Las 12 partes de un cabello (características y funciones)

El cabello o pelo es un biomaterial altamente queratinizado con funciones tanto de protección como estéticas. Veamos qué partes constituyen a estas tan peculiares estructuras de nuestra piel.
Partes cabello

La presencia de pelo en nuestra piel es una de las características comunes entre todos los mamíferos. Pueden parecer estructuras con poca relevancia a nivel biológico, pero lo cierto es que cumplen con muchas funciones de protección y de regulación de la temperatura.

Y en el caso de los seres humanos, hemos llevado esto a otro nivel, pues el pelo o cabello es también un componente estético muy importante. Y es que aunque parezca increíble, un ser humano adulto tiene más de 5 millones de pelos repartidos por su cuerpo, encontrándose gran parte de ellos en la región de la cabeza.

Y aunque los pelos de la nariz no tengan nada que ver con los de la cabeza, lo cierto es que todos ellos disponen de una anatomía y de unas estructuras en común. Los pelos o cabellos, a nivel fisiológico, son mucho más complejos de lo que a simple vista puede parecer.

En el artículo de hoy nos embarcaremos en un muy interesante viaje para explorar la fisiología del cabello humano, analizando tanto qué es como las estructuras por las que está formado y que, trabajando de forma coordinada, permiten al pelo desarrollar sus funciones.

¿Qué es el pelo o cabello?

A grandes rasgos, el pelo o cabello es un biomaterial, un filamento delgado y flexible que se desarrolla en la piel de la mayoría de mamíferos, incluido, claro, el ser humano. En este sentido, se trata de estructuras que nacen en la piel y que tienen una anchura de entre 60 y 80 micrómetros.

A nivel más técnico, un pelo o cabello es una estructura que se forma en un folículo de la dermis, la capa intermedia de la piel, y que está constituida en hasta un 90% por queratina, una proteína de naturaleza fibrosa y rica en azufre que les da esta resistencia y flexibilidad.

Estas cadenas de queratina se asocian entre ellas mediante puentes disulfuro, enlaces salinos y puentes de hidrógeno, dándole al cabello la fuerza que todos conocemos. El resto de su composición son lípidos, aminoácidos, sales, urea y, evidentemente, agua.

Los cabellos son estructuras con propiedades plásticas, elásticas y eléctricas que hacen que cumpla con una función clave: la protección. El pelo nos protege de parásitos, sirve como amortiguador contra golpes, funciona como aislante térmico, protege a órganos (como las pestañas a los ojos) y nos ayuda a resistir las inclemencias del medio.

Como hemos comentado, un ser humano adulto dispone de más de 5 millones de pelos repartidos por su superficie corporal. De hecho, los cabellos se distribuyen por prácticamente todo el cuerpo, excepto el ombligo, las mucosas, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

El cabello está creciendo continuamente a velocidades distintas dependiendo de su localización, aunque se estima que, de media, su velocidad de crecimiento es de un milímetro cada dos días y medio. Del mismo modo, mientras que el cabello tiene una esperanza de vida de hasta 5 años, en el caso de las cejas, de solo 1 mes.

En resumen, el cabello o pelo es una estructura constituida principalmente por fibras de queratina que, además de localizarse en el cuero cabelludo, puede desarrollarse en las cejas, la barba, las pestañas, el pecho, el vello púbico, etc, cumpliendo con importantes funciones tanto de protección como estéticas.

Pelo anatomía

¿Cuál es la anatomía del cabello?

A nivel anatómico, el cabello o pelo se divide en dos regiones claramente diferenciadas: la raíz y el tallo. La raíz es la región que se encuentra debajo de la piel; mientras que el tallo es la parte visible del pelo, es decir, la prolongación como tal. Y en cada una de estas regiones hay distintas estructuras importantes que presentaremos y describiremos a continuación.

1. Raíz del pelo

También conocida como folículo piloso, la raíz del pelo se encuentra completamente bajo la piel, situada en la dermis. Es en esta raíz donde tiene lugar la actividad metabólica y mitótica (las divisiones celulares que harán posible el crecimiento constante del cabello). Dependiendo de su fisiología y de la actividad de las estructuras que veremos a continuación, el cabello tendrá unas propiedades determinadas y una tasa de crecimiento más o menos alta. Veamos qué partes conforman la raíz.

1.1. Bulbo piloso

El bulbo piloso es la región más voluminosa de la raíz. Se trata de varias capas de células germinativas que se sitúan alrededor de la papila dérmica que veremos a continuación. Básicamente, es la estructura donde tiene lugar la actividad micótica. En otras palabras, es desde el bulbo piloso que crece el pelo.

1.2. Papila dérmica

La papila dérmica es una estructura que se encuentra en la parte más externa de la dermis, pero que sigue sin estar localizada en la epidermis. Básicamente, es un conjunto de células dérmicas con la importantísima función de transportar oxígeno y nutrientes, pues es una estructura con abundante irrigación sanguínea, así como nerviosa. En este sentido, las papilas dérmicas, regulando esta llegada de nutrientes, controlan el ciclo de crecimiento del pelo.

1.3. Glándulas sebáceas

Las glándulas sebáceas son estructuras que se encuentran fuera del folículo pero que vierten en él el sebo, una sustancia grasa sintetizada por estas glándulas y que es indispensable para lubricar, hidratar y proteger el pelo. Un pelo saludable es aquel que tiene la cantidad justa de grasa. Estas glándulas se encuentran en la zona media de la dermis y, como hemos dicho, se asocian con el folículo piloso, donde vierten el sebo.

1.4. Músculo piloerector

El músculo piloerector o erector del pelo es un conjunto de fibras musculares lisas, lo que significa que su contracción y relajación están reguladas por el sistema nervioso autónomo. Cuando estas fibras se contraen, el músculo estimula la elevación del pelo para así asegurar que su ángulo de crecimiento es el adecuado. Cada folículo está asociado a unas fibras musculares de control involuntario que, además de guiar el crecimiento del cabello, se aseguran de mantener la integridad estructural del canal del folículo piloso e incrementan la secreción de sebo.

1.5. Glándulas sudoríparas

Las glándulas sudoríparas, estando situadas tanto en la dermis como la hipodermis, son largos tubos que segregan el sudor. Las más conocidas son las ecrinas, que son las que vierten este sudor directamente al exterior a través de poros en la epidermis. Pero en el caso del pelo, tenemos las apocrinas, que son las que lo vierten al interior de los folículos pilosos para así contribuir a la lubricación e hidratación.

1.6. Matriz

La matriz es un término que se usa para designar la región del folículo piloso o raíz donde se encuentran las células madre, es decir, aquellas encargadas de realizar la mitosis y dar lugar a las células especializadas que constituirán el cabello. A nivel de tasa de división celular, es una de las regiones más activas del cuerpo.

1.7. Vaina externa

La vaina externa es simplemente la prolongación de la epidermis hacia abajo que rodea al folículo piloso, es decir, el canal que hemos estado comentando hasta ahora. Es decir, es una capa de piel que recubre el folículo y a través de la cual sube el pelo que crece desde la matriz.

1.8. Vaina interna

La vaina interna es una capa intermedia entre la vaina externa y la raíz pilosa propiamente dicha. Se trata de una envoltura que separa la raíz de la vaina externa, constituyendo una estructura entre ambas. Se diferencia de la externa porque no procede de una prolongación hacia debajo de la epidermis, sino que la interna nace desde la base del folículo y se prolonga hacia arriba.

1.9. Vasos sanguíneos y nervios

Los dejamos para el final porque son estructuras más generales, pero siguen siendo imprescindibles. Todas las estructuras del folículo piloso o raíz que hemos visto necesitan tanto irrigación sanguínea (para hacer llegar oxígeno y nutrientes a las células de las estructuras y eliminar sustancias de desecho) como irrigación nerviosa (para controlar, por ejemplo, la contracción del músculo piloerector). Por ello, en la raíz del pelo encontramos abundantes vasos sanguíneos y nervios que hacen posible la existencia de esta región dinámica del organismo.

Folículo piloso

2. Tallo piloso

Abandonamos la raíz y pasamos a hablar ya del cabello propiamente dicho. El tallo piloso es, en esencia, la parte superficial del pelo. En otras palabras, la región del cabello que se encuentra al aire libre, por encima de la epidermis, al haber salido ya del folículo piloso.

Se trata de la parte más grande ya que incluye toda la porción del cabello por encima de la piel pero es también la menos compleja a nivel morfológico. Básicamente, el tallo se divide en tres capas: médula, corteza y cutícula. Veamos sus propiedades.

2.1. Médula

La médula es la capa más interna del tallo piloso. Se trata de un conjunto de células córneas altamente queratinizadas, lo que significa que su principal componente es la queratina que antes hemos comentado. Cabe destacar que esta médula solo se observa en los cabellos de mayor grosor.

2.2. Corteza

La corteza es la capa intermedia del tallo piloso. Se trata de una estructura donde se fija la melanina, que es el pigmento que determina el color del pelo. Esta corteza o córtex es la capa más voluminosa del tallo piloso y, a la vez, es la que más determina la fuerza, resistencia y flexibilidad del cabello.

2.3. Cutícula

La cutícula es la capa más externa del tallo piloso. Se trata de una región transparente ya que no hay el pigmento de la melanina y las células que la constituyen están muertas, formando escamas altamente queratinizadas. Pero eso no significa que no sea importante.

De hecho, la cutícula es la responsable de que el pelo tenga un aspecto saludable o no (por eso es importante que esté hidratada y con un buen contenido graso), protege a la corteza y refleja la luz, dándole al cabello ese aspecto brillante tan valorado. Aun así, hay que tener en cuenta que es esta cutícula la región del pelo más expuesta a daños, por lo que es importante cuidarla.

Tallo piloso
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies