¿Cómo se puede prevenir una infección de orina? En 10 consejos

Las infecciones de orina constituyen un problema de salud muy común, especialmente en las mujeres. En algunos casos estas tienden a repetirse con frecuencia, por lo que es importante adoptar medidas preventivas.

como-prevenir-infeccion-orina

Las infecciones urinarias son especialmente comunes, sobre todo cuando hablamos de la salud femenina. Aunque en principio este problema se resuelve de manera sencilla, produce unas molestias que pueden impedir a la persona afectada hacer una vida normal. Entre los síntomas más característicos se encuentran las ganas continuas de orinar o el quemazón en la zona, por lo que no se trata de una experiencia agradable.

El cuerpo de cada mujer es diferente, por lo que no todas experimentan este tipo de infecciones con la misma frecuencia e intensidad. Algunas de ellas son especialmente propensas a sufrir molestias en el tracto urinario, por lo que se desesperan al experimentar este problema sucesivas veces con todo lo que ello implica.

Es por este motivo que muchas mujeres desean encontrar medidas efectivas que permitan no sólo resolver el problema cuando ya ha aparecido, sino también prevenirlo para no sufrir las consecuencias. Por todo ello, en este artículo vamos a comentar en qué consiste la infección de orina y de qué manera este problema tan común y molesto se puede evitar.

¿Qué es la infección de orina o cistitis?

Las infecciones urinarias, conocidas popularmente como infecciones de orina, son infecciones muy comunes que suceden cuando determinadas bacterias penetran en la uretra. Normalmente, estas proceden de la zona del recto o la piel circundante, afectando a diferentes partes de las vías urinarias. Las mujeres son, con diferencia, mucho más propensas que los hombres a experimentar este problema de salud.

Esto se debe a que la uretra, el conducto por el que circula la orina desde la vejiga hasta el exterior, es mucho más corto en la anatomía femenina que en la masculina. De esta manera, resulta mucho más sencillo que las bacterias del exterior invadan la uretra, la vejiga o los riñones. La forma más común de este tipo de afección es la infección de las vías inferiores, que afecta a la vejiga y la uretra y se conoce como cistitis. En cambio, la infección en los riñones es la más atípica y grave.

Factores de riesgo

Como venimos comentando, no todas las personas son igualmente propensas a desarrollar una infección de orina. Como ya sabemos, las mujeres poseen una anatomía que hace más fácil la entrada de bacterias en las vías urinarias, pero incluso entre ellas hay diferencias respecto a la frecuencia e intensidad de las mismas.

Existen diferentes factores de riesgo que pueden explicar por qué algunas mujeres sufren este problema con mayor facilidad. Cuando uno o varios de ellos se encuentran presentes, es altamente probable que se experimenten infecciones de orina recurrentes:

  • Haber sufrido una infección urinaria con anterioridad.
  • Mantener actividad sexual.
  • Cambios en la flora vaginal debido a la menopausia o el empleo de productos espermicidas.
  • Embarazo
  • Edad. Las edades de mayor riesgo de infecciones de este tipo se localizan en la infancia y en la vejez.
  • Problemas estructurales en las vías urinarias. Aunque ellas son más propensas a sufrir este problema, los hombres no están exentos de padecerlo. Así, los que sufren determinadas alteraciones como el agrandamiento de próstata pueden experimentar infecciones con mayor probabilidad.
  • Malos hábitos de higiene: Tanto por exceso como por defecto, una higiene inadecuada en la zona íntima puede contribuir a que las infecciones aparezcan. Así, es perjudicial tanto el uso excesivo de productos de limpieza (especialmente si no respetan el ph vaginal), como una falta de higiene. En el caso de los niños que están aprendiendo a ir al baño, las dificultades para limpiarse bien también pueden aumentar la frecuencia de infecciones como estas.
  • Bañarse en aguas contaminadas o sucias, así como entrar en contacto con superficies que no están limpias.
  • Consumo de ciertos antibióticos.
  • Exceso de humedad en la zona vaginal.
  • Emplear de forma excesiva salvaslips.
que-es-infeccion-orina

Síntomas de la infección de orina

Ahora que ya hemos visto qué causas suelen provocar la aparición de las infecciones urinarias, vamos a revisar los síntomas que las caracterizan. En el caso de que la infección se localice en las vías inferiores, esto es, la uretra y la vejiga, los síntomas más comunes son:

  • Dolor o ardor al orinar.
  • Deseo continuo continuo de orinar aunque la vejiga esté vacía.
  • Micción muy frecuente.
  • Sangre en la orina.
  • Presión o retorcijones en la ingle o la parte inferior del abdomen.

En algunos casos excepcionales, puede suceder que la infección se extienda hacia los riñones. En este caso, hablamos de un problema mucho más grave, y observaremos síntomas como fiebre, escalofríos, dolor en la parte baja de la espalda, náuseas y vómitos.

10 consejos para la prevención de la cistitis

Las infecciones de orina son un problema muy común y su tratamiento es bastante sencillo. La mayoría de las cistitis se resuelven con un tratamiento de antibióticos, que en unas pocas horas o días pone fin a los molestos síntomas.

Sin embargo, tal y como comentamos anteriormente, hay mujeres que sufren infecciones de orina recurrentes. En estos casos, la mejor solución es adoptar medidas preventivas para evitar que la infección se llegue a producir. En este sentido, hay algunas indicaciones que pueden ser de gran ayuda para conseguirlo:

1. Bebe mucho líquido

Beber agua en abundancia es una de las mejores pautas que puedes adoptar. Al ingerir mucho líquido, también se producirá mayor cantidad de orina y esto permitirá diluir la orina y expulsar las bacterias.

prevencion-cistitis

2. No retener la orina

Aguantar la orina es un hábito muy perjudicial. Esto se debe a que no es un líquido estéril, por lo que su almacenamiento excesivo y prolongado en el tiempo contribuye a que en la vejiga crezcan bacterias capaces de provocar infecciones urinarias de repetición.

3. Orinar antes y después de mantener relaciones sexuales

Lo cierto es que tener relaciones sexuales es saludable siempre y cuando tomemos algunas precauciones básicas. Además del uso de métodos para protegerte de un embarazo no deseado y de las enfermedades de transmisión sexual, es importante que orines antes y después de acostarte con alguien. Este hábito tan simple puede reducir hasta en un 80% las probabilidades de contraer una infección.

Por el contrario, no hacerlo es una de las causas más comunes detrás de las infecciones urinarias. Esto se debe a que durante las relaciones sexuales las bacterias y secreciones de la zona genital pueden penetrar en el organismo y quedarse en la uretra, desencadenando así el problema.

4. Revisa tu método anticonceptivo

Determinados métodos como el preservativo o las cremas espermicidas pueden no ser la mejor opción para aquellas mujeres propensas a las infecciones urinarias. Si es tu caso, consulta con tu ginecóloga la posibilidad de cambiar a otro que se ajuste más a tu cuerpo y tus necesidades.

5. No olvides la lubricación

Las relaciones sexuales sin la correcta lubricación no sólo no son placenteras, sino que además producen una irritación en la vagina que contribuye a que aparezcan las temidas infecciones. Hazte con un lubricante de buena calidad y disfruta de tus relaciones sin perjudicar tu salud.

prevencion-infeccion-orina

6. Evita los productos íntimos irritantes

Tener una adecuada higiene íntima no significa que tengas que utilizar productos perfumados o demasiado irritantes en la zona genital. Esto solo servirá para hacer que la vagina se encuentre más irritada y vulnerable a las infecciones. En su lugar, opta por productos respetuosos con el ph de la zona y mantén tu ritual de higiene una vez al día.

7. Cambia los baños por duchas

Aunque un baño relajante de vez en cuando nunca viene mal, para la higiene diaria es mejor que optes por la ducha. En el baño, el agua sucia se queda estancada y por tanto es más probable que las bacterias se expandan a sus anchas.

8. Combate el estreñimiento

Si padeces estreñimiento habitualmente, es importante que localices el motivo que lo ocasiona y que tomes medidas para combatirlo. Además, es esencial que no pospongas la evacuación, ya que de lo contrario los gérmenes pueden colonizar áreas próximas al tracto urinario.

9. Elige bien tus prendas

En la medida de lo posible, es recomendable que utilices ropa interior de algodón y evites las prendas que son demasiado ajustadas.

10. Evita los tampones

Los tampones se asocian con una mayor incidencia de infecciones urinarias en aquellos casos en los que estas aparecen en el período premenstrual. Si este es tu caso, considera utilizar otros métodos durante tu período, como por ejemplo compresas o la copa menstrual.

tampones

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de las infecciones de orina, un problema muy común aunque también molesto. Este afecta principalmente a las mujeres, aunque los hombres, los niños y las personas mayores pueden también padecerlas. La razón es que ellas poseen una uretra más corta, lo que facilita la entrada de bacterias en la zona vaginal. Las medidas preventivas son la clave para poner remedio a este tipo de infecciones, especialmente si estas tienden a repetirse.

Aunque las medidas preventivas son muy interesantes para prevenir las temidas infecciones, es importante que acudas al médico en determinados casos. Si ya te han recetado un tratamiento con antibióticos y, a pesar de ello, continúas con síntomas, en este caso es posible que las bacterias causantes de la infección hayan desarrollado una resistencia al medicamento o que no hayas seguido el tratamiento de la manera indicada.

Si además de los síntomas típicos sientes que padeces fiebre o dolor en la espalda. Y aunque es normal que las mujeres sufran este tipo de infecciones de manera esporádica, no lo es que estas se repitan de continuo. Si sufres este problema de manera persistente, acude a tu médico.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies