Neurodermatitis: causas, síntomas y tratamiento

La neurodermatitis es una enfermedad dermatológica de causa desconocida que cursa con daños cutáneos de picazón o descamación crónica. Un repaso de las bases clínicas de este trastorno de la piel.

neurodermatitis

Con sus dos metros cuadrados de extensión, la piel es el órgano más grande y pesado del cuerpo humano. Y con un espesor que varía desde los 0,5 milímetros hasta 1 centímetro, cumple con funciones imprescindibles tales como la regulación de la temperatura corporal, protección frente al ataque de patógenos, mantenimiento del sentido del tacto y aislamiento del exterior al tiempo que permite la comunicación con este.

Esta complejidad fisiológica es posible gracias a una también compleja naturaleza morfológica. La piel está formada por tres capas (epidermis, dermis e hipodermis), cada una de ellas con una estructura particular y unas funciones específicas y formada por células concretas que, en conjunto, dan a la piel la posibilidad de realizar sus actividades fisiológicas.

Pero, como siempre, una gran complejidad morfológica deriva en una clara susceptibilidad a desarrollar afecciones. Y la piel, como órgano que es, no es una excepción. Existen muchas enfermedades dermatológicas distintas y muy conocidas por su elevada incidencia, como por ejemplo el acné, la psoriasis, la dermatitis atópica, la urticaria o el cáncer de piel, entre muchas otras.

Aun así, hay otras que, pese a ser muy famosas, son muy relevantes a nivel clínico. Y una de ellas es la conocida como neurodermatitis, una enfermedad dermatológica de causa desconocida que cursa con daños cutáneos de picazón o descamación crónica. Y en el artículo de hoy indagaremos en las causas, síntomas y tratamiento de esta neurodermatitis.

¿Qué es la neurodermatitis?

La neurodermatitis es un trastorno cutáneo de causa desconocida que provoca la aparición de daños en la piel de picazón o descamación crónica. Se trata de una enfermedad dermatológica que se manifiesta primero con una mancha en la piel que provoca picazón y que, cuanto más se rasca la persona, más pica. Este círculo vicioso de picazón-rascado es lo que hace que la piel en esa zona se vuelva áspera y se engrose.

Las manchas en la piel suelen aparecer en las muñecas, los antebrazos, los tobillos, los muslos y el cuello. En algunos casos, la picazón y las molestias cutáneas pueden ser tan intensas y recurrentes que, por el impacto en el sueño e incluso la salud sexual, pueden alterar gravemente la calidad de vida de la persona que sufre esta condición.

Ahora bien, es importante resaltar que la neurodermatitis, conocida también como liquen simple crónico, no es contagiosa ni, más allá de ciertas complicaciones que comentaremos después, es peligrosa ni mucho menos potencialmente letal. Pero esto no significa que, como hemos dicho, no pueda tener un profundo impacto en la salud emocional del paciente.

Las causas de esta patología cutánea son desconocidas, pues más allá de ciertas situaciones (estrés y ansiedad, sufrir otras enfermedades cutáneas crónicas, tener fricciones constantes…) que pueden desencadenar los episodios de picazón, que van y vienen, no se conoce la causa subyacente al trastorno, lo que parece indicar que hay una clara predisposición genética individual.

Sea como sea, el diagnóstico de la neurodermatitis es sencillo a través de una exploración física de los daños en la piel. Y una vez detectada la enfermedad, iniciará un tratamiento que se ajustará al paciente para prevenir el rascado, controlar la picazón y, sobre todo, abordar terapéuticamente las causas desencadenantes de fondo. A continuación vamos a profundizar en las bases clínicas de esta patología.

que-es-neurodermatitis

Causas de la neurodermatitis

Como hemos apuntado ya, las causas de la neurodermatitis se desconocen. Es decir, no sabemos por qué algunas personas desarrollan esta enfermedad y otras no. Esto nos hace sospechar que su aparición se debería a una compleja interacción entre factores genéticos, emocionales y ambientales, pero la etiología exacta es desconocida.

Lo que sí sabemos es que la neurodermatitis afecta de forma más o menos grave hasta al 12% de la población, con una incidencia más alta en mujeres que en hombres, en especial la franja de edad de los 30 a los 50 años. Por lo tanto, estamos ante una de las enfermedades dermatológicas crónicas más comunes a pesar de ser poco conocida por la población general.

De todos modos, a pesar de no conocer exactamente sus causas, sí que sabemos que existen ciertos desencadenantes claros, es decir, situaciones que pueden despertar la sintomatología propia de la patología en pacientes que la sufren. Por un lado, tenemos desencadenantes emocionales, tales como el estrés, la ansiedad, el nerviosismo y la irritabilidad. El impacto emocional puede traducirse en la aparición de los síntomas.

Por otro lado, tenemos desencadenantes físicos, tales como el contacto con un agente agresor (como podría ser la picada de un insecto), la alergia a un tejido específico de la ropa, la entrada en contacto con un alérgeno cutáneo, la ropa ajustada, el hecho de frotarse o rascarse siempre una zona concreta de la piel, etc. Por los daños físicos sobre el tejido cutáneo, puede desencadenarse la sintomatología.

Del mismo modo, son importantes también los desencadenantes climáticos, es decir, aquellas situaciones ambientales que hacen más propensa a la persona a desarrollar los síntomas de la neurodermatitis, como por ejemplo el excesivo frío o calor, este último principalmente por la sudoración que puede generar.

Cabe destacar también que la neurodermatitis no tiene por qué ser primaria, es decir, puede ser un trastorno secundario, tratándose de una manifestación de otra enfermedad dermatológica de fondo como la psoriasis, el eccema o la propia piel seca. En estos casos, la neurodermatitis es la consecuencia de otra patología subyacente.

Y más allá de desencadenantes, es importante tener en cuenta que existen factores de riesgo que, si bien no son causa ni desencadenan los episodios, sí que incrementan las probabilidades de que una persona sufra esta enfermedad, entre los que destacan el sexo (es más frecuente en mujeres que en hombres), la edad (es más frecuente entre los 30 y los 50 años), el padecimiento de otras enfermedades cutáneas y el desarrollo de trastornos de ansiedad.

causas-neurodermatitis

Síntomas

La neurodermatitis, también conocida como liquen simple crónico, se manifiesta primero con una o varias manchas en la piel que producen picazón. Esto viene acompañado de unas imperiosas ganas de rascarse, pero el rascado hace que la zona pique todavía más. Esto círculo vicioso entre rascado-picazón es lo que hace que la piel en esa zona se vuelva áspera y se engrose.

Por tanto, la sintomatología incluye una o varias manchas en la piel que pican, desarrollo de una textura escamosa o curtida en las zonas dañadas y aparición de manchas ásperas que se perciben levantadas y que adquieren o un color rojizo o un color más oscuro que el de la piel circundante que está sana.

Así, los signos clínicos principales son la picazón y la descamación crónica. Generalmente, la enfermedad afecta a las zonas que la persona puede alcanzar para rascarse, pues el rascado es el principal detonante de los signos clínicos, siendo las muñecas, los antebrazos, los tobillos, los muslos y el cuello las regiones más afectadas, pero también puede desarrollarse en la cabeza, el escroto, el ano o la vulva.

Esta picazón que caracteriza la enfermedad puede llegar a ser intensa si la piel se rasca mucho, pudiendo ser continua o, en la mayoría de casos, ir y venir. Cabe destacar que rascarse puede convertirse en un hábito inconsciente y que ocurra incluso mientras dormimos. En estos casos, es posible que aparezcan complicaciones.

La neurodermatitis no es una patología grave, pero la picazón puede impedir a la persona concentrarse en sus rutinas diarias e incluso dormir, por lo que sí que puede haber un impacto negativo en la calidad de vida y la salud sexual. Pero es que además de este impacto, pueden haber consecuencias potencialmente graves para la salud física.

Y es que rascarse constantemente puede hacer que en esa zona de la piel se desarrolle una herida que deje cicatrices permanentes e incluso que sea la desencadenante de una infección bacteriana que, en algunos casos, puede ser peligrosa. Por ello, si sentimos dolor, la zona se ve infectada o tenemos fiebre, es importante buscar atención médica. Pero ya de base, la neurodermatitis debe ser tratada. Veamos cómo.

sintomas-neurodermatitis

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de la neurodermatitis se realiza con una exploración física de los síntomas, viendo cómo está la piel afectada y si la persona se ha rascado o no. En algunos casos y para descartar otras enfermedades, es posible que se realice una biopsia de la piel, extrayendo una pequeña muestra de tejido cutáneo para su análisis en laboratorio.

Sea como sea, cuando se diagnostica la neurodermatitis, empieza el tratamiento, que irá enfocado a prevenir el rascado, aliviar la sintomatología controlando la picazón y, en caso de que se identifique, abordar terapéuticamente la causa o desencadenante subyacente a la patología.

En este contexto, el tratamiento puede incluir cremas contra la picazón (con ungüentos a base de corticosteroides de venta libre o con receta), antihistamínicos para aliviar la picazón, ansiolíticos (si la ansiedad y el estrés son los principales desencadenantes), parches con lidocaína tópica (en caso de que la picazón sea continua), psicoterapia (si los desencadenantes emocionales son los más notorios) o la fototerapia (exponer a la piel a luz puede ser de ayuda en algunos pacientes).

Cabe destacar que, en la línea de nuevas terapias que se están probando, el médico puede sugerir otros abordajes más allá de los tradicionales. Así, si los anteriores no funcionan y la sintomatología afecta negativamente a la calidad de vida, pueden probarse tratamientos como las inyecciones de bótox en la zona afectada o medicamentos orales que reducen la obsesión por rascarse. En pequeños estudios, los pacientes parecen responder bien a estas terapias nuevas contra la neurodermatitis.

tratamiento-neurodermatitis
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies