Las 6 edades de la historia de la humanidad

Desde la aparición del "Homo sapiens" hace 350.000 años, la humanidad ha evolucionado mucho a nivel social, cultural y tecnológico. Un recorrido por las distintas etapas de la Historia.
Edades historia humanidad

Si redujéramos toda la vida de la Tierra a un año, los humanos habríamos aparecido a las 23:30 del 31 de diciembre. Es decir, representamos apenas 30 minutos. Y es que la Tierra tiene una edad de 4.543 millones de años, pero los humanos aparecimos hace apenas 350.000 años.

Desde entonces, el Homo sapiens ha evolucionado increíblemente. Hemos pasado de ser homínidos que, por primera vez, podían caminar sobre dos patas a ser seres capaces de realizar trasplantes de médula ósea. Nuestra historia como especie es, sin duda, apasionante.

Una historia que está plagada de momentos clave y sucesos que cambiaron el rumbo del mundo, desde cambios culturales hasta avances tecnológicos, pasando por revoluciones sociales. Y entender de dónde venimos es imprescindible para saber hacia dónde debemos ir y, sobre todo, hacia dónde no.

Por ello, en el artículo de hoy emprenderemos un viaje a lo largo de la historia de la humanidad, presentando las épocas, etapas y edades en las que se divide, viendo los sucesos más importantes que ocurrieron en cada una y comprendiendo cómo todos ellos determinaron el presente.

¿En qué etapas se divide la historia de la humanidad?

Como bien sabemos, nuestra evolución como especie se divide en dos etapas muy marcadas: Prehistoria e Historia. La primera de ellas abarca desde la aparición de los primeros homininos (homínidos con locomoción bípeda) hace 2.500.000 de años hasta la invención de la escritura (que se sitúa en el año 3.300 a.C.), pasando, claro está, por la aparición del Homo sapiens sapiens, hace ahora 350.000 años.

La Historia, por su parte, abarca desde la invención de la escritura hasta el día de hoy, que seguimos escribiendo nuestra historia como humanidad. De todos modos, sobre todo el concepto de Prehistoria no es, para muchos historiadores, acertado, pues el prefijo sugiere que no forma parte de nuestra historia, cuando en realidad fueron en esos tiempos cuando se hicieron realmente los mayores progresos como especie.

Sea como sea, empecemos nuestro viaje. Primero veremos las edades de la Prehistoria (Edad de Piedra y Edad de los Metales) y después entraremos de lleno en la Historia (Edad Antigua, Edad Media, Edad Moderna y Edad Contemporánea). Vamos allá.

1. Edad de Piedra (2.500.000 a.C. - 6000 a.C.)

La Edad de Piedra es la primera época de la Historia (técnicamente es Prehistoria) y, de hecho, abarca más del 95% de nuestra historia como seres humanos. Todo empezó hace 2.500.000 años, cuando los chimpancés, con quienes compartimos el 99% de los genes, evolucionaron para dar lugar a una subtribu que denominamos homininos.

Estos homininos, que eran unos homínidos más evolucionados (todavía no eran humanos, ni mucho menos), eran capaces de moverse sobre dos patas (locomoción bípeda) y de mantenerse erguidos, tenían un cráneo verticalizado y por último pero no menos importante, habían desarrollado un pulgar oponible (como el nuestro), que les permitía manipular objetos con una precisión nunca antes vista en la naturaleza.

Esto, junto con el hecho de disponer de un cerebro más desarrollado, permitió a estos antepasados homininos (había especies de Homo que ahora ya están extintas) desarrollar herramientas de piedra, hecho que determina el inicio de la Prehistoria.

Del mismo modo, hace unos 1.600.000 de años, el Homo erectus descubrió el fuego, uno de los sucesos más relevantes de la historia. En un contexto de cambios climáticos abundantes, apareció (al parecer, en el continente africano), hace 350.000 años, el Homo sapiens sapiens, la especie de hominino que iba a ser capaz de subsistir a estas condiciones climáticas. El ser humano había nacido.

Edad piedra

Debido a periodos de glaciaciones, las otras especies de homininos (como el Homo sapiens neanderthalensis) se extinguieron, dejando al ser humano como único representante. En este contexto, empezamos a desarrollar herramientas para cazar, dominamos el fuego para subsistir en cuevas (y soportar así el frío de las glaciaciones), domesticamos al perro, desarrollamos estrategias comunicativas, creamos comunidades nómadas, aparecieron las primeras creencias religiosas e incluso hicimos las primeras manifestaciones artísticas, con las célebres pinturas rupestres en cuevas.

Sin embargo, esta era del Paleolítico termina con el fin de la última Edad de Hielo, que provocó la extinción de muchas especies de mamíferos y que obligó al ser humano a migrar y a expandirse por el mundo, estableciendo así el inicio de su hegemonía en la Tierra.

Del Paleolítico pasamos al Mesolítico, una época de 5.000 años en la que, además de que el ser humano se expandió por todo el mundo y empezó la diferenciación en razas, desarrollamos la agricultura, un suceso importantísimo, pues permitió que, por primera vez, un animal controlara la naturaleza.

Esto permitió que, si bien en invierno siguiéramos viviendo en cuevas, en los meses de verano creáramos campamentos donde se cultivaban vegetales para el consumo y se utilizaban herramientas de piedra para cazar y pescar.

Finalmente, en el momento en el que los humanos dejamos de ser nómadas y pasamos a ser sedentarios, empezó la última etapa dentro de la Edad de Piedra: el Neolítico. Esta, que culminó en el 6000 a.C., fue una etapa en la que establecimos comunidades que se asentaban en un lugar, creamos ya prendas textiles más complejas e incluso apareció el concepto de propiedad privada, dando pie así al nacimiento del comercio y, evidentemente, a las desigualdades.

2. Edad de los Metales (6000 a.C. - 3300 a.C.)

La Edad de los Metales es una época dentro de la Prehistoria que poco tiene de “Pre”. Empieza en el momento que estas comunidades sedentarias descubren que pueden extraer minerales de las rocas y utilizarlos para hacer herramientas más poderosas, resistentes y duraderas. En este sentido, la humanidad empezó a utilizar y moldear primero el cobre, dando lugar así a la Edad del Cobre.

Posteriormente, se entró en la Edad del Bronce, cuando descubrimos que podíamos hacer aleaciones de cobre y estaño para obtener un metal mejor. Al mismo tiempo, inventamos la rueda, un suceso importantísimo para nuestro futuro.

Por último, fruto de un auge cultural, social, tecnológico y religioso que poco tiene de prehistórico, empezamos a manejar el hierro, cosa que permitió un auge arquitectónico sin preámbulos y el desarrollo de sistemas de alcantarillado.

En este contexto, mientras algunas sociedades seguían en la prehistoria, aparecieron, en Oriente Próximo, las primeras civilizaciones humanas surgieron: la egipcia y la mesopotámica. De hecho, los egipcios construyeron las pirámides alrededor del 2700 a.C. y la escritura apareció en Mesopotamia alrededor del 3300 a.C., marcando el final de la Prehistoria (la escritura tardó en llegar a otras sociedades, por eso decimos que la Edad de los Metales termina en el 600 a.C.) y el inicio de la Historia.

Edad metales

3. Edad Antigua (3300 a.C. - 476 d.C.)

La Edad Antigua es la primera época de la Historia y abarca desde la invención de la escritura en la Antigua Mesopotamia hasta la caída del imperio romano, en el año 476 d.C. Esta Edad está caracterizada por un esplendor cultural y científico enorme.

Con el desarrollo de las civilizaciones antiguas (egipcia, mesopotámica, griega, hindú, china, romana…), el ser humano, por primera vez, quiso entender la naturaleza de lo que le rodeaba y sintió la necesidad de trascender como individuo. En este contexto, la filosofía, la ciencia, la religión, el arte, la arquitectura, etc, tuvieron un auge sin preámbulos.

Fue también en esta edad que surgió y se desarrolló la vida urbana, se fortaleció el comercio, las religiones politeístas (creían en más de un Dios) formaron parte imprescindible de la vida, tuvo lugar la diferenciación social por clases y el surgimiento de figuras que mandaban (desde reyes hasta faraones), aparecieron las obligaciones sociales, la política se organizó y nacieron los impuestos, surgieron los primeros ejércitos y tuvieron lugar las primeras guerras, empezamos a reflexionar sobre nuestra existencia y plasmamos nuestras inquietudes en manifestaciones artísticas.

En este sentido, la Antigua Roma fue la civilización que consiguió expandirse más, desarrollando un imperio que dominó el mundo. Sin embargo, la invasión bárbara y otros factores sociales y políticos provocaron la caída del imperio romano en el año 476 d.C., instaurándose el imperio bizantino y marcando así el final de la Edad Antigua, con todo el esplendor que había supuesto, y la entrada en la Edad Media, una época de oscuridad.

Edad antigua

4. Edad Media (476 d.C. - 1492 d.C.)

La Edad Media es una época de la historia de la humanidad de 1.000 años de duración en la que todo el progreso cultural y científico impulsado por las civilizaciones antiguas fue sustituido por la oscuridad del sistema feudal y la Iglesia, la Inquisición, la quema de brujas e incluso el desarrollo de una de las pandemias más importantes de la historia, la Peste Negra, que duró desde el 1346 al 1353 y provocó la muerte de unos 75 millones de personas.

Fue en esta Edad en la que, además de nacer el islamismo, se fundó y se expandió el cristianismo por toda Europa. Además de establecerse la burguesía como clase social, dejando a la mayoría de la población en condiciones de vida deplorables, empezaron las persecuciones religiosas.

En la Alta Edad Media (entre el siglo V y X), tras la caída del imperio romano, distintas civilizaciones lucharon entre ellas para conquistar territorios. En este contexto, la sociedad se dividió en nobles y plebeyos, los cuales no tenían absolutamente ningún derecho. Todo el progreso cultural y científico que habíamos conseguido fue detenido por la Iglesia, que quería controlar a la población con miedo. Y el mejor modo de hacerlo era conseguir que la gente fuera ignorante. Por ello, la Alta Edad Media es un periodo de oscuridad.

En la Baja Edad Media (entre el siglo X y XV) se empieza a ver la luz. Los conflictos bélicos disminuyen y, poco a poco, la gente del pueblo empieza a tener derechos, pues el feudalismo se empieza a diluir hasta desaparecer. La Iglesia, pese a que sigue dominando la vida de las personas, también ve disminuido su poder.

En este contexto, empezó un nuevo resurgimiento cultural y económico que hacía que cada vez nos separáramos más de la oscuridad por la que habíamos pasado. La Edad Media estaba llegando a su fin, el cual culminó con la el descubrimiento de América en el año 1492, aunque algunos historiadores consideran que el suceso que determina el final de la Edad Media es la caída del imperio bizantino en 1453, cosa que coincide también con otro de los acontecimientos más importantes de la historia: la invención de la imprenta.

Edad media

5. Edad Moderna (1492 d.C. - 1789 d.C.)

La Edad Moderna fue una nueva época de esplendor para la humanidad que empezó tras el declive del sistema político, cultural, religioso y social impuestos en la Edad Media. Empieza tras el descubrimiento de América en 1492 o con la toma de Constantinopla por parte de los turcos en 1453.

En esta época, el sistema feudal fue sustituido por lo que más tarde daría lugar al sistema económico capitalista, lo que impulsó un enorme desarrollo comercial y la necesidad de que se desarrollaran industrias, cosa que, a su vez, implicó un crecimiento exponencial de las grandes ciudades.

Las fronteras entre el mundo, gracias al desarrollo de las técnicas de navegación, empezaron a desaparecer. Fue también en esta época que tuvo lugar el nacimiento de la ciencia moderna, con grandes científicos que, tras la oscuridad de la Iglesia, querían comprender cómo funcionaba el mundo y el Universo.

Copérnico formuló la teoría heliocéntrica, diciendo, por primera vez, que la Tierra no era el centro del Universo, sino que daba vueltas alrededor del Sol. Junto a él, las más asombrosas mentes científicas vivieron en esta Edad, donde se asentaron las bases de la Física, Astronomía, Química, Biología, etc.

Paralelamente, el arte vivió un auge sin igual. Abandonando los temas religiosos de la Edad Media, las manifestaciones artísticas de la Edad Moderna situaban al ser humano y a la naturaleza como figuras centrales del arte. De hecho, tuvo lugar también una importante reforma religiosa.

Fue también en esta época que se declararon los derechos del hombre y del ciudadano, dejando atrás las crueldades e injusticias de la Edad Media. Sin embargo, las desigualdades todavía eran muy importantes, cosa que impulsó la Revolución Francesa, un conflicto social y político que provocó un cambio total en el sistema político europeo.

Por ello, pese a que el final de la Edad Moderna se pueda situar a veces en la declaración de independencia de los Estados Unidos en 1776, tradicionalmente se ha considerado la Revolución Francesa de 1789 como fin de esta época y el inicio de la contemporánea.

Edad moderna

6. Edad Contemporánea (1789 d.C. - actualidad)

La Edad Contemporánea es la que empieza tras la Revolución Francesa de 1789 y que sigue su evolución a día de hoy. Sin duda, estamos en una época de la historia de la humanidad marcada por un sistema capitalista en el que, si bien se defienden los derechos humanos, siguen habiendo muchas desigualdades, pues nuestro sistema económico ha provocado la aparición de los denominados como países del Tercer Mundo.

La Primera y Segunda Guerra Mundial, el holocausto nazi, el nacimiento de Internet, la fabricación de medios de transporte terrestres, marítimos y aéreos, la creación de la Unión Europea, la Revolución Industrial, el crecimiento de ciudades, las redes sociales, la Guerra Fría, la pandemia por Covid-19…

La Edad Contemporánea es una época en la que los cambios sociales, tecnológicos y científicos han sucedido a velocidades increíbles. La lucha por defender el derecho a votar, los movimientos antirracistas y en defensa de los derechos de la mujer, la aparición de la clase media, los avances en medicina, la llegada del hombre a la Luna, el desarrollo tecnológico…

Vivimos en una época donde, cada vez más, se respetan más los derechos humanos. Y en las manos de cada uno de nosotros está el contribuir a escribir nuestra historia. Una historia que empezó hace 350.000 años cuando un humano utilizó una piedra para cazar y que ha ido progresando hasta que esa misma especie ha sido capaz de realizar trasplantes para salvar vidas. La historia de la humanidad es de todos.

Edad contemporánea

Referencias bibliográficas

  • Gallart, J., Rovira Marsal, J., Rodanés, J.M., (2017) “Prehistoria: del Paleolítico a la Primera Edad del Hierro”. Prensas de la Universidad de Zaragoza.
  • de Toro Vidal, J.M. (2014) “Las seis edades del mundo llegan a su fin... Nuevas propuestas sobre la periodización de la historia en la cristiandad occidental (siglo XII)”. Revista Chilena de Estudios Medievales.
  • Bakhit, A., Adnan, M., Louis, B. et al (2000) “History of humanity: scientific and cultural development, v. IV: From the seventh to the sixteenth century”. UNESDOC.
Pol Bertran Prieto

Pol Bertran Prieto

Microbiólogo y divulgador

Pol Bertran (Barcelona, 1996) es Graduado en Microbiología por la Universidad Autónoma de Barcelona. Máster en Comunicación Especializada con mención en Comunicación Científica por la Universidad de Barcelona. Apasionado por la divulgación de la salud y la medicina y aficionado del deporte y el cine.