Las 5 diferencias entre Intoxicación e Infección Alimentaria (explicadas)

En el campo de la seguridad alimentaria, las intoxicaciones y las infecciones son dos amenazas que deben combatirse. Y aunque solemos confundir ambos términos, guardan importantes diferencias en las que vamos a indagar.

diferencias-intoxicacion-infeccion-alimentaria

Las estadísticas no engañan. Cada año se producen en el mundo más de 550 millones de casos de enfermedades gastrointestinales por el consumo de alimentos contaminados o en mal estado, cosa que explica que, especialmente en la población de riesgo de países subdesarrollados donde no se pueden controlar las complicaciones, estas sigan siendo responsables de más de 400.000 muertes anuales.

Existen, pues, muchas patologías asociadas a la ingesta de productos que, ya sea por una presencia excesiva de patógenos, de toxinas biológicas o de sustancias químicas, están en un estado que, una vez introducidos en el sistema digestivo, pueden causar daños más o menos graves. Así, hablamos de enfermedades de transmisión alimentaria como la gastroenteritis, la salmonelosis, la listeriosis, la brucelosis, el botulismo, etc.

Pero sea como sea, en este campo de la prevención de las enfermedades transmitidas por alimentos, hay dos conceptos especialmente importantes: intoxicación e infección. Las intoxicaciones alimentarias son reacciones fisiológicas patológicas por la presencia de una sustancia química o biológica presente en un alimento y que actúa como un tóxico; mientras que una infección alimentaria es un proceso que consiste en la colonización por parte de un patógeno que se ha transmitido por un alimento en mal estado y que ha logrado colonizar un tejido u órgano del cuerpo.

Pero como más allá de esta simple diferenciación existen muchos matices que merecen ser comentados, en el artículo de hoy y, como siempre, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, además de definir exactamente ambos conceptos, vamos a indagar en las principales diferencias entre una intoxicación y una infección alimentaria en forma de puntos clave.

¿Qué es una intoxicación alimentaria? ¿Y una infección?

Antes de entrar en profundidad en su diferenciación y de indagar en las principales diferencias entre las intoxicaciones y las infecciones alimentarias, es interesante (y también importante) que nos pongamos en contexto y comprendamos, individualmente, en qué consisten estos dos términos. Veamos, pues, qué es exactamente una intoxicación alimentaria y qué es una infección alimentaria.

Intoxicación alimentaria: ¿qué es?

Una intoxicación alimentaria es una reacción fisiológica patológica que se produce por la asimilación por vía digestiva de una sustancia química o biológica presente en un alimento y que, una vez en el organismo, actúa como un tóxico produciendo daños en el mismo.

Por tanto, las intoxicaciones alimentarias son urgencias clínicas que se desarrollan cuando la ingesta de un alimento contaminado con productos tóxicos desencadena, en el consumidor, una alteración en su fisiología de carácter dañino. Estas sustancias nocivas pueden ser de origen químico, como pesticidas, metales pesados, productos de limpieza, desinfectantes, etc, o bien de origen biológico, es decir, sintetizados por un ser vivo.

En el caso de los tóxicos de origen biológico, hablamos de toxinas bacterianas (producidas por una bacteria) o de micotoxinas (producidas por un hongo), las cuales son sintetizadas por estos microorganismos en el alimento y, una vez ingerido el mismo, provocan daños en el organismo del consumidor.

Pero es importante tener en cuenta que, en una intoxicación de origen biológico, los daños no están causados por el microorganismo en sí, pues no hay un proceso de infección, sino por las toxinas presentes en el alimento. Un claro ejemplo de ello es el botulismo, una intoxicación alimentaria causada por las toxinas producidas por Clostridium botulinum, una bacteria que suele dar problemas especialmente en conservas caseras elaboradas de forma incorrecta.

Sea como sea, existen muchas toxinas tanto biológicas como químicas que pueden desencadenar una intoxicación cuando las cantidades de la sustancia en sí son suficientes como para generar daños, con una sintomatología que dependerá de muchos factores (toxina, cantidad de toxina, estado de salud, edad…) pero que tiene la particularidad de, en el caso de estas intoxicaciones alimentarias, ser de aparición súbita, con unos síntomas que por regla general son graves y aparecen entre 2-3 horas después de la ingesta.

intoxicacion-alimentaria

Infección alimentaria: ¿qué es?

Una infección alimentaria es un proceso que consiste en la colonización por parte de un patógeno que ha sido transmitido a través de un alimento en mal estado donde ha alcanzado una población suficiente como para que, una vez en el sistema gastrointestinal, sea capaz de colonizarlo y desencadenar un proceso infectivo.

Así, una infección no se debe a la ingesta de toxinas biológicas ni químicas, sino a la introducción por vía digestiva en el organismo de microorganismos patógenos que se han multiplicado en el alimento por una mala praxis de higiene alimentaria (o por estar caducado), pudiendo ser bacterias, virus, hongos o parásitos.

Una infección alimentaria desencadena una enfermedad que dependerá del lugar exacto de la colonización y del microorganismo causante, con una gravedad que variará dependiendo de muchos factores. Las infecciones alimentarias más comunes son la gastroenteritis, la salmonelosis, la listeriosis, la brucelosis, etc.

Así pues, las infecciones siempre tienen un origen biológico, pues requieren de una colonización de una región del tracto digestivo por parte de microorganismos patógenos. Eso sí, la aparición no suele ser tan súbita, pues para que surja la sintomatología (que además de síntomas gastrointestinales tiende a incluir fiebre) debe pasar un periodo de incubación en el que el patógeno se multiplica hasta unos niveles donde, tanto por su impacto en el organismo como por efecto de la respuesta inmunitaria, haya daños orgánicos. Esto suele requerir de varios días.

En resumen, una infección alimentaria es una enfermedad de carácter infeccioso desencadenada por la colonización de una región del sistema digestivo (generalmente los intestinos) por parte de bacterias, virus, hongos o parásitos que, como microorganismos patógenos, tras haber sido introducidos a través de alimentos contaminados con los mismos y después de un periodo de incubación, desencadenan una sintomatología propia de una infección.

infeccion-alimentaria

Intoxicación e infección alimentaria: ¿en qué se diferencian?

Tras haber analizado las bases clínicas de ambas entidades relacionadas con las enfermedades de transmisión alimentaria, seguro que sus diferencias han quedado más que claras. De todos modos, por si necesitas (o simplemente quieres) disponer de la información con un carácter más visual y esquemático, hemos preparado la siguiente selección de las principales diferencias entre infecciones e intoxicaciones alimentarias en forma de puntos clave. Vamos allá.

1. Una intoxicación se produce por una toxina; una infección, por un microorganismo

La diferencia más importante y con la que, sin duda, debemos quedarnos. Una intoxicación es una reacción fisiológica desencadenada por la introducción vía digestiva de sustancias químicas o biológicas que producen daños en el cuerpo. Se producen por la ingesta de una toxina, no porque unos microorganismos colonicen el tracto gastrointestinal.

En cambio, una infección no se debe a la ingesta de una toxina, pero sí a la introducción de microorganismos patógenos. Así, una infección alimentaria se produce por la colonización de bacterias, virus, hongos o parásitos del tracto gastrointestinal que han llegado a través de un alimento contaminado.

2. Una intoxicación puede ser de naturaleza química; una infección, no

Como acabamos de ver, una infección siempre se debe a una colonización por parte de microorganismos del tracto gastrointestinal. Por tanto, su naturaleza siempre es biológica. En cambio, en una intoxicación, si bien las toxinas pueden ser biológicas (producidas por bacterias u hongos), también se puede contemplar un escenario que se produce por toxinas químicas, es decir, por sustancias como desinfectantes, metales pesados, pesticidas, productos de limpieza, etc.

3. Una intoxicación es de aparición más súbita que una infección

Una intoxicación alimentaria tiende a tener una aparición muy súbita, siendo así una patología aguda en la que los síntomas aparecen en unas 2-3 horas después de la ingesta de la toxina. Esto se debe a que es la propia sustancia la que genera los daños de por sí. En cambio, en la infección, como los microorganismos deben multiplicarse hasta llegar a unos niveles suficientes como para que la colonización se convierta en un proceso patológico, esta aparición no es tan rápida.

Así, en el caso de las infecciones, la aparición de la sintomatología viene precedida de un periodo de incubación en el que las bacterias, virus, hongos o parásitos se multiplican hasta unos niveles patológicos donde los daños y la respuesta inmune generan los síntomas. Este periodo suele ser de varias horas e incluso de días.

intoxicacion-infeccion-diferencias

4. La sintomatología es distinta

Cada intoxicación y cada infección es única, pues depende no solo del agente causal en concreto, sino de factores relacionados con la edad y salud del paciente. Pero por regla general, una intoxicación alimentaria suele cursar con náuseas y vómitos. En cambio, una infección alimentaria tiende a tener síntomas como, además de náuseas y vómitos, diarrea, calambres estomacales, escalofríos y, en ocasiones, fiebre.

5. Una infección a veces puede tratarse con antibióticos; una intoxicación, no

En caso de que la infección se deba a una colonización bacteriana, esta puede tratarse con la administración de antibióticos. En cambio, como las intoxicaciones no se deben a un proceso infeccioso, sino a la presencia de toxinas, más allá de terapias de reposición de líquidos para evitar complicaciones (y para casos graves, un lavado gástrico), no hay un tratamiento farmacológico específico.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies