Desarrollo Sostenible: ¿qué es y qué objetivos tiene?

El desarrollo sostenible es un concepto que se fundamenta en la búsqueda del progreso tecnológico humano al tiempo que preservamos el medio ambiente. Un repaso de sus objetivos y bases teóricas.

desarrollo-sostenible

El desarrollo sostenible procura buscar el equilibrio entre el desarrollo humano y el estado del medio ambiente. Es decir, trata de permitir que el ser humano pueda cumplir sus necesidades básicas pero sin dañar el planeta.

El consumo actual de energía y con ello la emisión de gases invernaderos, generan una intensa huella de carbono que hace aumentar el efecto invernadero y con ello el calentamiento del planeta. Si no se toman medidas para reducir este efecto, se alcanzará una temperatura que será irreversible, peligrando así la supervivencia de las futuras generaciones.

Por este motivo, es primordial intervenir, y tratar de actuar de manera sostenible en los distintos ámbitos de nuestra vida, buscando que nuestro desarrollo social y económico repercuta lo mínimo posible en el estado ambiental. En este artículo hablaremos del desarrollo sostenible, cómo se define este concepto, cuáles son los objetivos que plantea y cómo tratar de conseguirlos.

¿Qué és el desarrollo sostenible?

El desarrollo sostenible consiste en la capacidad que puede mostrar la sociedad de desarrollarse, evolucionar, pero sin la necesidad de dañar el medio ambiente. Es decir, plantea una visión que contempla el futuro del planeta. No debemos satisfacer nuestras necesidades actuales sin valorar las posibles repercusiones que pueden tener en el futuro. Consiste en tener en cuenta tanto el desarrollo actual de los humanos como el posible desarrollo de las generaciones futuras, haciendo uso de energías y recursos naturales.

El planteamiento de este término, de desarrollo sostenible, aparece por primera vez hace no muchos años. Fue en 1987, en la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, donde se presentó el Informe Brundtland que hacía mención de las consecuencias negativas que comporta el desarrollo económico sobre el medio ambiente.

Con el propósito de disminuir el impacto, se hicieron propuestas que podrían funcionar para reducir los problemas derivados del crecimiento poblacional y de la globalización. Aunque fue 10 años más tarde, en 1997, cuando se hizo oficial el término de desarrollo sostenible en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, Brasil.

El desarrollo sostenible plantea tres pilares, tres ámbitos donde es necesario actuar para la mejora del medio ambiente y poder asegurar una mejor vida presente y futura. Uno de los ámbitos donde se propone trabajar es la sostenibilidad económica, que muestra como principal objetivo reducir la pobreza extrema, buscando un mayor equilibrio económico y así lograr que todo el mundo pueda conseguir un trabajo con un salario justo. Otro de los ámbitos es la sostenibilidad ambiental, que intenta mantener el equilibrio del planeta tratando que el impacto de los seres humanos afecte lo menos posible.

Por último, la sostenibilidad social busca que todo el mundo pueda obtener los recursos y servicios básicos para cubrir sus necesidades. En definitiva, el desarrollo sostenible plantea que todo el mundo pueda conseguir un nivel económico y social que les permita satisfacer las necesidades básicas y vivir dignamente, manteniendo un buen estado del medio ambiente, buscando el equilibrio entre desarrollo humano y estado medioambiental.

que-es-desarrollo-sostenible

Objetivos del desarrollo sostenible

Los Objetivos del Desarrollo Sostenible, también conocidos como Objetivos Mundiales, como hemos apuntado en el apartado anterior, tienen el propósito de intentar buscar un equilibrio entre el desarrollo, crecimiento, económico y social y un correcto estado medioambiental. Pretenden que todo el mundo pueda alcanzar sus objetivos y tener una vida plena sin dañar el medio ambiente. Al final los seres humanos necesitamos del medio ambiente para vivir, por esta razón si destruimos el medio que nos rodea será inútil lograr un buen desarrollo económico y social.

Se plantean 17 objetivos para conseguir las metas y vivir un desarrollo sostenible. Se propone: acabar con la pobre, con el hambre y lograr que todo el mundo muestre un adecuado estado de salud y bienestar; permitir que todo el mundo pueda formarse en una educación de calidad; permitir que todas las personas tengan acceso a los servicios básicos, como las energías sostenibles y no contaminante o el agua; poder obtener un trabajo digno que permite el desarrollo vocacional y económico; creación de nuevas infraestructuras que beneficien el desarrollo económico y el logro de sociedades más sostenibles; producir y consumir de manera equilibrada; proteger el clima y el ecosistema submarino y el terrestre; realizar alianzas entre distintos países para lograr los objetivos e intentar vivir en paz.

Asimismo, también se propone trabajar para disminuir las desigualdades y lograr una mayor igualdad entre géneros. La meta principal o conjunta sería conseguir desarrollar las potencialidades humanas reduciendo las desigualdades que puedan aparecer, tanto económicas, laborales, sociales o de género, teniendo siempre en cuenta el buen estado del medio ambiente, de la fauna, la flora, el medio donde habitan o el cambio climático.

Estos objetivos fueron planteados y establecidos en el año 2000, consiguiendo a día de hoy importantes progresos y mejoras aunque es necesario seguir trabajando para alcanzar el cumplimiento de todos los objetivos.

objetivos-desarrollo-sostenible

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono hace referencia al volumen de gases de efecto invernadero que son producido por la actividad económica y vida cotidiana de las personas. Es decir, cómo afecta la vida de los seres humanos sobre el planeta calculada a partir del volumen de gases de efecto invernadero producidos. Vemos pues, cómo la huella de carbono actúa como indicador y señal de alarma alertando qué cambios debemos realizar para lograr disminuir el daño generado, reduciendo los gases emitidos.

Los gases de efecto invernadero son capaces de absorber y emitir radiación infrarroja, siendo esta una de las principales causas del aumento del efecto invernadero. En condiciones normales el efecto invernadero natural ayuda a mantener un temperatura terrestre que permite vivir a los seres humanos, pero con la presencia de gases que producen un incremento de este efecto, se genera lo que conocemos como calentamiento global y consecuente cambio climático.

Esta huella de carbono, o huella que produce el ser humano sobre el planeta la podemos calcular tanto a nivel empresarial, es decir, a escala más global o a nivel personal, se ha observado que en un año cada individuo produce aproximadamente 4 toneladas de CO2, gas del efecto invernadero.

huella-carbono

¿Cómo alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible?

Ahora que conocemos mejor qué es el desarrollo sostenible y cuáles son sus propósitos a alcanzar, vemos que es fundamental tratar de complir con sus objetivos puesto que si la huella de carbono sigue aumentando, como lo está haciendo actualmente, llegaremos a un punto, a un cambio de temperatura irreversible, que repercutirá en la vida de los seres humanos.

Desentenderse del cambio climático y no hacer nada para reducirlo supone comprometer el estado del planeta y con ello la supervivencia de las generaciones futuras. Es por esta razón, que es fundamental actuar a nivel global, todos debemos cooperar, a nivel mundial, puesto que afecta a todo el mundo. Como hemos mencionado con anterioridad son tres los principios en los que se fundamenta el desarrollo sostenible, el económico, social y ambiental, así debemos actuar en los tres ámbitos para lograr los objetivos vinculados a cada uno de ellos y un adecuado equilibrio. A continuación citaremos algunas medidas que podemos realizar para tratar de conseguir el desarrollo sostenible en los tres ámbitos de actuación.

1. Reutilizar

En la sociedad actual, donde el consumo y compra de productos es constante, debemos tener en cuenta la contaminación que produce la fabricación de los bienes materiales. Por este motivo, siempre que podamos se aconseja reutilizar, comprar productos de segunda mano para reducir la producción. En vez de comprar productos nuevos tratar de dar una segunda vida a productos ya fabricados. Podemos reutilizarlo si se encuentra en buen estado y tratar de restaurarlo.

2. Usar el transporte público o tomar medidas para reducir el número de vehículos

Uno de los principales causantes de la emisión de gases invernaderos es la utilización de vehículos de combustión. Por esta razón, si tratamos de disminuir el uso de estos, reducir la cantidad de vehículos en las carreteras, conseguiremos una menor emisión. Para lograr tal propósito podemos utilizar con mayor frecuencia el transporte público, tratar de compartir el vehículo con más personas, es decir, no ir uno solo o ir andando siempre que sea posible, solo coger el coche si no tenemos otra opción.

3. Reducir el consumo de energía

Otro modo de reducir el consumo elevado de energía y con ello aumentar la huella de carbono, consiste en intentar ahorrar energía eléctrica. De este modo, por ejemplo, en vez de tener la luz encendida cuando es de día, podemos aprovechar la luz solar que no supone ningún consumo energético. Utilizar la energía cuando no tengamos otra opción realizando un consumo adecuado, sin hacer un uso excesivo.

pautas-desarrollo-sostenible

4. Comprar alimentos de km 0 y ecológicos

Se recomienda comprar productos km 0 que son alimentos de proximidad, que se cultivan en regiones cercanas y por tanto se reduce el transporte necesario para conseguir el mismo producto de lugares más lejos. Asimismo, es aconsejable consumir productos ecológicos ya que generan menos Co2, reduciendo así el aumento del efecto invernadero. Del mismo modo, no producen residuos contaminantes y ahorran en el consumo de energía.

5. Reducir el consumo de agua

Para tratar de reducir también el consumo de recursos naturales como el agua, podemos procurar utilizar la cantidad que sea necesaria y aprovechar el agua que desechamos, como por ejemplo la agua de la ducha para regar las plantas o como uso de agua para el inodoro.

6. Reciclar

Todos conocemos la necesidad de reciclar y tirar los desechos en el lugar correcto, reduciendo la acumulación de basura en el entorno natural como el mar o el bosque. La acción individual, tratando de deshacernos de manera adecuada de los desechos, supone gran ayuda para reducir la contaminación y el daño al medio ambiente.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies