¿Qué hacer si se infecta un piercing? 3 (+1) consejos para su curación

Los piercings son perforaciones en las que se inserta una pieza metálica como accesorio de moda. Más allá de la estética, estos implican algunos riesgos como la aparición de infecciones que deben tratarse correctamente.

que-hacer-si-infecta-piercing

Un piercing es un accesorio de moda que resulta de perforar distintas partes del cuerpo para introducir piezas metálicas. Lo cierto es que esta peculiar forma de decoración de la anatomía no es algo reciente, sino que forma parte del folclore de muchas culturas desde hace siglos, especialmente en el continente asiático. En los países de esta zona los piercings no cumplen una simple función estética, sino que actúan como símbolos de pertenencia a un grupo o como indicadores del estatus que cada individuo tiene dentro de su comunidad.

Por el contrario, la llegada de los piercings a occidente ha sido mucho más reciente. La ornamentación corporal con piezas de metal empezó siendo utilizada por determinadas subculturas, como las tribus urbanas. Sin embargo, con el paso del tiempo su uso se ha extendido a la población general, de manera que cualquier persona puede realizarse un piercing por cuestión de moda y estética.

¿Cómo se realiza un piercing?

Más allá de las preferencias estéticas, es importante conocer cómo se realiza un piercing y cómo debe ser cuidado. El proceso de perforación requiere, esencialmente, unas medidas de higiene rigurosas. De esta forma, se contribuye a reducir la probabilidad de infecciones o problemas secundarios. Es por este motivo que un piercing siempre debe ser realizado por un profesional que cuente con los conocimientos y materiales adecuados.

Todos los utensilios que se empleen en el proceso deben estar esterilizados y el profesional debe portar guantes quirúrgicos en todo momento. Además, la piel debe estar limpia y desinfectada antes de la intervención. Una vez realizada la perforación, se recomienda implantar una pieza hecha de titanio, ya que este es un material antibacteriano. Posteriormente, a medida que la zona se haya curado, se podrá sustituir por otros materiales como el acero o el oro.

Una vez que el piercing se haya realizado, es importante adoptar una serie de cuidados en casa que permitan evitar infecciones y agilizar la cura. Los más importantes son los siguientes:

  • Lavado de manos: es importante que evites manipular o tocar tu piercing y, si lo haces, recuerda lavar siempre tus manos para evitar infectar la zona.
  • Jabón neutro: es importante mantener limpia la zona perforada. Esta debe ser lavada dos veces al día con jabón neutro.
  • Suero: aplica diariamente suero fisiológico a toquecitos con ayuda de un algodón en la zona del piercing y deja que seque.
  • Paciencia: Lo habitual es que un piercing tarde en cicatrizar unas cuatro u ocho semanas. En este tiempo debes evitar tocarlo y moverlo y tener cuidado al dormir o cambiarte de ropa para evitar roces.
como-realiza-piercing

Posibles complicaciones de los piercings

Antes de realizar tu piercing es importante que tengas en cuenta posibles complicaciones que este puede provocar:

  • Reacciones alérgicas: Algunas joyas para piercings, sobre todo las fabricadas con níquel, pueden producir reacciones alérgicas, por lo que se recomienda evitar este material.

  • Complicaciones orales: Los piercings que se colocan en la zona de la boca pueden dañar la mucosa y los dientes. La perforación en la zona de la lengua puede complicar seriamente la masticación y la deglución y tiene un proceso de cura más lento que en otras partes del cuerpo.

  • Infecciones cutáneas y otros problemas de la piel: Toda perforación de la piel produce enrojecimiento, dolor e hinchazón. Cuando aparece infección puede llegar a secretar pus. Añadido a esto, los piercings pueden provocar la aparición de cicatrices y queloides, que producen un crecimiento excesivo del tejido cicatrizal.

  • Transmisión de enfermedades: Es esencial que si decides hacerte un piercing escojas un lugar profesional para ello. Recuerda que el empleo de materiales no esterilizados y contaminados con sangre infectada sirven como medio de transmisión de enfermedades como el tétanos, el VIH o la hepatitis C y B.

  • Desgarro: Es especialmente importante estar atento al riesgo de desgarro, ya que los piercings pueden enredarse y romperse desgarrando la piel de la zona. Esta precaución debe ser máxima cuando la perforación es reciente.

piercing-infectado

¿Cómo saber si tu piercing se ha infectado?

En ocasiones, incluso aunque se hayan tomado medidas, es posible que pueda aparecer una infección en tu piercing. A continuación, vamos a ver que señales de alarma indican que la zona se ha infectado.

  • Enrojecimiento: es parte del proceso normal de cura que la zona se encuentra enrojecida unos días después de la perforación, pues el cuerpo está tratando de cicatrizar la herida. Sin embargo, cuando la rojez se mantiene con el paso del tiempo o se ha extendido aún más, es muy posible que se haya producido una infección.

  • Inflamación: Una vez que se ha realizado el piercing, es normal que el área se encuentre algo inflamada, ya que el cuerpo necesita acomodarse a la pieza extraña que se ha colocado en él. No obstante, si la inflamación persiste incluso tomando antiinflamatorios y sientes otros síntomas, es posible que estés sufriendo una infección.

  • Dolor: hacerse un piercing es doloroso en el momento justo en el que se realiza la perforación, aunque la zona permanece molesta los días siguientes. Con el paso de los días, lo esperable es que el dolor remita hasta quedar una sensación tolerable que no interfiere con nuestra vida cotidiana. Si en tu caso sientes que ese dolor no cesa e incluso se hace más intenso con el paso del tiempo, es posible que algo vaya mal en el proceso de cicatrización debido a una infección.

  • Pus: La aparición de este líquido amarillento es una señal inequívoca de que la zona se ha infectado. Los primeros días puede aparecer una pequeña costra fruto del proceso de cicatrización, pero si observas que comienza a supurar pus no dudes en consultar con el médico.

  • Bolita en el piercing: en algunos casos es posible que aparezca una bolita dura o blanda (suele contener pus) en la zona de la perforación. Este pequeño bulto es también un indicador de que puedes estar experimentando una infección. En este caso debes consultar con un profesional sanitario para que te indique que hacer, aunque lo habitual es adoptar una rigurosa limpieza de la zona para ir drenando el pus contenido en el interior.

El riesgo de infección no es el mismo en todas las zonas del cuerpo. La lengua, el ombligo y la nariz son zonas especialmente vulnerables a los problemas en el proceso de cicatrización. Por ello, si vas a realizarte un piercing en alguna de estas zonas es importante que tengas esto presente.

¿Cómo se debe tratar un piercing infectado?

Ahora que ya hemos visto las señales de alarma que nos indican si nuestro piercing ha sufrido una infección, es momento de saber cómo actuar. En primer lugar, es fundamental que acudas al médico para que revise el estado de la zona y valore qué solución es mejor, ya que probablemente sea necesario un antibiótico. No obstante, vamos a ver algunas pautas útiles para tratar en casa la infección de tu piercing.

1. Limpia bien la zona

Una vez que la infección ya ha aparecido, es importante que laves bien tus manos si vas a limpiar o manipular el piercing, para impedir que la infección empeore aún más.

tratar-piercing-infectado

2. Extrae el pus

En el caso de que la zona supure pus, puedes utilizar un bastoncillo de algodón para retirarlo con suavidad y ayudar a la cicatrización.

3. Aplica solución salina

Puedes aplicar una solución de sal con ayuda de un algodón en la zona infectada. Puedes conseguirla en la farmacia o realizarla tú mismo mezclando una taza de agua tibia y media cucharadita de sal. En ningún caso debes aplicar alcohol ni agua oxigenada en la zona infectada, ya que esto sólo contribuirá a quemar la zona y empeorar la situación. De igual forma, debes emplear siempre materiales hipoalergénicos que no desencadenen reacciones adversas en la zona.

4. Sigue el consejo médico

Aunque cuidar correctamente tu piercing es clave para prevenir posibles infecciones, igualmente importante es que te asegures de acudir a un centro donde realicen la perforación con todas las medidas de higiene necesarias. Si ya has acudido al médico y este te ha pautado antibiótico, es importante que lo tomes siguiendo sus indicaciones.

Es importante que no interrumpas el tratamiento antes de tiempo aunque te sientas mejor, ya que de esta forma la infección no será correctamente tratada. De igual forma, es importante que consultes con tu médico la necesidad de desprenderte de las joyas que lleves puestas, ya que en ocasiones es recomendable. El profesional sanitario también podrá indicar si es preciso que tomes algún medicamento para el dolor.

Lo más importante es que antes de hacerte un piercing medites tu decisión detenidamente. Piensa si estás totalmente seguro de ello o si, por el contrario, te preocupa arrepentirte en el futuro. Si tienes una mínima duda, es recomendable que esperes para hacértelo. Por supuesto, en ningún caso realices una perforación bajo los efectos del alcohol o las drogas. Para despejar tus dudas, puedes hablar con el profesional especializado en piercings o con otras personas que ya se hayan hecho uno con anterioridad.

Conclusiones

En este artículo hemos hablado acerca de qué medidas tomar en caso de que se infecte un piercing. Realizar un piercing es una decisión de la que debes estar seguro ya que requiere asumir ciertos riesgos y cuidados hasta su curación. Es esencial que acudas a un profesional que emplee materiales esterilizados y otras medidas de higiene básicas para prevenir la transmisión de enfermedades y el desarrollo de infecciones. Aun con todo, a veces las infecciones aparecen produciendo dolor, hinchazón, rojez y pus. Sin embargo, puedes tomar algunas medidas en casa y, por supuesto, acudir al médico para que este pueda valorar qué solución es más adecuada.

curar-piercing
Comparte:
¿Te ha gustado?
MédicoPlus Logo
MédicoPlus te acerca al mundo de la medicina. Rigor científico y médico en cada artículo. Contacta con tu médico y mejora tu salud en tu portal especializado de confianza.
  • Estilonext
  • azsalud

Suscríbete a
nuestra newsletter

Cada semana te enviamos tips de salud,
nutrición, noticias y más.

Puedes darte de baja cuando quieras.

© Copyright 2022 MédicoPlus. Todos los derechos reservados.Aviso legal,política de privacidad,cookies