Los 20 tipos de contratos (y sus características)

Un contrato es un acuerdo legal que crea o transmite obligaciones y derechos a las partes que lo establecen. Veamos cómo se clasifican estos actos jurídicos dependiendo de sus características.
Tipos contratos

Los contratos son una de las bases de cualquier sociedad humana. Estos acuerdos legales, orales o escritos, que crean derechos y generan obligaciones a las partes que lo suscriben son esenciales para regular jurídicamente cualquier relación entre dos o más personas que han quedado vinculadas por virtud de dichos contratos.

Vivimos, por suerte o por desgracia, rodeados de contratos. Hipotecas, contratos de trabajos, préstamos, seguros, matrimonios, fianzas, franquicias, compraventas… Muchos documentos legales que pueden llegar a ser un quebradero de cabeza para todos aquellos que no estamos familiarizados con la jerga jurídica.

Y a pesar de que cada país o estado, con su propio sistema legislativo, puede tener particularidades en los contratos que se desarrollan en su territorio, lo cierto es que el concepto de los mismos y los requisitos básicos que tienen que cumplir son siempre los mismos, por lo que existe, en líneas generales, una clasificación de los contratos en grupos.

Y en el artículo de hoy, con el objetivo de que entiendas mejor las características más importantes de los contratos con los que más frecuentemente entramos en contacto, hemos preparado una selección de los principales tipos de contratos del mundo jurídico. Vamos allá.

¿Cómo se clasifican los contratos?

Un contrato es un acuerdo legal que crea o transmite obligaciones y derechos a las dos o más partes que lo establecen. Es decir, es un documento jurídico o un pacto hablado que crea derechos y genera obligaciones a las personas que lo suscriben, con el fin de regular, de acuerdo a la legislación vigente, las relaciones legales entre aquellos que lo establecen.

Pero, ¿qué tipos de contratos existen? El mundo jurídico es increíblemente extenso y existen muchos tipos de contratos distintos. Aun así, nosotros hemos preparado una selección de los más comunes para que puedas tener una visión general de qué consisten.

1. Contrato laboral

Seguramente, los contratos más famosos. Un contrato laboral o de trabajo es un acuerdo legal del ámbito privado a través del cual una persona física pacta, con la empresa que requiere de sus servicios, las características de la relación profesional que se establecerá antes de iniciar el trabajo.

El contrato laboral, pues, se establece entre empleado y empleador para formalizar los derechos y obligaciones de ambas partes. Puede ser indefinido (no hay un límite en lo que a duración del contrato se refiere), temporal (el contrato vence tras el periodo estipulado en el mismo), de prácticas, de formación y aprendizaje, de relevo (sustitución por jubilación parcial), eventual (máximo seis meses) y de interinidad (sustitución por baja laboral).

Contrato laboral

2. Contrato matrimonial

Hasta para casarse necesitamos contratos. Un contrato matrimonial es un acuerdo legal que consiste en un documento donde se recogen las condiciones económicas que regirán el vínculo entre las dos personas que se casan y las medidas jurídicas que se establecerán en caso de que en un futuro la pareja decida terminar con el matrimonio e iniciar un proceso de divorcio. El matrimonio es mucho más que un contrato. Pero es, en parte, un contrato.

3. Hipoteca

La querida hipoteca. Una hipoteca es un contrato, lo que se conoce como derecho real de garantía. Es un acuerdo legal que se establece entre un cliente y un prestamista (una entidad de crédito) para que el cliente reciba una cantidad determinada de dinero (generalmente para un bien inmueble) y cambio del compromiso de, en el tiempo pactado en el contrato hipotecario, devolver dicha suma con los intereses correspondientes, a través de lo que se conoce como cuotas (pagos periódicos). En caso de impago, el prestamista pasa a hacerse con la propiedad del bien hipotecado.

4. Contrato de arras

Un contrato de arras es un acuerdo legal privado que, siendo conocido también como anticipo, consiste en un pacto por la reserva de la compraventa de bienes en el que una persona entrega a la otra una cantidad de dinero que sirve como concepto de paga y señal. Es una forma de comprometerse a efectuar una futura compraventa.

5. Contrato de arrendamiento

Un contrato de arrendamiento, más conocido como contrato de alquiler, es un acuerdo legal mediante el cual las dos partes que lo suscriben se comprometen recíprocamente a la cesión, por un tiempo determinado en el contrato, de un bien o servicio, obligando a la parte que recibe la posesión a pagar, periódica o esporádicamente, un precio concreto. Siempre que alquilamos algo, debemos firmar este contrato.

Contrato arrendamiento

6. Comodato

El comodato es un contrato, un acuerdo legal mediante el cual una de las dos partes entrega a otra, de forma gratuita, un bien no fungible (no se consume con su uso y no puede ser sustituido por otro), al mismo tiempo que la otra parte contrae la obligación de restituirlo o devolverlo en el tiempo acordado en las bases legales. Es un préstamo de uso.

7. Contrato por obra y servicio

Un contrato por obra y servicio es un acuerdo legal de carácter temporal a través del cual una empresa u obra determinada se hace con los servicios de un trabajador. La duración del acuerdo no es indefinida, pero tampoco se sabe cuándo finalizará.

8. Donación

Una donación es un acuerdo legal que consiste en la transferencia, en vida (ahí se diferencia de la herencia), de unos bienes de una persona a otra. En este sentido, es un acto que consiste en dar fondos económicos o bienes materiales (también se pueden donar órganos), generalmente por razones de caridad, a una persona física o entidad, como una ONG.

9. Contrato de permuta

Un contrato de permuta es un acuerdo legal y civil a través del cual una de las dos partes involucradas se compromete a transmitir la propiedad de un bien mueble o inmueble a otra, con el fin de que esta persona, a su vez, le transmita la propiedad de otro bien. Es decir, cada una de las dos partes se compromete a dar el derecho de propiedad sobre un bien a cambio de recibir el derecho de dominio sobre otro bien. Es una permuta. Un intercambio.

10. Leasing

El leasing es, a grandes rasgos, un alquiler con derecho de compra. Es un tipo de contrato de arrendamiento que establece el traspaso de la posesión de un bien a cambio del pago de cuotas durante un tiempo pactado, con la peculiaridad de que, cuando este se cumple, el cliente tiene la opción legal de comprar el bien que había alquilado, renovar el arrendamiento o devolver el bien. Es una práctica muy común con coches.

Leasing

11. Capitulación matrimonial

Una capitulación matrimonial es un contrato que se establece antes del acto de contraer matrimonio con el objetivo de regular el régimen económico, especialmente en lo que respecta a separación de bienes. También conocido como acuerdo prenupcial o capitulación de bienes, es un documento en el que se detalla la distribución de bienes en caso de divorcio.

12. Contrato de compraventa

Un contrato de compraventa es un acuerdo legal, un documento a través del cual una persona está obligada a transferirle un bien a otra, la cual, a su vez, está obligada a pagar un precio para que dicho bien le sea entregado. El objetivo último de este contrato es la transmisión del derecho de propiedad a cambio de una suma de dinero establecida en sus bases legales.

13. Fianza

Una fianza es un contrato que consiste en un acuerdo legal que busca asegurarse del complimiento de una obligación. Consiste en un documento a través del cual una persona está obligada a hacer un pago para garantizar, al acreedor (una persona que le ha entregado un bien), que cumplirá con la obligación dictaminada por el mismo.

14. Mandato

Un mandato es un contrato a través del cual una persona confía la gestión de un negocio a otra, que se compromete a hacerse cargo de las cuestiones pactadas pero por cuenta y riesgo de la primera persona. El mandante confía su representación personal y/o la gestión de determinados aspectos de su negocio al mandatario.

15. Contrato de sociedad

Un contrato de sociedad es un acuerdo legal entre dos o más personas a través del cual estas se obligan a poner en común unos bienes o dinero con el objetivo de conseguir un objetivo. Las partes involucradas acuerdan realizar aportaciones en común para así lucrarse económicamente en un futuro y repartir las ganancias del modo establecido en dicho contrato.

Contrato sociedad

16. Depósito

Un depósito es un contrato a través del cual una entidad financiera custodia el dinero de una persona física. Es un acuerdo legal que hace que un banco guarde el dinero de un cliente. A cambio del mantenimiento de los recursos monetarios inmovilizados, reporta al cliente una rentabilidad financiera, es decir, que se lo reintegre con intereses.

17. Contrato de edición

Un contrato de edición es un acuerdo legal a través del cual el titular de la propiedad intelectual de una obra cede a un editor los derechos para reproducir, distribuir y vender su obra, con la obligación de pagar al artista una contraprestación que se conoce como regalía.

18. Franquicia

Una franquicia es un contrato a través del cual una de las partes (el franquiciador) cede a la otra (el franquiciado) la licencia de una merca. Es un acuerdo legal que consiste en una cesión de los métodos de negocio y de las operaciones mercantiles de una marca a través de unos pagos periódicos. El franquiciador cede los derechos de explotación de un nombre o marca.

19. Préstamo

Un préstamo es una operación regulada por un acuerdo legal en el que se cede una cantidad de dinero determinada a una persona física, que queda obligada a devolver la cantidad en el plazo determinado, junto con los intereses, gastos y comisiones pactadas en el contrato.

20. Seguro

Un seguro es un tipo de contrato a través del cual un asegurador se compromete y está obligado a cubrir un evento sucedido a la persona que ha contratado la póliza. Dentro de los límites pactados, la empresa aseguradora está obligada a cubrir económicamente las consecuencias de una situación determinada. La aseguradora se encarga de indemnizar parte o la totalidad de unos perjucios por la ocurrencia de un evento previsto en la póliza de seguros.

Seguro
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies