Síndrome de Cushing: causas, síntomas y tratamiento

El síndrome de Cushing es un trastorno hormonal caracterizado por unos niveles patológicamente elevados de cortisol que deriva en obesidad, atrofia muscular en extremidades, cara de luna llena e hipertensión.

sindrome-cushing

Las enfermedades endocrinas son aquellas patologías en la que existe una desregulación en la producción o liberación de hormonas, las moléculas que regulan el funcionamiento fisiológico de nuestro cuerpo. Aquellas situaciones en las que los niveles de ciertas hormonas están demasiado bajos o demasiado altos dan lugar a trastornos endocrinos.

Cuando las glándulas endocrinas, aquellos órganos que producen las hormonas, no funcionan correctamente, puede existir una patológica desregulación en los niveles de estos mensajeros químicos que, dependiendo de la hormona u hormonas en cuestión afectadas, generará una serie de síntomas y complicaciones más o menos graves.

Existen muchas enfermedades endocrinas distintas, que se desarrollan por distintas causas, como la diabetes, el hipertiroidismo, el hipotiroidismo, la enfermedad de Addison, el hipogonadismo o, que es aquella en la que nos centraremos en el artículo de hoy, el síndrome de Cushing, un trastorno endocrino caracterizado por unos niveles patológicamente elevados de cortisol.

Relacionado con una producción excesiva de cortisol en las glándulas suprarrenales o con un consumo demasiado alto de medicamentos corticosteroides o glucocorticoides, el síndrome de Cushing es una enfermedad endocrina en la que el metabolismo de las grasas se ve alterado, cosa que ocasiona los síntomas propios del trastorno. Y a continuación, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, analizaremos sus bases clínicas.

¿Qué es el síndrome de Cushing?

El síndrome de Cushing es una enfermedad endocrina caracterizada por unos niveles patológicamente elevados de cortisol que alteran el metabolismo de las grasas. Así, se trata de un trastorno hormonal que deriva en síntomas tales como obesidad, atrofia muscular de las extremidades, cara de luna llena e hipertensión, es decir, presión arterial alta.

Esta enfermedad se desarrolla cuando en el cuerpo hay demasiado cortisol,cosa que puede deberse tanto a una producción excesiva del mismo por parte de las glándulas suprarrenales como al resultado de tomar demasiados medicamentos corticosteroides o glucocorticoides por vía oral. Cualquiera de estas situaciones pueden derivar en este síndrome de Cushing.

El cortisol es una hormona que estimula gluconeogénesis en músculos y tejido adiposo y la lipólisis también en el tejido adiposo, además de tener efectos inmunosupresores y antiinflamatorios, por lo que los niveles demasiado elevados de este cortisol interfieren en el metabolismo de las grasas y en muchas reacciones fisiológicas del organismo.

En este sentido, el exceso de cortisol que caracteriza el síndrome de Cushing cursa con síntomas como la aparición de una joroba de grasa entre los hombros, obesidad centralizada y atrofia muscular de extremidades, además de otros síntomas e incluso complicaciones como hipertensión, pérdida de masa ósea y, en algunos casos, diabetes de tipo 2.

El tratamiento de esta enfermedad dependerá de la causa exacta detrás del exceso de cortisol, pero las terapias actuales pueden ayudar no solo a mejorar la sintomatología, sino a normalizar los niveles de cortisol. Pero para que la recuperación sea lo más eficaz posible, es esencial que el diagnóstico llegue rápido. Por ello, a continuación vamos a analizar causas, síntomas y tratamiento de este síndrome de Cushing.

Causas del síndrome de Cushing

La causa de desarrollar síndrome de Cushing es tener unos niveles patológicamente elevados de cortisol, una hormona producida por las glándulas suprarrenales que ayuda a regular la presión arterial, reducir la inflamación, mantener el sistema cardiovascular sano y regular el metabolismo de grasas, carbohidratos y proteínas.

Pero demasiada hormona cortisol en el organismo es, como es evidente, malo para el mismo. Y estos niveles patológicamente elevados de cortisol pueden ser consecuencia tanto de una excesiva producción como del excesivo consumo de medicamentos corticosteroides. Analicemos ambas situaciones y el origen de cada una de ellas.

En primer lugar, el síndrome de Cushing puede ser endógeno, en el sentido que se deba a una producción excesiva de cortisol en nuestro propio cuerpo o de hormona adrenocorticotrópica, la hormona que regula la producción de cortisol. Sea como sea, hay distintos escenarios que pueden explicar que el cuerpo produzca demasiado cortisol.

Esto puede ocurrir por trastornos en las glándulas suprarrenales (dos glándulas endocrinas ubicadas encima de los riñones que producen cortisol) que hacen que estas sinteticen demasiado cortisol (generalmente por la presencia de un tumor benigno en su corteza), herencia genética, tumores benignos en la glándula pituitaria (una glándula ubicada en el cerebro que estimula a las glándulas suprarrenales para que produzcan cortisol) o, en ocasiones poco frecuentes, un tumor benigno o maligno que, ubicado en un órgano (generalmente pulmones, timo, tiroides o páncreas), empieza a secretar hormona adrenocorticotrópica que, a su vez, estimulará la producción de cortisol.

En segundo lugar, el síndrome de Cushing puede ser exógeno, en el sentido que no existe ningún trastorno fisiológico que haga que se produzca más cortisol del que se debería, sino que la explicación viene del consumo externo. Así pues, la enfermedad puede desarrollarse también como consecuencia de tomar demasiados medicamentos corticosteroides o glucocorticoides por vía oral.

Estos corticosteroides orales suelen usarse para el tratamiento de patologías inflamatorias tales como el asma, el lupus o la artritis reumatoide o para evitar el rechazo de un órgano transplantado. Sin embargo, en algunas personas que consumen estos fármacos por vía oral (aunque en determinadas ocasiones se administran de forma inyectable e incluso inhalada), especialmente si se hace en dosis altas, puede aparecer este síndrome de Cushing por exceso de cortisol en la circulación sanguínea.

que-es-sindrome-cushing

Síntomas

La sintomatología del síndrome de Cushing depende de cómo de altos estén los niveles de cortisol, por lo que varían de forma importante entre pacientes. Cabe destacar que es una enfermedad rara, con entre 0,7 y 2,4 por cada millón de habitantes a nivel mundial. Sea como sea, es importante conocer cómo se manifiesta ya que el diagnóstico precoz es esencial para asegurar un buen pronóstico.

Los síntomas más comunes del síndrome de Cushing son la obesidad en la parte superior del cuerpo,la cara redondeada, la aparición frecuente de hematomas, el aumento del nivel de azúcar en sangre, la debilidad muscular, la delgadez en brazos y piernas, fatiga severa, aumento de peso, obesidad alrededor de la sección media del cuerpo, aparición de joroba de grasa entre los hombres, cicatrización lenta de heridas, aparición de acné, fragilidad en la piel y aparición de estrías de color rosa o púrpura.

En ocasiones, el síndrome de Cushing también puede manifestarse con retrasos en el crecimiento (si aparece en niños), pérdida de densidad ósea, dificultades cognitivas, depresión, infecciones recurrentes, dolor de cabeza, oscurecimiento de la piel, etc. Del mismo modo, hay síntomas propios solo de las mujeres (irregularidad o inexistencia de periodos menstruales e hirsutismo, es decir, vello facial más grueso de lo normal) y otros propios solo de los hombres (disminución de la fertilidad y del desexo sexual y disfunción eréctil).

Pero el verdadero problema se basa en que, sin tratamiento, esta afectación sistémica puede empeorar y hacer que el síndrome de Cushing derive en complicaciones tales como infecciones graves, pérdida de la masa muscular, trastornos cardiovasculares derivados de la hipertensión, osteoporosis (con el consecuente riesgo de sufrir fracturas óseas) y, por el impacto en los niveles de azúcar, diabetes tipo 2, una enfermedad crónica potencialmente mortal que requiere de tratamiento de por vida. Por eso es tan importante que el diagnóstico llegue de forma precoz.

Tratamiento

La causa más frecuente de síndrome de Cushing es la toma excesiva de medicamentos que incrementan los niveles de cortisol, por lo que el diagnóstico es bastante sencillo: explorar signos físicos y analizar qué medicación se toma. En cambio, si es de causa endógena, puede ser más complejo, pues ya hemos visto que hay distintas causas que pueden hacer que produzcamos más cortisol del que se debería.

Sea como sea, los análisis de sangre, de orina y de saliva, la tomografía computarizada, la resonancia magnética o las muestras del seno petroso pueden ayudar a identificar la causa exacta del síndrome de Cushing endógeno para así empezar un tratamiento adecuado.

Los tratamientos siempre van enfocados a reducir los niveles de cortisol, pero dependiendo de la causa tendrán unas características u otras. Así, puede fundamentarse en reducir el consumo de medicamentos corticosteroides, cirugía (si la causa es un tumor benigno o maligno), radioterapia (si no es posible extraer el tumor quirúrgicamente) o medicación para controlar la producción excesiva de cortisol.

Generalmente, cuando el tratamiento se basa en reducir o extraer un tumor en las glándulas suprarrenales o la glándula pituitaria, la intervención hará que no podamos producir las cantidades suficientes de cortisol (pasamos de producir demasiado a no poder producir suficiente), por lo que posteriormente habrá que iniciar un tratamiento farmacológico con medicamentos de reemplazo hormonal.

Cabe destacar que, sin tratamiento, el síndrome de Cushing es potencialmente mortal por las complicaciones relacionadas con la diabetes tipo 2 y con la hipertensión, motivo por el cual es esencial que este tratamiento, sea de la naturaleza que sea, llegue a tiempo. Y para ello, un diagnóstico precoz es muy importante.

tratamiento-sindrome-cushing
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies