Úlcera de decúbito: causas, síntomas y tratamiento

La úlcera de decúbito es una lesión cutánea aparece cuando la piel sufre una presión prolongada en el tiempo. Es especialmente común en personas mayores o en aquellas obligadas a permanecer en reposo.

Úlcera decúbito

La naturaleza del cuerpo humano hace que este requiera un mínimo de actividad física para poder funcionar y mantenerse saludable. Sin embargo, en algunas ocasiones, las enfermedades y la vejez obligan a muchas personas a permanecer en un reposo muy prolongado en el tiempo. Es en este tipo de situaciones cuando aparecen señales de que nuestro cuerpo no está hecho para la inmovilidad. Una de ellas es la úlcera de decúbito.

La úlcera de decúbito consiste en un conjunto de lesiones que aparecen en zonas de la piel que están recibiendo un exceso de presión. Cuando debemos permanecer en una cama o una silla de ruedas durante mucho tiempo, hay zonas de nuestro cuerpo que sufren especialmente, ya que son nuestro punto de apoyo principal. Estas zonas suelen ser aquellas en las que la capa de piel que recubre el hueso es más fina, como por ejemplo los talones, el coxis o las caderas.

Las personas que sufren estas úlceras pueden manifestar sensibilidad en estas zonas, así como infecciones con pus y cambios en la textura de la piel. Resulta fundamental que las personas con mayor riesgo de desarrollar este tipo de lesión reciban los cuidados necesarios que permitan prevenir su aparición. En este artículo vamos a profundizar en qué es la úlcera de decúbito, cuáles son sus síntomas característicos y qué tratamiento se puede aplicar para aliviarla.

¿Qué es la úlcera de decúbito?

Las úlceras de decúbito también se conocen como úlceras por presión o escaras. Estas consisten en llagas que aparecen en la piel cuando esta está siendo presionada sobre una superficie dura durante un tiempo prolongado. La presión limita el riego sanguíneo en aquellas áreas en las que la piel es más fina, el hueso se encuentra más expuesto y existe por ello menor amortiguación. Esta reducción del riego puede provocar daño o muerte del tejido, dando lugar a este tipo de úlceras.

Estas lesiones pueden aparecer de forma progresiva a lo largo del tiempo. Si bien pueden ser tratadas una vez que aparecen, lo ideal es adoptar una serie de hábitos y cuidados con los pacientes inmovilizados para que estas úlceras no se produzcan.

Este tipo de patología aparece en aquellas personas que, por distintos motivos, se encuentran obligadas a estar en reposo prolongado. Ejemplos de ello son las personas mayores, los pacientes con lesiones medulares o aquellos con lesión vascular cerebral.

Qué es úlcera decúbito

Causas de la úlcera de decúbito

Generalmente, se habla de tres factores que contribuyen a la aparición de una úlcera de decúbito.

  • Presión: Como ya comentamos, una de las principales causas detrás de esta dolencia es la excesiva presión que puede estar recibiendo la zona de la piel afectada. Esto provoca que el flujo sanguíneo sea inferior al normal, por lo que el tejido no recibe los nutrientes esenciales que requiere para mantenerse vivo. Esto provoca que la zona pueda verse seriamente dañada e incluso puede producirse muerte total del tejido en los casos más severos. Las áreas más vulnerables a sufrir úlcera de decúbito por presión son aquellas en las que la amortiguación del tejido es menor, como por ejemplo los omóplatos, el coxis o las caderas. Este tipo de úlcera es especialmente habitual en pacientes que se encuentran encamados sin un soporte adecuado en estas zonas delicadas.

  • Fricción: Cuando un paciente se encuentra en reposo durante mucho tiempo, algo tan banal como el roce de la ropa y los textiles puede ser perjudicial para la piel. Este roce puede favorecer la aparición de la úlcera de decúbito si no se adoptan medidas preventivas, siendo especialmente probable cuando la piel no se encuentra del todo seca.

  • Rozamiento: En ocasiones, se pueden producir rozaduras cuando la persona se encuentra reposando sobre una superficie que se mueve. Si el cuerpo del paciente permanece quieto, la fricción entre dos fuerzas en dirección contraria puede dar lugar a una úlcera.

Factores de riesgo de la úlcera de decúbito

En general, la aparición de estas lesiones es especialmente frecuente en ciertas personas, sobre todo en aquellas que se encuentran inmóviles por motivos de salud. Como mencionamos al principio, algunas personas en estado grave, como por ejemplo los pacientes con lesión medular, muestran un elevado riesgo de sufrir este tipo de úlcera. También es muy habitual en ancianos, ya que en edades avanzadas estos pueden requerir un estado de reposo debido a que muestran pluripatología.

En personas con incontinencia también es frecuente. Los pacientes, especialmente si son ancianos, suelen mostrar un grado mayor o menor de incontinencia. Si no se produce una higiene adecuada, los restos de orina y heces pueden crear el entorno propicio para la aparición de una úlcera, ya que sensibilizan la piel mucho más de lo normal.

Además de todo lo anterior, también juega un papel fundamental la dieta. Una alimentación equilibrada favorece que la piel se encuentre sana, reduciendo la probabilidad de aparición de estas lesiones. Las enfermedades que perjudican al riego sanguíneo son un importante aspecto a tener en cuenta en estos casos, ya que pueden favorecer el daño del tejido por falta de nutrientes y oxígeno.

Síntomas y complicaciones

El asentamiento de una lesión de este tipo es progresivo, por lo que la gravedad y profundidad de la úlcera también dependerá de la precocidad con la que se haya tratado el daño del tejido. Generalmente, hay algunos signos de alarma que nos pueden advertir de que se está creando una úlcera de decúbito: cambios en el color y la textura de la piel, hinchazón, pus, temperatura anómala en la zona afectada e incremento de la sensibilidad de la zona.

Como comentamos, estos síntomas aparecen frecuentemente en las zonas del cuerpo más expuestas. Estas serán distintas dependiendo de la postura en la que se encuentre el paciente. Por ejemplo, aquellas personas que están encamadas suelen mostrar úlceras en las caderas, el coxis o los omóplatos. En cambio, quienes están en una silla de ruedas verán más dañadas las zonas de los glúteos, la columna vertebral y la parte trasera de sus piernas.

En lo que refiere a las complicaciones, estas pueden llegar a ser especialmente graves si las úlceras no son tratadas lo antes posible.

  • Infecciones en huesos y articulaciones: Aunque la lesión aparece inicialmente en la piel, cuando esta no es tratada puede expandirse y llegar a afectar a los huesos y las articulaciones del paciente. Esto puede mermar la movilidad de la persona seriamente, por lo que es fundamental brindar atención médica precoz para evitar la propagación.

  • Cáncer: Cuando una herida no cicatriza ni es curada de forma adecuada, tiempo después puede aparecer un carcinoma.

Síntomas úlcera decúbito

Tratamiento

Para tratar las úlceras es necesario que el paciente sea atendido por un equipo profesional que pueda encargarse de los diferentes aspectos de la intervención. Por un lado, las heridas deben ser curadas y desinfectadas por un enfermero/a, al menos al inicio, cuando estas se encuentran más abiertas. Es importante limpiar la llaga y aplicar a continuación un vendaje para prevenir que la herida se vuelva a infectar y favorecer su proceso de cicatrización. Una vez que las lesiones se han curado, es fundamental el trabajo fisioterapéutico, de manera que el paciente pueda lograr la máxima movilidad dentro de sus posibilidades.

El cuidado dietético resulta fundamental, ya que como vimos la alimentación guarda gran relación con el estado de la piel. Es posible que en algunos casos sea necesaria la ingesta de medicamentos que permitan aliviar el dolor hasta que las lesiones se hayan curado. Aunque este tratamiento es útil para curar la lesión cuando ya ha aparecido, es importante adoptar hábitos preventivos con el fin de evitar sufrimiento al paciente inmovilizado.

Es fundamental que se ayude al paciente a cambiar de posición con mucha frecuencia, ya que de esta manera se evita el exceso de presión en las áreas más sensibles. Como decíamos, la movilidad es clave. Es importante que, dentro de las posibilidades de cada paciente, se fomente la actividad física y la movilidad del cuerpo.

Actualmente se pueden encontrar sillas de ruedas y camas especiales para prevenir este tipo de lesiones. Estas permiten cambiar la posición de diferentes formas y cuentan con refuerzos acolchados en las zonas más vulnerables a las úlceras. Mantener unas buenas condiciones de higiene es una medida de prevención básica. Es importante que el paciente sea higienizado con mucha frecuencia, manteniendo la piel limpia y seca y evitando que los restos de heces y orina permanezcan demasiado tiempo en contacto con la dermis. De igual forma, es importante renovar la ropa del paciente y el textil de su cama, ya que de esta forma se evita la acumulación de suciedad y la humedad, que favorecen en gran medida la aparición de estas lesiones.

Úlcera decúbito tratamiento

Conclusiones

La inmovilidad es una experiencia muy difícil para todos los pacientes, tanto a nivel psicológico como físico. Se trata de un estado que, en muchas ocasiones, es indefinido. Por este motivo, la atención a los enfermos que se ven en esta tesitura es vital, ya que son especialmente vulnerables al desarrollo de patologías en las que la úlcera de decúbito es solo un ejemplo más. En este sentido cabe destacar la labor de los profesionales sanitarios, que con su labor de cuidados cotidianos salvan vidas y previenen numerosas enfermedades que, de aparecer, podrían ser graves.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies