15 remedios eficaces contra la caspa

La caspa es una afección del cuero cabelludo que afecta hasta a la mitad de la población mundial. El cuadro se puede aliviar con una serie de abordajes, tanto farmacológicos como comportamentales.
Remedios caspa

La caspa, también conocida como pityriasis simplex capillitii o furfuracea es una entidad clínica de tipo dermatológico. Todavía existe un interesantísimo debate acerca de si esta condición es una enfermedad o no, pero la realidad es que afecta hasta al 50% de la población mundial, de forma más notable en el cuero cabelludo.

Esta condición consiste en la separación de células epidérmicas muertas (corneocitos) del cuero cabelludo, acompañada de picor, pero no de inflamación. En una situación de normalidad, el ser humano se desprende de 30.000 a 40.000 células epidérmicas, o lo que es lo mismo, 487.000 unidades celulares por centímetro cuadrado de cuero cabelludo tras ser estimulado con un detergente. En la caspa o furfuracea, se desprenden 800.000 corneocitos por centímetro cuadrado, casi el doble de lo concebido en una situación natural.

Diversas investigaciones han mostrado que la flora epidérmica, la secreción excesiva de sebo y factores que promueven la reacción a alérgenos podrían estar vinculados con la aparición de caspa. Sin ir más lejos, los niveles de la levadura Malassezia furfur se duplican en las personas con caspa, lo cual podría indicar una disbiosis epidérmica como causa principal de la condición. Para combatir esta entidad clínica más allá de la ciencia, hoy te presentamos 15 remedios eficaces contra la caspa.

¿Cómo se puede tratar la caspa?

Los remedios contra la caspa, al tratarse de una entidad clínica en sí misma, deben ser tanto farmacológicos como comportamentales. A continuación, te presentamos los 15 más interesantes. Vamos a ello.

1. Champús hechos a base de piritionato de zinc

Como no podía ser de otra forma, comenzamos explorando los remedios contra la caspa con los elementos que primero entran en contacto con el cuerpo al entrar a la ducha: los champús.

El piritionato de zinc, compuesto común en muchos champús anticaspa (como el HyS), presenta propiedades que fomentan la regulación de producción de sebo en el folículo piloso, cosa que podría ayudar a disminuir el número de descamaciones epidérmicas y el picor. También tiene propiedades antibacterianas, así que puede ayudar a restaurar el microbioma en las zonas afectadas.

2. Champús de alquitrán

Los champús de alquitrán son agentes antiinflamatorios no corticosteroides subproducto de la producción del carbón. Frenan hasta cierto punto la división celular de las capas más externas de la piel, así que son muy útiles en los cuadros clínicos como la caspa, la psoriasis o la dermatitis seborréica.

De todas formas, los tratamientos a base de este compuesto tienen diversos efectos secundarios, como foliculitis e hipersensibilidad a la luz. Incluso, se teoriza su capacidad para fomentar la carcinogenicidad, motivo por el cual ha sido retirado de muchos mercados. Tampoco se puede usar en la piel infectada, así que todo champú especial con este preparado debe aplicarse solo tras la recomendación de un médico o farmacéutico.

Champús alquitrán

3. Champús antifúngicos

De nuevo, estos son fármacos que solo deben ser administrados en el cuero cabelludo tras una visita al médico o dermatólogo. Entre todos los posibles antifúngicos que se usan para el tratamiento de la caspa, el Ketoconazol es el más común. Este fármaco reduce el sobrecrecimiento de levaduras a nivel epidérmico, como Candida y Malassezia furfur.

Como hemos dicho, Malassezia furfur está muy relacionada con la aparición de caspa y, por ello, este antifúngico ha mostrado buenos resultados a largo plazo. Otro que se usa en muchas de las preparaciones anticaspa a nivel comercial es el ciclopirox.

4. Maneja el estrés

Por extraño que suene, el estrés y la ansiedad se asocian de forma clara con muchas condiciones, tanto epidérmicas como sistémicas. El cortisol, la hormona del nerviosismo por excelencia, afecta a las glándulas sebáceas y fomenta la sobreproducción (y taponamiento) de sebo en el folículo piloso.

Por esta razón, el estrés se asocia al acné, pero también a la aparición excesiva de caspa. Gestionar la ansiedad crónica mediante terapia especializada no solo ayuda a los pacientes a que su producción de caspa disminuya, pues también es esencial para el bienestar como individuo a largo plazo.

5. Come saludable

De nuevo, se ha demostrado que el estilo de vida afecta al estado de la piel. Los alimentos con muchos azúcares libres y grasas saturadas (dulces, bollos y repostería de grandes almacenes) promueven la producción de sebo a nivel de las glándulas sebáceas de la epidermis, lo que se traduce en acné y desbalance en la flora cutánea. Comer saludable es el primer paso para tratar desde casa cualquier condición superficial.

6. Suplementos de zinc

El zinc es un micronutriente esencial en la dieta, que participa en muchas reacciones a nivel metabólico. Su ausencia se ha correlacionado con la pérdida del cabello, pues sin ir más lejos, los niveles en sangre de zinc son menores (de media) en las personas con alopecia.

Por ello, algunos dermatólogos recomiendan los complementos de zinc ante la pérdida de cabello y/o aparición de caspa. La ingesta diaria recomendada es de unos 10 miligramos al día.

Zinc caspa

7. Champús queratolíticos

Vamos a enumerar una serie de principios activos en ráfaga, pues todos ellos se presentan en forma de champú o solución capilar, con el fin de disminuir la cantidad de caspa en el cuero cabelludo. Por su parte, los compuestos queratolíticos tienen como labor eliminar la acumulación de escamas epidérmicas, que corresponden a queratinocitos muertos (corneocitos).

8. Champús citostáticos

En general, son aquellos que contienen sulfuro de selenio. Su función es regular la renovación de las células epidérmicas del cuero cabelludo.

9. Champús anti prurito

Estos champús no están ideados para eliminar la caspa, pero sí que se pueden alternar con los otros para ayudar a disminuir la sintomatología. Los preparados anti-prurito ayudarán a la persona a calmar el picor y el enrojecimiento en el cuero cabelludo.

10. Lava tu cabeza a conciencia

Todos estos champús son útiles para tratar la caspa, pero algunos de ellos deben aplicarse a diario y mediante un proceso concreto. Una vez recibas las indicaciones del dermatólogo, tómate tu tiempo en la ducha y masajea tu cuero cabelludo a conciencia con la solución recetada (mejor si es con el grifo cerrado, para no malgastar agua). Cuanto más a conciencia sea el lavado, más caspa caerá durante la ducha.

11. Limita el uso de productos que no sean anticaspa

Muchos compuestos cosméticos aumentan la cantidad de aceites en el entorno epidérmico. Por todas las razones nombradas con anterioridad, lo que menos quiere una persona con caspa es que su cuero cabelludo sea más graso y difícil de lavar de lo que ya es. Por ello, es mejor limitar las cremas y perfumes, al menos hasta que el cuadro mejore.

12. Limita el uso de medicinas alternativas

Muchas fuentes argumentan que el aceite del árbol de té puede ayudar a reducir la caspa, junto con otros remedios herbales naturales. Recomendamos a toda persona con caspa que tome estas supuestas propiedades y remedios naturales con algo de cautela, pues la mayoría de ellos no han sido testados en el ámbito laboratorial.

13. Aumenta tu consumo de grasas Omega-3

Otro de los remedios que pasan por la dieta. El Omega-3 es esencial para el bienestar de la piel, ya que controla la producción de sebo, promueve la hidratación del tejido y evita la senescencia prematura. Todos estos beneficios pueden ser determinantes a la hora de frenar un cuadro de caspa.

Omega 3

14. Aumenta (un poco) tu exposición al Sol

Según fuentes médicas gubernamentales, se ha asociado la aparición de caspa a la poca exposición al sol. Esto no significa que una persona con el cuadro deba tomar baños de sol durante horas al día, pues la incidencia excesiva de rayos X sobre la piel se ha asociado a muchas condiciones, desde el envejecimiento prematuro hasta la aparición de carcinomas. Con dar un paseo al día en una hora soleada es más que suficiente.

15. Consejo final: acude al dermatólogo

Como cierre a la temática, te damos un último consejo que nunca debe pasar desapercibido: si tienes caspa y te pica la cabeza, acude al dermatólogo. La caspa afecta hasta al 50% de la población y no reporta un mayor peligro, pero podrías estar confundiendo tu cuadro con una infección fúngica, psoriasis o dermatitis seborréica. Estas condiciones (que también se manifiestan con descamaciones y picor) sí son enfermedades y, por ello, requieren de supervisión profesional.

Además, puede que intentando tratar tu caspa con remedios naturales (aceites de ajo, machacando aspirinas con extractos de té y otras prácticas totalmente desaconsejables) dañes mucho más a tu piel de lo que la estás beneficiando. Por todas estas razones, el mejor remedio eficaz para tratar la caspa es siempre ponerse en manos de un profesional.

Dermatólogo caspa
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies