Las 5 diferencias entre cambio climático y calentamiento global

El cambio climático es un fenómeno en el que las condiciones climatológicas de la Tierra cambian a causa de un incremento de las temperaturas. Veamos las diferencias con el calentamiento global.
Diferencias cambio climático calentamiento global

1 °C. Este es el incremento en la temperatura media de la Tierra que ha habido desde que empezara la era industrial. Y un “simple” grado de más ha sido suficiente para que nos encontremos, de lleno, ante un cambio climatológico de origen claramente antropogénico. Por primera vez en la historia de nuestro planeta, el responsable de un cambio climático es un ser vivo.

Aumento del nivel del mar, más eventos climatológicos extremos, extinción masiva de especies, reducción del hielo ártico, acidificación de los océanos… Estas son solo algunas de las consecuencias del cambio climático que los 7.684 millones de personas del mundo hemos estimulado al formar parte del inevitable progreso tecnológico.

Concienciarnos de la importancia de luchar para frenar este cambio climático es imprescindible. Y, para ello, lo primero que debemos hacer es entender su naturaleza. En este contexto, algo que debemos comprender es que cambio climático y calentamiento global no son lo mismo.

Considerados erróneamente como sinónimos, lo cierto es que ambos conceptos, pese a estar estrechamente relacionados, son muy diferentes. Y en el artículo de hoy, además de definirlos individualmente, veremos cuáles son sus diferencias.

¿Qué es el cambio climático? ¿Y el calentamiento global?

Como hemos comentado, antes de analizar las diferencias entre ambos conceptos, es muy importante comprender qué son de forma individual. Por ello, a continuación te presentamos las definiciones más claras y concisas de qué es el cambio climático y el calentamiento global. Así, ya se empezarán a ver las diferencias.

El cambio climático: ¿qué es?

El cambio climático se define como una variación prolongada (durante décadas e incluso siglos) en los parámetros y valores climatológicos terrestres. Es decir, el cambio climático es una situación en la que se rompe el estado de equilibrio entre los distintos niveles de la Tierra.

En este sentido, por cambio climático entendemos una situación geológica en el que el delicado equilibrio entre atmósfera, litosfera (medio terrestre), hidrosfera (océanos, mares, ríos y lagos), criosfera (hielo) y biosfera (el conjunto de seres vivos) se rompe, algo que trae tras de sí consecuencias potencialmente graves con unos efectos que perduran hasta que la Tierra es capaz de recuperar dicho equilibrio.

El cambio climático no es algo nuevo. La Tierra ha sufrido en el pasado muchas situaciones en las que se ha roto el equilibrio en los hábitats terrestres, pues hay muchos factores que pueden propiciar este desequilibrio: cambios en los movimientos orbitales del planeta, variaciones en la radiación solar, impacto de meteoritos, periodos de intensa actividad volcánica…

Todas estas circunstancias provocan un incremento o una disminución abrupta (o prolongada) de la temperatura media de la Tierra, que constituye el principal motivo de desequilibrio entre los niveles de la Tierra. Y este desequilibrio es lo que conlleva las consecuencias del cambio climático que hemos comentado.

Como hemos dicho, la Tierra ha sufrido periodos de aumento o disminución de la temperatura, que ha llevado a pasar por periodos más o menos graves de cambio climático. El problema es que, por primera vez en los 4.543 millones de años de vida de nuestro planeta, es un ser vivo el responsable de haber roto el equilibrio: el ser humano.

El uso de combustibles fósiles, la deforestación, la intensa actividad agrícola, el uso intensivo de fertilizantes, la producción de cemento, la ganadería, la contaminación, el derroche de energía… Todas estas actividades humanas han estimulado la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero que han provocado un incremento de las temperaturas terrestres. Y aquí es cuando entra en juego el segundo concepto: el calentamiento global.

Cambio climático

Calentamiento global: ¿qué es?

El calentamiento global se define como un incremento de la temperatura media de la Tierra debido a situaciones que provocan dicho aumento. Y este calentamiento global es lo que lleva al desequilibrio y, por lo tanto, a la situación de cambio climático. En este sentido, el calentamiento global es una de las causas de cambio climático. Y esta es la clave del artículo.

Por calentamiento global entendemos una situación en el que la temperatura media de la Tierra aumenta debido a factores tanto intrínsecos como extrínsecos. Es decir, ha habido calentamientos globales en el pasado que han derivado en cambios climáticos y que han estado causados, por ejemplo, por periodos de intensa actividad volcánica.

Pero este no es el caso del calentamiento global actual. El incremento actual de la temperatura media terrestre se debe, en un 95%, a la actividad humana y, en concreto, a la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, gases fluorados…), los cuales impiden que la radiación solar regrese al espacio, cosa que estimula el aumento de la temperatura.

La quema de combustibles fósiles es responsable de tres cuartas partes del calentamiento global de origen antropogénico (los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera han aumentado un 47% desde la era preindustrial), pero también es muy importante la deforestación (hay menos árboles que absorban el dióxido de carbono), la actividad agrícola y el uso de fertilizantes (se emite óxido nitroso, que es 300 veces más potente como gas invernadero que el dióxido de carbono), el uso de gases fluorados (23.000 veces más potentes como gases invernadero que el dióxido de carbono), la producción de cemento (responsable del 2% de las emisiones de dióxido de carbono), la ganadería (responsable del 40% de emisiones de metano), etc, es lo que está provocando el calentamiento global de hoy en día.

Los seres humanos somos responsables de un calentamiento global que ha provocado que el equilibrio entre los niveles geológicos de la Tierra se rompan. Es decir, ha sido este incremento de 1 °C en la temperatura media de la Tierra lo que ha ocasionado el cambio climático actual. El cambio climático, pues, es la consecuencia ambiental del calentamiento global de origen antropogénico.

Los humanos estamos siendo responsables del cambio climático más rápido y brusco de la historia de la Tierra, pues nunca antes había habido un incremento de la temperatura terrestre tan veloz. Y, de no actuar ya para frenar este calentamiento global, en 2035 entraremos en un punto de no retorno.

Es decir, en caso de no adoptar ya mismo políticas para reducir el calentamiento global y así estimular que la Tierra recupere el equilibrio (y se frene el cambio climático), en el año 2035 entraríamos en una fase en la que ya no podríamos evitar que, de cara a finales de siglo, la temperatura global de la Tierra aumente 2 °C más. Y si 1 °C ya ha tenido todas estas consecuencias climáticas devastadoras, imagina 2 más. El calentamiento global causado por el ser humano es lo que está provocando el cambio climático actual. Y debemos ser conscientes de ello.

Calentamiento global

¿En qué se diferencian el cambio climático del calentamiento global?

Seguro que después de analizarlos individualmente, ya han quedado muy claras sus diferencias. Aun así, para que dispongas de la información más clara, hemos preparado la siguiente diferenciación en base a los puntos que consideramos clave. Vamos allá.

1. El cambio climático es la consecuencia del calentamiento global

Como hemos dicho, la clave de todo. Esta es la principal diferencia y la que queremos que te quede más clara. Cambio climático y calentamiento global no son lo mismo porque uno es la consecuencia del otro. Y, en este sentido, el cambio climático es la consecuencia del calentamiento global.

Es decir, un cambio climático es el conjunto de efectos que tiene a nivel geológico (el aumento del nivel del mar) y biológico (extinción de especies) una pérdida del equilibrio natural de la Tierra, algo que, en este caso, es la consecuencia de un incremento global de la temperatura media terrestre.

2. El calentamiento global es la causa del cambio climático

La otra cara de la misma moneda. Y es que la causa de que estemos sufriendo el cambio climático actual no es otra que el calentamiento global. Es decir, el incremento global de las temperaturas estimulado por la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero (fruto de la actividad humana) es lo que ha hecho que se rompa el equilibrio en los niveles de la Tierra y, por lo tanto, nos enfrentemos a un cambio climático más rápido que cualquier otro que haya habido en la historia de la Tierra.

3. El calentamiento global hace referencia a la temperatura; el cambio climático, no

El cambio climático no hace referencia a un incremento de la temperatura, sino que se refiere a las consecuencias que tiene precisamente este aumento de los niveles térmicos en la Tierra. Por lo tanto, quien hace referencia al incremento de la temperatura es el calentamiento global. El cambio climático, a los efectos de dicho calentamiento.

4. El ser humano impulsa el calentamiento global y calentamiento global, el cambio climático

El ser humano no impulsa directamente el cambio climático, sino que lo hacemos de forma indirecta estimulando el calentamiento global. Es decir, lo que ha hecho la actividad humana es provocar que la temperatura global de la Tierra aumente y, como efecto colateral, hemos ocasionado el cambio climático actual. Es decir, hay un paso intermedio entre el ser humano y el cambio climático: el calentamiento global.

5. El calentamiento global siempre se asocia a un incremento de la temperatura; el cambio climático, no

Un calentamiento global siempre lleva a un cambio climático pero un cambio climático no siempre se asocia a un calentamiento global. Esta es otra de las claves. Y es que si bien la consecuencia del incremento de las temperaturas siempre es un cambio climático más o menos intenso, un cambio climático no siempre viene precedido de un calentamiento global.

Es decir, el motor del cambio climático no tiene por qué ser un aumento de la temperatura. Un descenso de la misma también puede impulsar, del mismo modo, un cambio climático. Un cambio climático sucede tras una desviación más o menos abrupta de la temperatura terrestre, tanto hacia arriba como hacia abajo.

Futuro
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies