de protección y de regulación.

La piel se divide en tres capas. Ordenadas de más externa a más interna, tenemos: epidermis (evita la entrada de patógenos y protege de los rayos UVA), dermis (regula la temperatura corporal y reduce el impacto de los traumatismos), hipodermis (almacena grasa y, por lo tanto, regula la temperatura corporal).

¿Cuáles son las principales enfermedades de la piel?

Las enfermedades dermatológicas suelen ser trastornos muy visibles, por lo que tienen una marcada repercusión en la vida de los afectados. A continuación presentamos los 25 trastornos de la piel más comunes.

1. Acné

El acné es una enfermedad de la piel común durante la adolescencia, aunque puede aparecer a cualquier edad. Consiste en la aparición de granos o puntos negros generalmente en la cara, pero también se pueden observar en el pecho, la espalda y los hombros.

Este trastorno se desarrolla cuando los folículos pilosos, la parte de la piel por donde nacen los cabellos, son obstruidos por grasa o células cutáneas muertas, lo que permite el crecimiento de bacterias.

Puede causar angustia ya que afectan al aspecto, e incluso pueden dejar cicatrices. Existen tratamientos efectivos para curar este trastorno.

2. Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad dermatológica que ocurre cuando el cuerpo produce demasiadas células cutáneas. Estas se acaban acumulando en la superficie, formando manchas rojas o escamas que pueden llegar a provocar dolor.

No existe una cura para la psoriasis, por lo que se trata de un trastorno crónico. Sin embargo, sí que existen tratamientos para paliar los síntomas y evitar que las células cutáneas sigan creciendo descontroladamente.

3. Dermatitis atópica

La dermatitis atópica, también conocida como eccema, es una enfermedad de la piel que resulta más común en niños, aunque se puede desarrollar a cualquier edad. Se caracteriza por un enrojecimiento de la piel que cursa con picazón.

Sucede cuando, a causa de trastornos genéticos, la piel no puede protegerse bien de las condiciones climáticas, haciéndola sensible a distintas sustancias irritantes o alérgenos.

No existe cura para la dermatitis atópica, aunque sí que disponemos de tratamientos basados en la aplicación de cremas que ayudan a aliviar la picazón.

4. Alopecia

La alopecia puede definirse como la caída del cabello tanto de la cabeza como de otras partes del cuerpo. Puede ser parcial, perdiendo pelo solo en zonas concretas, o bien total, que es menos común.

Es más típica en hombres y suele venir causada por trastornos genéticos, hormonales o por algunas terapias médicas, especialmente las enfocadas a tratar el cáncer.

La calvicie puede ser tratada con medicamentos que evitan que la caída del cabello continúe, e incluso hay algunos que restauran su crecimiento.

5. Urticaria

La urticaria es una enfermedad dermatológica que consiste en la aparición súbita de ronchas rojas en la piel a causa de una reacción alérgica a patógenos, productos químicos, luz solar, insectos, medicamentos, etc.

Estas ronchas provocan pizacón, la cual puede llegar a ser muy molesta para el afectado. El tratamiento más efectivo es el consumo de antihistamínicos, que evitan la reacción alérgica.

6. Cáncer de piel

El cáncer de piel suele desarrollarse en las zonas de la epidermis expuestas a la radiación solar, la cual provoca unas lesiones en las células que aumentan el riesgo de que estas se conviertan en células cancerosas. Se diagnostican cerca de 1 millón de nuevos casos cada año en el mundo.

Los síntomas suelen ser el desarrollo de úlceras, lesiones marrones, aparición de bultos, lunares sangrantes y zonas con picazón. El tratamiento oncológico dependerá de la zona en la que se haya desarrollado el tumor.

7. Hidradenitis supurativa

La hidradenitis supurativa es una enfermedad dermatológica que provoca la formación de dolorosas protuberancias en capas internas de la piel. Pese a que no es provocada por una infección, se cree que se desarrolla porque los folículos pilosos se taponan.

Suele aparecer en las zonas de la piel con más roce, es decir, axilas, glúteos, ingle y senos. Tiende a surgir después de la pubertad y los síntomas normalmente empeoran con el tiempo, por lo que se recomienda tratar con medicamentos o con cirugía antes de que la enfermedad afecte a la vida cotidiana.

8. Dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal es una de las enfermedades más comunes en recién nacidos y consiste en un enrojecimiento en la zona de piel cubierta por el pañal que provoca picazón.

Ocurre cuando las bacterias presentes en las heces empiezan a producir amoníaco, una sustancia irritante que acaba causando problemas en la piel del bebé, la cual es muy delicada.

Cambiar el pañal lo antes posible es la mejor manera de evitar que se desarrolle. De todos modos, hay ungüentos que reducen los síntomas para que no sean tan molestos para el recién nacido.

9. Impétigo

El impétigo es una enfermedad infecciosa de la piel muy contagiosa y común en niños. Se caracteriza por la aparición de llagas alrededor de la nariz y la boca que acaban convirtiéndose en costras.

Está provocada por la acción de una bacteria, por lo que el tratamiento con antibióticos es efectivo para curar la enfermedad.

10. Hiperhidrosis

La hiperhidrosis es una enfermedad de la piel caracterizada por una excesiva sudoración independientemente de la calor y del ejercicio físico que se realice.

El afectado suda mucho, por lo que puede tener un impacto importante en su vida social. El tratamiento inicial consiste en utilizar antitranspirantes. Generalmente funciona, aunque si no lo hace, se pueden usar otros medicamentos más fuertes e incluso extraer quirúrgicamente las glándulas sudoríparas.

11. Melasma

El melasma, conocido popularmente como la “máscara del embarazo”, es una enfermedad de la piel que suele ser más común en mujeres embarazadas y que se caracteriza por la aparición de zonas oscuras en la piel, generalmente en la cara.

La causa no está muy clara, aunque se cree que es debida a una combinación de factores hormonales y medioambientales. El exceso de melanina en la piel no suele tener consecuencias más allá de lo estético.

12. Rosácea

La rosácea es una enfermedad dermatológica caracterizada por el enrojecimiento de la piel de la cara, visibilidad de los vasos sanguíneos y, en determinados casos, aparición de granos llenos de pus.

Suele ser más común en mujeres blancas de mediana edad, aunque puede aparecer en cualquier persona. No hay cura para este trastorno, aunque sí que disponemos de tratamientos que reducen la gravedad de los síntomas.

13. Molusco contagioso

El molusco contagioso es una infección de la piel de origen vírico caracterizada por la aparición de protuberancias redondas en ella. Es más común en niños, aunque la infección se puede dar en cualquier persona.

Puede afectar a diversas zonas de la piel dependiendo de donde se haya producido el contacto. La que se desarrolla en los genitales se considera una enfermedad de transmisión sexual.

En adultos, suele aparecer solo si tienen el sistema inmune debilitado. Las erupciones que causa no suelen provocar dolor, pero pueden provocar picazón y problemas de carácter estético.

14. Hirsutismo

El hirsutismo es una enfermedad dermatológica presente solo en mujeres, las cuales presentan un crecimiento indeseado de cabello en la cara, la espalda y el pecho, siguiendo un patrón típico de los hombres.

Pese a que la causa no está del todo clara, se cree que este trastorno puede ser debido a un exceso de hormonas masculinas, las cuales provocan que las mujeres tengan demasiado vello oscuro y grueso en lugares donde no deberían tenerlo.

Pese a que no existe una cura, los cuidados estéticos personales y algunas terapias hormonales pueden hacer que las mujeres con este trastorno no vean su vida personal afectada.

15. Candidiasis

La candidiasis es una enfermedad dermatológica de origen micótico, es decir, producida por la acción de un hongo. “Candida albicans” es el patógeno responsable de este trastorno, que cursa con erupciones cutáneas con mucho enrojecimiento y picazón.

Es una infección bastante común que afecta a cualquier parte del cuerpo, aunque generalmente crece mejor en zonas cálidas y húmedas como las axilas o la ingle.

El tratamiento consiste en la aplicación de medicamentos antimicóticos (fármacos que matan a los hongos) encima de la propia piel.

16. Vitiligo

El vitiligo es una enfermedad dermatológica que se caracteriza por la pérdida de pigmentación en algunas zonas de la piel, es decir, aparecen áreas más blancas de lo normal.

Esta pérdida de melanina no es contagiosa y no tiene problemas para la salud ni para la integridad de la piel, a excepción de que esas zonas son más sensibles a la radiación solar. Sin embargo, sí que pueden afectar al bienestar de la persona a causa de sus efectos en la estética.

Existe un tratamiento que devuelve momentáneamente la coloración normal de la piel, aunque no evita que la pérdida de color vuelva a producirse.

17. Quiste pilonidal

Un quiste pilonidal es un trastorno dermatológico caracterizado por la aparición de una cavidad anormal en la piel que suele encontrarse encima de los glúteos. Este quiste causa enrojecimiento, dolor y supuración de pus.

El quiste puede infectarse y resultar muy doloroso, por lo que normalmente se trata mediante una intervención quirúrgica de extirpación.

18. Sarna

La sarna es una enfermedad dermatológica provocada por “Sarcoptes scabiei”, un pequeño ácaro que se transmite por el contacto piel con piel.

La principal sintomatología de la sarna es picazón intensa en las zonas de la piel que el ácaro ha mordido, la cual se acrecienta durante la noche. Los tratamientos se aplican encima de la propia piel y consiguen eliminar los parásitos y sus huevos.

19. Culebrilla

La culebrilla es una enfermedad dermatológica de origen vírico. Está provocada por el mismo virus causante de la varicela, que después de provocar esta enfermedad se mantiene en el cuerpo y puede reaparecer tiempo después causando la culebrilla.

Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de erupciones, sarpullidos y ampollas en la piel, que causan ardor y dolores punzantes. No existe cura, aunque los antivirales pueden hacer que la enfermedad remita antes y los síntomas no sean tan severos.

20. Pitiriasis rosada

La pitiriasis rosada es una enfermedad dermatológica caracterizada por la aparición inicial de una mancha grande (de unos 10 cm) en el pecho, abdomen o espalda que rápidamente deriva en otras manchas más pequeñas.

Estas manchas suelen provocar picazón y, aunque suele remitir por sí sola antes de las dos semanas, disponemos de un tratamiento que ayuda a aliviar los síntomas.

21. Eritrodermia

La eritrodermia es una enfermedad dermatológica que consiste en una descamación de la piel. Este despellejamiento suele venir acompañado de enrojecimiento, picazón e incluso caída del cabello.

Suele estar causada por alergias a medicamentos y químicos o también por complicaciones derivadas de otras enfermedades.

Pueden causar complicaciones graves como disfunciones cardiacas e infecciones secundarias severas como la sepsis, por lo que se debe iniciar un tratamiento con dosis de medicamentos fuertes que reduzcan la inflamación.

22. Queratosis solar

La queratosis solar es una enfermedad dermatológica que aparece cuando, después de años de exposición al sol, empiezan a formarse parches escamosos en la piel, generalmente de la cara, manos y brazos.

Tardan muchos años en formarse, por lo que es típica en personas mayores de 40 años que han hecho excesos con el sol. Pese a que no suelen venir acompañados de síntomas, estos parches pueden derivar en cáncer de piel. El mejor tratamiento es la prevención.

23. Epidermólisis bullosa

La epidermólisis bullosa es una enfermedad dermatológica caracterizada por una inusual fragilidad de la piel. Ante lesiones menores o fricciones leves se forman ampollas en la piel.

Se trata de un trastorno hereditario y no existe cura, por lo que los tratamientos van enfocados a evitar la formación de las ampollas y a aliviar sus síntomas.

24. Erisipela

La erisipela es una enfermedad dermatológica causada por la infección por bacterias del género de los estreptococos. Suele provocar daños en las piernas y los brazos, donde causa la aparición de úlceras que pueden venir acompañadas de fiebre.

El tratamiento con antibióticos suele ser efectivo y evita que aparezcan complicaciones más graves, pues de no eliminar la bacteria, esta puede viajar a la sangre y resultar mortal.

25. Acrocordones

Los acrocordones son trastornos dermatológicos que consisten en la formación de tumores benignos con un aspecto similar a las verrugas y que no suponen un riesgo para la salud.

La causa no está demasiado clara, aunque se cree que puede estar debida a la acción de determinados virus o al roce de la piel. No suelen extirparse ya que las consecuencias de hacerlo son más graves que las que puede comportar el tumor por sí solo.

Referencias bibliográficas

  • Sehgal, V.N. (2016) “Diagnosis and Treatment of Common Skin Diseases”. ResearchGate.
  • Hunter, J.A.A., Savin, J.A., Dahl, M.V. (1989) “Clinical Dermatology”. Blackwell Publishing.
  • Bianchi, J., Page, B., Robertson, S. (2011) “Common Skin Conditions Explained”. NHS.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.