Los 4 tipos de Dioses (en diferentes religiones)

La religión ha formado parte de la historia de la humanidad desde los orígenes del mundo. Existen diversos tipos de religiones y, por tanto, distintos tipos de Dioses. Vamos a conocerlos.

Tipos dioses

La religión ha estado presente desde los comienzos de la humanidad. La práctica religiosa, materializada en forma de ritos, sacrificios, oraciones y ceremonias, ha constituido desde sus inicios un intento del ser humano por sentirse protegido ante el miedo y la incertidumbre. Así, las experiencias de conexión con esa entidad abstracta llamada Dios permiten obtener explicaciones del mundo y los fenómenos que suceden en la vida de las personas.

Los Dioses en las religiones

La mayoría de las religiones existentes suelen asumir que el mundo y la humanidad fueron, en sus orígenes, creados por ese ser superior al que rinden culto. Existen diferentes tipos de religiones, pudiendo estas clasificarse a grandes rasgos como monoteístas y politeístas. Las primeras son aquellas en las que se concibe la existencia de un dios único y creador. En cambio, en las politeístas los creyentes le profesan su fe a varios dioses, achacando la creación del mundo, por lo general, a uno de ellos.

En general y a pesar de sus múltiples diferencias, en todas las religiones se plantea la existencia del mundo y la humanidad como una cuestión propositiva. Es decir, la creación no ha sido algo azaroso, sino algo intencional y planeado por el dios en cuestión.

Aunque la forma de relacionarse con dios puede ser muy íntima y personal, por norma general la fe es un asunto colectivo que se pone en práctica en conjunto mediante rituales, rezos, cantos, danzas… De esta manera, a la seguridad que transmite confiar el destino y los sucesos a un ente superior, se le añade la confianza de pertenecer a un grupo con una identidad compartida.

Entendida de esta forma, la religión puede concebirse incluso como una estrategia de supervivencia, ya que ha actuado a lo largo de la historia como una suerte de pegamento que ha unido comunidades enteras. Cada religión tiene como centro un dios concreto con determinadas características. No obstante, cuando se habla de esta entidad, se le suelen atribuir ciertas características universales. Entre ellas, se encuentran:

  • Omnipresente: se asume que Dios está presente en todas partes al mismo tiempo.
  • Incorpóreo: Dios es un ente inmaterial, no tiene un cuerpo físico.
  • Omnipotente: Dios es dotado de gran poder, se cree que todo lo puede.
  • Omnibenevolente: Se entiende que Dios es un ente esencialmente bueno, por lo que actúa siempre en favor del bien de los otros.

¿Qué tipos de Dioses existen?

Ahora que ya hemos revisado qué es exactamente un dios y el porqué de su existencia en la humanidad, en este artículo vamos a repasar qué tipos de dioses existen y cuáles son sus características.

1. El Dios judío

En la religión judía, Dios es conocido por el nombre de Yahveh. Este es concebido como una entidad inmaterial, infinita e indivisible, que sobrepasa la capacidad de comprensión humana. La esencia de dios es la bondad, aunque cuando crea el mundo lo hace teniendo en cuenta tanto el bien como el mal. Así, Dios renuncia voluntariamente al poder que tiene sobre el mundo para cederlo a los humanos.

De esta forma, las personas pueden vivir sus vidas de una manera libre, pudiendo inclinarse hacia el bien o el mal. No obstante, se espera que logren inclinarse hacia el lado bueno de la balanza. Al igual que en otras religiones, el dios judío es un ente omnipotente y eterno, pues está dotado de un poder supremo que le permite haber creado el universo.

Sin embargo, la característica distintiva de este dios respecto a otras religiones es que no es ilustrado como una fuente de absoluta y pura bondad. La visión judía entiende que Dios es algo así como un juez, que trata de ser justo ante una realidad donde no sólo hay paz, sino también odio, sufrimiento, desgracias y maldad. Los judíos acuden a un templo llamado sinagoga, en el cual rezan sus oraciones y celebran sus rituales y ceremonias en torno a Yahveh.

Dios judío

2. El Dios cristiano

Al igual que vimos en el judaísmo, el cristianismo asume que solo hay un único Dios. Sin embargo, los cristianos asumen que Dios es una Trinidad que se compone por tres elementos: padre, hijo (Jesús) y Espíritu Santo. Este punto ya marca una diferencia crucial con respecto al dios de los judíos, pues como vimos estos entienden que dios no puede dividirse, pues es un ente único.

Además, los judíos no creen que Dios pueda materializarse de forma alguna, mientras que los cristianos ven en Jesús la encarnación de la voluntad divina. De esta forma, una clara diferenciación entre ambas religiones es que unos creen en la figura de Cristo (Jesús) y otros no. Para los cristianos, Jesús es un Mesías que apareció entre todos los hombres con el fin último de anunciar el Reino de los Cielos, muriendo crucificado para salvar a la humanidad.

En cambio, los judíos entienden que Jesús fue sólo un profeta y continúan por ello esperando al auténtico Mesías que salve al pueblo judío y funde una nueva época de paz y armonía. Debido a que en el judaísmo no se reconoce la figura de Jesús y la trascendencia de su crucifixión, la cruz como símbolo no cobra ninguna importancia para ellos. Al contrario que los judíos, los cristianos no rinden culto a su dios en una sinagoga, sino que lo hacen en el templo conocido como iglesia.

Dios cristiano

3. El Dios islámico

Los musulmanes creen, al igual que cristianos y judíos, en un dios único, al que llaman Alá. Este es el ente que para ellos es autor del universo y de la vida humana en su totalidad. Dios es, desde la visión islámica, pura perfección, de manera que carece de defecto alguno. Desde el Islam se entiende que el Dios venerado desde esta religión es el mismo que el del cristianismo y el judaismo.

No obstante, a diferencia de los cristianos, los musulmanes rechazan la creencia que sostiene la Trinidad de Dios. La justificación a esto es que desde el Islam se asume que aceptar la figura de Jesús como hijo de Dios implica una dualidad incompatible con el monoteísmo. Para los musulmanes, Mahoma es el profeta definitivo, que marca la culminación de una extensa secuencia de mensajeros enviados por Dios para hacer llegar su mensaje.

Este fue precedido por otros profetas como Abraham, Moisés y Jesús de Nazaret. Es decir, para ellos Jesús fue un profeta más que antecedió al último de todos ellos, Mahoma, que es considerado el fundador del islam. Otra cuestión que diferencia esta religión de otras como el cristianismo es el uso de imágenes o iconos simbólicos.

Desde el Islam no está permitido representar a Dios ni a los profetas de esta forma, ya que se considera que mostrarlos de una manera artística puede llevar a la idolatría. Sólo en la época del medievo se han registrado algunas imágenes que tratan de representar a Mahoma, pero este siempre aparece con el rostro cubierto o camuflado con algún símbolo. Así, desde esta religión se entiende que los atributos de dios no pueden ser representados.

Dios islámico

4. El Dios Hindú

A diferencia del resto de religiones que hemos comentado hasta ahora, el hinduismo no puede considerarse una religión monotéista. De esta forma, los creyentes hindúes profesan su fe a una gran variedad de dioses. Desde el hinduismo se entiende que cada uno de estos dioses son, en realidad, diferentes manifestaciones de un mismo Dios.

Esto hace que algunos autores hayan calificado el hinduismo como una religión más bien semi-politeísta, pues esta dinámica recuerda a la concepción cristiana que ya comentamos en el cristianismo. De esta manera, hindúes y cristianos comparten la idea de que esa entidad llamada Dios puede cobrar formas diferentes. No obstante, aunque los cristianos hablan de tres entes (padre, hijo y espíritu santo), los hindúes rinden su culto y adoración a un mayor número de entidades divinas. Desde el hinduismo se entiende que Dios se puede manifestar de formas muy diversas. Dios puede ser energía, un espíritu, un alma, etc.

Dios hindú

Conclusiones

En este artículo hemos repasado los distintos tipos de dioses existentes. La religión es un aspecto indivisible de la historia de la humanidad, ya que desde sus comienzos ha existido la tendencia a buscar en entes superiores la respuesta y la protección ante la incertidumbre y el desconocimiento. Lo curioso de la religión es que, si bien es un fenómeno que se ha originado hace muchos siglos, aún hoy permanece. Las distintas religiones del mundo siguen manteniendo a miles de fieles que orientan sus vidas de acuerdo a los valores y principios de cada una de ellas.

En un mundo donde cada vez sabemos más sobre la realidad que nos rodea, es interesante ver cómo los avances no han mermado la fe de la humanidad. Por supuesto, hay personas que no profesan ninguna fe y rechazan la existencia de un Dios. Sin embargo, son muchos los que sí lo hacen. Parecería así que la fe es una cuestión vinculada con nuestra propia naturaleza y nuestra necesidad de buscar respuestas a lo que observamos y lo que nos ocurre.

De esta manera, a pesar de los matices que pueden diferenciar unas y otras religiones, todas asumen unas características esenciales para esa entidad llamada Dios. En todas ellas, Dios es una fuerza superior a todo lo demás, que crea el mundo y rige el destino de las personas. Las creencias religiosas pueden marcar límites y restricciones, pero precisamente esto es lo que ayuda a miles de personas a ordenar sus vidas, sentir esperanza ante lo desconocido y sobrellevar la adversidad.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies