Calcinosis: causas, síntomas y tratamiento

La calcinosis cutánea describe una serie de condiciones patológicas caracterizadas por producir depósitos de sales de calcio en la piel y en el tejido subcutáneo. La forma, el lugar, el tamaño y la gravedad de las lesiones varían entre pacientes.

calcinosis

El calcio es uno de los principales minerales del cuerpo humano. Los huesos, los dientes y el torrente sanguíneo contienen calcio en grandes cantidades. Cuando el calcio forma depósitos, hablamos de acumulaciones. Si estos depósitos se forman debajo de la piel, se denomina calcinosis cutis o subcutánea. Existen diferentes tipos de calcinosis cutis dependiendo de sus causas subyacentes, estos varían en sus síntomas y tratamiento. En este artículo exploramos los cinco tipos de calcinosis cutis conocidos, exponiendo sus causas, síntomas y posibles tratamientos.

¿Qué es la calcinosis?

La calcinosis cutis es un término que se utiliza para describir a las diferentes condiciones patológicas que producen depósitos de sales de calcio en la piel. Las sales de calcio se forman en la piel cuando hay demasiado calcio en el torrente sanguíneo. Los tamaños y formas de los depósitos son diferentes, pero toman forma de protuberancias. Estas lesiones son duras y no se disuelven.

La calcinosis no es una enfermedad común y tiene muchos orígenes diferentes. Puede derivarse de una enfermedad que afecta a varios órganos y tejidos como la enfermedad renal. O ser la consecuencia de infecciones, lesiones u otros problemas sistémicos del cuerpo. La calcinosis en la mayoría de casos descritos no presenta síntomas aparte de la formación de depósitos de calcio. Pero, en algunos casos, los pacientes pueden experimentar mucho dolor. Existen diferentes tratamientos para la calcinosis cutis y la eliminación de los depósitos, incluida la cirugía y el uso de fármacos, pero las lesiones pueden reaparecer.

Se describen cinco tipos de calcinosis que incluyen la calcinosis distrófica, la calcinosis metastásica, la calcinosis idiopática, la calcinosis iatrogénica y la calcifilaxis. Estos subtipos se diferencian en sus causas y síntomas. El aspecto y la localización de los depósitos de calcio dependen de la causa subyacente:

  • Calcificación distrófica: La enfermedad se origina cuando la piel ha sufrido algún daño previo o está inflamada. Es el tipo de calcinosis más común, y no se describen niveles altos de calcio o fósforo en el cuerpo.

  • Calcificación metastásica: Las personas cuyos niveles de los minerales: calcio y fósforo son demasiado altos pueden desarrollar calcificación metastásica.

  • Calcificación idiopática: No hay una causa obvia o evidente para la calcificación idiopática. Por lo general, ocurre en un área singular del cuerpo y no se extiende a más zonas.

  • Calcificación iatrogénica: Este tipo de calcinosis sucede cuando un procedimiento médico o una terapia producen una acumulación involuntaria de calcio en la piel. Un bebé al que se le han extraído demasiadas muestras de sangre, o al que se le ha insertado una vía intravenosa con demasiada frecuencia, podría desarrollar calcificación iatrogénica de la piel, normalmente en el talón.

  • Calcifilaxis: Este tipo de calcinosis se manifiesta en los vasos sanguíneos o la capa de grasa subcutánea, además los niveles calcio y fosfato del sistema están alterados. La calcifilaxis es rara, pero muy grave, se da en personas que presentan insuficiencia renal. Puede ocurrir en personas que se han sometido a un trasplante de riñón o están en diálisis.

que-es-calcinosis

Causas

La acumulación de sales de calcio debajo de la piel es una condición rara, solo afecta a un pequeño número de personas. Además, como hemos visto, existen diferentes subtipos de calcinosis cutis y las causas de cada una son diferentes, se describen cinco subtipos:

1. Calcificación distrófica

Cuando las células mueren debido a un daño tisular previo, se liberan proteínas de fosfato. Estas proteínas se combinan para formar sales de calcio, formando una masa sólida. El daño de los tejidos puede tener diferentes orígenes como:

  • Infecciones
  • Tumores
  • Acné
  • Enfermedades como el lupus, la esclerosis sistémica y la dermatomiositis que afectan el tejido conectivo del cuerpo.

2. Calcificación metastásica

Hablamos de calcificación metastásica cuando se forman depósitos de sales de calcio en los tejidos debido a los altos niveles de calcio en la sangre. Cuando los niveles de fosfato de calcio del cuerpo son demasiado altos, el fosfato de calcio produce pequeñas protuberancias en la piel. Los problemas renales, la presión arterial alta y otros problemas de salud, pueden aumentar los niveles de calcio en la sangre, las causas más frecuentes de calcificación metastásica son:

  • La mayoría de los casos de calcificación metastásica son causados por insuficiencia renal crónica.
  • También un exceso de vitamina D puede estar en el origen de la condición.
  • Una glándula paratiroides agrandada que produce demasiada hormona tiroidea puede causar hiperparatiroidismo y afectar a los niveles de los minerales.
  • La sarcoidosis es una afección en la que se forman grupos de células inflamatorias en diferentes partes del cuerpo, incluidos los pulmones, los ganglios linfáticos, la piel y otras áreas. Esta condición puede alterar el funcionamiento de las células y el calcio que producen.
  • Los alimentos o los antiácidos que contienen demasiado calcio pueden causar el síndrome de la leche y alcalinos.
  • La enfermedad de Paget y otras enfermedades óseas pueden alterar los niveles de calcio del organismo.

3. Calcificación idiopática

A veces, el calcio forma cristales en la piel sin una razón conocida. No existe un daño previo en los tejidos, ni se presentan niveles anormales de calcio que puedan explicar la aparición de los nódulos. Hay tres tipos de calcinosis cutis idiopática, es decir, sin causa conocida:

  • Los adolescentes o niños sanos pueden presentar pequeñas protuberancias en la piel.
  • También debajo de la piel, pueden aparecer pequeños nódulos subcutáneos.
  • También se pueden presentar acumulaciones de calcio en el escroto, sin causa conocida.

4. Calcificación iatrogénica

Algunos procedimientos médicos producen depósitos de calcio no intencionales como efecto secundario. La razón de esto no se conoce. Algunos de los tratamientos que pueden causar calcificación iatrogénica son:

  • Administración de soluciones que contienen calcio y fosfato.
  • Durante un electromiograma o electroencefalograma, puede ocurrir contacto prolongado con pasta de cloruro de calcio saturada en el electrodo.
  • El gluconato de calcio, el cloruro de calcio y el ácido para-aminosalicílico se utilizan en el tratamiento de la tuberculosis de forma intravenosa y puede causar calcificaciones.
  • Un recién nacido al que se le han extraído demasiadas muestras de sangre puede presentar signos de calcinosis en el talón.

5. Calcifilaxis

Cuando el calcio sigue fluyendo dentro de los vasos sanguíneos, puede causar calcifilaxis, aunque no se conoce el origen exacto. Esta condición ocurre con mayor frecuencia en pacientes que tienen insuficiencia renal, pero también puede manifestarse en pacientes que tienen otras enfermedades que afectan los niveles de calcio en la sangre, como la diabetes.

causas-calcinosis

Síntomas

Los depósitos de calcio debajo de la piel pueden parecer como protuberancias rosadas, negras o blancas, e incluso pueden llegar a ulcerarse. La enfermedad puede ocurrir en una piel previamente dañada o en una piel sana. La cantidad de las lesiones varía según el tipo de calcinosis, y puede ser puntual o múltiple. Las calcificaciones pueden ser peligrosas en casos raros y pueden no presentar ningún síntoma o considerarse graves. A continuación se muestran las zonas del cuerpo donde suelen aparecer lesiones en cada subtipo de calcinosis cutis.

  • Calcificación distrófica: Las áreas de los codos, las rodillas, los dedos, los antebrazos y otras partes del cuerpo donde se ha dañado el tejido pueden desarrollar pequeños bultos. En el caso del lupus, las lesiones de la piel pueden ocurrir además de las manos y los pies, y las nalgas, debajo de las áreas de lesiones de la piel.

  • Calcificación metastásica: Las articulaciones (rodillas, codos u hombros ) pueden volverse duras y rígidas después de las lesiones, porque la piel que las rodea se ha calcificado. Los bultos formados se ubican alrededor de las articulaciones siguiendo un patrón simétrico. También pueden desarrollarse alrededor de los pulmones, los riñones, los vasos sanguíneos o incluso el estómago.

  • Calcificación idiopática: Una sola zona del cuerpo suele verse afectada por la calcificación idiopática. Puede ocurrir en el escroto, la cabeza, los senos, el pene, la vulva o las manos y los pies. Suele afectar a las principales articulaciones. En la cara también pueden aparecer lesiones en el caso de los niños. Las lesiones pueden segregar una sustancia blanca.

  • Calcificación iatrogénica: Cuando se perfora la piel en el sitio de un procedimiento médico o terapéutico, aparece la calcificación iatrogénica.

  • Calcifilaxis: Las lesiones cutáneas aparecen normalmente en las piernas o en la parte superior del cuerpo, especialmente en las zonas con mucha grasa, como el vientre, las mamas y los glúteos. La piel se ve irregular y las lesiones son dolorosas. Las lesiones menores pueden sanar, pero a veces no lo hacen. Pueden convertirse en úlceras que nunca cicatrizan, o incluso en gangrena. A veces, la persona también experimentará debilidad, fatiga u otros síntomas junto con la calcinosis.

sintomas-calcinosis

Tratamiento

La causa de la calcinosis cutis debe abordarse para ofrecer el tratamiento correspondiente. Existen diferentes tipos de tratamiento que se han utilizado para tratar las acumulaciones de calcio. Hay muchos medicamentos diferentes que se pueden probar para tratar las lesiones, pero su eficacia no ha sido clara.

Si las lesiones causan dolor, se infectan con frecuencia o limitan su capacidad para funcionar, se podría utilizar la cirugía para eliminar las acumulaciones. Sin embargo, las lesiones pueden reaparecer después de la cirugía. La cirugía generalmente comienza con la eliminación de parte de la lesión, en lugar de toda.

Algunas enfermedades autoinmunes pueden tratarse con trasplante de células madre hematopoyéticas (CPH). Este tratamiento reemplaza las células formadoras de sangre del paciente. Otro tratamiento para los cálculos renales es la terapia con láser y la litotricia por ondas de choque (un tratamiento de sonicación que se usa para romper los cálculos renales).

tratamiento-calcinosis
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies