Los 10 tipos de narradores (y sus características)

En la literatura, el narrador es la figura o voz que relata los sucesos, historias, anécdotas y acontecimientos que ocurren en la trama. Dependiendo del punto vista y de la información de la que dispone, hay diferentes tipos de narradores.

Tipos narradores

La literatura es, sin duda, una de las creaciones más importantes y asombrosas de la historia de la humanidad. Todo empezó cuando, alrededor del año 3000 a.C., el papel fue inventado en el Antiguo Egipto debido a la necesidad que, ya desde estos tiempos, teníamos de plasmar por escrito acontecimientos e historias para asegurarnos de que perduraban en el tiempo.

Y, evidentemente, la literatura ha evolucionado muchísimo con el paso del tiempo. Y uno de sus momentos clave fue el desarrollo del género narrativo, aquella forma literaria en la que se relatan unos sucesos e historias que, siendo o no de ficción, están protagonizados por unos personajes descritos en el texto en un tiempo y lugar determinados.

Las novelas y los cuentos son los principales representantes de este género literario en el que se usa un lenguaje descriptivo para narrar una trama con la estructura de introducción, nudo y desenlace. Y aunque la capacidad de imaginación de los escritores hace que cada libro sea único, hay un elemento que siempre está presente: la figura del narrador.

El narrador es la voz que, en el género narrativo, relata los sucesos, historias, acontecimientos, pensamientos de los personajes y anécdotas que ocurren en la trama. Pero, ¿todos los narradores son iguales? No. Ni mucho menos. Dependiendo de su punto de vista, del tono, de la información de la que dispone y de la perspectiva que toma respecto a la trama, existen diversos tipos de narradores que analizaremos en profundidad en el artículo de hoy.

¿Cuáles son las clases de narrador?

El narrador es la voz que relata los acontecimientos de una obra narrativa. Se trata de un “personaje” creado por el escritor que tiene la misión de contar la historia cuando no hay diálogos entre los personajes de la trama. Es quien, como su propio nombre indica, narra los acontecimientos desde su punto de vista particular.

Y como hemos dicho, en función de este punto de vista, del tono, de la información de la que dispone y de su perspectiva respecto a la trama, existen diversos tipos de narradores. Y elegir uno u otro es muy importante a la hora de definir el carácter de la obra narrativa. Por ello, tanto por si planeas escribir una novela como si simplemente tienes curiosidad para saber más acerca del tema, vamos a explorar las características de las distintas clases de narradores.

1. Narradores en primera persona

Los narradores en primera persona son aquellos que relatan la historia haciendo uso de la primera persona del singular, es decir, el “yo”, o del plural, es decir, “nosotros”. Es una forma de narración muy común en la literatura contemporánea y, si bien no siempre es el protagonista, es un personaje de la obra. Esto aporta un tono más realista y, dependiendo de cuál es su papel en la trama, podemos distinguir cuatro tipos principales: protagonista, testigo, de monólogo interior y en flujo de pensamientos.

1.1. Narrador protagonista

El narrador protagonista es aquel tipo de narrador en primera persona que, además de ser la voz que relata la trama, es el protagonista de la misma. Asumiendo el papel principal, cuenta su propia experiencia y relata la historia desde su punto de vista. Narra en primera persona y se sitúa en el centro de la acción.

Da lugar a una narración muy personal ya que es como mantener una conversación con él y es propia especialmente de las biografías y del género noir. El peso de la acción dramática recae en el protagonista y, por tanto, en el narrador, que nos cuenta cómo se siente emocionalmente por los sucesos de la trama.

1.2. Narrador testigo

El narrador testigo es aquel tipo de narrador en primera persona que, si bien no es el protagonista de la trama y el peso dramático no recae en él, sí que es un personaje secundario. Cuenta la historia en la que participa como alguien que la ha vivido desde fuera y de forma menos directa que lo haría el protagonista, pero sigue habiendo formado parte del mundo del relato.

En otras palabras, el narrador testigo es aquel que, en primera persona, relata una historia que no es suya. Conoce los acontecimientos porque ha sido testigo de ellos o porque ha estado relacionado directa o indirectamente con ellos, pero no los ha vivido como protagonista. Por tanto, no puede expresar lo que siente el verdadero protagonista de la historia. Aun así, cabe destacar que también hace mucho uso de la tercera persona, pues cuenta lo que ocurrió a otros.

Narrador testigo

1.3. Narrador de monólogo interior

El narrador de monólogo interior es aquel tipo de narrador en primera persona que, siendo también protagonista de la trama, narra la historia pero no contándosela al lector, sino dirigiéndose a sí mismo. Haciendo, como indica su nombre, un monólogo. No se preocupa de que nosotros entendamos lo que ocurre, sino que reflexiona, expresa emociones y recuerda cosas pero sin una intención tan clara de relatar, sino más bien de hablar consigo mismo.

1.4. Narrador en flujo de pensamientos

El narrador en flujo de pensamientos es aquel tipo de narrador en primera persona que está muy asociado con el anterior, aunque con la particularidad de que este describe de forma literal los pensamientos del personaje. El protagonista nos expresa sus emociones tal cual emergen de su consciencia, sin ninguna preocupación por relatar los sucesos de la trama.

2. Narradores en tercera persona

Dejamos los narradores en primera persona y nos centramos en los de tercera persona, aquellos que narran haciendo uso de la tercera persona del singular (él o ella) o del plural (ellos o ellas). Así pues, es un narrador que, conociendo más o menos de lo que sienten los personajes, no participa en la historia o lo hace lo menos posible. Es un narrador que relata los hechos desde fuera, sin ser un personaje de la trama. Dependiendo de su punto de vista, pueden diferenciarse cinco tipos de narradores en tercera persona: omnisciente, cuasi-omnisciente, equisciente, observador y sospechoso.

2.1. Narrador omnisciente

El narrador omnisciente es aquel tipo de narrador en tercera persona que, pese a no ser personaje de la trama, lo conoce absolutamente todo. Es un narrador que conoce todos los detalles de la historia, sabe cómo se sienten todos y cada uno de los personajes e incluso sabe qué ocurrirá en el futuro. Así pues, el narrador omnisciente lo sabe todo sobre la trama y los personajes y nos lo relata siendo alguien externo a la historia, por lo que nos posiciona a los lectores por encima de los personajes. Se le conoce también como narrador Dios, pues todo lo sabe y todo lo ve.

Narrador omnisciente

2.2. Narrador cuasi-omnisciente

El narrador cuasi-omnisciente es aquel tipo de narrador en tercera persona que lo sabe todo acerca de la trama pero no puede profundizar en el aspecto psicológico y emocional de los personajes como sí hace el omnisciente. Así pues, nos relata todo aquello que puede ver (y tiene acceso a toda la información), pero no puede mostrarnos lo que sienten los personajes. Todo lo físico lo conoce, pero no lo emocional. Se le conoce también como narrador semidiós.

2.3. Narrador equisciente

El narrador equisciente o selectivo es aquel tipo de narrador en tercera persona que se centra en un único personaje (el protagonista), del cual lo sabe absolutamente todo. Pero desconoce los pensamientos y emociones del resto de personajes de la trama. Así pues, tiene una visión más limitada pero nos permite seguir los pensamientos del personaje de la historia al tiempo que relata de forma objetiva la historia.

2.4. Narrador observador

El narrador observador u objetivo es aquel tipo de narrador en tercera persona que simplemente relata los acontecimientos que ocurren en la trama. No tiene el poder de adelantarse a sucesos ni de conocer los pensamientos de ningún personaje como sí ocurre con algunos de los anteriores. Es un narrador que simplemente relata en tercera persona, involucrándose al mínimo en los sucesos. Su voluntad es la de ser neutral y lo más objetivo posible. No tiene acceso a toda la información, así que solo narra lo que ve.

2.5. Narrador sospechoso

El narrador sospechoso es aquel tipo de narrador en tercera persona que, a lo largo de la trama, va dando indicios de que la información que nos transmite es poco fiable. Así pues, es un narrador que nos engaña para que, al final del relato, descubramos que nos ha estado mintiendo, dando pistas falsas. No sabemos que el narrador no es de fiar hasta el final de la historia. Se trata de un recurso interesante en novelas de misterio, pues permite jugar con el lector para que el desenlace sea más sorpresivo.

3. Narradores en segunda persona

Y terminamos con un tipo muy extraño de narración que, sin embargo, existe. La inmensa mayoría de novelas se escriben en primera o en tercera persona, pero también puede hacerse en segunda persona del singular (tú) o del plural (vosotros). El narrador en segunda persona es aquel que convierte al lector en protagonista de la historia, pues relata los acontecimientos como si estuvieran siendo protagonizados por la persona que está leyendo. El lector crea un mundo en su mente y pasa a ser el personaje principal de la narración.

Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies