Los 7 tipos de Capitalismo (y sus características)

El capitalismo es un sistema económico y social que aboga por la propiedad privada y la libertad de mercado como generador de riqueza. Veamos qué vertientes existen y qué propiedades tienen.
Tipos capitalismo

Para bien o para mal, el dinero mueve el mundo. Y es que pese a que queden vestigios comunistas como Corea del Norte o Cuba, lo cierto es que vivimos en un mundo globalizado donde, pese a que hay diferencias importantes entre Estados, impera el capitalismo. Impera el consumir, el generar y el tener propiedades privadas.

Y aunque evidentemente tenga sus fallos, recordando que nunca llegaremos a desarrollar e implementar un sistema económico-social utópico, el capitalismo ha sido el único que, a pesar de todo, ha demostrado funcionar. Y es que ni qué decir tiene cómo han terminado los intentos por desarrollar un sistema puramente comunista.

En esencia, un sistema capitalista es aquel que no pone en manos del Estado el control de los medios de producción (su participación es mínima, pero siempre dependiendo del país en cuestión), sino de particulares y empresas que, a través de un libre mercado basado en la competitividad y la ley de oferta demanda, son capaces de conseguir ganancias y generar riquezas, parte de las cuales se destina a la recaptación de impuestos para asegurar el funcionamiento logístico de la nación.

Pero, ¿todos los sistemas capitalistas son iguales? Evidentemente, no. Y es que muy poco tiene que ver, por ejemplo, el sistema capitalista de Estados Unidos y el de España. Dentro del capitalismo como doctrina, se esconden muchas vertientes. Y dependiendo del modelo económico y social implementado, un Estado puede tener distintas clases de capitalismo que exploraremos en profundidad en el artículo de hoy.

¿Qué es el capitalismo?

El capitalismo es un sistema económico y social que defiende la propiedad privada de los medios de producción y aboga por el libre mercado de bienes y servicios, con el objetivo principal de acumular capital, que es el generador de riquezas. A diferencia del comunismo, este sistema no pone en manos del Estado el control de los medios de producción, sino de particulares y empresas que se mueven por este mercado.

El principio básico del modelo capitalista, pues, es la libertad de mercado, el cual, a su vez, tiene en la competitividad entre los productores, la satisfacción de las necesidades de consumo de la ciudadanía y la ley de oferta y demanda los pilares de su existencia.

Así pues, la participación del Estado es mínima. Y aunque dicha intervención estatal será más o menos notoria dependiendo del país, se procura que participación sea solo la justa y necesaria para, dentro de este libre mercado, garantizar unas coberturas básicas para la población. Y es que uno de los problemas del modelo capitalista es que se pueden generar desigualdades sociales a causa de oportunidades no equitativas y sueldos distintos.

Capitalismo qué es

Con el capitalismo se reconoce el derecho a crear una empresa y acumular capital como derecho individual, aunque solo se pueda hacer siempre y cuando se tengan los recursos económicos necesarios para ello. Pero lo importante es que la titularidad de los recursos productivos es de carácter eminentemente privado, no público. Así pues, es la posición opuesta al socialismo.

Las personas realizamos un trabajo a cambio de un salario que nos permitirá movernos libremente por un mercado con multitud de opciones donde podremos generar riqueza o bien gastarla libremente. En resumen, el capitalismo es un sistema económico-social que tiene sus orígenes en el siglo XIII-XV (en la transición entre la Edad Media y la Edad Moderna) y que aboga por el libre mercado, es individualista (la libertad individual está por encima de la sociedad), defiende el derecho a la propiedad privada y en el que se observan diferencias entre clases sociales.

¿Qué clases de sistemas capitalistas existen?

Evidentemente, pese a que la definición general que hemos hecho del capitalismo sea lo más correcta posible, es imposible no pecar de sobresimplificación. Y es que hay muchos matices que no hemos podido comentar pero que, ahora, analizando las principales vertientes del capitalismo podremos conocer mejor. Estos son, pues, los principales tipos de sistemas capitalistas.

1. Mercantilismo

El mercantilismo es un tipo de modelo capitalista que se basa en la idea de que un país será más próspero y exitoso cuanta más riqueza sea capaz de acumular. Este sistema, que nace entre los siglos XVI y XVIII en Europa, se fundamenta en mantener una balanza comercial positiva, es decir, que las exportaciones sean superiores a las importaciones.

De todos modos, este sistema es, hoy en día, algo teórico. Y es que si bien en la Edad Moderna sirvió como precursor del sistema capitalista que impera actualmente, ha quedado anticuado. De todas formas, en sus orígenes, el mercantilismo fue la primera etapa del capitalismo, desarrollando un sistema en el que, pese a que las monarquías intervenían en la economía, se dejaba espacio para el libre comercio. Está muy relacionado con el imperialismo, pues promueve la expansión de la economía en el extranjero.

Mercantilismo

2. Capitalismo de libre mercado

El modelo que nos viene a la cabeza cuando pensamos en el capitalismo. El capitalismo de libre mercado es aquel sistema capitalista en el que el Estado es simplemente una fuente de seguridad para la población, pues la economía se mueve por la ley de oferta y demanda, con un mercado libre donde impera la competitividad.

El mercado se mueve a través de contratos entre personas con una mínima participación del Estado más allá de unos mínimos regulados por la legislación del país. Los precios están establecidos por la oferta y la demanda, evitando la intervención estatal o de cualquier tercero. De todas formas, pese a que sea la idea más tradicional de capitalismo, pocos países capitalistas siguen estrictamente este modelo. Como veremos, no es el más habitual.

3. Capitalismo social de mercado

El capitalismo social de mercado es un tipo de sistema capitalista en el que, si bien impera la propiedad privada y el libre mercado, la intervención del Estado es mayor. Es decir, su papel, si bien es mínimo, es más importante que en el anterior modelo, pues este se asegura de dar unos servicios básicos a la población: seguridad social, sanidad pública, derechos laborales, educación pública, ayudas para el desempleo…

Todo esto está en manos del Estado. Por lo tanto, pese a que los principios económicos del capitalismo sigan imperando, hay una intervención estatal mayor para garantizar un Estado del bienestar. La gran mayoría de empresas son privadas, pero el sector público es también importante en la economía. Al mismo tiempo, si bien los precios se regulan en gran parte por la oferta y la demanda, el Estado puede fijar precios mínimos y promulgar leyes de obligado cumplimiento en la economía del país.

Capitalismo social

4. Capitalismo corporativo

El capitalismo corporativo es un sistema capitalista con un claro carácter jerárquico y burocrático. Nos explicamos. En este modelo, la economía está basada en grandes empresas y corporaciones que, en su sector, tienen un monopolio (más o menos evidente) que favorece los intereses del Estado. Así pues, el sector público solo interviene para favorecer los intereses de estas corporaciones.

El Estado interviene en la economía, sí, pero para entregar subsidios a estas grandes empresas e incluso para eliminar las barreras competitivas, poniendo obstáculos para impedir que en el mercado puedan irrumpir empresas que generen competencia a estas corporaciones privadas tan ligadas al Estado. En el pensamiento marxista, este modelo capitalista recibe el nombre de “capitalismo monopolista de Estado”.

5. Economía mixta

La economía mixta es un modelo capitalista en el que conviven el sector privado y el público. Por lo tanto, la economía se basa en un equilibrio entre las empresas privadas y las públicas, que se reparten el control de los medios de producción. Siempre abogando por el libre mercado, el Estado puede intervenir, especialmente para evitar fallos en el mercado.

A pesar de que rompa con algunos de los principios del capitalismo a nivel teórico, esta fusión entre lo privado y lo público ha hecho que sea el modelo económico predominante en el mundo, pues permite la libertad en el mercado pero sin que las empresas privadas controlen la economía, pues tienen que competir con el sector público. Y es que estas empresas públicas, al fin y al cabo, actúan como reguladoras, limitadoras y correctoras de las privadas.

Economía mixta

6. Capitalismo salvaje

El término “capitalismo salvaje” es un concepto metafórico acuñado en la década de los 90 para describir las consecuencias de las formas más puras de capitalismo en el mundo. Este término hace referencia a que la economía descontrolada y la total libertad de mercado (como puede suceder en los Estados Unidos) tiene consecuencias negativas no solo para la sociedad del país, sino para los países que no pueden oponerse a estos sistemas.

En esencia, el capitalismo salvaje es aquel modelo puro de capitalismo que provoca que, para que unos puedan vivir muy bien, otros muchos tienen que vivir en la pobreza y sucumbir al crimen y al desempleo. El capitalismo salvaje es lo que ha llevado a la diferenciación entre países del primer mundo y del tercer mundo.

7. Anarcocapitalismo

El anarcocapitalismo es una corriente de pensamiento que propone la eliminación total del Estado, suprimiendo así los impuestos y abogando por la más extrema libertad de mercado. El hipotético modelo anarcocapitalista considera que el sector público no tendría que existir y que todo el país debería estar en manos del sector privado, pues es el Estado quien, al parecer de los defensores de esta corriente, frena el progreso económico de la nación.

En otras palabras, el anarcocapitalismo es una filosofía económica, social y política que aboga por la anarquía, la total soberanía del individuo para moverse por el mercado y la defensa más extrema de la propiedad privada y de la libertad de mercado. No habría absolutamente nada público. Todo estaría regulado por la ley de gestión privada. De ahí que también se conozca como anarquismo libertario o anarcoliberalismo.

Anarcocapitalismo
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2021 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies