Los 4 tipos de protozoos (y sus características)

Los protozoos son organismos eucariotas unicelulares que se alimentan de otros seres vivos a través de la fagocitosis y algunas especies pueden causar enfermedades en humanos. Veamos su clasificación.

Tipos protozoos

El desarrollo de los siete reinos de los seres vivos ha sido uno de los mayores logros de la historia de la Biología. Y es que ser capaces de englobar a cualquiera de las 1,2 millones de especies que hemos identificado en siete reinos bien delimitados es algo que nos ha facilitado enormemente la vida en el campo de las ciencias biológicas.

De todos modos, desde la primera concepción de reinos ideada por el naturalista y botánico sueco Carlos Linneo en 1735, esta forma de clasificación ha ido variando mucho, siendo la última revisión y la más aceptada la que data de 2015. En ella se diferencian siete reinos (en lugar de los cinco que se describen en el sistema de 1998), de los cuales hay algunos que todos conocemos bien como los animales, las plantas, los hongos o las bacterias.

Pero hay tres que, seguramente, para el público general son más desconocidos: los cromistas, las arqueas y los protozoos. Y en el artículo de hoy nos centraremos en este último reino. Los protozoos. Unos organismos eucariotas unicelulares que, desde la clasificación de 1998, conforman su propio reino. Un reino con unas 50.000 especies que, incorrectamente (no tienen nada que ver con el reino animal) pero para entenderlo, se consideran animales unicelulares, pues se alimentan fagocitando a otros organismos.

Así pues, a continuación y, como siempre, de la mano de las más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a analizar toda la biología detrás de estos organismos, viendo cuáles son sus principales características y, por supuesto, viendo qué clases de protozoos existen y cuáles son sus particularidades. Empecemos.

¿Qué son los protozoos?

Los protozoos son un reino de seres vivos eucariotas unicelulares que generalmente son heterótrofos y se alimentan de otros organismos a través de la fagocitosis, es decir, mediante un proceso de absorción. Los protozoos se “comen” a otros seres vivos y se trata de un grupo de organismos con unas 50.000 especies que conforman su propio reino dentro de la taxonomía desde la clasificación de 1998 de Thomas Cavalier-Smith.

Se trata de seres eucariotas que, al igual que los animales, plantas, hongos y cromistas, tienen un núcleo delimitado donde se almacena el ADN y órganos celulares presentes en el citoplasma. Además, es importante recalcar que son unicelulares. Los protozoos están formados por una única célula. Jamás hay organismos pluricelulares en este reino. Una célula, un individuo.

La inmensa mayoría de especies de protozoos se alimentan de materia orgánica (de ahí que generalmente sean heterótrofos) y, además, lo hacen a través de un proceso de fagocitosis, que es el mecanismo que permite a estas células absorber e ingerir otros seres vivos a través de su membrana y así realizar una digestión interna en su citoplasma.

No son plantas porque no realizan la fotosíntesis (a excepción del grupo Euglena, que realiza la fotosíntesis en hábitats de agua dulce). No son animales porque son unicelulares, Y no son hongos porque realizan una digestión interna. Por tanto, estaba claro que tenían que conformar su propio reino. Y aunque en 1969 se realizó una clasificación que los englobaba junto a los cromistas en un mismo reino (los protistas), en 1998 este grupo se separó y formaron su propio reino.

La mayoría de protozoos son aerobios, es decir, necesitan el oxígeno para llevar a cabo todas las reacciones metabólicas de obtención de energía. Además, tienen la característica de que su membrana no tiene ninguna cobertura rígida, pues esto impediría la realización de la fagocitosis. De hecho, fue precisamente esta carencia de cobertura celular lo que hizo que se separaran de los cromistas, que sí que tienen esta armadura.

Cabe destacar también que, si bien la mayoría de protozoos son de vida libre, existen especies patógenas que se comportan como parásitos del ser humano, como por ejemplo la famosa ameba comecerebros (Naegleria fowleri), el parásito responsable de la malaria (Plasmodium), Giardia, Leishmania, Trypanosoma cruzi, etc. Pero sea como sea, tanto estos parásitos como los de vida libre tienen la característica de vivir siempre de forma individual, sin formar colonias.

Protozoo qué es

Estamos ante unos organismos que, apareciendo hace entre 2.500 y 3.000 millones de años en el contexto de la Gran Oxidación, fueron los primeros organismos eucariotas de la Tierra. Esto explica que, siendo seres con un origen tan primitivo, la mayoría de protozoos se reproduzcan asexualmente. La célula replica su material genético y se divide en dos (o por gemación), dando lugar así a dos clones. La reproducción sexual es poco común en este reino. La mayoría siguen la asexual.

Por su metabolismo basado en la digestión intracelular de la materia orgánica, los protozoos se consideran “animales unicelulares”. Esto sirve para entenderlo pero es incorrecto, pues son reinos totalmente distintos. Lo que sí es cierto es que los protozoos son capaces de moverse activamente al disponer de estructuras de movilidad. Y es precisamente en función de cómo se desplacen y, sobre todo, de qué estructuras morfológicas tengan para ello que se realiza la clasificación que veremos.

A día de hoy, se han identificado un total de unas 50.000 especies de protozoos (esto es más que las que tenemos identificadas de hongos, cuyo número es de 43.000; y de bacterias, que es de 10.000), aunque se cree que la diversidad real podría ser mucho más grande. De estas, todas requieren de humedad para sobrevivir. Y es que al proceder de una época de la Tierra en la que la vida seguía ligada a los océanos, todos los protozoos viven en el agua o, al menos, en suelos con mucha humedad.

Su tamaño varía enormemente. Pero es importante recalcar que, al tratarse de organismos unicelulares, tienen tamaños microscópicos y ninguna especie puede verse a simple vista, aunque son más grandes que las bacterias. Ahora bien, más allá de esto, la diversidad de formas y tamaños es inmensa. La mayoría miden entre 10 y 50 micrómetros, pero hay amebas que pueden llegar a medir hasta 130 micrómetros. Estamos ante un grupo muy diverso. Y ahora, viendo la clasificación, nos quedará mucho más claro.

¿Cómo se clasifican los protozoos?

Después de esta extensa (pero necesaria) introducción donde hemos resumido todo lo importante acerca de este relativamente desconocido reino de los seres vivos, estamos más que preparados para sumergirnos en profundidad en el tema que nos ha reunido hoy aquí: la clasificación de los protozoos. Así pues, sin más preámbulos, vamos a ver qué clases de protozoos existen y cuáles son sus características.

1. Protozoos rizópodos

Los protozoos rizópodos son aquellos que basan su movilidad en los pseudópodos, unas protuberancias de su citoplasma y membrana plasmática que se proyectan hacia donde el organismo “quiere” avanzar. Estos mismos apéndices deformables sirven para capturar alimentos e introducirlos, por fagocitosis, al interior del citoplasma. Viven en el agua o en suelos con mucha humedad.

Se trata de los protozoos más sencillos a nivel morfológico y hay unas 200 especies descritas. Se nombre, rhizopoda, significa “pies con forma de raíz” y casi todas las especies son de vida libre, divididas en los grupos de los amébidos (las famosas amebas), los foraminíferos, los radiolarios y los heliozoos.

Rizópodos

2. Protozoos flagelados

Los protozoos flagelados son aquellos que basan su movilidad en los flagelos, unos orgánulos celulares que consisten en apéndices largos y móviles con una forma similar a la de un látigo que permiten al protozoo desplazarse de forma activa. Pueden tener uno o más flagelos, pero la característica de este grupo es que disponen de estas “colas” gracias a las cuales se impulsan en el medio, que es siempre agua dulce o salada.

También conocidos como protozoos mastigóforos, estos protozoos presentan uno o más flagelos en todas las fases de su ciclo de vida (porque los rizópodos que hemos visto pueden tener pero solo en determinadas etapas). Muchas especies son de vida libre, pero otras muchas son parásitas de animales, incluido el ser humano.Trypanosoma cruzi, el parásito responsable de la enfermedad de Chagas, es un claro ejemplo.

Flagelados

3. Protozoos ciliados

Los protozoos ciliados son aquellos que basan su movilidad en los cilios, unos orgánulos destinados al desplazamiento pero mucho más cortos que los flagelos. Además, estos protozoos disponen de muchas de estas prolongaciones por la mayoría de su extensión, así que no es tanto una idea de “cola” o “colas”, sino una especie de “vello” que recubre su membrana. Además, estos cilios no realizan un desplazamiento tan activo como los flagelos, sino que remueven el medio en el que se encuentra la célula para así poder moverse y, a su vez, conseguir nutrientes.

También conocidos como cilióforos, son un grupo de protozoos con unas 3.500 especies descritas. Se encuentran en prácticamente todos los ecosistemas acuáticos (lagos, ríos, océanos, charcas…) y también en suelos húmedos. Tienden a ser organismos relativamente grandes (en comparación con otros protozoos) y suelen alimentarse de bacterias, algas u otros protozoos.

Ciliado

4. Protozoos esporozoos

Los protozoos esporozoos son aquellos que no disponen de demasiada movilidad, una característica que los ha llevado a no poder desarrollarse como formas de vida libre, por lo que se trata de un grupo que destaca por ser parasitario. Estos protozoos tienden a actuar como parásitos internos, permaneciendo inmóviles dentro del organismo al que han infectado.

El nombre “esporozoo” se debe a que poseen una fase de división múltiple de reproducción asexual que se conoce como esporulación, un mecanismo que consiste en producir esporas o endosporas, unas estructuras resistentes que terminan por dar lugar a un clon. Pero sea como sea, estamos ante unos protozoos que son parásitos obligados de animales y hongos, pudiendo provocar enfermedades.

Esporozoo
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies