¿Por qué salen las canas? Causas y desencadenantes de la canicie

Las canas son pelos que carecen de melanina, el pigmento que da color al cabello. Esta canicie es una consecuencia del envejecimiento que, sin embargo, puede acelerarse por distintos factores que comentaremos a continuación.

por-que-salen-canas

El envejecimiento es el conjunto de modificaciones y cambios morfológicos y fisiológicos que experimentamos como consecuencia del paso del tiempo. Todas nuestras células se multiplican y se regeneran, y aunque los mecanismos de replicación del ADN sean muy eficientes, se van acumulando unas mutaciones que hacen que paulatinamente vayan perdiendo sus propiedades.

Y es precisamente esto lo que, junto con el acortamiento de los telómeros (unas estructuras de protección de los cromosomas que se acortan con cada división), explica el envejecimiento de nuestro cuerpo, que al fin y al cabo es la suma de los 30 millones de millones de células que nos constituyen. Y aunque el envejecimiento sea algo natural, hay algunos efectos que son especialmente temidos, pues aparecen en fases de la vida donde todavía nos vemos y sentimos jóvenes.

Y seguramente, uno de los efectos que mejor ejemplifica esto es la canicie, más conocida simplemente como “canas”. Todos tememos (o hemos temido, si ya ha llegado) ese momento en el que empiecen a aparecer esos pelos blancos en nuestro cabello, pues además de ser una señal de que nos hacemos mayores, los estándares de belleza, por regla general, no ven estas canas como algo “bonito”.

Pero más allá de estos irreales estándares, es interesante comprender las bases fisiológicas de la aparición de las canas, pues si quieres evitar que aparezcan a edades tempranas y que su aparición se prolongue lo máximo posible, vamos a descubrir cuáles son las principales causas detrás de la canicie y, sobre todo, los factores desencadenantes de la misma.

Las temidas canas: ¿qué es la canicie?

La canicie es un proceso fisiológico ligado al envejecimiento que consiste en la pérdida de pigmentación del cabello, el cual se vuelve gris o blanco. Es la situación en la que aparecen las canas, unos pelos que han perdido su coloración debido a una disminución o carencia de melanina, el pigmento que determina el color del cabello: cuanta más melanina, más oscuro es.

Así pues, por canicie entendemos el proceso de aparición de las canas, siendo así una consecuencia directa y natural del envejecimiento. Este emblanquecimiento del cabello sucede cuando la melanina deja de producirse en la raíz del pelo, la cual, conocida también como folículo piloso, es la parte que se encuentra bajo la piel y donde tiene lugar la actividad metabólica y mitótica.

Esto hace que los pelos que crezcan lo hagan sin el pigmento, pues las células madre que dan lugar a los melanocitos (presentes en la base de la raíz) han muerto y, por lo tanto, no hay ni una producción ni un almacenamiento de esta melanina. Aun así y pese a que el proceso de formación general es este, existen distintos tipos de canicie dependiendo de su desarrollo.

Así, podemos hablar de canicie fisiológica, que es la más vinculada al envejecimiento (los efectos empiezan a los 30-40 años, teniendo unas canas que aparecen primero en la sien para luego extenderse por el resto de la cabeza. También tenemos la famosa canicie prematura, aquella en la que se observan canas puntuales antes de cumplir los 20 años. Del mismo modo, si las canas aparecen en zonas muy localizadas en forma de una gran mancha blanca o mechón blanco, hablamos de poliosis (suele ser de causa genética); mientras que si las canas aparecen aisladas y dispersas estamos ante un caso de canicie anular.

De todas formas y volviendo a sus causas, lo cierto es que detrás del blanqueamiento del cabello por el envejecimiento existen más factores a tener en cuenta más allá de la falta de melanina en la raíz del pelo. De ahí que sea importante hablar de factores relacionados con la genética, las enzimas del organismo, el estilo de vida y el cuidado del cabello, entre otros.

Cabe destacar, sin embargo, que un estudio conducido por científicos alemanes en 2016 indicó que el desarrollo de las canas podría deberse, más que a una disminución de la síntesis de melanina, a un exceso de peróxido de oxígeno producido a nivel de células capilares, una sustancia que blanquearía el cabello.

Aun así, existe todavía controversia en este aspecto, pues otro equipo de investigadores de la Universidad de Nueva York apuntó que la proteína Wnt, implicada en el trabajo de las células madre que dan lugar tanto a los folículos pilosos como a los melanocitos de los que hemos hablado, podría estar detrás de la explicación de la aparición de las canas. Pero sea cual sea la respuesta adecuada y pese a no saber exactamente el origen, sí que conocemos las principales causas detrás de la canicie.

que-es-canicie

Las principales causas de la aparición de las canas

Como hemos dicho, la canicie es un proceso natural del envejecimiento, pero la disminución de la síntesis de melanina en la raíz del pelo puede ser más o menos intensa y más o menos rápida dependiendo de distintos factores. Es decir, hay unas causas que pueden hacer que la canicie sea más prematura, anticipando así la aparición de las canas.

A grandes rasgos, los factores genéticos y/o hereditarios (ser portadores de determinados genes o de mutaciones en los mismos), el estrés crónico, una alimentación con déficit en nutrientes determinados, sufrir determinadas enfermedades metabólicas, fumar, la higiene inadecuada y el abuso de secadores, planchas o productos químicos (como los tintes) para el pelo son los principales aceleradores del desarrollo de la canicie. Y ahora, vamos a ir punto por punto.

1. Factores genéticos

La genética es esencial a la hora de determinar el momento de aparición y el desarrollo de las canas. Y aunque haya dos genes especialmente implicados a nivel de envejecimiento, que son el Bcl2 y el Bcl-w, son muchas las combinaciones genéticas que influyen en la síntesis de melanina a nivel de raíz del pelo. Además, existen mutaciones (heredadas o no) que pueden tanto acelerar su aparición como provocar la aparición, incluso en la infancia, de mechones blancos, en cuyo caso estamos ante la ya mencionada poliosis.

Este factor genético explica que, dependiendo de la etnia, las canas aparezcan más o menos tarde. Por ejemplo, mientras que las personas blancas y asiáticas suelen empezar a tener canas a los 30; las personas negras tienden a comenzar a presentarlas a partir de los 45.

2. Factores fisiológicos

Más allá de la genética, existen otros factores detrás de la canicie. En lo que respecta a desencadenantes fisiológicos, hay ciertas enfermedades que pueden acelerar la aparición de las canas, como por ejemplo el vitíligo (un trastorno de despigmentación cutánea), el hipotiroidismo (una baja actividad de la glándula tiroides, que ralentiza el metabolismo), el síndrome de Werrner (una extraña enfermedad que acelera el envejecimiento), trastornos en la asimilación de vitamina B12, anemia perniciosa, etc. Todas estas patologías pueden provocar una prematura aparición de canas.

3. Factores psicológicos

El factor emocional también es importante. Y es que el estrés crónico es uno de los principales desencadenantes de la aparición de las canas. Cuando experimentamos un continuo estrés, las células ciliadas encargadas de producir la melanina pueden degenerarse ya que esta reacción fisiológica de estrés estimula la liberación de norepinefrina en el folículo piloso, la cual ataca a las células madre de los melanocitos. Asimismo, sabemos que el estrés también puede estimular la caída del cabello.

estres-canas

4. Factores alimenticios

La alimentación lo es todo. Y, por tanto, nuestra rutina nutricional también puede determinar el desarrollo de la canicie. Es esencial, en este aspecto, incluir alimentos ricos en vitamina B12, una vitamina imprescindible para que las reacciones metabólicas ocurran correctamente, como carnes rojas y blancas, marisco, pescado, huevos, leche y, en menor medida, la soja.

Debemos vigilar también incluir alimentos ricos en hierro, cobre y zinc (no tendremos ningún problema si seguimos una alimentación variada y equilibrada) y aquellos que, como el trigo, la cebada, las coles de Bruselas, la alfalfa, la fruta cruda y el hígado de ternera, contienen la enzima catalasa, un antioxidante que favorece la descomposición del peróxido de oxígeno, la sustancia que, como hemos dicho, podría estar detrás (en parte) del blanqueamiento del cabello.

4. Factores de estilo de vida

Más allá de la genética, la fisiología y la alimentación, el estilo de vida es esencial para determinar el desarrollo de la canicie. En este sentido, el tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo. De hecho, se estima que una persona fumadora tiene 4 veces más probabilidades de que la canicie aparezca de forma prematura.

Del mismo modo, la mala higiene del cabello, el uso de agua muy caliente sobre el pelo, la administración de ciertos medicamentos (que tengan en este blanqueamiento del cabello un efecto secundario a medio o largo plazo), el uso excesivo de productos químicos para el cabello, el uso excesivo del secador y de las planchas y, en definitiva, todo aquello que pueda dañar a la fisionomía del cabello puede acelerar la aparición de las canas.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies